Con una percepción bastante decorativa y una concepción realmente importante, el estilo gótico se ha convertido en uno de los movimientos arquitectónicos más distintivos del mundo, que aún en el presente sigue cautivando. Por  ello, que exploraremos con esta publicación todas y cada una de las Características de la Arquitectura Gótica.

CARACTERÍSTICAS DE LA ARQUITECTURA GÓTICA

Las características de la arquitectura gótica

El estilo gótico abarca muchas formas de arte entre ellas la escultura y el mobiliario, pero ninguna disciplina fue más magistral desde el punto de vista visual que la arquitectura gótica. El movimiento arquitectónico gótico se originó en la Edad Media, hacia mediados del siglo XII, en Francia, y aunque el entusiasmo empezó a decaer en el centro de Italia hacia el siglo XVI, otras partes del norte de Europa siguieron adoptando el estilo, permitiendo que algunos aspectos florecieron hasta nuestros días.

La arquitectura gótica, se desarrolló a partir de un modelo arquitectónico románico definido por arcos de medio punto, presenta una gran elevación, luz y volumen. Exhibe como componentes representativos:

  • La bóveda de crucería
  • Las arbotantes
  • El arco apuntado

En sí, estas son características de la arquitectura gótica más perceptibles en varios de los edificios más espléndidos de Europa, como la catedral de Notre Dame en París (Francia). Generalmente, las obras más ejecutadas con estas características de la arquitectura gótica eran las catedrales (así como también las iglesias).

Este tipo de construcciones se consideraban una síntesis perfecta de arquitectura y estructura, tanto que a menudo es muy difícil separar ambas. Esto puede deberse al hecho de que los diseñadores eran maestros artesanos, y a su vez expertos tanto en ingeniería como en albañilería.

La construcción maciza y la «cuadratura» del románico dieron paso a la ligereza y verticalidad del gótico, con su énfasis en la línea recta. Mientras que la catedral románica daba la sensación de ser una fortaleza, rodeada de gruesos y macizos muros, los constructores góticos (a menudo peripatéticos y desconocidos) trataron de lograr una etérea disolución del muro hasta hacerlo casi diáfano. El muro por lo tanto, se convierte en una fina cáscara de piedra y cristal.

CARACTERÍSTICAS DE LA ARQUITECTURA GÓTICA

Los grandes ventanales llenos de vidrieras proporcionaron una nueva forma de filtrar la luz y afectar a la experiencia religiosa. De hecho, el gótico tiene que ver tanto con la destreza estructural de la mampostería como con una nueva interpretación de la luz que se utilizó para determinar el carácter de la nueva construcción. La masa del edificio parece disolverse, ayudada en parte por las grandes zonas de ventanas, la planta longitudinal y las líneas verticales que conducen la mirada hacia su techo.

Cronología de la arquitectura gótica

De modo que podamos conocer el origen y del desarrolló de la arquitectura gótica es fundamental conocer la evolución de este tipo de manifestación artística a través del tiempo, a continuación:

Antecedentes

Desde mucho antes que de que se fuera originado y establecido el estilo gótico, muchos de sus elementos figuraban en edificaciones de civilizaciones antiguas. Los egipcios, asirios, indios y persas de la dinastía sasánida ya venían empleando en sus obras arquitectónicas el arco apuntado, que para esos tiempos no era tan frecuente su uso.

De igual manera las civilizaciones islámicas implementaron integralmente en sus construcciones el uso de este elemento arquitectónico, como puede ser visualizada en las siguientes edificaciones antiguas:

  • La Cúpula de la Roca en Jerusalén que fue edificada entre los años 687 y 691.
  • La hermosas y perfectas mezquitas: Samarra localizada en Irak y Amr en Egipto, cuyas obras de construcción se ejecutaron a mitad del siglo IX.

