Características del Barroco y su historia

Originario de Roma, fue un movimiento artístico influyente en toda Europa, asociado principalmente con la Contrarreforma católica, intentaba proclamar el espíritu revitalizado de la Iglesia hacia el año 1600 ¡Conoce todo sobre las Características del Barroco!

CARACTERÍSTICAS DEL BARROCO

Características del Barroco

Aun cuando el barroco se asoció principalmente con la Iglesia Católica y su deseo de mostrar un espíritu renovado y pujante, también se utilizó para representar muchos temas no religiosos, que se puede ver en retratos, naturalezas muertas y temas míticos.

En su apogeo en Roma, entre 1630 y 1680, el barroco mostró ser un movimiento audaz y dinámico, su realismo daba a los espectadores la impresión de que estaban presenciando un evento real y su atractivo emocional era proclamar el espíritu fortalecido y lleno de vitalidad de la Iglesia católica, caracteristicas del barroco a lo largo de su desarrollo.

Pero, ¿qué es exactamente el período barroco? El barroco es un período de estilo artístico que comenzó alrededor de 1600 en Roma, Italia, y se extendió por la mayor parte de Europa. Los aspectos históricos más importantes durante la época fueron la Reforma y la Contrarreforma, eventos claves que definieron las características del barroco.

La Reforma fue un movimiento religioso iniciado por Martín Lutero en el siglo XVI para reformar la Iglesia Católica Romana y la Contrarreforma fue considerada una respuesta a esta, fue una etapa conocida como el período del renacimiento católico, comenzando con el Concilio de Trento y terminando al final de la Guerra de los Treinta Años en 1648.

El Concilio de Trento es una de las reuniones ecuménicas más importantes de la Iglesia Católica Romana, su celebración abarcó entre 1545 y 1563 en el norte de Italia, impulsado principalmente por la conocida Reforma que causó la división de la iglesia católica y agrupó a numerosos creyentes bajo el término de protestantes que se oponían al liderazgo del Papa.

Se consideró que el desarrollo del estilo barroco estaba estrechamente ligado con la Iglesia católica y ciertamente su popularidad fue alentada por ella, que decidió en el Concilio de Trento que las artes debían comunicar temas religiosos y tener una participación emocional que hicieras frente a la Reforma Protestante.

Una de las principales características del barroco es el movimiento exagerado y detalles claros que se utilizan para producir drama, exuberancia y grandeza en las diferentes expresiones artísticas. Esta técnica del claroscuro se refiere a la interacción entre la luz y la oscuridad, el uso de contrastes de luz exagerados para crear la ilusión de volumen.

CARACTERÍSTICAS DEL BARROCO

Se usaba a menudo en las pinturas barrocas, escenas con poca luz para producir una atmósfera dramática de muy alto contraste, siendo esto una de las principales características del barroco. El periodo se dividió en tres etapas principales a lo largo de su existencia:

  • Barroco temprano o primitivo, entre los años 1590 y 1625
  • Barroco pleno, entre 1625 y 1660
  • Barroco tardío, entre 1660 y 1725, fue la última etapa que dio paso al movimiento conocido como el rococó con obras cada vez más decorativas y elaboradas.

Las principales características del barroco, período artístico que comenzó en Italia y se extendió por la mayor parte de Europa durante los siglos XVII y XVIII, incluyen:

1-Los factores más importantes durante la época barroca fueron la Reforma y la Contrarreforma, considerándose el desarrollo del estilo barroco estrechamente vinculado a la Iglesia católica, que deseaba alentar en las artes los temas religiosos, como respuesta a la Reforma Protestante. Sin embargo, las características del barroco en el arte barroco se manifestaron de manera diferente en varios países europeos, debido a sus climas políticos y culturales únicos.

2-En el estilo barroco es determinante el movimiento exagerado y detalles claros que se utilizan para producir múltiples sentimientos, mucho drama y grandeza, estilo que se empleó en la escultura, la pintura, la arquitectura, la literatura, la danza y la música. La intención era apelar sobre todo a los sentidos y las emociones.

3-El uso de la técnica del claroscuro es una de las características del barroco bien conocidas, donde la interacción entre la luz y la oscuridad se utiliza a menudo para crear atmósferas dramáticas de muy alto contraste. La técnica del claroscuro es visible sobre todo en la pintura, por ejemplo, La masacre de los inocentes de Peter Paul Rubens, así como obras de otros pintores barrocos importantes que incluyen a Caravaggio y Rembrandt.

4-Entre las características del barroco más palpables esta la de dar mucha importancia al adorno y el uso de muchos elementos para impresionar.

5-En el estilo arquitectónico barroco, se hizo hincapié en espacios atrevidos, cúpulas y formas de gran tamaño, como lo ejemplifica el Palacio Nacional de Queluz en Portugal.

