Conoce en qué consisten los códices Mayas

Solo conocemos una pequeña parte del panorama general de los avances de esta cultura ya que solo cuatro Códices mayas han podido sobrevivir y son el mayor tesoro de una civilización perdida, evidencia de la cultura distintiva y altamente desarrollada de este pueblo mesoamericano.

CÓDICE MAYA

Códices mayas

Los Códices Mayas son manuscritos iluminados plegados sobre papel amate, en los que se registra información sobre la vida de los mayas, pero también sobre religión, misticismo, astronomía y matemáticas. Probablemente eran manuales sacerdotales. Los mayas tenían un sistema de escritura de imágenes, letras y número de caracteres muy desarrollado.

Los códices mayas son manuscritos jeroglíficos de la civilización maya. Técnicamente, el códice maya es una tira de papel mesoamericano plegada en forma de acordeón, hecho de la estopa de la planta amate. Los pliegues del acordeón podían cubrirse con imágenes e inscripciones en el anverso y el reverso, a veces el reverso no estaba lleno de texto e imágenes. Los textos no estaban pensados ​​para leerse en fila, sino que estructuralmente se dividieron en bloques temáticos.

Los códices mayas sustancialmente conservados son libros sacerdotales, que están dedicados al ritual, la astronomía y la astrología, profecías y prácticas de adivinación, cálculo de ciclos agrícolas y de calendario. Con su ayuda, los sacerdotes interpretaron los fenómenos de la naturaleza y las acciones de las fuerzas divinas y llevaron a cabo ritos religiosos. Los códices mayas eran objeto de uso sacerdotal diario y a menudo se colocaban en la tumba después de la muerte del propietario.

Origen

Cuando la conquista española de Yucatán en el siglo XVI, había muchos libros similares que más tarde fueron destruidos en gran escala por los conquistadores y sus sacerdotes. Así, la destrucción de todos los libros presentes en Yucatán fue ordenada por el obispo Diego de Landa en julio del año 1562. Estos códices, así como las numerosas inscripciones en monumentos y estelas que aún hoy se conservan, constituyeron los archivos escritos de la civilización maya.

Por otro lado, es muy probable que la variedad de temas que trataron difiera significativamente de los temas conservados en la piedra y en los edificios; con su destrucción perdimos la posibilidad de vislumbrar áreas clave de la vida maya. En la actualidad solo existen hoy cuatro libros mayas definitivamente auténticos. Los cuatro códices probablemente fueron creados en los últimos siglos antes de la conquista española, el período posclásico.

CÓDICES MAYAS

Debido a las similitudes lingüísticas y artísticas con las inscripciones locales, se asume que los tres libros que se conocen desde hace mucho tiempo (Madrid, Dresde, París) provienen de la misma región, la parte norte de la península de Yucatán. Como llegaron de Yucatán a Europa se desconoce, a pesar de una intensa investigación. El último libro descubierto (México) proviene de una excavación, se supone que Chiapas es el lugar de origen.

Códices mayas conservados

Debido a la época de los conquistadores y la destrucción de todos los objetos “paganos” (especialmente por Diego de Landa en 1562), solo existen hoy cuatro libros mayas definitivamente auténticos. Para distinguirlos, todos han recibido el nombre de su ubicación de almacenamiento posterior:

  • Códice de Madrid (también Codex Tro-Cortesianus)
  • Códice Dresdner (también Codex Dresdensis)
  • Códice de París (también Codex Peresianus)
  • Códice Maya de México (antes Codex Grolier)

Códice de Madrid

El códice es un libro plegable de ciento doce páginas (cincuenta y seis hojas) realizado en papel Amate, que además está cubierto con una fina capa de estuco. Con una altura de lado de 22,6 centímetros y una longitud de 6,82 metros, es el más largo de los cuatro códices mayas que se han conservado. El manuscrito fue descubierto en dos partes en diferentes lugares de España en la década de 1860.