En tiempo anteriores también apareció la bóveda de crucería, esta era comúnmente usada por civilizaciones árabes que se establecieron en territorios españoles como Córdoba, las edificaciones de este lugar realizada por árabes en el siglo IX y mozárabes en el siglo X, así como también los arcos diagonales encajados en las mismas reflejaban claramente el uso de este elemento que pertenece a las características de la arquitectura gótica.

CARACTERÍSTICAS DE LA ARQUITECTURA GÓTICA

Los abordantes en cambio se pueden hallar como aspectos básicos y elementales en las bóvedas de cuarto de cañón, con la finalidad de funcionar como contrapeso. La civilización antigua asiria, fue capaz de utilizar y desarrollar los elementos básicos y representativos que caracteriza a la arquitectura ojival.

Por lo que es probable que a través de que estas técnicas o elementos arquitectónicos hayan sido llevado a España y el resto de Europa por los cruzados, mediante los viajes realizados  a Jerusalén y territorios del norte de África.

El conjunto y la vinculación de todos estos elementos trajo consigo la concepción de un nuevo tipo de construcciones con dimensiones diferentes, mucho más agraciado en comparación a las construcciones románicas y con mayor iluminación, donde puede darse la noción de que sus muros pueden casi esfumarse entre la estructura y claridad.

Origen – Gótico Temprano (1120-1200)

La fusión de todos los elementos de construcción con características de la arquitectura gótica un estilo bastante coherente tuvo lugar por primera vez en Ile-de-France (la región cercana a París), cuyos residentes poseedores de un gran poder adquisitivo tenían capacidad monetaria extensa para construir las grandes catedrales que personifican la arquitectura actual.

La estructura gótica más antigua conservada es la Abadía de Saint-Denis en París, que se comenzó alrededor de 1140, luego de esta edificación casi de inmediato comenzaron a aparecer catedrales con bóvedas y ventanas similares, comenzando con Notre-Dame de Paris (c. 1163-1345) y la catedral de Laon (c. 1112-1215).

Así que rápidamente se desarrolló una serie de cuatro niveles horizontales diferentes: el nivel del piso, luego el nivel de la galería de la tribuna, luego el nivel de la galería del clérigo, por encima del cual había un nivel superior con ventanas denominado triforio.

El patrón de columnas y arcos, que sostenían y enmarcaron estas diversas elevaciones se sumaba a la geometría y armonía del interior. También se desarrolló una tracería para ventanas (divisores de ventana decorativos), así como una gran selección de vidrieras.

El lado  este de la catedral gótica primitiva consistía en un saliente semicircular denominado ábside, que contenía el altar mayor bordeado por el deambulatorio. El lado oeste, donde se ubica la entrada principal del edificio era mucho

más magnífico visualmente.

Por lo general, tenía una amplia fachada coronada por dos enormes torres, cuyas líneas verticales se equilibraban con líneas horizontales de portales monumentales (en la planta baja), sobre las cuales se encontraban líneas horizontales de ventanas, galerías, esculturas y otros trabajos en piedra.

Normalmente, los largos muros externos de la catedral eran apoyados por líneas de columnas verticales que encontraba vinculadas a la zona superior del muro en una estructura de un semi-arco definido como soporte volador. Este modelo temprano de arquitectura gótica se extendió por Europa en:

  • Alemania
  • Inglaterra
  • Países Bajos
  • Italia
  • España
  • Portugal.

Plenitud y mitad Gótico Radiante – Alto gótico (1200-80) «Rayonnant»

En el continente, la siguiente fase del proyecto de construcción gótica se conoce como arquitectura gótica Rayonnant, cuyo equivalente se conoce como «gótico decorado». La arquitectura gótica de rayonnant se caracterizó por nuevos arreglos de decoración geométrica que se hicieron cada vez más elaborados con el tiempo, pero sin apenas mejoras estructurales.

CARACTERÍSTICAS DE LA ARQUITECTURA GÓTICA

De hecho, durante la fase de Rayonnant, los arquitectos y albañiles de catedrales desviaron su atención de la tarea de optimizar la distribución del peso y construir muros más altos, centrándose en mejorar el «aspecto» del edificio.