6-En la música, el estilo barroco constituye una gran parte del canon clásico. Entre los compositores importantes se encuentran Johann Sebastian Bach, Georg Handel y Antonio Vivaldi.

CARACTERÍSTICAS DEL BARROCO

Origen etimológico

En el uso informal, la palabra barroco describe algo elaborado y muy detallado, significa perla imperfecta y aludía a algunos lujosos broches de perlas de la época. Este estilo intentó capturar la opulencia extrema y el drama de esta etapa en Europa, por lo que se considera una de las características del barroco más relevantes.

Arquitectura Barroca

La arquitectura barroca se inició en Italia y evolucionó como respuesta a un período tumultuoso que comenzó en el siglo XVI y se asocia a la Reforma. Generalmente aquellos en el poder querían usar siempre la arquitectura y el arte como una forma de exhibir fuerza, riqueza y prominencia y en ninguna parte es esto más cierto y prominente que en la respuesta de la Iglesia Católica a la Reforma Protestante.

Durante este tiempo, los líderes religiosos pudieron influir en la cultura y las formas de arte que se hicieron famosas. Para la Iglesia Católica, la forma más significativa de demostrar y retener su influencia y poder fue producir iglesias y catedrales grandiosas.

Los artistas y arquitectos comisionados para esta misión comenzaron a revivir las nociones renacentistas de belleza y realismo, solo que esta vez de una manera aún más ornamentada y extravagante. Una de las principales características del barroco, fue el hecho de que los artistas establecieron varias técnicas nuevas que estaban destinadas a evocar las emociones y la lealtad.

Gracias al apoyo del Papa y otros gobernantes católicos se comenzaron a construir diversas obras, por lo que el estilo se extendió rápidamente por Europa y América del Sur, gracias a la presencia de los colonos europeos en estas tierras. Este estilo no fue relevante en América del Norte, sin embargo, las pocas muestras tienen marcada influencia europea, sin característica alguna de los pueblos originarios.

La arquitectura barroca tiene sutiles diferencias según el país. A medida que el estilo barroco se hizo popular, los lugares modificaron las características del barroco básicas para adaptarse a su agenda y estilo de vida. En la mayoría de los casos, los edificios están muy decorados e incorporan elementos que parecen inusuales e incluso inacabados. Dos ejemplos famosos de arquitectura barroca son la iglesia de Santa Susanna y el Palacio de Caserta en Italia.

CARACTERÍSTICAS DEL BARROCO

Características del barroco en la arquitectura

Muchas veces es difícil diferenciar entre los estilos de arquitectura, especialmente cuando los constructores combinaron algunos estilos, al incorporar formas de un periodo y otro. Sin embargo, estas son algunas de las características del barroco en la arquitectura:

-Las estructuras en el estilo barroco eran en general iglesias, mansiones y palacios, destinados todos a mostrar riqueza, poder y belleza.

-Construcción de grandes cúpulas, que generalmente se colocaron en el centro de un edificio, era otra de las características del barroco en la arquitectura.

-Numerosos motivos y decoraciones, con detalles increíblemente intrincados, lo que se suma a la extravagancia y el carácter sagrado del espacio.

-Esculturas en el interior y exterior de las estructuras, estatuas generalmente hechas de yeso o mármol que incluían colores y texturas de alto contraste.

-Formas, diseños y funciones que llaman la atención, esto puede incluir paredes curvas, techos pintados y abovedados, columnas, esculturas, arcos, nichos, fuentes, volutas, frontones rotos, etc. Muchos de estos elementos emiten una sensación de movimiento conocida como dinamismo.

-Uso frecuente de techo abuhardillado a dos aguas, un elemento de cubierta que fue una característica clave de la arquitectura barroca francesa y se incorporó en muchos palacios o mansiones de campo.

-La estética barroca se puede dividir en dos estilos: barroco pleno y barroco sobrio. El primero se aprecia con frecuencia en el suroeste de Europa durante el primer siglo de este movimiento y el segundo se ve en el noroeste de Europa durante el período entre 1675 y 1725 (barroco tardío).

-Este tipo de arquitectura está muy relacionado a la época del colonialismo, pues esta las nuevas tierras ayudaron a financiar parte de la opulencia que se ve en los edificios barrocos, sobre todo en España y Francia.

CARACTERÍSTICAS DEL BARROCO

Arquitectura italiana en el período barroco

El estilo arquitectónico barroco altamente teatral dominó Italia en el siglo XVII, pero se inició a fines del siglo XVI en Roma.  Tomó el estilo romano de la arquitectura renacentista y lo usó de una manera rebuscada y dramática, a menudo para expresar el triunfo de la Iglesia católica y el estado absolutista, se caracterizó por nuevas exploraciones de forma, luz, sombra e intensidad dramática

Mientras que el Renacimiento se basó en la riqueza y el poder de las cortes italianas, como una mezcla de fuerzas seculares y religiosas, el barroco estuvo al inicio directamente vinculado a la Contrarreforma, un movimiento dentro de la Iglesia Católica para reformarse a sí mismo en respuesta a la Reforma Protestante.

