Cardenal Amarillo: Características, Alimentación y Más

El Cardenal amarillo es un ave de cantos melódicos y armónicos aunque sufre las secuelas gracias a su atrayente coloración de sus plumas. Agudamente buscado como ave de sujeción, por lo que sus ecosistemas originarios suelen estar en enorme repercusión. Continúa leyendo este artículo para conocer todo sobre esta ave.

Cardenal Amarillo

Los cardenales amarillos pertenecen al orden de las aves de pequeño tamaño, alas bien desarrolladas y además endémicas del sur de América, por lo que hoy en día se cataloga como una especie en peligro de extinción. Esta ave es la única que representa al grupo monotípico, que se circunscribe en el grupo de las tangaras, anexadas con otros grupos de aves granívoras como la Diuca, los Cardenillas y los Soldaditos, dentro de la Familia Thraupidae.

Características del ave cardenal amarillo

Mide alrededor de 18 cm de longitud. Comúnmente es de una tonalidad amarilla con tintes verdes y su distinción dada por un notorio penacho y barbas de color negro. La parte dorsal de esa ave es rayada con un color aceituna y negro en combinación. La cola con un plumaje céntrico negro también y las adyacentes rubias brillantes.

Las hembras tienen las caras, su arte ventral y costados grises en cambio en el macho son completamente amarillos. El pico es coniforme y sólido. El penacho que distingue no solo a esta especie sino a cada uno de los que conforman el grupo de Pájaro Cardenal es notorio y muy tornadizo, en su anatomía se enfatiza la adornada cabeza, con el copete negro que se eleva o se cae según su estado de ánimo y también la utiliza para cortejar a las hembras.

Este tipo de cardenal exclusivo, acertadamente apodado «Soleado», adquiere su distinguida tonalidad amarilla de una alteración genética conocida como xantocromismo, que es relacionado al albinismo. Esta alteración excluyó o desactivó la vía de la captación de color rojiza en el ADN del ave, bloqueando la gama escarlata corriente e induciendo una elaboración descomunal de pigmento amarillo.

Esta ave tiene el cuerpo amarillo con timoneras centrales negras. Al alcanzar la madurez el macho y la hembra se diferencian solo en el tono e intensidad del colorido de sus plumas. El macho tiene un canto mucho más armonioso.

Alrededor de 4 cardenales amarillos se registran cada año, lo que hace que este avistamiento de aves sea un descubrimiento poco habitual y especial. Los cardenales amarillos figuran muy por debajo del umbral del 1% de la población total de pájaros cardenales, por lo que en definitiva encontrar un cardenal macho con esa tonalidad amarilla es exageradamente anormal.

No es bien sabido si las aves con esta alteración genética se topan con un mayor riesgo de devastación, detrimento de sus plumas o dificultades funcionales como lo hacen las aves que son albinas. Aun así, las investigaciones han señalado que a medida que las plumas de las aves se vuelven más resplandecientes y atractivas estacionalmente, las aves cambian su conducta, como huir con más asiduidad, para ser reservados y evitar la devastación.

Mientras sobrevuela, esta ave conserva en una posición baja para optimar la aerodinámica, de la misma forma que cuando se siente amenazado es un seguro indicador de su estado de ánimo.

Alimentación del cardenal amarillo

Esta es un ave de tipo granívora, práctica que define al grupo de los emberícidos, razón por la cual a los conformantes de esta familia se les conoce como semilleros. Sin embargo también consumen bichos y gusanos. Aunque tienen una alimentación muy variada, definitivamente, casi la totalidad de su consumo se basa en las semillas.

Es un ave muy oportunista, como la mayor parte de las aves pequeñas y suelen acostumbrar zonas de carreteras y jardines para obtener su alimento, pero a nadie le incomoda, ya que cualquiera se deleita con el armonioso canto de cardenal amarillo.

Cardenal Amarillo Alimentación

Los cardenales amarillos recubren colosales aéreas en la procura de su alimento y está en perpetuo vuelo, con una energía que hace que sufra de manera considerable cuando es capturado por lo que no es un ave que soporte muy bien vivir en cautiverio.

Los cardenales amarillos caminan por la superficie escudriñando simientes de diversos ejemplares. Ciertamente, evitan comer esos que pudieran resultar nocivos para su organismo. Por esta razón, se dice que esta ave pintoresca es granívora, lo que hace referencia, que consume una gran parte de sus comidas en forma de semillas. Esta es la razón del por qué a estos pájaros son también denominados semilleros.