Este enfoque llevó a la adición de muchos detalles decorativos diferentes, incluidos los techos (estructuras verticales, generalmente con torres, como pilares rematados, soportes de soporte u otros elementos externos), molduras y, en particular, baldosas de ventanas (como montantes).

El rasgo más característico del gótico Rayonnant es el monumental rosetón circular que ornamentan los frentes occidentales de numerosas iglesias, como la Catedral de Estrasburgo (1015-1439).

Más particularidades especiales de la arquitectura Rayonnant contienen el adelgazamiento de los apoyos verticales internos y la unión de la galería del triforio con el triforio, hasta que las paredes se componen en su mayoría de vidrieras con barras verticales de encaje que dividen las ventanas en secciones. Los ejemplos más destacados del estilo Rayonnant incluyen las catedrales francesas de:

  • Reims
  • Amiens
  • Bourges
  • Beauvais

Mitad Gótico Radiante – Gótico tardío (1280-1500) «Flamboyant»

Un tercer estilo de diseño arquitectónico gótico surgió alrededor de 1280. Conocido como arquitectura gótica flamígera, fue incluso más decorativo que el radiante y continuó hasta alrededor de 1500. Su equivalente en la arquitectura gótica inglesa es el «estilo perpendicular». El sello distintivo de la arquitectura gótica flamígera es el uso generalizado de una curva en forma de S en forma de llama (francés: flambeado) en la tracería de piedra de las ventanas.

Además, las paredes se transformaron en una superficie de vidrio continua sostenida por remaches esqueléticos y tracería. La lógica geométrica a menudo se ha oscurecido cubriendo el exterior con tracería, cubriendo ladrillos y ventanas, complementado con complejos grupos de frontones, almenas, pórticos elevados y patrones de estrella nervados adicionales en la bóveda.

CARACTERÍSTICAS DE LA ARQUITECTURA GÓTICA

El énfasis en la imagen más que en la sustancia estructural puede haber estado influenciado por los acontecimientos políticos en Francia, tras la muerte del rey Carlos IV el Hermoso en 1328, sin dejar herederos varones. Esto provocó reclamos de su pariente masculino más cercano, su sobrino Eduardo III de Inglaterra.

Cuando la sucesión volvió a Felipe VI (1293-1350) de la Casa francesa de Valois, desencadenó el inicio de la Guerra de los Cien Años (1337), lo que supuso una reducción de la arquitectura religiosa y un aumento de la construcción de edificios militares y civiles, así como edificios reales y públicos.

Como resultado, se pueden ver extravagantes diseños góticos en muchos ayuntamientos, gremios e incluso edificios de apartamentos. Pocas iglesias o catedrales se han diseñado completamente con un estilo extravagante, donde algunas excepciones notables son:

  • Notre-Dame d’Epine cerca de Chalons-sur-Marne.
  • Saint-Maclou de Rouen.
  • La Torre Norte de Chartres.
  • Tour de Beurre en Rouen.

En Francia, la arquitectura gótica flamígera (excéntrica) finalmente desapareció, volviéndose excesivamente decorada y enredada, y fue suplida por los modelos clásicos de la arquitectura renacentista traídos de Italia en el siglo XVI.

Interpretaciones históricas sobre los orígenes y esencia del gótico

El arte gótico desde los XIX y XX ha recibido muchas interpretaciones las cuales cuales han estado sumergidas en un constante debate, razón que ha originado en la concepción de esta manifestación artística una serie de transformaciones o modificaciones como estructura. Entre las más destacadas se mencionan:

Interpretación de la escuela alemana

La escuela alemana establece que el arte gótico no es más que una exégesis que busca expresar generalmente la espiritualidad, por lo tanto su manifestación representa lo que es la propia alma nórdica, contrariando la clásica y mediterránea. Como líder de este pensamiento se encuentra el historiador y teórico del arte alemán Wilhelm Worringer.

