¿Es Recomendable Colocarle a los Perros Collar Antiladridos?

Los perros son una especie que ha estado acompañando al hombre desde siempre y son muy queridos pero, también tienen cosas que pueden llegar a ser algo molestas al momento de convivir con un perro. Una de estas cosas son los ladridos constantes y para ello hay un Collar Antiladridos, el cual se detallará a continuación

¿Porqué los perros ladran?

Los perros ladran porque es la manera que ellos tienen para poder comunicarse con los individuos a su alrededor, ya sean otros perros o los seres humanos. De hecho, los ladridos son una de las principales Características de los Perros.

Se trata de un acto completamente normal que tienen estos animales pero, en ocasiones hay muchos de ellos que ladran de una manera constante que puede llegar a ser un fastidio y en ocasiones pueden llegar a causar muchos problemas en su entorno, como los problemas que se pueden generar con los vecinos.

Por esta razón es que se ha comenzado a crear métodos que ayuden a que los perros que ladran mucho dejen de hacerlo así y uno de ellos son los Collares Antiladridos.

En muchas ocasiones los collares Antiladridos son básicamente un collar para que no ladren los perros y se trata de un producto que no es muy apoyado ya que se cree que limita las conductas de los perros, cosa que no es de agrado para muchas personas. Muchas veces es preferible atacar el problema que inicia los ladridos del perro y mejorar los comportamientos del mismo.

A pesar de eso, es bueno saber cuáles son los detalles de las cosas para poder crear un pensamiento concreto que apoye o no las acciones. Por ello se van a mostrar todos los detalles de este método de adiestramiento canino y el nivel de efectividad que tiene en los peludos.

Motivos por los que pueden ladrar

Cuando un perro ladra en exceso, puede ser por las siguientes razones:

  • Estrés: cuando un perro no tiene todas las necesidades cubiertas puede estar pasando por una acumulación de estrés. Por ello hay que evaluar si alguna de las necesidades no se encuentra satisfecha. Puede ser comida, relación con el amo, paseo, etc.
    • El estrés también se puede causar por tener mal trato, está muy solo, tiene poco espacio y/o frustración, por lo que el perro ladra para poder expresar las tensiones que siente.
  • Ansiedad por separación: cuando un perro tiene mucha soledad comienzan a sufrir ansiedad por la separación de su amo. Por lo que pueden llegar a canalizar la ansiedad destrozando cosas, mordiendo muebles o ladrando en exceso.
  • Mala socialización: muchas veces, los perros que se encuentran acompañados de manera constante y están entretenidos pueden empezar a ladrar a objetos como vehículos y hasta pueden hacerlo con personas. Esto pasa cuando no se ha socializado de manera correcta con los perros y también pueden tener miedo a los niños, bicicletas, entre otros. Esto debe ser tratado con la ayuda de profesionales.
  • Entusiasmo: hay muchos perros que pueden ser muy emocionales o que les gusta jugar mucho, por ello pueden llegar a ladrar mucho. Esto pasa cuando son perros que juegan mucho con otros animales y descubren cosas nuevas, hacen cosas que les da agrado o reciben a su dueño cuando llega a la casa, en ocasiones hasta se orinan de la emoción.
  • Frustraciones: esto pasa cuando los perros se encuentran en un lugar en el que no se pueden desenvolver y no pueden hacer nada para ocupar su mente, por lo que les frustra esta situación. Para ello es necesario que el perro pueda explorar más, tener más espacios solo para él, tener juguetes que lo entretengan, que le hagan agilizar su inteligencia, ayudarlo a aprender trucos.
  • Adiestramiento inconsciente: cuando los perros ladran, los dueños sin querer los premian porque les hace gracia que ladren o les gusta. Cuando el perro se da cuenta de ello empieza a ladrar con el fin de recibir los premios otra vez y puede ser algo molesto para las personas.
  • Herencia: en ocasiones hay razas de perros que son más propensas a ladrar mucho más, por lo que es normal que tengan esta conducta. Esto pasa mucho en los Perros pequeños como el Chihuahua o el Pekinés. Pero aun así hay muchos con frecuencia de ladridos en las Razas de Perros Grandes.
  • Territorio: en el caso de los perros que ladran cuando escuchan el timbre, es un rasgo de que es un perro que por naturaleza defiende y vigila su territorio. Él ladra debido a que hay alguien en la puerta y avisa para que el dueño vaya a ver quién es. Esto es un comportamiento informativo.
    • Uno o dos ladridos es algo completamente normal dentro de las conductas que debe tener un perro. Pero en los casos que ladran de manera excesiva puede tener un problema con su territorialidad.
  • Problemas de salud: los perros pueden ladrar mucho cuando están viejos y tienen sordera. En muchas ocasiones los perros mayores pierden su oído o vista. Esto pasa mucho con ellos y hay que ser más cuidadosos con estos perritos ancianos, por lo que hay que darles mucho amor y tenerles paciencia.
  • Miedos: en ocasiones los perros pasan por momentos de trauma, presentan mucho miedo a situaciones específicas, objetos o personas. Estos casos requieren de mucha paciencia ya que cuando el perro se encuentra con lo que le asusta empieza a ladrar para protegerse del peligro que ve.
  • Problemas con otros perros: como se ha mencionado, los perros pueden ladrar por juegos, miedos, mala socialización, alegría, etc. Por la gran cantidad de causas que hay, los perros que ladran mucho deben trabajarse con mucha paciencia y amor.
    • Para ello se deben premiar las buenas actitudes y no exponer al perro a situaciones que le den mucho estrés.
    • Para evitar que un perro le ladre a otros hay que saber si es por miedo, por defenderse o algún otro motivo para poder tratarlo. Hay que saber todos los detalles para saber cómo actuar en la situación en la que el perro se encuentre ladrando.

