Caspa en Gatos: Causas, Síntomas y Tratamiento

La caspa es un inconveniente que no sólo afecta al hombre, los gatos igualmente pueden padecerla. La Caspa en Gatos puede ser más frecuente de lo que pensamos y surge a causa de ciertas condiciones médicas, una inapropiada alimentación o por el clima. Así que para averiguar más acerca de esos puntitos blancos en su pelaje, debemos proseguir la lectura de este artículo.

Caspa en gatos

La Caspa en Gatos

La piel del gato es el órgano de mayor tamaño de su cuerpo y uno de los de más importancia a la hora de su protección contra contagios, parásitos o elementos irritantes. Igualmente puede verse afectada por la caspa, la cual es generada cuando las glándulas cutáneas del gato, que son las encargadas de producir aceite, empiezan a producirlo de forma excesiva.

Estos aceites regularmente nutren y protegen la piel, no obstante, en una proporción muy grande, pueden ocasionar la irritación de la piel del felino provocando descamación y más desprendimientos que lo habitual.

La caspa es un trastorno que frecuentemente afecta a numerosos gatos, y su presencia se puede originar por razones de distinta naturaleza, además de lo ya indicado. Aquí podrás conocer acerca de las otras importantes razones por los que tu gato tiene caspa, qué la ocasiona y qué cuidados se recomienda proporcionar. Para poder reconocer cualquier inconveniente de cierta envergadura que esté relacionado con la presencia de la caspa felina y, a partir de ello, actuar en consecuencia, es relevante comprender la razón por la que a nuestro gato le ha surgido caspa.

¿Qué es la Caspa Felina?

La caspa es una padecimiento dermatológico del cuero cabelludo que, al igual que en las humanos, aqueja a gran cantidad de felinos en ciertos etapas de su vida. Es piel marchita de color blanquecino que se cae en forma de laminillas, escamas o motitas que caen o se quedan pegadas al pelaje del gato. A la caspa se le considera más como un síntoma que como enfermedad. Al renovarse la piel con mayor rapidez se incrementa la cantidad de piel muerta y la caspa se transforma en seborrea.

La renovación de la piel es un proceso natural y cíclico, de tal manera que la presencia de caspa no tiene porque alarmarnos. En caso de que la cantidad de caspa sea exagerada y llegue en compañía de otros síntomas, hay que acudir al veterinario para que diagnostique el motivo y señale cómo proceder. Para tener una idea inicial de qué puede estar sucediendo, a continuación expondremos las razones primordiales por las que tu gato puede sufrir de caspa.

Caspa en gatos

¿Por qué mi Gato Tiene Caspa?

Como se indicó previamente, los motivos por los que un gato puede padecer caspa son numerosos, sea por factores de índole interna (como la seborrea) o externa (como la diabetes). Las más importantes causas asociadas a un exceso de caspa son:

  • Alimentación
  • Sobrepeso
  • Hidratación
  • Alergia
  • Parásitos
  • Hongos
  • Estrés
  • Otras Enfermedades y causales.

Alimentación

Una dieta exigua cuyo contenido carezca de los nutrientes indispensables para el gato puede provocar varios inconvenientes, entre ellos la caspa. Un evidente ejemplo de ello es cuando la dieta del felino está carente del suficiente aceites grasos Omega 3, circunstancia que se manifiesta en problemas de piel a lo que le siguen excesos de caspa.

Sobrepeso

Pese a que te luzca extraño, uno de los motivos por los que nuestro felino tenga caspa es el peso excesivo. Si tu mascota tiene sobrepeso, has de observar con atención el área de la base de la cola y la parte inferior del lomo. Seguro que te cuestionarás por qué has de contemplar estas partes, y es muy simple, ya que al estar muy obeso no puede alcanzar a limpiarse bien esas zonas.

Caspa en gatos

El exceso de peso en los felinos viene acompañado de una  multiplicidad de efectos negativos para el minino, uno de los cuales es tan simple como el no contar con la movilidad requerida para poder acicalarse y asear ciertas áreas del cuerpo. De continuar así, es conveniente poner a dieta al gato, pero lo que en lo inmediato se necesita hacer es ayudarle en el aseo de las áreas a las cuales él no puede llegar. Lo puedes efectuar con un paño húmedo o con una toalla.

Hidratación

Este tema es de gran importancia tanto desde el punto de vista interno como en el externo. El gato tiene que contar con una cabal hidratación interna, y cuantiosos felinos domésticos no toman suficiente agua y el alimento que consumen no le aporta el líquido necesario. En lo referente a la hidratación externa, el aire seco de la temporada invernal o de los sitios con escasa humedad puede provocar el resecamiento de la piel del gato.