Aunque la calidad de la ejecución es inferior, el Códice de Madrid es incluso más variado que el Códice de Dresde y debe haber sido elaborado por ocho escribas diferentes. Está en el Museo de América de Madrid, España, debió haber sido enviado a la corte española por Hernán Cortés. Hay ciento doce páginas, previamente divididas en dos secciones separadas conocidas como Codex Troano y Codex Cortesianus y reunidas en 1888.

C´DODICES MAYAS

El manuscrito de Madrid contiene tablas, instrucciones para ceremonias religiosas, almanaques y tablas astronómicas (tablas de Venus). Permite conocer la vida religiosa de los mayas. Contiene una sección de once páginas que trata sobre la apicultura. Numerosas ilustraciones muestran prácticas religiosas, sacrificios humanos y muchas escenas cotidianas como el tejido, la caza y la guerra. Es de suponer que el libro se utilizó para profecías astrológicas y permitió determinar las fechas para la siembra y la cosecha y el momento de los rituales de sacrificio.

El Códice de Dresde

El Códice de Dresde se puede encontrar en el museo del libro de la Biblioteca Estatal y Universitaria de Sajonia de Dresde, Alemania. Es el más elaborado de los códices mayas, así como una importante obra de arte. Muchas secciones son ritualistas (incluidos los llamados «almanaques»), otras son de naturaleza astrológica (eclipses, ciclo de Venus).

El códice está escrito en una hoja larga de papel doblada para producir un libro de treinta y nueve hojas, escrito en ambos lados. Debe haber sido escrito poco antes de la conquista española. De alguna manera llegó a Europa y fue comprado por la biblioteca de la corte real de Sajonia en Dresde en el año 1739.

El Códice de París

El Códice de París se conserva en la Biblioteca Nacional de Francia y es un almanaque de profecías. Fue encontrado en un cubo de basura en la biblioteca en 1859. Mide 1,45 metros, tiene veintidós páginas y es el peor conservado de los cuatro manuscritos en escritura maya. Las letras y la pintura solo se pueden ver en el medio de las páginas.

Las últimas páginas describen trece constelaciones del ciclo del zodíaco. Algunas páginas contienen información sobre el ciclo de cincuenta y dos años, donde el calendario Haab de 365 días y el calendario Tzolkin de 260 días vuelven a su punto de partida común. Dado que los ciclos del calendario se refieren al período 731 a 787, el Códice de París también podría ser una copia del período clásico. Está fechado entre 1300 y 1500.

CÓDICES MAYAS

Códice Maya de México

Se cree que el códice, junto con otros artefactos, provino de un robo en una excavación en una cueva de Chiapas en la década de 1960. El coleccionista mexicano Dr. José Sáenz fue secuestrado por los vendedores en una avioneta hasta un lugar cercano a la Sierra de Chiapas y Tortuguero. Allí le mostraron los hallazgos y compró el fragmento del códice. El códice fue exhibido vez en 1971 en el Grolier Club de Nueva York. Dr. Sáenz lo donó al Gobierno de México y hoy se conserva pero no se exhibe en el Museo Nacional de Antropología de la Ciudad de México.

El códice fue reconocido como un Almanaque astrológico de Venus, que predijo la posición celestial del planeta Venus durante un período de ciento cuatro años. Es similar a la parte del Códice de Dresde que se relaciona con Venus. Mientras que el Códice de Dresde solo describe a Venus como la estrella de la mañana y la estrella de la tarde, las cuatro situaciones están registradas en el códice de México: como la estrella de la mañana, desapareciendo en la conjunción superior, como la estrella vespertina y nuevamente invisible en la conjunción inferior.

Cada lado muestra una figura / deidad mirando hacia la izquierda, sosteniendo un arma y generalmente una cuerda con un prisionero. Las páginas cinco y ocho muestran una figura lanzando una flecha a un templo. La figura que se muestra en la página siete puede mostrar a un guerrero parado pasivamente frente a un árbol. Las páginas uno y cuatro sugieren a K’awiil y las páginas dos, seis y la página diez, que consta de dos fragmentos, sugieren un dios de la muerte.

A continuación le dejamos algunos enlaces de su interés:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.