¿Qué es un collar antiladridos?

Este objeto se trata de un collar que tiene en su estructura una caja electrónica de pequeño tamaño, la cual tiene incorporado un sensor de vibraciones que tiene la capacidad de activarse en el momento que el perro acciona sus cuerdas vocales.

Cuando el sensor se activa, hace el envío de un estímulo que resulta ser muy desagradable para el perro, esto pasa cada vez que ladra. Este estímulo puede consistir en emitir algún sonido, vibración o sensación de rociar su nariz con un spray. En algunos casos que son más graves puede llegar ser un collar de descargas eléctricas para los perros.

Estas cosas se hacen con la finalidad de que el perro se dé cuenta de que cada vez que ladra pasa un mal momento con lo que le ocasiona el collar y por consecuencia deja de ladrar, entendiendo que es como un castigo.

Tipos de collares antiladridos

En el mercado se pueden encontrar un sin número de opciones de collares antiladridos, los cuales le prometen a los compradores que van a ser efectivos y que no le harán daño a los perros. Cosa que es bastante contraria a la función que hace el collar, ya que como se mencionó anteriormente el collar funciona dándole estímulos negativos al perro para mejorar su conducta, cosa que puede llegar hasta las descargas eléctricas

Los diferentes tipos de collares antiladridos que hay son:

  • Collar de descargas eléctricas

Como su nombre lo dice, se trata de un collar cuya función es ejercer unas descargas eléctricas, la cual tiene la finalidad de afectar la garganta del perro cada vez que este emite un ladrido. Esta descarga va en aumento cuando el sensor del collar detecta que los ladridos siguen. Se trata de uno de los más populares en cuanto a las ventas.

Collar antiladridos

  • Collar de vibración

Este tipo de collar emite una vibración cada vez que el perro ladra, pero si siguen los ladridos las vibraciones continuarán aumentando su nivel de intensidad.

  • Collar de ultrasonidos

En este caso, cuando el perro ladra emite un sonido que es desagradable y agudo para el perro. Dicho sonido no es percibido por el humano.