Para estos casos, se sugiere incorporar humidificadores en el hogar. Por otro lado se debe evitar las prolongadas  exposiciones al sol. No conviene que el felino se mantenga por mucho tiempo bajo un sol intenso, ya que ello le puede ocasionar un golpe de calor y debido a que, además puede padecer quemaduras en la piel (y el consecuente enrojecimiento, escozor y caspa).

Alergias

Los gatos asimismo pueden soportar toda clase de alergias, y gran parte de ellas se traducen en trastornos de la piel y en caspa. La dermatitis de contacto es una respuesta alérgica de la piel ocasionada por el contacto del felino con algún alérgeno o irritante, como lo podrían ser artículos de limpieza, jabones, sustancias químicas, ciertos tipos de plantas, etc.

Otra clase de alergia es la alimenticia, al tener el gato alergia a cierto tipo de proteína o grano de su régimen alimenticio. El escozor, las escamas y la caspa se pueden generar a raíz de este tipo de respuestas y, si no se reconocen y tratan a tiempo, podrían resultar en algo peor. Por ello, hemos de insistir en que la pronta visita al veterinario es esencial.

Caspa en gatos

Parásitos

El contagio más frecuente por parásitos es la Cheyletiellosis, a la que popularmente se conoce como “caspa caminante” o “caspa ambulante”. El ácaro que la ocasiona, denominado Cheyletiella, tiene apariencia de caspa. Pero en verdad son diminutos parásitos que tiene como alimento la piel del felino. Es una patología muy infecciosa, por lo que, además de descartarla, habrá que tener cautela con los otros mininos que hayan cohabitado con el afectado, así como con los lugares donde se haya posado (cama, sofá, etc.).

Otro padecimiento conocido como demodicosis, el cual es provocado por el ácaro Demodex, puede también producirle caspa al gato. En una investigación realizada por la Universidad Veterinaria de Zaragoza en conjunto a dos clínicas veterinarias se presentó un estudio acerca de esta poco usual patología dermatológica en gatos.

Es de gran relevancia conocerla ya que afecta más a felinos inmunocomprometidos o malnutridos y, pese a que en el caso de los gatos, se estime como un padecimiento raro, está en ascenso, pero sigue teniendo más presencia en los perros. Cualquiera que sea el caso, si presentimos que nuestro gato se encuentra afectado por alguno de estos parásitos, hay que conducirlo de inmediato al veterinario, ya que como siempre, una debida prevención puede evitar inconvenientes futuros.

Hongos

Los contagios fúngicos son otros motivos que pueden producir caspa felina. Un contagio por hongos que se conoce mucho en gatos es la tiña (dermatofitosis), provocada por un hongo que se desarrolla en capas marchitas superficiales de la piel, el pelo o las uñas del gato. Esta patología provoca que la caspa surja, y aparece en compañía  de otras manifestaciones como la alopecia, la piel deshidratada, la descamación y el enrojecimiento de la piel. Los gatos aquejados de tiña igualmente suelen exhibir ronchas de tamaño considerable.

Estrés

El estrés es una razón frecuente de gran parte de los males que pueden soportar los gatos. Ya hemos señalado que son animales sumamente sensibles a variaciones y situaciones imprevistas, lo cual le puede provocar estrés. Al sufrir de estrés un minino, puede manifestar una multiplicidad de síntomas. Algo no está funcionando bien en el organismo del gato, y eso se refleja en la presencia de caspa (entre numerosas otras cosas).

Igualmente se puede producir descamación por estrés. Un gato bajo estrés puede manifestar conductas como rascarse mucho, rozarse excesivamente con objetos, muebles, etc. Y ese continuo rozar conduce a problemas en la piel, erupciones, caída del pelo y caspa.

Otras Enfermedades y Causas

Hay padecimientos como la diabetes, que entrañan un daño del pelaje del gato, además de la misma caspa. Dicha dolencia metabólica en la que el cuerpo del felino no responde apropiadamente a la insulina es muy usual en mininos con edades superiores a los 7 años. Otra enfermedad que ocasiona que el gato produzca caspa, sumado a otros síntomas, es el hipertiroidismo. Un padecimiento metabólico provocado por un tumor que segrega hormonas en la glándula tiroides, y que perjudica particularmente a felinos adultos y mayores.

Y no es solo la edad la que tiene influencia en la presencia de patologías que producen caspa. Al hacerse más mayor el gato es más probable que su piel esté menos hidratada y propenda a descamarse. Al alcanzar la vejez, las glándulas sebáceas va perdiendo actividad, por lo que generan menos sebo (responsable de conservar la piel grasa). Otro motivo relacionado con los años del felino es que, cuanto más años tiene el minino, menos capacidad para moverse tiene y, quizás, no alcance a asear y acicalar ciertas partes de su cuerpo.

