Las llamas son una especie que puede ser vista en mayor cantidad en países de Latinoamérica, en Perú por ejemplo, predominan en Machu Picchu, un sitio turístico muy visitado por personas de todo el mundo. Se conocerá un poco más sobre esta especie que se encontrará allá al ver las características de la llama que se mencionarán aquí.

Llama

Esta especie de nombre científico Lama glama pertenece a la familia Camelidae, del orden Artiodactyla que a su vez forma parte de la clase Mammalia, filo: Chordata del reino Animalia. El animal llama (doméstico) es una subespecie llamada Lama glama glama, mientras que hay otras dos subespecies de los guanacos que son el guanaco peruano (Lama glama cacsilensis) y el guanaco austral (Lama glama guanicoe) los cuales no son animales domesticados.

Incluso hay una tercera especie que es un híbrido entre una llama peruana y un camello arábico, se llama «cama» y tiene algunas similitudes en cuanto a las características de la llama físicamente, pero esta especie no es tan utilizada como animal de carga como las llamas y su lana no parece ser tan útil para la industria textil.

La llama fue domesticada por los indígenas andinos de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú. Actualmente es posible encontrarla en como especie que forma parte de la fauna de la Puna, la cual es una ecorregión que se extiende exactamente por los países mencionados, la Flora de la Puna es muy variada, por lo que es ideal para que las tres especies mencionadas habiten sin problema.

Un dato histórico antes de hablar de las características de la llama es que esta especie además de ser domesticada por los indígenas, fue sacrificada por el valor simbólico que tenía para estas etnias. Esto fue descubierto en algunos estudios que descubrieron huesos de esta especie en lo que serían mesas de sacrificio en Machu Picchu – Perú.

Características

Algunas características de la llama serán explicadas en la siguiente lista:

  • La forma de su cara es estrecha, de su boca sobresalen dos dientes (los incisivos de la parte inferior de la dentadura) de los 32 que tienen, con sus dos orejas sobre la cabeza, las cuales son un poco largas, redondas y un poco inclinadas hacia el centro.
  • Su cráneo es un poco similar al que tienen los camellos, sin embargo, las llamas tienen una cavidad cerebral más grande y las crestas son más pequeñas, mientras tanto los huesos nasales son más pequeños y anchos que los de los camellos. Esta es una de las características de la llama que ha permitido a los biólogos emparentar estas dos especies.
  • De las características de la llama su cuello delgado y largo es lo que más la identifica, puede parecer un poco grueso, pero es su lana la que le da mucho más volumen.
  • Esta especie tiene cuatro patas con dos pezuñas descubiertas en cada una, en la planta de sus patas tienen una almohadilla gruesa que les permite resistir largas caminatas con beso sobre ellas.
  • Su pelaje es bastante grueso, mucho más que el de las ovejas y puede ser blanco o tener tonos grisáceos, marrones o café claro, muchas de ellas tienen manchas blancas y amarillas, los cuales serían los colores más comunes, pero en realidad hay una gran variedad de colores en su pelaje.
  • Las llamas pueden medir 1,8 metros aproximadamente y pesar entre 130 y 200 kilos.
  • En cuanto a la esperanza de vida de las llamas, ellas en promedio viven 15 o 20 años si son cuidadas correctamente, pueden resistir una vida de carga relativamente larga porque poseen la fuerza para hacerlo, incluso pueden pasar días sin tomar agua y caminando largas distancias. En todo ese tiempo pueden ser utilizadas para llevar cargas de 25 a 59 kilos, su tiempo de vida dependerá completamente de sus cuidadores.

características de la llama

Comportamiento

Ellas fueron domesticadas hace mucho tiempo por los pueblos indígenas de las regiones andinas, algo que al parecer fue un poco sencillo tomando en cuenta que las llamas tienen facilidad para aprender rápido ciertas tareas. No presentan el mismo comportamiento agresivo que tienen las otras dos especies de guanacos mencionadas, aunque estas últimas realmente no suelen atacar directamente a las personas como depredadores. Son animales bastante sociales que se mantienen en manadas.