La arquitectura barroca italiana y toda la ornamentación que implementó eran si se quiere una demostración palpable del poderío y opulencia de la Iglesia católica. Algunas de las características más relevantes de la arquitectura barroca italiana son:

1-Tiene influencia de la arquitectura renacentista que tuvo su apogeo entre 1400 y 1600, siendo la etapa que precedió al Barroco. Los arquitectos barrocos adoptaron formas clásicas tanto de la etapa anterior como de los romanos, siendo un ejemplo clásico la Basílica de San Pedro, una iglesia barroca que tiene características inspiradas en el Renacimiento.

2-Los artistas y arquitectos barrocos prestaron mucha atención al uso de la luz, considerándose los maestros de la luz. Por ejemplo, los acabados se eligieron en función de cómo se reflejaba la luz.

Además, se incorporaron áreas de intensa luz y oscuridad para mostrar contraste y crear drama, que se puede apreciar en áreas de edificios que se dejan intencionalmente oscuras, así como en pinturas, un efecto que se conoce como claroscuro

Logros arquitectónicos y artistas importantes

Existen muchas obras y arquitectos relevantes que representan el barroco en Italia, la cuna de este movimiento. Varios edificios eclesiásticos del período barroco en Roma tenían planos que corresponden a de la basílica con cúpula y nave cruzada, sin embargo, los cambios en la arquitectura no se hicieron esperar, siendo muy diferente a todo lo que se había realizado anteriormente y una de las características del barroco mas relevantes.

CARACTERÍSTICAS DEL BARROCO

Una de las primeras estructuras romanas en romper con las convenciones anteriores del estilo manierista fue la iglesia de Santa Susanna, diseñada por Carlo Maderno. Sin embargo, a estas le siguieron muchas muestras relevantes de artistas que en Italia hicieron historia:

  • Pietro de Cortona

La misma preocupación por la plasticidad, la masa, los efectos dramáticos y la sombra y la luz son evidentes en la obra arquitectónica de Pietro da Cortona, que se demuestra a en su diseño de Santi Luca e Martina, iniciada en 1635 con su fachada de iglesia barroca, en Roma.

Estas preocupaciones son aún más evidentes en su reelaboración de Santa Maria della Pace, cuya fachada del edificio, con su pórtico de media cúpula de claroscuro y alas laterales cóncavas, se asemeja mucho a un escenario teatral, proyectándose hacia el frente de una manera que llena sustancialmente la pequeña plaza trapezoidal.

  • Gian Lorenzo Bernini

Otros conjuntos romanos del período barroco y barroco tardío también están llenos de drama y teatralidad y representan un punto de atención dentro del paisaje urbano donde está enclavada. Probablemente el ejemplo más conocido es la Plaza de San Pedro, catalogada como una obra cumbre del barroco, un espacio ideado por Bernini, está formada principalmente por dos columnatas de columnas independientes centradas en un obelisco egipcio.

El diseño favorito de Bernini era el templo de Sant’Andrea al Quirinale, con su forma particular  decorada con mármoles policromados y cuya cúpula fue ornamentada ricamente en oro. La arquitectura ajena a la intención religiosa incluyó el Palazzo Barberini, basado en planos de Maderno y el Palazzo Chigi-Odescalchi en 1664, ambos en Roma.

  • Francesco Borromini

Considerado el rival de Bernini, el arquitecto Francesco Borromini, produjo diseños que se desviaron drásticamente de las composiciones regulares del mundo antiguo y el Renacimiento. Sus planos de construcción se basan en figuras geométricas complejas, sus formas arquitectónicas eran inusuales e inventivas, empleó el juego de múltiples capas en sus diseños arquitectónicos.

CARACTERÍSTICAS DEL BARROCO

Su obra insigne es el pequeño templo de San Carlo alle Quattro Fontane, que se distingue por una complicada disposición en la planta, que cuenta con una parte ovalada y otra parte en cruz, lo que le otorga una combinación de formas cóncavas y convexas.

  • Carlo Fontana

Posterior a la muerte de Bernini en 1680, Carlo Fontana emergió como el arquitecto más influyente que trabajó en la ciudad de Roma durante el período barroco. Su estilo puede apreciarse en el frontispicio ligeramente curvo de San Marcello al Corso.

Desde el punto de vista académico, Fontana carecía de la inventiva de los artistas antes que él que destacaron en Roma, no obstante su influencia en la arquitectura barroca es innegable y trascendental, gracias a sus escritos que realmente fueron numerosos y abundantes, pero sobre todo por la formación de una gran generación de arquitectos que difundirán los modismos barrocos por toda la Europa del siglo XVIII.

