Las características de la cultura y su significado

A través de la cultura el humano logra su expresión, reconoce su singularidad, se identifica como un proyecto en desarrollo, cuestiona sus obras, busca nuevos significados y hace creaciones que lo superaran, una de las principales Características de la cultura es que define al ser humano.

CARACTERÍSTICAS DE LA CULTURA

Características de la cultura

Cultura en su sentido más amplio es todo lo que el hombre mismo produce creativamente, en contraste con lo que no creó y no cambió sino lo hizo la naturaleza. Según la definición más amplia, los logros culturales son todas transformaciones formativas de un material determinado, por ejemplo en tecnología, agricultura, preparación de alimentos o bellas artes, pero también estructuras espirituales como la música, los idiomas, la moralidad, la religión, el derecho, la economía y la ciencia.

El concepto de cultura puede referirse a un grupo social de personas a las que se les asigna una determinada cultura, o a lo que todas las personas deberían tener. Las similitudes de un grupo de personas o de toda la humanidad sirven para distinguir a este grupo de otros o de los humanos a los animales. En sociología, como en etología, la cultura se define más estrechamente como «lo que es común a un grupo de individuos» y como «lo que lo une», es decir, lo que se aprende, se transmite, es inventado y producido.

Básicamente, la cultura se entiende como la actividad humana en sus diversas manifestaciones, incluidas todas las formas y métodos de autoexpresión y autoconocimiento humanos, la acumulación de habilidades por parte de una persona y la sociedad en su conjunto. La cultura es también una manifestación de la subjetividad y objetividad humanas (carácter, competencias, habilidades y conocimientos).

La cultura es un conjunto de formas estables de actividad humana, sin las cuales no puede reproducirse y, por tanto, existir. Es un conjunto de reglas que prescriben un determinado comportamiento a una persona con sus experiencias y pensamientos inherentes, ejerciendo así una influencia administrativa sobre ella. Se piensa que la fuente del origen de la cultura es la actividad, el conocimiento y la creatividad humanos.

Etimología

La etimología de la palabra «cultura» (vivir, cultivar o honrar), sugiere que la cultura se refiere, en general, a la actividad humana. Esta palabra adquiere significados notablemente diferentes e incluso contradictorios según sus usos.

CARACTERÍSTICAS DE LA CULTURA

El término latino cultura define la acción de sembrar la tierra en el primer sentido y luego el de cultivar la mente, el alma en sentido figurado. Cicerón fue el primero en aplicar la palabra cultura a los humanos:

“Un campo, por fértil que sea, no puede ser productivo sin cultivo, y lo mismo ocurre con los humanos sin educación» (Tusculanes , II, 13).

En la historia, el uso de la palabra se ha extendido gradualmente a los seres humanos. El término culto, de etimología similar (del latín cultus), se utiliza para denominar el homenaje que se le rinde a una divinidad, pero también se refiere a la acción de cultivar, cuidar y practicar un arte.

Definiciones de cultura

La variedad de definiciones filosóficas y científicas de cultura existentes en el mundo no permite referirse a este concepto como la designación más obvia de un objeto y sujeto de la cultura y requiere una concretización más clara y estrecha de la misma. Las diferentes definiciones de la palabra «cultura» reflejan diversas teorías para comprender o evaluar la actividad humana.

La definición que pueden hacer los gobiernos al fijar su misión en el Ministerio de Cultura es diferente a la que le se le da en las humanidades o la que corresponde a las características de la  cultura general de cada uno.CARACTERÍSTICAS DE LA CULTURA

De manera más general, en etología, la cultura animal designa cualquier comportamiento, hábito, conocimiento, sistema de significado (en antropología) aprendido por un individuo biológico, transferido socialmente y no por herencia genética de la especie a la que pertenece este individuo.