Los principales precursores que se encuentra alineados con este pensamiento y se contraponen a la superioridad del estilo francés, se hallan en su mayoría en los autores del siglo XVIII, así como la coincidencia entre:

  • Johann Gottfried Herder y Johann Wolfgang von Goethe delante de la catedral de Estrasburgo en el año 1770, en donde el filósofo y crítico Herder le muestra la majestuosidad del arte alemán al novelista y científico Goethe.

En el siglo XX, también se han manifestado varios historiadores que se adhieren a esta interpretación alemana sobre el arte y las características de la arquitectura gótica, entre ellos:

  • Wilhelm Pinder
  • Hans Sedlmayr
  •  Max Dvořák

Es importante resaltar, que el pensamiento germánico sobre este tipo de arte se fundamenta en principio sobre el especial interés a las ideas y no tanto al conjunto de procedimientos para su realización. Por lo que, la forma sólo conciernen en vinculación con su concepto mental.

Interpretación de la escuela francesa

El pensamiento francés sobre el arte gótico es todo lo contrario a la explicación anterior, este válida la teoría funcional. Por lo tanto consideran que es de mucha importancia el énfasis en todos los recursos que se emplean para la manifestación de este arte, así como sus procesos de edificación y las condiciones ya establecidas en este.

ARQUITECTURA GÓTICA

Además, que han definido el origen territorial y las formas del estilo. Este pensamiento, tiene como líder a Viollet le Duc, cuya visión ha sido continuada y apoyada por los historiadores de la Escuela de Archiveros de País:

  • Jules Quicherat
  • Félix de Verneiuil
  • Charles de Lasteyrie du Saillant
  • Charles Enlart

Interpretación de Panofsky

En su obra de Arquitectura gótica y pensamiento escolástico, el historiador del arte Erwin Panofsky señala que la arquitectura gótica y la corriente de pensamiento escolástico guardan cierta semejanza entre ellos. De acuerdo al autor, la estructura de una catedral gótica confiere todo un conjunto de vastos conocimientos que pueden ser descifrable, legible y comprensible para todo aquel que quiera estudiarla. Su fundamento en sí es la idea de un conjunto de elementos que conforman un todo.

Entorno económico y social del gótico

La arquitectura gótica evolucionó en una época de profundas transformaciones sociales y económicos en Europa Occidental. A finales del siglo XI y en el XII se reactivaron el comercio y la industria, sobre todo en el norte de Italia y en Flandes (Bélgica), y un animado comercio permitió mejorar las comunicaciones, no sólo entre ciudades vecinas sino también entre regiones lejanas.  Desde el punto de vista político, el siglo XII fue también la época de la expansión y consolidación del Estado.

Junto con los desarrollos políticos y económicos, surgió un nuevo y poderoso movimiento intelectual estimulado por la traducción de autores antiguos del griego y el árabe al latín, y surgió una nueva literatura.

La arquitectura gótica contribuyó a estos cambios y de igual manera se vio afectada por ellos. El estilo gótico era esencialmente urbano, donde las catedrales, por supuesto, estaban todas situadas en ciudades y la mayoría de los monasterios en el siglo XII, se habían convertido en centros de comunidades que poseían muchas de las funciones de la vida cívica.

ARQUITECTURA GÓTICA

La catedral o la iglesia de la abadía era el edificio en el que se reunía el pueblo en las fiestas más importantes. En ella se iniciaban y finalizaban espléndidas y coloridas ceremonias, y se festejaban las primeras representaciones dramáticas.

Este era un lugar significativo para cada ciudad, por ello las decisiones sobre la construcción de estos correspondía antiguamente a autoridades políticas, religiosas o municipales.

Así que para la ejecución de una obra con tal envergadura se requería contar de muy buenos recursos, así que era normal que algunas de ellas hubiera sido financiada a través de la ayuda económica aportada por el mecenazgo real, cosa que permitió su desarrollo en un tiempo casi expedito por la colaboración de los monarcas.