  • Collar de Citronela

En este caso, el collar posee en su estructura un aparato que se coloca sobre la garganta del perro y rocía en dirección a su nariz un spray de citronela cada vez que el perro ladra. Este olor es algo muy desagradable para los perros.

Collar antiladridos

¿Es una buena opción un collar antiladridos?

Este método de adiestramiento para los perros se trata de un tema que tiene mucha polémica en el mundo, por lo que lo ideal sería saber las opiniones que emiten los expertos en el tema para poder tener un pensamiento claro y propio sobre el uso de los Collares antiladridos. Según las opiniones de los expertos se pueden sacar las siguientes conclusiones:

¿Son eficientes los collares de este tipo?

Realmente no, los collares pueden funcionar las primeras veces o los primeros días ya que para el perro va a sentir algo extraño, sentir molestias y hasta dolor cada vez que ladra. Pero generalmente este tipo de molestias o dolores dejan de ser sorpresa y pasan a empeorar el problema ya que el perro comienza a generar mucho más estrés, ansiedad y miedo. Por ende, ladra más.

Es necesario ponerse en el lugar del perro en el momento de usar estos collares. Es como si a una persona le pusieran una mordaza, con la cual no podría expresar sus sentimientos, sus pensamientos. Esto es lo que pasan los perros ya que ellos se comunican a través de los ladridos y se les está prohibiendo la manera de expresarse.

¿Entre los tipos de collares que hay ¿Alguno es más recomendable que otro?

Puede que haya unos collares que son menos invasivos que otros, pero en sí ninguno de ellos es completamente recomendable.

En el caso de los collares que rocían olores desagradables al perro, puede que la mayoría de las personas lo tome como que no es algo que maltrate al perro. Pero, lo cierto es que se trata de algo que molesta al perro constantemente y puede llegar a afectar su olfato, ya que ese olor desagradable puede estar constantemente en su nariz y dejará de percibir bien los olores.

Cuando se utiliza el collar de ultrasonido, al principio puede ser algo eficiente ya que llama la atención del perro y logra que deje de ladrar pero, como se mencionó anteriormente esto es algo que deja de ser sorpresa después de muchas repeticiones, por lo que el perro simplemente seguirá ladrando.

Collar antiladridos y su uso

Además, este tipo de collar puede llegar a afectar el oído del perro, causarle malestar de cabeza y afectar su orientación y/o equilibrio. Es como cuando a una persona se le somete de manera repetitiva o constante a un ruido molesto, esta comienza a tener molestias como dolores de oído y de cabeza.

Cuando se habla de los collares de vibraciones y de descargas eléctricas, son métodos que se encuentran demasiado cerca de la garganta de los perros, ya que para que funcionen los sensores hay que apretar mucho el collar y las vibraciones o descargas eléctricas se dirigen de manera directa a la garganta del perro.

Esto puede traer consecuencias de salud, ya que por lógico un ser vivo que se someta a descargas eléctricas constantes va a tener complicaciones a futuro. En este caso se pueden ver afectadas la tiroides y la garganta de los peludos.

¿Los collares antiladridos provocan dolor a los perros?

Cuando se utilizan los collares más leves como el que rocía la nariz de los perros, puede que no causen dolor, pero como se mencionó anteriormente, puede ser un método que traiga complicaciones de salud.

En el caso de los collares que utilizan ultrasonido es distinto, ya que puede haber dolor dependiendo de las Razas de Perros a las que se le aplique este método ya que hay algunas que tienen mucha más sensibilidad auditiva que otras y se  pueden ver más afectados por ello, llegando a tener dolor en los oídos por la alta frecuencia del sonido que emite el collar.

En el caso de los collares eléctricos, obviamente pueden llegar a ser dolorosos por el simple hecho de que emiten descargas eléctricas a los perros, directamente en el cuello. Y los de vibraciones pueden llegara causar dolor cuando emiten su función de manera repetitiva en la garganta.

¿Un collar antiladridos puede causar daños psicológicos en el perro?