La cultura se define en este sentido como un cuerpo de conocimiento transmitido por sistemas de creencias, por razonamiento o experimentación, que lo desarrollan dentro de la conducta humana en relación con la naturaleza y el mundo circundante. Incluye así todo lo que se considera como » obtención de la especie», independientemente de su herencia instintiva, considerada natural e innata. Esta palabra recibe entonces diferentes definiciones según el contexto al que se hace referencia.

Se plantean varias preguntas cuando el término “cultura” se usa no sólo descriptivamente sino también normativamente (prescriptivamente). En este sentido, “cultura” significa no solo lo que realmente se encuentra, sino también lo que debería ser, por ejemplo, la no violencia.

El uso normativo del término cultura no es infrecuente en el lenguaje cotidiano, ya que se oye, por ejemplo, que sólo se habla de una «cultura de la violencia» de manera peyorativa; una cultura así sería una «incultura». Muy a menudo los estándares morales están conectados con las características de la cultura.

Sin embargo, surge la dificultad de determinar qué se puede entender por “violencia” y cuándo se puede evitar. Las diferentes culturas no solo tienen diferentes ideas sobre cuándo un acto es violento, sino también sobre lo que resulta perjudicado por la violencia en primer lugar

CARACTERÍSTICAS DE LA CULTURA

Cultura y civilización

La definición moderna de «cultura» como civilización se formó principalmente en el siglo XVIII y principios del XIX en Europa Occidental. En el futuro, este concepto, por un lado, comenzó a incluir distinciones entre diferentes grupos de personas en la propia Europa y por otro lado, las diferencias entre las metrópolis y sus colonias en todo el mundo. De ahí el hecho de que en este caso el concepto de «cultura» sea el equivalente de «civilización», es decir, la antípoda del concepto de «naturaleza».

Usando esta definición, uno puede clasificar fácilmente a individuos e incluso países enteros por su nivel de civilización. Algunos autores incluso definen la cultura simplemente como «todo lo mejor del mundo que ha sido creado y dicho» (Mathew Arnold), y todo lo que no entra en esta definición es caos y anarquía. Desde este punto de vista, la cultura está íntimamente relacionada con el desarrollo social y el progreso de la sociedad. Matthew Arnold utiliza consistentemente su definición:

«… la cultura es el resultado de la mejora constante que surge de los procesos de adquirir conocimiento sobre todo lo que nos concierne, es todo lo mejor que se dijo y se pensó».

Para Immanuel Kant, “civilización” significa que las personas se educan para estar unos con otros, adoptan modales y saben organizar su vida cotidiana de manera cómoda y práctica y que quizás a través de la ciencia y la tecnología producen vehículos, hospitales y refrigeradores. Sin embargo, todo esto no les alcanza para “tener cultura”, aunque sí puede servir a la cultura. Porque para Kant, la “idea de moralidad” se aplica como condición para la cultura. Esto significa que las personas dirigen conscientemente sus acciones hacia fines que son buenos en sí mismos.

Sin embargo, dentro del marco de tal cosmovisión, hay una corriente donde las personas menos «cultas» son consideradas, en muchos sentidos, como más «naturales» y la cultura «alta» se atribuye a la supresión de la «naturaleza humana».

CARACTERÍSTICAS DE LA CULTURA

Este punto de vista se ha encontrado en las obras de muchos autores desde el siglo XVIII. Enfatizan, por ejemplo, que la música folclórica, creada por la gente común, expresa de manera más honesta una forma de vida natural, mientras que la música clásica parece superficial. Según esta opinión, las personas ajenas a la «civilización occidental» son «nobles salvajes» que no han sido corrompidos por el Occidente.

La mayoría de los especialistas rechazan hoy los dos puntos de vista. No aceptan ni el concepto de cultura «única correcta», ni la completa oposición a su naturaleza. En este caso, se entiende que la «no élite» puede tener la misma altura cultural que la «élite», y las personas ajenas a occidente pueden ser igualmente cultas, su cultura solo es expresada de otras formas. Las características de la cultura de su civilización son diferentes.