En general, el financiamiento no fue proporcionado por las fortunas privadas de los obispos y canónigos, quienes donaron parte de sus ingresos, sino que tuvieron que recurrir a otros medios como recaudaciones, aportes de asociaciones, tesoros antiguos, tributos sobre mercados y más.

La disponibilidad de recursos determinó la construcción de continuas obras con características de la arquitectura gótica, fueron muchos los templos que se alzaron a la vez, no obstante, hoy en día solo quedan unos pocos ejemplos de ellos.

ARQUITECTURA GÓTICA

Para el siglo XIV, debido a la grave situación económica que atravesaba aquellos tiempos, las realizaciones de estas grandes obras paró en seco, por lo que muchas fueron detenidas en su totalidad. Por otro lado, el renacimiento urbano también condujo al surgimiento de nuevos tipos de edificios comunitarios no religiosos como:

  • Almacenes
  • Tiendas
  • Mercados
  • Ayuntamientos
  • Hospitales
  • Universidades
  • Puentes
  • Villas y palacios, que dejaron de ser de uso exclusivo para la nobleza.

Edificios góticos

Los edificios con características de la arquitectura gótica fueron diversos en cuanto a su objeto de función, sin embargo, el uso de este estilo estaba primeramente relacionado con edificios religiosos como catedrales, iglesias y otros. Posteriormente, con el pasar del tiempo las técnicas y características de la arquitectura gótica fue poco a poco implementándose en estructuras civiles no religiosas como: hospitales, ayuntamientos, universidades y más.

Arquitectura religiosa

Las catedrales es una de las mayores manifestaciones donde se pueden conseguir todos los elementos y características de la arquitectura gótica, además que en ella se muestra toda una cooperación, brío y contribución de una ciudad entera. Ya que durante su planificación y la construcción de su obra solían cooperar diversas asociaciones y congregaciones, por lo que esta suele tener la representación de cada una en las capillas laterales.

De la misma manera, entre este tipo de edificaciones religiosas sobresalen las arquitectura gótica de monasterios, entre los cuales se aprecian los siguientes:

  • Los monasterios con la aplicación de arquitecturas cisterciense, este tipo de construcciones eran rurales desvinculados de la vida urbana, además a través de este se desarrolló un estilo proto-gótico que posteriormente aprovecharía para esparcir por todo el territorio el estilo gótico. Aún cuando no todos los elementos de esta arquitectura funcionaran como fundamento de las técnicas y características de la arquitectura.
  • La Orden Cartuja.
  • Dominicos y Franciscanos.

Entre los ejemplos más destacados, cuyas edificaciones incluyen características de la arquitectura gótica religiosa en el mundo podemos mencionar los siguientes:

  • Catedral de Reims.
  • Sainte Chapelle de París.
  • Refectorio de Santa María de Huerta.
  • Santa Clara de Asís.
  • Saint-Maclou.
  • Basílica de San Francisco de Asís, cuya estructura de las bóvedas incompletas por deterioro contiene elementos de este tipo de arquitectura.
  • Catedral de Notre Dame.

Arquitectura civil

A fines de la Edad Media, las construcciones civiles comienza a exhibir la fuerza económica que predominaba a estos tiempos, producto del apogeo del comercio y la artesanía, la inauguración de nuevas rutas de comercio y el el inmediato hallazgo de América. Es así cuando comienzan aparecer estructuras y obras militares más solidificadas, perfeccionadas y reforzadas como el caso de:

  • Castillos y murallas
  • Puentes con puertas de seguridad en su dos extremos y una en el medio.

Adicionalmente, se comienzan a manifestar colosales obras y edificios cuya función se encuentra ligada a ser sedes de las instituciones y gobiernos municipales, es en aquí donde se robustece las construcciones municipales frente al poder majestuoso o eclesiástico. Entre las ciudades que más deslumbran con este tipo de edificaciones se pueden mencionar:

  • Florencia.
  • Siena.
  • La Región Flamenca de Bélgica.
  • Barcelona con edificaciones como la Casa de Ciudad y el Palacio de la Generalidad.

