Lo Bueno y lo Malo del Collar de Ahorque

Todo perro requiere ejercitarse a diario para quemar energías y reducir ansiedades, pero muchas veces hace falta controlarlos, de lo contrario los paseos pueden convertirse en un suplicio para el dueño. De forma tradicional se han utilizado correas para ello, pero ante trastornos de comportamiento el implemento más conveniente es el Collar de Ahorque. Para conocer más acerca del tema te invitamos a seguir leyendo este artículo.

Collar de ahorque

El Collar de Ahorque: Lo Bueno y lo Malo

Este instrumento es un dispositivo que ha venido siendo utilizado de modo tradicional para adiestrar a los canes. Es utilizado primordialmente para impedir que el peludo tire de la correa o para que aprenda a andar a un costado del humano. Lo que numerosos dueños ignoran son las graves consecuencias que su uso tiene para la mascota ya que se les pueden ocasionar lesiones graves.

A través de este artículo podrás conocer acerca de su correcta utilización, su grado de efectividad o sencillamente saber cómo lograr que tu mascota jale de la correa. Asimismo podrás conseguir respuesta a otras inquietudes para que sepas como proceder ante cualquier situación que se presente. Con todo ello esperamos hacerte conocer todo lo bueno y todo lo malo del collar de ahorque para perros.

¿Cómo se utiliza el Collar de Ahorque?

Hay distintos tipos y diseños de collares que sirven para ahorcar o sofocar: los hay de púas, de tipo ahorque (de metal o cuero) y los de tipo semiahorque (que se pueden regular). Su función básica, tal y como lo señala su nombre, es la de asfixiar al can cuando éste jale de la correa o cuando seamos nosotros los que necesitemos tirar de ella.

Efectividad vs Lesiones

La problemática que gira en torno al empleo del collar de ahogo es similar a la que ocurre con el collar anti-ladridos, el animal no llega comprender por qué se ahoga al querer caminar y esa falta de asociación le hace sentirse estresado, intranquilo y le provoca malestar. No es una técnica apropiada si lo que se quiere es que el perro aprenda a caminar de forma correcta.

Collar de ahorque

Sumado a todo lo anterior, el animal puede ser afectado por lesiones físicas derivadas del uso del collar en su cuello, un área particularmente sensible. Ten presente que su utilización en cachorros es significativamente grave. Las señaladas a continuación son algunas de las lesiones que podría padecer un perro portador del collar:

  • Colapso a nivel de la tráquea
  • Sensibilidad
  • Lesiones
  • Dolor
  • Tos de la perrera
  • Daño en la tiroides
  • Trastornos del sistema nervioso, linfático y circulatorio
  • Presión a nivel ocular
  • Glaucoma
  • Siringomielia
  • Intranquilidad
  • Nervios
  • Estrés
  • Agresividad
  • Temor

¿Cómo podemos evitar que Tire de la Correa?

Lograr que nuestro can aprenda a caminar a nuestro lado e impedir que jale de la correa son cosas que se diferencian mucho. No se puede comenzar a construir la casa por el tejado, de tal manera que lo primero y básico es evitar que el animal jale de la correa, algo que resulta más simple de lo que se piensa. Para lograrlo, primero debes disponer de un arnés anti-tiro, el cual es de suma utilidad tanto para canes pequeños, medianos o grandes. Su utilización es completamente inocua, ya que no perjudica al animal, te posibilitará enseñarle a caminar a un ritmo conveniente y a no jalar sin lesionarse.

Si jamás has practicado con el arnés anti-tiro vas a resultar sorprendido con los resultados que brinda. Su empleo es bastante popular en agencias protectoras y perreras a nivel mundial, y con seguridad habrás visto en la calle a canes con este arnés. Toda vez alterado el «hábito» de jalar, debes saber otra cosa: la relevancia de un paseo oportuno. Numerosas personas no entienden que el paseo es la oportunidad en que el animal se recrea, por lo que debe permitírsele oler, orinar y ejercitarse si así lo quiere.

El paseo debe favorecer la calma, la tranquilidad del perro así como aliviar su estrés. No debes permitir que pase un mal rato, lo cual podría ser perjudicial para su bienestar. Toda vez completado lo que necesitaba hacer, ya puedes volver a tomar las normas de adiestramiento para que aprenda a caminar a tu lado si lo deseas, a seguir tu bicicleta o a practicar toda variedad de ejercicios caninos.

Son cuantiosos los métodos que se pueden utilizar para impedir que un perro jale de la correa pero el más conveniente siempre es aquel se le logra mediante el refuerzo positivo, una mecanismo que contribuye a que el animal logre asimilar que está obrando bien. De este modo, todo aprendizaje es más factible para ellos.

Mitos y Verdades acerca del Collar de Ahorque

Son numerosas las personas que consideran que el collar de ahorque es un medio de castigo, pero nada más alejado de la realidad. Si el tema es la educación y la oportuna corrección de los modales de nuestra mascota, el refuerzo positivo se constituye siempre en la mejor alternativa.

Aprende a no Jalar

Es comúnmente aceptado que en la medida que un perro siente la molestia en su cuello cuando jala de la correa, está aprendiendo a caminar junto a su dueño. Hay ciertos perros que lo aceptan con facilidad, pero hay otros que, pese a sentir el ahogamiento, no dejan de tirar.

Hace Daño

El uso incorrecto y exagerado de este implemento puede causar daño al can. Por ello, siempre debes procurar asistencia para su uso y precisión sobre cómo utilizarlo de modo correcto, para así no lastimar al animal.

Su uso Correcto

Existen ciertas razas caninas cuyo tamaño y conducta son de difícil manejo; en situaciones asi, el collar de ahorque es una buena alternativa para tenerlos bajo control. Ten presente que no hay nada mejor que un adiestramiento constante en compañía de un refuerzo positivo para que tu perro siempre demuestre buena conducta.

La Colocación Ideal

Es de suma importancia saber de qué lado deseas que tu perro te acompañe. La cadena debe atravesarse por una de las argollas y conformar la letra “p” acostada si vas a conducir a tu can a tu izquierda, y una “q” acostada, si quieres que te acompañe del lado derecho. La cadena del collar jamás debe permanecer en la parte baja del cuello de tu perro, sino de un lado, de forma que cuando camines con tu mascota, la cadena siempre quede suelta.

 

Si cuando jalas de la cadena, luego ésta no vuelve a quedar suelta de forma natural, ello significa que no está bien colocada. Se aconseja no mantener tenso el collar por demasiado tiempo, para no lesionar al animal. Ten presente que el mejor modo de usar este instrumento es el que recomienda todo entrenador o paseador certificado. De no contar con tiempo suficiente para pasear a tu mascota, se encuentran disponibles servicios de paseadores que conocen el uso correcto del collar de ahorque.

También te pueden interesar estos otros artículos:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.