Sin embargo, este concepto distingue entre cultura «alta» como la cultura de las élites y cultura «de masas», que implica bienes y obras dirigidas a las necesidades de la gente común. Además, en algunas obras, ambos tipos de cultura, «alta» y «baja», se refieren simplemente a diferentes subculturas.

Características generales de la vida cultural

La comparación de los siguientes elementos culturales ha dado lugar a varios intentos de definir áreas geográficas en las que se puedan establecer características de la cultura similares y delimitables. Las áreas culturales resultantes son controvertidas por varias razones, pero proporcionan una forma de estructurar la variedad de culturas del mundo para obtener una visión general aproximada.

Tradición

La formación de la identidad de un grupo está fuertemente ligada a la tradición que vive en él. Por tanto, el grupo social también da forma a la cultura. Muchas líneas de tradición en las religiones también determinan la identidad de sus miembros a través de ceremonias y rituales conjuntos. Por tanto, «la tradición puede definirse como una construcción cultural permanente de la identidad» (Aleida Assmann: Tiempo y tradición)

Valores           

Los sistemas de valores incluyen ideas y materiales que parecen importantes en la vida. Guían las creencias que forman parte de la cultura. Es posible reconocer sistemas de valores preferentemente asociados a civilizaciones. Entonces, en lo que todavía se llama Occidente, parece que la conversación cultural se preocupa mucho por la cuestión de la regla, la medida, la ley física o social, mientras que en el Lejano Oriente el asunto más importante se refiere a la identidad en el mundo.

Los valores de las sociedades aldeanas se relacionan más con el equilibrio entre el hombre y la naturaleza, garantizado por la intercesión de los curanderos. Los valores de las sociedades nómadas están más bien ligados a resolver los problemas de los inevitables antagonismos entre grupos por el territorio común. Por tanto los valores son una de las características de la cultura.

Normas

Las normas consisten en expectativas de cómo deben comportarse las personas en diversas situaciones. Cada cultura tiene métodos, llamados sanciones, para imponer sus normas. Las sanciones varían según la importancia del estándar. Las normas que una sociedad impone formalmente tienen rango de leyes y son características de la cultura de esa sociedad.

Cambio

El cambio en la cultura ha llegado a significar cualquier innovación que sea nueva y que se considere útil para un grupo de personas y se exprese en su comportamiento, pero que no existe como objeto físico. La humanidad se encuentra en un período de cambio cultural acelerado a nivel global, impulsado por la expansión del comercio internacional, los medios de comunicación y, sobre todo, la explosión demográfica humana, entre otros factores.

Las culturas son afectadas a lo interno tanto por factores que fomentan el cambio como por factores que hacen oposición al cambio. Estos factores están relacionados tanto con las estructuras sociales como con los eventos naturales y están involucradas en la perpetuación de las ideas y prácticas culturales dentro de las estructuras actuales, que a su vez están sujetas a cambios.

Los conflictos sociales y las nuevas tecnologías que se desarrollen pueden producir cambios dentro de una sociedad al alterar la dinámica social y promover nuevos modelos culturales y estimular o posibilitar la acción generativa. Estos nuevos parámetros sociales pueden acompañar a los cambios ideológicos y otros tipos de cambios culturales. Por ejemplo, el movimiento feminista estadounidense involucró nuevas prácticas que produjeron un cambio en las relaciones de género, alterando las estructuras económicas y de género.

Las condiciones ambientales también pueden entrar como factores. Por ejemplo, después de que los bosques tropicales regresaron al final de la última edad de hielo, se dispuso de plantas aptas para la domesticación, lo que llevó a la invención de la agricultura, que a su vez trajo consigo muchas innovaciones culturales y cambios en la dinámica social.

Las características de la cultura se ven alteradas externamente mediante el contacto entre sociedades, lo que también puede producir o inhibir cambios sociales y cambios en las prácticas culturales. Las ideas culturales pueden transferirse de una sociedad a otra, mediante la difusión o la aculturación.