Además, las construcciones opulentas destinadas solo con exclusividad para la nobleza fueron reemplazada para dar entrada a las nuevas construcciones civiles con características de la arquitectura gótica como:

  • Mercados
  • Palacios urbanos
  • Universidades
  • Ayuntamientos
  • Casas particulares para la nueva sociedad acaudalada.
  • Hospitales

ARQUITECTURA GÓTICA

Durante el último tiempo de demanda por lo gótico alrededor del siglo XV, se hizo muy marcada edificaciones civiles con características de la arquitectura gótica en la región de Flandes.

Elementos de la arquitectura gótica

La técnica gótica, que se extiende desde los siglos XII al XVI, fue un estilo arquitectónico predominante de la época medieval, encabezado por los períodos románico y renacentista. Marca un cambio definitivo de las antiguas iglesias románicas ‘regordetas’ a catedrales más altas y livianas: el clima socio-religioso cambiante generó innovaciones estructurales que revolucionaron la arquitectura eclesiástica.

El nombre «gótico» es retrospectivo; Los constructores del Renacimiento se burlaron de la caprichosa construcción desprovista de simetría y usaron el término como una referencia burlona a las bárbaras tribus germánicas que saquearon Europa en los siglos III y IV: los ostrogodos y los visigodos.

La arquitectura gótica fue percibida erradamente como el resultado de un tiempo en su gran medida incorrecto, confuso y irreligioso, mientras que la realidad era muy diferente. Desde entonces, ha conseguido a ser apreciado como el último icono de la escolástica, un movimiento que buscaba reconciliar la espiritualidad y la religión con la racionalidad.

Sin embargo, esta es reconocida por generar nuevas maravillas estructurales, juegos de luces fantasmagóricos y elevar el listón de la construcción de catedrales en todas partes, incluso para los estándares contemporáneos. Estos son algunos elementos que componen las características de la arquitectura gótica:

ARQUITECTURA GÓTICA

Capiteles

Estos son elementos arquitectónicos ahusados ​​que a menudo reemplazaban al campanario para dar una impresión de altivez. Las catedrales góticas a menudo presentan abundantes torres que dan la impresión de almenas, símbolo de una fortaleza religiosa que protege la fe.

Las agujas caladas son quizás las más comunes; esta elaborada aguja consistía en tracerías de piedra unidas por abrazaderas metálicas. Tenía la capacidad de alcanzar alturas radicales al tiempo que daba una sensación de ligereza a través de su estructura esquelética.

Contrafuertes y arbotantes

En apariencia como una pata de araña, un contrafuerte con arbotantes se instaló originalmente como un dispositivo estético. Posteriormente, se convirtieron en ingeniosos dispositivos estructurales que transfirieron la carga muerta del techo abovedado al suelo. Para agregar un grado de rigidez a la estructura, se retiraron de la pared principal y se conectaron al techo mediante soportes arqueados, estos arcos es lo que se conocen como arbotantes.

El contrafuerte ahora llevó la bóveda, liberando a los muros de su función portadora. Esto permitió que las paredes se volvieran más delgadas o casi completamente reemplazadas por ventanas de vidrio, a diferencia del románico donde las paredes eran asuntos masivos con muy menos acristalamiento. Los contrafuertes permitieron que la arquitectura gótica se volviera más liviana, más alta y brindará una experiencia estética mayor que antes.

Además, estos elementos en conjunto perteneciente a las características de la arquitectura gótica era funcional ya que en estos se desplazaban por las canaletas el agua que caía al techo producto de la lluvia, con la finalidad de evitar que esta descendiera por la fachada de la estructura.

Gárgolas

La gárgola (derivada al vocablo francés gargouille, que significa hacer gárgaras) es una tromba de agua escultórica, colocada para evitar que el agua de lluvia corra por las paredes de mampostería. Estas numerosas esculturas de muecas dividieron el flujo entre ellas, disminuyendo el deterioro potencial por agua.