Arquitectura española 

Una vertiente particular de la arquitectura barroca se desarrolló en España y antiguas colonias a finales del siglo XVII, en particular en América española y Bélgica, a finales del siglo XVII. A medida que la tendencia barroca italianas se extendió por los Pirineos, desplazó gradualmente la popularidad e influencia del estilo clásico moderado de Juan de Herrera, que había estado en boga desde finales del siglo XVI.

Por ejemplo, en 1667, las fachadas de la Catedral de Granada de Alonso Cano y la Catedral de Jaén de Eufrasio López de Rojas sugieren la fluidez de los artistas para interpretar los motivos tradicionales de la arquitectura catedralicia española en la estética barroca.

En Madrid, en la Plaza Mayor y en el Palacio Real del Buen Retiro, se desarrolló un barroco vernáculo de origen herreriano, teniendo como característica del barroco principalmente la construcción tradicional de ladrillo, que luego  fue destruido durante la invasión francesa por las tropas de Napoleón. Sus jardines siguen siendo el parque de El Retiro, en un sobrio barroco de ladrillos del siglo XVII que todavía está bien representado en las calles de la capital por palacios y plazas.

CARACTERÍSTICAS DEL BARROCO

A diferencia del arte del norte de Europa, el arte español de la época influía y tocaba las emociones, desplazando el aspecto intelectual y severo, por lo tanto las muestras artísticas dieron la espalda a la moderación y la templanza del clasicismo herreriano, impulsando además un estilo de ornamentación de las superficies complicado, exuberante  intrincado, exagerado y veleidoso, al que se denominó churrigueresco. Algunas de las creaciones más llamativas del barroco español son enérgicas y exóticas, por ejemplo:

  • La fachada de la Universidad de Valladolid, por Diego Tomé y Fray Pedro de la Visitación, 1719
  • La fachada occidental o Fachada del Obradoiro de la Catedral de Santiago de Compostela de Fernando de Casas y Novoa, 1750.

En estas representaciones como en muchas otras, el diseño churrigueresco implica un juego de elementos que defienden la luz, la ligereza y la ornamentación con muy poca relación con la estructura y la funcionalidad, el centro de la misma es generalmente un marco finamente esculpido pero bastante intrincado, como entrada principal.

Si uno quitara de las paredes simples  el intrincado laberinto de frontones rotos, cornisas onduladas, conchas de estuco, cirios invertidos y guirnaldas, la forma del edificio no se vería afectada en lo más mínimo, siendo esta elaborada ornamentación una de las más afamadas características del barroco.

Al mismo tiempo, el barroco churrigueresco exhibió composiciones exuberantes e impresionantes, donde existe una impecable relación entre el espacio y la luz. Edificios como la Cartuja de Granada de Francisco Hurtado Izquierdo es considerado el máximo exponente de los estilos churriguerescos aplicados a los espacios interiores. Por otro lado, el Transparente de la Catedral de Toledo de Narciso Tomé, integran la escultura y la arquitectura para generar efectos de luz y drama sin precedentes.

No podemos dejar de lado el Palacio Real de Madrid y las intervenciones del Paseo del Prado: Salón del Prado y Puerta de Alcalá, en la misma ciudad. Estos fueron construidos en un sobrio estilo barroco internacional, a menudo confundido con neoclásico, por los reyes Felipe V y Carlos III.

Los Palacios Reales de La Granja de San Ildefonso en Segovia y Aranjuez en Madrid son buenos ejemplos de integración barroca de la arquitectura y la jardinería. Tienen una notable influencia francesa, pero contienen aspectos y concepciones espaciales que de alguna manera muestran la herencia dejada por la ocupación árabe.

CARACTERÍSTICAS DEL BARROCO

En Flandes, que era la provincia imperial más rica de la España del siglo XVII, los detalles decorativos floridos estaban más estrechamente unidos a la estructura, lo que excluía las preocupaciones sobre lo superfluo.

En la Abadía de Averbode, construida hacia 1667, se puede ver una notable convergencia de la estética barroca española, francesa y holandesa. Otro ejemplo característico es la Iglesia de St. Michel en Lovaina entre 1650 y 1670, con fachada llamativa y exótica de dos pisos, grupos de medias columnas y la compleja adición de detalles escultóricos de inspiración francesa.

Arquitectura inglesa 

La arquitectura inglesa durante el siglo XVII se caracteriza por el uso de los estilos barroco palladiano, jacobeo e inglés. Entre las principales características del barroco inglés esta la continuación del uso de formas clásicas, que finalmente dio paso a un estilo uniforme, derivado principalmente de Italia y ejemplificado predominantemente en la obra de Inigo Jones.