En la difusión, la forma de algo, sin implicar necesariamente su significado, se mueve de una cultura a otra. Por ejemplo, las cadenas de comida rápida occidentales y las marcas culinarias despertaron la curiosidad y la fascinación de los chinos cuando este país abrió su economía al comercio internacional a finales del siglo XX.

La aculturación tiene diferentes significados. Aún así, en este contexto, se refiere al reemplazo de rasgos de una cultura por otra, como lo que sucedió con ciertas tribus nativas americanas y muchos pueblos indígenas en todo el mundo durante el proceso de colonización. Los procesos relacionados a nivel individual incluyen la adopción de una cultura diferente por parte de un individuo y la transculturación. El migración transnacional de cultura ha tenido un papel importante en la unión de diferentes culturas y en el intercambio de pensamientos, ideas y creencias.

Cultura y arte

Una de las características de la cultura es inseparable del patrimonio artístico, en el sentido de que es un apego a los valores tradicionales. Este aspecto de la cultura está mucho más marcado en Europa y Asia que en América y especialmente en Estados Unidos, por obvias razones históricas.

Cuando hablamos de patrimonio, pensamos más a menudo en patrimonio construido y arquitectura, pero también es escultura, pintura, música, literatura, folclore y lenguaje. Durante varios años, la UNESCO ha desarrollado un programa en la dirección del patrimonio inmaterial para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial con tres acciones clave: la lista del patrimonio inmaterial que necesita una salvaguardia urgente; la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad; el Registro de Buenas Prácticas de Salvaguardia.

Cultura y lenguaje

El lenguaje es, probablemente, en las sociedades humanas, lo que permite la mejor manera para transmitir una cultura, tanto oral como escrita. Un sistema de orden esencial a través del cual tienen lugar los procesos de afrontamiento y comunicación es el lenguaje. El lenguaje es un medio simbólico que ninguna persona inventa por sí mismo, sino que le es transmitido. Por lo tanto, el hombre siempre puede haber tenido solo el lenguaje como un comportamiento transmitido.

Como sistema de signos, el lenguaje crea un espacio público del que la gente se basa cuando habla y en el que siempre responde. Si se quiere entender su significado cultural, el lenguaje no solo debe verse como un medio de comunicación, sino que también estructura fundamentalmente la comprensión humana del mundo.

Diversidad cultural

La diversidad cultural es la presencia de muchas culturas diferentes, en contraposición a la uniformidad cultural o la desaparición de las diferencias culturales, que, en general, es similar al declive de la cultura. La diversidad cultural también puede significar respeto por las características de otras culturas. A veces, el término «diversidad cultural» se utiliza para denotar la existencia de sociedades o culturas humanas en regiones específicas o en el mundo en general. El término «globalización» a menudo se refiere al impacto negativo en la diversidad de las culturas del mundo.

Además de las diferencias más evidentes que existen entre las características de la cultura de los pueblos, como el idioma, la vestimenta y las tradiciones, también existen diferencias muy importantes en la forma en que las sociedades se organizan en su concepción compartida de la moralidad y en la forma en que interactúan en su entorno.

Por analogía con la biodiversidad, que se considera esencial para la supervivencia a largo plazo de la vida en la Tierra, es posible argumentar que la diversidad cultural puede ser vital para la supervivencia a largo plazo de la humanidad y que la preservación de las culturas indígenas puede ser tan importante para la humanidad como la conservación de especies y ecosistemas para la vida en general.

Este argumento es rechazado por muchas personas por varias razones: Primero, como la mayoría de los problemas evolutivos de la naturaleza humana, la importancia de la diversidad cultural para la supervivencia puede ser una teoría imposible de probar, que no se puede probar ni refutar.

Otro argumento presentado sostiene que no es ético conservar deliberadamente las sociedades en un menor desarrollo, ya que esto negará a las personas dentro de esas sociedades los beneficios de los avances tecnológicos y médicos que disfrutan los del mundo «desarrollado».