Esa domesticación tan temprana impidió que se observara su estructura social en estado salvaje, pero se estima que se mantenían en grupos de al menos 20 ejemplares. Actualmente estos animales son bastante dóciles e incluso tímidos cuando se acercan personas a ellos, sin embargo, este comportamiento no impide que sean agresivas cuando sienten que corren algún peligro al lado de una persona o de otro animal, tampoco cuando se trata de defender a sus crías o su territorio.

Una de las características de la llama más conocidas es su aparente mal humor cuando las personas colocan sobre ellas demasiado peso, en esa situación ellas comienzan a patear, a morder o a escupir hasta que se les retira el exceso de carga, puede verse como un comportamiento agresivo leve ya que cuando están luchando por su territorio o cuando sienten una amenaza es que demuestran mucha más agresividad.

Las llamas tienen una comunicación que se basa en los sonidos, con los que suelen expresar muchas emociones como la tristeza, la diversión o satisfacción cuando están en el acto sexual, igualmente emiten varios sonidos como advertencia cuando se sienten en peligro. Esto puede observarse cuando están cerca de sus depredadores naturales, los pumas, los ocelotes, los coyotes y por supuesto, los humanos.

Alimentación

Sobre la dieta de estos animales es necesario comenzar diciendo que son herbívoros, por lo que su alimentación se basa en ingerir hierbas, líquenes, brotes de plantas, arbustos, hojas, etc. Todo esto es fácil de encontrar en las montañas en las que pasan toda su vida.

Al tener cierto parentesco con los camellos esta especie necesita beber agua con frecuencia, por lo que se mantienen cerca de cuerpos de agua de los que puedan beber. Ellas suelen beber más de tres litros de agua, el resto lo adquieren de la humedad de las plantas que encuentran en la Flora de sus hábitats.

Las llamas más jóvenes suelen tener una dieta un poco variada, con la que van probando varias especies del reino plantae, sin embargo, a medida que van creciendo parecen preferir los pastos que son blandos y duros por igual, un ejemplo sería el Ichu, es que una paja bastante dura que puede ser encontrada en todo el antiplano de los andes. Otro ejemplo puede ser el paco, que es ubicado por las llamas en los aguajales.

La forma en la que ingieren la comida es propia de las especies rumiantes, las cuales regurgitan la comida, para que pueda ser triturada correctamente y luego digerirla debidamente. Es por esto que no tienen problema con comer pastos duros todo el día y es que toda su jornada se enfoca en pastar durante todo el día para poder alimentarse correctamente y alcanzar el peso adecuado gracias a los nutrientes ingeridos.

Reproducción 

Primeramente, se debe mencionar una de las características de la llama que se relaciona con su madurez sexual y es que las hembras de esta especie la alcanzan cuando ya tienen un año, mientras que los machos tardan un poco más y comienzan a aparearse cuando tienen tres años.

reproducción y características de la llama

La época en la que ellas prefieren aparearse es cuando el verano está terminando y el otoño inicia, lo que puede ser entre noviembre y mayo. El proceso de cortejo no es realmente largo como el de otras especies y ya cuando se están apareando lo hacen acostados tardando un poco menos de 45 minutos.

En cuanto al periodo de gestación de las llamas este puede durar un año o solo 11 meses, luego de eso la madre solo puede parir una cría cada vez que se aparee (el nacimiento dura media hora) y suele mantenerla con ella por muchos años, aunque su periodo de lactancia en sí dura aproximadamente cuatro meses. Una de las características de la llama es pueden empezar a caminar pasada una hora de su nacimiento, aunque peses solo 10 kilos, que es el peso promedio que tienen las crías de llamas.

Cuando van a nacer las crías las llamas suelen agruparse para protegerlas de los depredadores y de los machos que puedan atacarlas, generalmente esto ocurre entre las horas de la mañana y el mediodía que sería las horas más cálidas ideales para los nacimientos, ya en la noche ellas les dan todo el calor posible a las crías para evitar que mueran de hipotermia, tomando en cuenta que suelen estar en lugares con mucha altitud.