La arquitectura jacobea fue prominente en el primer cuarto del siglo XVII, y la arquitectura barroca inglesa, una versión claramente inglesa del estilo barroco italiano, se hizo prevalente durante la última parte del siglo XVII después del Gran Incendio de Londres.

  • Arquitectura Palladiana

El desarrollo del barroco inglés está estrechamente ligado a Inigo Jones y la arquitectura palladiana. La arquitectura de Palladio es muy simétrica y se basa en los principios de la arquitectura clásica formal de los recintos sagrados y de culto de los antiguos griegos y romanos.

Fue un estilo visto durante el siglo XVII en Inglaterra y se hizo verdaderamente prominente en el siglo XVIII. Inigo Jones es uno de los primeros arquitectos importantes de esta nación, conocido por introducir el estilo renacentista italiano en Inglaterra.

Es responsable de la Casa de la Reina en Greenwich en 1635 y la Casa de Banquetes en el Palacio de Whitehall hacia 1622, que diseñó basándose en la obra de Palladio, un influyente arquitecto italiano de estilo clásico, el techo tiene hermosas muestras pictóricas de Peter Paul Rubens.

CARACTERÍSTICAS DEL BARROCO

  • Arquitectura jacobea

La segunda fase de la arquitectura renacentista en Inglaterra se denomina estilo jacobeo y fue popular durante el primer cuarto del siglo XVII, en el reinado del rey James I. El estilo jacobeo se caracteriza por su adopción de motivos renacentistas decadentes y detallados como columnas y pilastras, arcos de arco de medio punto y cubiertas planas con parapetos calados.

Sin embargo, estos motivos clásicos no se aplicaron estrictamente, sino que se usaron con bastante libertad y se sintetizaron con elementos de la arquitectura de estilo isabelino. Los ejemplos arquitectónicos del estilo incluyen Hatfield House, Knole House y Holland House de John Thorpe.

  • Barroco inglés

A finales del siglo XVII, la arquitectura barroca cobró protagonismo en un estilo que se denomina barroco inglés. Fue Christopher Wren, uno de los arquitectos ingleses más aclamados de la historia, el responsable de la creación del estilo barroco inglés.

Cuando el Gran Incendio de Londres en 1666 obligó a reconstruir gran parte de la ciudad, se contrató a Wren para reemplazar muchas de las iglesias. Su construcción más ambiciosa, fue la Catedral de San Pablo, una pieza de arquitectura grandiosa y que se considera la única catedral inglesa de tradición clásica.

La arquitectura barroca inglesa fue muy popular entre 1666 y 1715 aproximadamente, caracterizándose por estructuras pesadas, adornadas con piezas muy elaboradas si se comparan con el barroco contemporáneo del continente europeo, sin embargo, tiende a ser relativamente sencillo, con sutilezas más clásicas.

Las casas de campo barrocas, como Chatsworth House de William Talman y Castle Howard de Vanbrugh y Hawksmoor, comenzaron a aparecer en la década de 1690. Los arquitectos más importantes después de Wren fueron Sir John Vanbrugh y Nicholas Hawksmoor, quienes construyeron Castle Howard en 1699 y Blenheim Palace en 1705.

Arquitectura barroca francesa

El Palacio de Versalles es una de las estructuras más emblemáticas del barroco francés, fue construido durante el reinado del rey Luis XIV y contiene 700 habitaciones, amplios jardines y una decoración lujosa. El Palacio de Versalles es opulento y elegante, aunque inicialmente era un pequeño pabellón de caza construido por el padre de su majestad el rey Luis XIV, que renovó Versalles con cuatro intensas campañas de construcción durante su reinado.

La estética formal del palacio estaba destinada a glorificar a Francia y mostrar el poder y la grandeza del autoproclamado Rey Sol. El arquitecto del palacio fue Louis Le Vau, el decorador de interiores Charles Le Brun y el paisajista André Le Notre.

Estos tres artistas habían trabajado juntos anteriormente en el castillo privado Vaux le Vicomte para el ministro de finanzas del rey antes de su encarcelamiento. En 1682, Versalles se transformó en la residencia oficial del rey y se construyeron elementos tan notables del palacio como el Salón de los Espejos y el Gran Canal.

Fue exquisitamente ejecutado en estilo barroco francés por Louis Le Vau, arquitecto clásico de origen francés que trabajó para el rey Luis XIV. Las principales características del Barroco francés son sus grandes formas curvas, columnas retorcidas, cúpulas altas y formas complicadas, en comparación con la arquitectura barroca del resto de Europa, se piensa que es más sobrio y se caracteriza por su mezcla de lujosos detalles en edificios simétricos y ordenados.