ARQUITECTURA GÓTICA

Se esculpieron gárgolas en el suelo y se colocaron cuando el edificio se acercaba a su finalización. San Romano se asocia a menudo con la gárgola; la leyenda habla de él salvando a Rouen de un dragón gruñón que sembró el terror incluso en el corazón de los espíritus. Conocida como La Gargouille, la bestia fue vencida y su cabeza montada sobre una iglesia recién construida, como ejemplo y advertencia.

Sabemos que la gárgola ha sido una representación que data desde los tiempos egipcios, pero el empleo fecundo del elemento en Europa se atribuye a la era gótica. Profusamente agrupada en varias catedrales, aumenta el sentido de la alegoría y lo fantástico.

Pináculos

A diferencia del contrafuerte con arbotante, el pináculo comenzó como un componente estructural destinado a desviar las presiones del techo abovedado hacia abajo. Estaban imbuidos de plomo, literalmente ‘inmovilizando’ las presiones laterales de la bóveda, sirvieron como contrapesos para gárgolas extendidas y ménsulas colgantes y contrafuertes voladores estabilizados.

A medida que se empezaron a conocer sus posibilidades estéticas, los pináculos se aligeraron y el contrafuerte volante se desarrolló estructuralmente para manejar el techo abovedado. Los pináculos se utilizan profusamente para romper el cambio abrupto en la esbeltez, ya que el edificio de la iglesia da paso a la aguja montada, lo que le da al edificio una apariencia distintivamente gótica y afilada.

El arco apuntado

Apareció  inicialmente durante la ejecución de la arquitectura cristiana durante los tiempos góticos, el arco apuntado se utilizó con el fin de direccionar la carga del techo abovedado hacia abajo a lo largo de sus nervaduras.

A diferencia de las iglesias románicas anteriores, que dependían únicamente de los muros con el propósito de aguantar la inmensa carga del techo, los arcos apuntados ayudaron a restringir y transferir selectivamente la carga sobre columnas y otros aguantes de carga, liberando así los muros.

Ya no importaba de qué estaban hechas las paredes, ya que (entre el contrafuerte volante y el arco apuntado) ya no llevaban carga, por lo que las paredes de las catedrales góticas comenzaron a ser reemplazadas por grandes vidrieras y tracería.

Tracería

La tracería se refiere a un conjunto de marcos de piedra finos, incrustados en las ranuras de las ventanas para sostener el vidrio. La tracería de bar se manifestó durante el tiempo gótico, con su  modelo de lanceta y óculo que tenía como objetivo transmitir una esbeltez de diseño y aumentar la cantidad de paneles de vidrio. A diferencia de la tracería de placas, se utilizaron parteluces de piedra finos para dividir la abertura de la ventana en dos o más lancetas.

La tracería en Y era una diversidad concreta de diseño de barra que distanciaba el dintel de la ventana empleando barras estrechas de piedra, dividiéndose en modo de Y. Estos finos diseños en modo de red contribuyeron a amplificar la correspondencia de vidrio a piedra, y se convirtieron en detalles floridos como góticos.

El Óculus

Se establecieron dos diseños de ventana específicos durante el período gótico: la lanceta de punta estrecha reforzada en altura, mientras que el óculo circular sostenía vidrieras. A medida que la altura se volvió menos un objetivo con los constructores góticos, la segunda mitad de las estructuras de sierra gótica de Rayonnant se redujo a un marco diáfano casi esquelético.

Las ventanas se ampliaron y las paredes se reemplazaron por vidrios trazados. Un inmenso óculo en la pared del triforio de las iglesias formaba un rosetón, el más grande de los cuales se encuentra en St. Denis. Dividido por parteluces y barras de piedra, sostenía radios de piedra radiantes como una rueda y se colocaba debajo de un arco apuntado.