Las llamas bebés se alimentan principalmente de la leche de sus madres, que tienen la suficiente cantidad de grasas y sal (cantidades que deben ser bajas), así como altas cantidades de calcio y fósforo que permite que su desarrollo sea saludable. Esta composición de la leche de llama se diferencia notablemente de la de otras especies como las cabras o las vacas, sin embargo, las llamas solo producen aproximadamente 60 mililitros de leche, mientras que las vacas producen un poco más.

Hábitat

Las llamas suelen habitar en regiones con gran altitud, por ejemplo, a 4000 metros sobre el nivel del mar, que es uno de los valores en altitud que tienen las montañas andinas de Sudamérica, donde el clima puede ser templado, seco o árido. Estas regiones se encuentran en los países mencionados anteriormente: Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador y Perú, estos son los lugares principales a los que suelen ir los turistas que desean conocer esta especie.

Pero además de esas naciones las llamas pueden ser encontradas en parques nacionales de Colombia, Venezuela, Canadá, Estados Unidos, Australia y en varias regiones de Europa, sin embargo, gran parte de la población total de llamas habita en América del Sur. Su hábitat se relaciona con la composición de su organismo, que se caracteriza por una elevada cantidad de hemoglobina y la forma ovalada de los glóbulos rojos, estas características de la llama le permiten aprovechar mejor el oxígeno.

Amenazas y relación con los seres humanos

A diferencia de otras especies que se encuentran en la lista de Animales en peligro de extinción en el mundolas llamas no corren un gran peligro y no son incluidas en las listas de animales amenazados o protegidos. Esto es algo positivo, aunque no es una gran cantidad de ejemplares las que existen hoy en día. Se estima que en el mundo existen tres millones y un poco más de estos animales, casi todas ellas en América del Sur.

Este es un animal que puede ser considerado como doméstico, porque muchas personas las mantienen en sus territorios y las cuidan. Así como se hay otras especies que conviven con los humanos y por eso no corren un verdadero peligro, lo cierto es que esta convivencia generalmente tiene un beneficio para las personas y por eso cuidan a estas especies, un ejemplo de ellos son los caballos y los burros. Algo irónico tomando en cuenta que muchos ecosistemas brindan más beneficios y son destruidos igual.

Un ejemplo de la convivencia de las llamas con los humanos es la relación que se observa en algunos países de Latinoamérica como Argentina, Chile, Bolivia, Ecuador y Perú especialmente. En Bolivia y en Perú la llama formó parte de los escudos nacionales siendo un símbolo patrio, en el de Bolivia aún aparece, en el de Perú dejó de hacerlo en 1825.

amenazas y características de la llama

En este último país las llamas además de ser animales de carga, son parte de los paisajes que son visitados por los turistas, por lo que son en cierta parte, atractivos turísticos. También son utilizadas como alimento, su lana sirve para la industria textil en la fabricación de abrigos y otras prendas, dando cada par de años al menos 3 kilos de fibra, sus intestinos funcionan como cuero con el que se fabrican cuerdas de instrumentos musicales y forros de tambores, su estiércol seco funciona como combustible.

Décadas atrás las llamas comenzaron a ser apreciadas por los seres humanos por su utilidad como animales de carga, por su carne y por su lana, de hecho, han reemplazado otras especies que también han sido utilizadas como animales de carga, tales como los caballos, los burros y los bueyes, así como reemplazaron otras especies a las que también se les cortaba su lana y su carne, como las ovejas y las cabras.

Pero este reemplazo solo se vio en las regiones andinas donde predominaba esta especie, si bien fue distribuida a otros lados hay regiones que aun prefieren los caballos para utilizarlos como animales de carga, maltratarlos para marcarlos como ganado o matarlos para comer su carne. A pesar de esta «apreciación», la población de las llamas se redujo luego de la conquista, al igual que las poblaciones indígenas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here