Las condiciones del ambiente, como climas secos y áridos, pueden favorecer el resecamiento de la piel y la consecuente aparición de la caspa. Esto es más probable que ocurra con felinos de pelo y piel claros o con escaso  pelo. Ciertas patologías pueden ocasionar en tu gato dolores crónicos que no le permitan ejecutar su ritual de acicalado de forma regular, como la artrosis, particularmente en gatos de avanzada edad.

La caspa puede ser producida por ciertos padecimientos dentales, como la gingivitis y la placa bacteriana. Ciertas razas, como la de los gatos persas, son proclives a una seborrea particular que ocasiona que la piel muestre un aspecto grasiento y hagan presencia escamas amarillentas.

¿Cómo detectar la Caspa en Gatos?

Si percibes que tu gato se ha estado rascando más de la usual, es conveniente que detalles si exhibe migajas blancas en su piel. Pese a ser más fácil apreciarlas en gatos de pelo negro, has de prestar particular atención en los gatos de pelaje más claro. La presencia de estos residuos blancuzcos de piel es señal evidente de que el gato padece de caspa

A menos que la caspa sea muy obvia a simple vista, lo más común es reconocer que nuestro gato tiene caspa al momento de su cepillado. Igualmente la podemos observar mientras le damos caricias al minino, particularmente cuando lo hacemos a contra pelo.

¿Cómo eliminar la Caspa Felina?

Lo más primordial es comprender el por qué de la caspa, para suprimir ese problema. El veterinario es quién puede determinar el motivo de la caspa y a partir de lo cual podrá establecer el tratamiento que debe ser seguido. Las pruebas para precisar la naturaleza de una enfermedad que, tal vez, requiera realizar son:

  • Exploración: Mediante el examen, el palpado y el análisis general del físico del gato.
  • Hemograma completo, estudio de orina, perfil bioquímico: Para la evaluación de la salud integral del gato, donde se incluyen los niveles de hidratación, inflamación, contagio, función de los órganos y electrolitos.
  • Raspado de la piel: Para estudiar una muestra y reconocer patologías como contagio de ácaros, tiña, etc.
  • Análisis de heces: u otros ensayos para reconocer parásitos.
  • Pruebas para detectar alergias a ciertos alimentos y a otros alérgenos.

Tratamiento para eliminar la Caspa

De acuerdo a lo que el veterinario determine como la razón por la que tu gato sufre de caspa, es probable que haga las siguientes sugerencias:

  • Champús específicos y baños. Busca información de cómo bañar a un gato.
  • Modificación del régimen de alimentación.
  • Medicamentos específicos, como ejemplo, el empleo de insulina para los cuadros diabéticos o antihistamínicos para los cuadros alérgicos.
  • Antiparasitarios.

Remedios Caseros para eliminar la Caspa

Lo más importante es la prevención, y por ello es significativo que habitualmente mantengamos:

  • Una apropiada alimentación del gato
  • Un debido cepillado y cuidado del pelo.
  • Una adecuada hidratación interna y externa del felino

Al ya haber hecho presencia la caspa, y siempre que hayamos acudido con el gato al veterinario y a partir de lo cual se haya acordado una propuesta, se le puede ayudar con:

  • Aceites grasos Omega 3. Ya sea mediante la aplicación de Omega 3 sobre la piel, como suplemento alimenticio o incrementando una dieta que abunde en alimentos ricos en estos ácidos grasos.
  • Baño de avena para nutrir y limpiar la piel. Se puede agregar una modesta cantidad en la comida, pero es de mayor efectividad bañar al gato con agua tibia y una pequeña cantidad de avena, o con champú de avena para gatos.
  • Aloe vera. Aplicar o administrar una pequeña cantidad de su jugo interno (hay que estar atentos ya que la corteza puede ser dañina).

Es mejor Prevenir la Caspa en Gatos

Como señala el dicho “es mejor prevenir que sanar”. Es por ello que te vamos a proporcionar varias sugerencias para que no surja la tan preocupante caspa en el pelo de tu gato. Has de tener presente que está en tus manos la salud de tu mascota, por lo que has de invertir un tiempo cada día para el cuidado de tu gato. Para ello has de comenzar cepillando a tu mascota a diario. De esa forma, retirarás el pelo suelto de tu felino y las células muertas de la piel, ya que al pasar del tiempo podrían ser las promotoras del surgimiento de la caspa en su pelo.

Trata de que tu gato tenga una vida sana, con una dieta apropiada abundante en aceites grasos esenciales omega 3 que coadyuvan a la normalización de la función celular. Procura que haga ejercicios todos los días. Te sugerimos que juguetees con tu gato; de tal manera que, además de ejercitarse, se reforzarán sus vínculos y tendrás un gato feliz.

También te pueden interesar los siguientes artículos:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.