Como punto final, existen muchas personas, en especial aquellas con fuertes creencias religiosas, que afirman que es en interés de los individuos y de la humanidad en su conjunto, que todos respeten el único modelo de sociedad que consideran correcto.

Por ejemplo, organizaciones misioneras fundamentalistas evangelistas como la «Misión Nuevas Tribus de Brasil» trabajan activamente para reducir la diversidad cultural, buscando sociedades tribales remotas, convirtiéndolas a su propia fe e induciéndolas a remodelar su sociedad según sus principios.

Heterogeneidad de la cultura de cada sociedad

En cualquier sociedad, se puede distinguir la alta cultura (élite) y la cultura popular (folclore). Además, existe una cultura de masas, semántica y artística simplificada y accesible para todos. Es capaz de desplazar tanto la alta cultura como la popular. También hay muchas subculturas de varios grupos sociales en la sociedad.

Alta cultura

Históricamente, la alta cultura siempre ha sido la cultura de la clase social líder, es decir, la nobleza. Desde la pérdida del poder de la nobleza después de la Revolución Francesa, se ha intentado definir la alta cultura en términos de contenido y combinarla con los mayores logros de aquellos que son culturalmente activos e interesados. Así que la alta cultura se convirtió en la favorita de la clase media educada.

Hoy en día, el término se refiere principalmente a la música, artes visuales, literatura y artes escénicas (danza, teatro). Estas formas culturales deben cumplir con ciertos estándares estéticos y corresponder a los ideales educativos aplicables. Las universidades desde el siglo XIX jugaron un papel decisivo, especialmente las humanidades emergentes.

La alta cultura no necesariamente tiene que incluir todas las áreas culturalmente altamente desarrolladas. En Europa, por ejemplo, la caligrafía (a diferencia de Asia), el deporte, las artes circenses o la artesanías tradicionalmente no están incluidas.

Cultura popular o folclore

La cultura popular o folclore son todas producciones colectivas de un pueblo. Abarca tradiciones de larga data de la gente (cultura material, cultos, ritos, costumbres, música, arte, literatura) y se basa en la tradición entre generaciones que se expresa en forma oral, pero también puede haber estado disponible en forma escrita o figurativa durante algún tiempo.

Las características de la cultura popular o folclore son: Tradicionalidad, transmisión generacional, entendida como una continuidad, donde se insertan nuevos hechos sin romper con el pasado, construyendo sobre ese pasado; Dinamismo, la característica cambiante, incluso si se basa en la tradición; Funcionalidad, el contexto dinámico (razón) que originó el hecho, no constituyendo un dato aislado.

La aceptación colectiva debe ser una práctica generalizada, que implica una identificación colectiva con el hecho, incluso si proviene de las élites. Este criterio no toma incluye el anonimato que muchas veces caracteriza al hecho folclórico y que ha sido considerado un indicador de autenticidad, porque aunque haya un autor, mientras el hecho sea absorbido por la cultura popular, debe considerarse folclórico.

A estos se puede agregar el criterio de la espontaneidad, ya que el hecho folclórico no surge de decretos gubernamentales ni dentro de los laboratorios científicos; es más bien una creación que surgió orgánicamente dentro del contexto más amplio de la cultura de una determinada comunidad.

Cultura de masas

Las características de la cultura de masas o cultura pop, es la cultura de la mayoría, la cultura de la vida cotidiana, el entretenimiento y la información que prevalecen en la sociedad moderna. Incluye fenómenos como los medios de comunicación (incluida la televisión, la radio e Internet), los deportes, el cine, la música, la literatura popular, las artes visuales, etc.

En el sentido moderno, por ejemplo en sociología y estudios culturales, la cultura de masas describe fenómenos de la sociedad en su conjunto, que abarcan casi todas las ramas culturales. La cultura de masas se diferencia de la llamada alta cultura por su carácter popular.

A continuación le dejamos algunos enlaces de su interés:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.