Gracias a su actividad cosechera, el cardenal amarillo suele ocupar los boscajes que son extensos; también viven en llanuras y matojos; pues también se posa tanto en arboles como en matorrales y como se mencionó previamente se pasea sobre el suelo buscando su alimento.

Región del Cardenal Amarillo

Anteriormente, este grupo de aves estaba considerablemente ubicado en las florestas de malezas caducifolios espinosos del centro de Argentina, así como gran parte de Uruguay y un largo segmento del sur de Brasil. Aun así, desde el milenio pasado se ha desatado un incesante repliegue de estas distinguidas aves, sobretodo machos, para mercadearlos como aves que se mantengan en cautiverio.

Además de la captura para el comercio de aves enjauladas, otras intimidaciones para esta especie son la alteración de su ecosistema boscoso en hierbas para el consumo de bovinos y también se encuentra la combinación con el pinzón común Diuca. Esto ha incitado una contrastada disminución en el área de distribución y la dimensión de la población. Se cree que los cardenales amarillos están ahora extintos en Brasil y se ha considerado que el tamaño de la población es de menos de 200 especímenes en Uruguay.

Región del Cardenal Amarillo

En Argentina, su repartición es intermitente con las importantes poblaciones en los distritos de Corrientes, La Pampa y Río Negro y este grupo se estima entre 700-2.500 especímenes.

El cardenal amarillo, tiene por lo tanto un rango geográfico pequeño en Brasil, Uruguay y Argentina. Es socialmente monógama y puede reproducirse en forma cooperativa. Durante dos temporadas de reproducción (octubre a febrero de 2015–2018), se monitorearon los nidos y se describieron ya pocos ejemplares.

Otro de sus hábitats naturales son la pradera seca, las malezas templadas, las malezas frescas subtropicales o tropicales y las praderas templadas.

Recuperación y rescate

El género principal que se captura son los machos. Como tal, el cardenal amarillo se define como una especie en peligro de extinción debido a la persistente captura que tienen. Los pesticidas y el aumento de aéreas de agricultura en los lugares donde frecuentaba acondicionar sus nidos esta ave y también han hecho menoscabo en la población de esta peculiar especie. Hoy por hoy se encuentra en defensa para intentar repoblar aéreas donde ya no se ven estas alegres aves.

Su captura también está prohibida y es ilegal en toda América del Sur, pero su repoblación va a ser más pausada de lo anhelado debido a que es una especie que requiere cumplir numerosos requisitos para alcanzar una reproducción triunfante. Solo el tiempo indicara si esta pequeña ave melodiosa será capaz de rescatar la población que existía hace unos 25 años.

Tal es el cariño y afecto que esta ave genera que en la provincia de Rio de Plata en Argentina fu declarado monumento natural territorial en el año 2005, donde pocas aves pueden figurarse con tal galardón. Es una realidad que está dándose la  Extinción de especies de este ejemplar a nivel mundial. El Cardenal Amarillo es un ave exclusiva de estas zonas suramericanas.

Es capturado ilegalmente para ser comercializado como mascota y en las últimas décadas, sus números en grupos de población están menguando a un ritmo alarmante. Se cree que sobreviven unos 2600 especímenes en todo el mundo, por lo cual está el cardenal amarillo en peligro de extinción.

Si bien también este grupo de aves está presente en la República hermana uruguaya y la extensa y magna Republica brasilera, la mayor parte de su repartición se da en Argentina.

Por lo tanto ya se han emitido alertas a nivel internacional, donde los grupos de estas aves han sido categorizadas como especie en peligro de extinción. Las causas que la llevaron a esta categorización han sido: la decadencia de su ecosistema por la explotación leñosa y la amplificación del confín bovino agrario y no menos importante la venta ilegal como ave en cautiverio por su tonadilla y plumaje vistoso.

Es imprescindible el trabajo de Fauna en la subsistencia de esta y otras especies originarias, que son parte esencial del ecosistema. Muchos a veces expresan que estas y otras aves ya están adiestradas a vivir en una jaula y en la naturaleza no sobrevivirían, siendo esto una aseveración muy apartada de lo que es real, ya que el trabajo de recuperación de diferentes especímenes, se encargan de estos casos de aves de mucho tiempo en cautiverio y de ir adentrándolas  pausadamente a su ecosistema.

Además, también en la mayor parte de los casos, reintegrarlas simplemente a su hábitat (en los casos de aquellas que fueron capturadas en un período de tiempo más corto.)


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.