Si, los collares emiten funciones que pueden confundir al perro, ya que estos se pueden activar no solo cuando ladran, sino también cuando estornudan, cuando tosen, cuando gruñen, cuando se mueven bruscamente, etc. Esto hace que el perro no entienda el motivo por el cuál esta recibiendo el castigo, por ende no aprende.

Además, las funciones de los collares pueden generar más miedo, angustia, agresividad, ansiedad y otras cosas que puede que el perro no tuviera antes o si las tenía y resultan empeorarse por el collar. Además se le cohíbe al perro la manera que tiene de expresarse, por lo que puede estar cerca de una depresión o frustración que lo lleva a autolesionarse, romper cosas y ladrar más.

Por ello, es necesario acudir a un especialista que ayude a detectar cuál es el motivo por el cual el perro está ladrando, ya sea por ansiedad, miedo, separación, etc. Al saberlo se trabaja sobre el problema y se soluciona sin necesidad de hacerlo pasar por sufrimientos o molestas como las que le ocasionan los collares.

¿Hay otras alternativas para evitar ladridos excesivos?

Como se mostró en los párrafos anteriores, los profesionales no recomiendan un collar antiladridos en los perros que ladran de manera excesiva ya que traen malas consecuencias en todos los casos, ya sea a nivel emocional o de salud.

En caso de que se quiera evitar que los perros ladren en exceso entonces ¿Qué es lo que se debe hacer? Muchos de los expertos mencionados recomiendan las siguientes alternativas:

Conocimiento

Es necesario aprender sobre los perros, sobre las emociones que pueden sentir, la manera en la que se expresan, cómo se comunican, las necesidades que tienen, en fin hay que saber cómo entenderlos. Se debe hacer la pregunta de ¿por qué ladra? y ¿Qué se debe hacer en esos momentos? Al tener todas las respuestas a esas preguntas, se pueden tener las respuestas por las cuales el perro está tomando la decisión de ladrar de forma descontrolada.

Puede que sea algo más complicado de lo que parece pero es algo que se trabaja poco a poco, pero lo ideal es darle al perro un lugar donde pueda sentirse bien y no simplemente prohibirle o cohibirle la manera en la que se expresa.

El buen trabajo para tratar los motivos por los que ladra, hace que se tenga una excelente relación con el perro, lo cual permite que este pueda controlarse por sí mismo de manera eficiente. Esto es algo que requiere de mucho esfuerzo, pero es algo que vale la pena y da mucho crecimiento a nivel personal.

Educación Canina

Una de las buenas opciones para poder evitar que el perro ladre de manera descontrolada es buscando la ayuda de un educador canino, el cual sea especialista en el comportamiento de los perros y que ayude a que se trate el problema por el cual está ladrando excesivamente.

En el caso de los perros que tienen esta condición por ansiedad, las personas profesionales en el área pueden detectar cual es el motivo por el cual el perro presenta este problema y rápidamente pueden dar soluciones con herramientas ideales para poder disminuir todos los niveles de ansiedad que tenga el perro, lo que mejorará su conducta, todo con métodos y tratamientos que son complementarios y nada dañinos.

Los tratamientos de complementación son normalmente la oligoterapia o feromona apaciguante para perros, pero hay muchos más que saben los expertos.

collar antiladridos

Descartar complicaciones físicas

Es necesario tener claro que los perros no tengan algún problema físico que les cause dolor y que por eso tiendan a ladrar de manera excesiva. Esto se puede hacer acudiendo con el perro a un veterinario para que lo examine y pueda decir que no se trata de algún dolor. Si presenta algún dolor, el veterinario proporcionará el tratamiento correcto para evitar que siga sufriendo.

En el caso de los perros a los que se les descarte un dolor físico, es necesario que se haga la consulta con un profesional en comportamiento canino que tenga los conocimientos necesarios para hacer un análisis del caso y proponer soluciones que sean efectivas y no tenga nada que ver con castigos o darle miedo a los perros.