Charles Le Brun fue el decorador de interiores del Palacio de Versalles, así como el primer pintor del rey, quien lo consideró el pintor más grande de todos los tiempos. Trabajó en áreas y aspectos notables del palacio como los Salones de la Guerra y la Paz, la Escalera de los Embajadores y el Gran Salón de los Espejos.

El diseño de interiores de este período se conoce como estilo Luis XIV, originado por Le Brun, y se caracterizaba por telas o brocados rojos y dorados ricamente tejidos, molduras de yeso dorado pesado, grandes paneles laterales esculpidos y veteado pesado.

El Salón de los Espejos es la galería central del Palacio de Versalles y es una de las salas más famosas del mundo. La característica principal de esta sala es una serie de 17 arcos espejados que reflejan 17 ventanas porticadas con vistas a los jardines. Cada arco contiene 21 espejos. Los arcos se fijan entre pilastras de mármol sobre las que se incrustan los símbolos de bronce de Francia.

El diseño del paisaje del Palacio de Versalles es uno de los más extravagantes de la historia. Dirigido por André Le Notre, los jardines de Versalles cubren casi 2,000 acres de tierra y fueron ejecutados en el estilo de jardín formal francés, o jardín a la francaise. Este estilo se caracteriza por sus céspedes meticulosamente cuidados, parterres de flores, numerosas fuentes y esculturas.

Escultura en el período barroco

La escultura barroca dominó Italia en el siglo XVII y la redondez fue el estilo principal de la misma, al igual que en el resto del movimiento cultural barroco del resto en la Europa del siglo XVII.

En la escultura barroca, los grupos de figuras asumieron una nueva importancia, además de la expresión de movimiento y dinamismo que estas transmitieran. La figura humana era representada en movimiento, girando como un remolino en torno al centro vacío o se desplegaba hacia el espacio que le rodeaba.

De acuerdo a las características del barroco en la escultura, se considera por muchos aspectos una prolongación de la renacentista, pasando del relieve a la figura elaborada con gran cantidad de curvas. Por lo general y como especialidad del movimiento barroco, fueron diseñadas y creadas para ser situadas en el medio de un gran espacio, por ejemplo, fuentes elaboradas como la Fontana dei Quattro Fiumi de Bernini en Roma, hacia 1651 o las de los Jardines de Versalles.

Una de las características más relevantes de las esculturas de este estilo es la adición de elementos que, aunque no forman parte de la escultura en sí, la complementan y le dan belleza, tal es el caso de la iluminación y la fusión de piezas arquitectónicas, decorativas como fuentes de agua y esculturas, creando así toda una aventura visual y renovadora para quien la ve.

Muchos de los artistas se veían a sí mismos como trabajadores y artistas de la tradición clásica y admiraban la escultura helenística y más tarde la romana.

Gian Lorenzo Bernini fue la figura dominante de la época, su producción escultórica fue inmensa y variada. Entre sus obras más nombradas encontramos: el éxtasis de Santa Teresa en la Capilla Cornaro, Santa Maria della Vittoria y el Constantino en la base de la Scala Regia. El artista también recibió el encargo de la Tumba del Papa Urbano VIII en San Pedro.

En 1665, en el apogeo de su fama, Bernini viajó a París durante varios meses en respuesta a las reiteradas solicitudes de sus obras por parte del rey Luis XIV. Su popularidad internacional fue tal que las calles se llenaron de multitudes admiradores durante sus paseos por la ciudad.

En esta época Bernini presentó algunos diseños para el frente este del Louvre, que finalmente fueron rechazados, pronto perdió el favor de la corte francesa al alabar el arte y la arquitectura de Italia sobre el de Francia, luego de eso la única obra que queda de su tiempo en París es un busto de Luis XIV, que marcó la pauta del retrato real durante un siglo.

Pintura del Barroco

La pintura barroca surgió en el siglo XVI y se popularizó hacia el siglo XVII, el conocido alto barroco romano se desarrolló entre 1623 hasta 1667. La pintura barroca está asociada con el movimiento cultural barroco, que comenzó en Italia y abarca una gran variedad de estilos, pues todas aquellas pinturas importantes durante el período que comienza alrededor de 1600 y continúa hasta principios del siglo XVIII se identifica actualmente como pintura barroca.

En sus manifestaciones más típicas, el estilo barroco suele hacer alardes de un gran dramatismo, tonos de colores muy ricos y profundos, sombras profundas donde un gran juego de luces y sombras son esenciales.

Pintura barroca italiana 

Uno de los pintores italianos relevantes de la época fue Caravaggio. Nacido y educado en Milán, se erige como uno de los contribuyentes más originales e influyentes de la pintura europea de finales del siglo XVI y principios del XVII, conocido principalmente por pintar figuras, de temas clásicos o religiosos, con ropa contemporánea o como hombres y mujeres comunes y corrientes.

Su inclusión del lado más sórdido de la vida contrasta marcadamente con las tendencias de la época. Usó el tenebrismo y los fuertes contrastes entre figuras parcialmente iluminadas y fondos oscuros para dramatizar el efecto. Entre sus obras pictóricas más famosas encontramos: La vocación de San Mateo, Santo Tomás, La conversión de San Pablo, La sepultura y La coronación de Cristo.

La utilización de la luz y la sombra fue emulada por los caravaggisti, como se hacen llamar los seguidores de Caravaggio:  Orazio Gentileschi, Artemisia Gentileschi, Mattia Preti, Carlo Saraceni y Bartolomeo Manfredi. Otros pintores italianos influyentes durante este período temprano que influyeron en el desarrollo de la pintura barroca incluyen a Peter Paul Rubens, Giovanni Lanfranco y Guercino. Artistas, como Guido Reni y Domenico Zampieri, siguieron un enfoque más clásico.

Pintores barrocos como Cortona, Giovan Battista Gaulli y Ciro Ferri continuaron floreciendo junto a la corriente clásica representada por pintores como Sacchi y Nicholas Poussin. Incluso un pintor clasicista como Carlo Maratta, alumno de Sacchi, se vio influenciado por el barroco en su uso del color.

Pintura española 

La pintura barroca en España se vio influenciada por todo lo acontecido en el conocido Siglo de Oro español que comenzó en 1492, con el fin de la Reconquista y los viajes por mar de Cristóbal Colón al Nuevo Mundo y que se estima culminar hacia 1659, con el Tratado de los Pirineos ratificado entre Francia y Habsburgo, España.

Las posesiones italianas y las relaciones establecidas por el esposo de la reina Isabel y más tarde el único monarca de España, Fernando de Aragón, dieron pie a un tráfico constante de intelectuales a través del Mediterráneo entre Valencia, Sevilla y Florencia.

El arte español mantenía para ese entonces un marcado interés por el misticismo y religión, que fue alentada por la Contrarreforma y el patrocinio de los reyes y la aristocracia católica de España. Los Habsburgo, fueron considerados tanto en España como en Austria, grandes mecenas del arte en sus países.

Los estudiosos del arte suelen considerar a Diego Velázquez y Francisco de Zurbarán como los influyentes fundadores de un estilo de pintura exclusivamente español durante la época barroca.

Pintura francesa en el barroco

La pintura del siglo XVII en Francia fue influenciada por las sensibilidades italianas, así como por los gustos clásicos de la poderosa monarquía. El rey Luis XIV fundó la Academia de Pintura y Escultura, que demostró y transmitió un estilo de arte con influencia claramente clásica. Pintores importantes de Francia durante el siglo XVII incluyen a Simon Vouet, Charles Le Brun, Nicolas Poussin, Claude Lorrain y Georges de la Tour.

Simon Vouet es conocido por introducir la pintura de estilo barroco en Francia, Charles Le Brun fue alumno de Vouet y el pintor más importante de la corte del rey Luis XIV, encargado de la decoración de interiores del Palacio de Versalles.

Nicolas Poussin es conocido por sus pinturas de estilo clásico que favorecen la claridad, la lógica, el orden y las líneas limpias sobre el color. Claude Lorrain es conocido particularmente por su trabajo en pinturas de paisajes. Mientras que Georges de la Tour fue un pintor barroco conocido por pintar principalmente escenas religiosas de claroscuro.

Música Barroca

La música barroca es un estilo de música muy ornamentado que surgió del Renacimiento, aunque a menudo se considera que es parte de la era de la música clásica, es importante señalar que el barroco es anterior al período clásico. El período barroco duró desde 1600 hasta 1750, mientras que el período clásico abarcó 1750-1820.

Este género recibe su nombre de la palabra portuguesa que se utiliza para mencionar una perla rota, que es realmente una forma adecuada de describir este estilo de música: muy instrumental en las notas más altas y más bajas. La música barroca recuperó popularidad a finales del siglo XIX y se ha tocado desde entonces. Con las grandes innovaciones del Renacimiento también llegaron nuevos instrumentos y nuevas formas de construir esos instrumentos.

CARACTERÍSTICAS DEL BARROCO

Los más notables fueron el pianoforte, considerado un precursor del piano moderno, así como los violines verdaderamente superiores construidos por la familia Stradivari. Independientemente del instrumento, ahora se disponía de una mayor variedad de música y los compositores estaban ansiosos por aprovecharlo.

Además, el año 1600 marcó un período de agitación social en Europa, la Iglesia Católica Romana, una vez unificada en gran parte de Europa, fue dividida por la Reforma Protestante, que creó varias denominaciones protestantes en todo el norte de este continente. La Iglesia Católica, que buscaba recuperar su antiguo poder y alcance, pronto alentó a músicos y compositores a escribir obras que pudieran atraer a las masas.