Reconstrucción emocional Canina

En la mayoría de los casos, el exceso de los ladridos son generados por problemas emocionales en los perros, por lo que es necesario aplicarles una reconstrucción emocional para poder tratarlos de manera correcta.

Es necesario saber que los perros que presentan un mundo emocional que se encuentra alterado o con muchas preocupaciones, pueden llegar a ejercer conductas que no son normales en su naturaleza y esto lo manifiestan ladrando.

También es importante saber, que las reacciones que tengan los humanos cerca del perro en estas ocasiones pueden llegar a empeorar el problema sin darnos cuenta a tiempo. Es necesario que se entienda primero lo que le está pasando al perro y ver si las acciones que se ejercen para calmarlo empeoran o mejoran el problema.

Leer y aprender

Muchos expertos recomiendan que lo ideal es instruirse con respecto a los comportamientos caninos, por lo que es necesario dejar de ser ignorante con muchos temas que nos pueden ayudar a mejorar los comportamientos de los perros.

Para ello puede ser de ayuda muchos libros, entre ellos el más recomendado es el escrito por Turid Rugaas, quien es una de las más reconocidas expertas en el comportamiento de los perros y ha logrado tener un reconocimiento a nivel mundial y mucho prestigio en el rubro. Su libro se llama ¿Qué puedo hacer cuando mi perro ladra? El ladrido: la voz de su lenguaje.

Hacer un diagnóstico

Es sumamente importante saber cuál es la razón por la cual el perro tiene ladridos excesivos, para luego trabajar sobre esta razón y así poder calmar lo que le hace tener este comportamiento.

Herramientas que son de ayuda

Dependiendo del motivo por el cual el perro ladra en exceso, se pueden llegar a utilizar diversas herramientas que ayudan al tratamiento del perro. Estas pueden ser:

  • Quiet Dog: esto se trata de una goma que se encarga de hacer presión en el hocico del perro con el fin de relajarlos
  • Calming Cap: se trata de un implemento que ayuda a dificultar la vista del perro y en ocasiones puede ayudar a que se disminuya el estrés al perro, esto se utiliza mucho en el momento que los perros entra en un auto y les da miedo.

En otros casos se pueden asignar lugares de descanso para el perro, en donde se sienta relajado y tranquilo, esto para poder acostumbrarlo al desapego con los humanos, en los casos de los perros que sufren de ansiedad por separación.

¿Un collar antiladridos causa efectos secundarios?

En muchos territorios del mundo han regulado el uso de los collares eléctricos para los perros, esto debido a que hay muchos estudios que revelan que se trata de un artefacto que causa muchos efectos secundarios que son malos para el buen vivir de los perros. Los principales son los siguientes:

  • No se puede controlar la intensidad del collar: la intensidad del collar no es la que marca, debido a que los niveles de humedad, el tipo de perro y la grasa que tenga pueden ser un factor que aumente o disminuya el efecto de la descarga eléctrica.
    • Cuando la descarga eléctrica es muy fuerte puede provocar en el perro fobias, miedos, dolores y hasta pueden llegar a ser agresivos.
    • En el caso de las descargas que no son tan fuertes, el perro puede llegar a acostumbrarse al dolor y seguir con el mal comportamiento, así que no sirve para mucho, solo para causar dolor.
  • El estrés es causante de la falta de aprendizaje: los collares antiladridos son los causantes de mucha ansiedad y estrés en los perros. Cuando los perros pasan por altos niveles de estos factores no les es posible aprender de la manera correcta.
    • En ocasiones el problema por el cual ladra puede empeorar, lo que hace que se mantenga alterado siempre y empeoran también los problemas de conducta, como movimientos que son repetitivos e inhibiciones.
  • Asociaciones que no son correctas: la principal meta de un collar antiladridos es hacer que el perro pueda asociar que el castigo del collar se da cuando él hace alguna conducta. Pero este collar se puede activar en cualquier ocasión y el perro puede reaccionar a estas descargas eléctricas hasta en contra de los dueños.
    • Por esta razón las personas que no tienen conocimientos pueden llegar a generar consecuencias graves para los perros que quieren tratar. Pueden generar fobias, miedos y conductas agresivas, esto sin necesidad de que sean una de las Razas de Perros potencialmente peligrosos.
  • Se puede abusar mucho con los collares: cuando uno quiere educar a los perros y adiestrarlos es algo que necesita de mucha paciencia. En muchas ocasiones los dueños de los perros pueden pasar por momentos de frustración. Por ello en muchas ocasiones las personas que quieren que un perro aprenda rápido pueden subir los niveles de las descargas y abusar del collar eléctrico.
  • Trae como consecuencia problemas de salud: cuando se dan descargas eléctricas constantes a cualquier ser vivo, es lógico que va a tener complicaciones de salud. Uno de los principales problemas de salud que puede tener es el aumento de Cortisol Salival y las frecuencias del corazón, esto por las descargas del collar antiladridos.
    • También se pueden tener quemaduras físicas que provengan de la necrosis en la piel.
  •  Daña los vínculos que se crean entre el perro y su dueño: este tipo de aparatos hacen que el dueño tenga menos relación con el perro y en ocasiones puede llegar a ser la causa por la cual el perro le tenga rencor a su amo cuando asume que el dolor es por su culpa. Esto también puede generar problemas de conductas.
  • No hay estudios que puedan corroborar que es un método funcional: a diferencia de los métodos que utilizan estímulos positivos ante comportamientos positivos. Los collares antiladridos no resultan ser tan buenos y no son algo que se ha estudiado por el nivel de maltrato que hay hacia el perro. De hecho este collar se puede llegar a tomar como uno de los Tipos de Maltrato Animal.

Muchas de las personas que apoyan la idea de usar estos collares solo están buscando que se solucione rápidamente el problema de los comportamientos negativos de los perros. Esto sin saber que se trata de un motivo por el cual los perros pueden tener comportamientos peores o empeorar los que ya tienen.

También ignoran el hecho de que hay que conocer el motivo por el cual el perro está ladrando de manera excesiva y no aprenden la manera adecuada de manejar los ladridos.

Entonces ¿Cómo evito que un perro ladre?

Como ya se ha mencionado en repetidas ocasiones a lo largo del artículo, es necesario saber el motivo por el cual el perro se encuentra ladrando y es bueno saber que no todos los ladridos son iguales, ya que hay diferentes tipos de ladridos, unos pueden significar alerta, otros pueden ser de angustia cuando se quedan solos en casa.

Cuando se sabe el motivo del ladrido es más fácil saber que se debe hacer para tratar el problema y empezar una educación que sea positiva.

Para saber que hacer se recomienda siempre asistir a un veterinario, preferiblemente uno que este especializado en Etología, ya que él nos puede ayudar a saber cual es la causa del ladrido y tiene el conocimiento necesario para saber cuál es la estrategia adecuada para poder tratar al perro y mejorar todas las conductas.

Esto es importante ya que cada una de las rutinas es adaptada al perro, ya que cada uno es distinto y no hay un método prescrito para tratar a los perros que ladran en exceso y si se tratan de una manera inadecuada puede llegar a empeorar las situaciones.

Otros métodos que NO son recomendables

Es bueno saber otras de las cosas que no se deben hacer en el momento de evitar que un perro ladre, estas son:

  • Castigos físicos: cuando un perro ladra y se recurre a esto, puede generar fobias, agresividad, miedos y hasta romper el vínculo con el dueño. Y generalmente no aprende.
  • Bozal: no se recomienda el bozal por más de 60 min en un perro, esto les genera mucha incomodidad y empeora los problemas por ello.
  • Quitar las cuerdas vocales: consiste en quitar un poco de los tejidos de las cuerdas vocales del perro para que se escuchen más bajo, pero seguirán los problemas de conducta y hasta puede llegar a traer problemas de salud.

Es necesario tener el apoyo de profesionales para poder hacer buenos tratamientos y no utilizar un collar antiladridos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.