Sin embargo, las características del barroco no están solo asociadas a la religión, ya que fue un período de la historia musical que vio el nacimiento de uno de los géneros más importantes del canon occidental, la ópera. Esta pieza combinaba la música con el drama, cautivando al público europeo.

Durante este período también se crearon otros tipos de composición, como el concierto, la sonata y la cantata. Fue una época de producciones realmente diferentes a todo lo que el mundo había visto. La música barroca tiene muchas características que ayudan a marcar una pieza como perteneciente a esta etapa, pero se pueden resaltar particularmente tres:

  • El enfoque en los tonos superiores e inferiores.
  • El enfoque en las melodías en capas
  • El aumento del tamaño de la orquesta.

Los compositores barrocos se concentraron mucho en los tonos superiores e inferiores o en las partes que debían tocar el bajo y la soprano. Esto a menudo dejaba que los músicos que tocaban entre esos rangos improvisaron su propio trabajo.

CARACTERÍSTICAS DEL BARROCO

Las composiciones barrocas se caracterizan en gran medida por melodías en capas, lo que significa que las mismas notas a menudo se repetían a lo largo de una composición, aunque tocadas por diferentes músicos. Dando como resultado, que la música que se escribió originalmente para enseñar a tocar un instrumento, fue tan popular como las piezas de concierto.

Las diversas partes de una pieza musical determinada requirieron del aumento en el número de músicos, es decir que el tamaño de las orquestas creció sustancialmente durante este período. Los compositores necesitaban varios violines en muchas piezas, por ejemplo.

Además, los tipos de instrumentos disponibles también hicieron inevitable este crecimiento del tamaño de la orquesta. Algunos de los compositores más famosos de la historia surgieron durante el período barroco, personajes que son dignos de mención, por ejemplo:  Bach, Handel y Monteverdi.

Existen alguna piezas muy famosas y significativas de la música barroca que han trascendido en el tiempo y se mantienen en el gusto de mucha gente, que no precisamente son asiduos a las salas de concierto. Entre ellas encontramos:

  • Johann Pachelbel. Canon y giga en Re mayor (1680).
  • Johann Sebastian Bach. Toccata y fuga en Re menor (1704).
  • Antonio Vivaldi. Gloria (1708).
  • Johann Sebastian Bach. Concierto de Brandenburgo No. 4 (1721).
  • Antonio Vivaldi. Primavera (1721).
  • Jean-Philippe Rameau. Tambourin (1724).
  • Johann Sebastian Bach. Aria para la cuerda de Sol (1730).
  • George Frederick Händel. Aleluya (1741).

Literatura barroca

La literatura barroca es un género en prosa del siglo XVII que tiene varias características distintivas y muy acentuadas en comparación con los estilos literarios de siglos anteriores. La época barroca es conocida por el uso de recursos que otorgaran mayor drama y emotividad a todas las formas de arte y la literatura no fue una excepción. Los escritores de este período se esmeraron en el uso de las alegorías con múltiples significados.

Las metáforas a menor escala también son una particularidad frecuente del género barroco y muchas obras de la literatura de esta etapa giran en torno a la búsqueda constante del hombre y al significado de la existencia. Muchas historias que han sido designadas como literatura barroca son conocidas por textos donde personajes y ambiente se describen con minuciosidad y reflejan la vida realista en lugar de mundos de fantasía. Las novelas y cuentos de la época barroca entran, por tanto, en la categoría del realismo.

Las metáforas se hicieron más prominentes y reiterativas en la escritura de la época barroca para inspirar pensamientos imaginativos y especulativos en las mentes de quienes las leían. Siendo esto una de las características del barroco en el aspecto literario.

Varias obras literarias muy conocidas de esta etapa también abordaron diversas ideas religiosas, porque algunos escritores barrocos trabajaron bajo el patrocinio de la iglesia al igual que ocurrió con otros tipos de artistas, como pintores, músicos, escultores, etc. Algunos de los autores más sobresalientes de la literatura con las claras características del barroco incluyen a :

  • Luis de Góngora y Argote: escritor de Angélica y Medoro, Fábula de Píramo y Tisbe,  Fábula de Polifemo y Galatea y la otra Soledades, Las Firmezas de Isabela, La Comedia Venatoria y El doctor Carlino.
  • Lope de Vega: escribió La Arcadia, El peregrino en su Patria, Los Romances, La vega del Parnaso, entre otras.
  • Baltasar Gracián: con obras como El Héroe, El Político, El Discreto, El Comulgatorio y El Criticón.
  • Pedro Calderón de la Barca: destacando con textos como La vida es sueño, El mágico prodigioso, El gran teatro del Mundo La aurora de Copacabana. 

Si este artículo fue de su interés, no dude en consultar otros excelentes enlaces de nuestro blog: 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.