ARQUITECTURA GÓTICA

Bóveda de crucería o nervada

La arquitectura gótica sustituyó las bóvedas de crucería románicas con bóvedas de crucería para contrarrestar las complejidades de la construcción y las restricciones que le admitían comprender solo moradas cuadradas. También distinguido como bóveda ojival, bóveda de crucería desplegada con la necesidad de trasladar mejor los pesos del techo, al tiempo que deja libres las paredes internas para tracería y vidrio.

Se agregaron más nervaduras a la bóveda de cañón románica básica para aumentar la transferencia de cargas al suelo. A medida que la era gótica alcanzaba su cenit, se desarrollaron complejos sistemas de bóvedas, como las técnicas de bóveda cuatripartita y sexpartita. El desarrollo de bóvedas de crucería redujo la necesidad de muros de carga interiores, abriendo así el espacio interior y proporcionando unidad visual y estética.

Bóveda de abanico

Una de las distinciones más obvias entre los estilos gótico inglés y francés, la bóveda de abanico se utilizó exclusivamente en las catedrales inglesas. Las nervaduras de la bóveda de abanico se curvan igualmente y espaciadas equidistantemente, dándole la apariencia de un abanico abierto.

La bóveda de abanico también se aplicó durante la reconstrucción de las iglesias normandas en Inglaterra, eliminando la necesidad de contrafuertes volantes. La bóveda de abanico se usó profusamente en edificios eclesiásticos y capillas de capilla.

Columnas de estatuas

La era del gótico temprano muestra algunas de las esculturas más detalladas de la época. No era raro encontrar estatuas de naturaleza «estructural», talladas en la misma piedra que la columna que sostenía el techo. A menudo representando a patriarcas, profetas y reyes, se colocaron en los pórticos de las iglesias góticas posteriores para dar un elemento de verticalidad.

Estas representaciones más grandes que la vida también se pueden ver en las troneras a ambos lados de las entradas de la catedral. En Francia, las estatuas de columnas a menudo representaban filas de cortesanos elegantemente vestidos, lo que refleja la prosperidad del reino.

ARQUITECTURA GÓTICA

Ornamentación

Durante este tiempo los arquitectos comenzaron a valorar el diseño del exterior. Antes, las iglesias solían tener exteriores simples, por lo que habría más dinero para decorar el interior. Sin embargo, en el período gótico, la arquitectura ya no era solo funcional, comenzó a tener mérito y significado. Los constructores comenzaron a crear diseños ambiciosos y ornamentados, utilizando diferentes técnicas y estilos. Un estilo popular fue el estilo extravagante que le dio a las catedrales una apariencia de llamas.

Es importante señalar que diferentes regiones manejan la arquitectura gótica de diferentes maneras. Los italianos son famosos por odiar el estilo gótico. A pesar de que participaron en este período, el «gótico» es muy diferente al resto de Europa. Allí, las catedrales tienden a poner énfasis en el color tanto en el interior como en el exterior. En su mayor parte, las siete características anteriores no se aplican a su período gótico.

Fachadas y puertas

La fachada de la iglesia recibió la máxima importancia durante el proceso de construcción. Este tipos de construcciones tenían que demostrar majestuosidad en su estructura, por tal razón, al realizar la ejecución de la fachada los constructores se aseguraban de que la misma pareciera más imponente. Esta no sólo simbolizaba el poder de los constructores y la fuerza de la religión, sino que también indicaba la riqueza de la institución que albergaría el edificio en el futuro.

En el centro de la fachada está la puerta o portal principal, a menudo con dos puertas laterales también. En el arco de la puerta del medio suele haber una pieza importante de escultura, generalmente «Cristo en Majestad». A veces hay un poste de piedra en medio de la puerta donde hay una estatua de la «Virgen y el Niño». Hay muchas otras figuras talladas en nichos colocados alrededor de los portales. A veces hay cientos de figuras de piedra talladas en todo el frente del edificio.

Ventanas y vidrieras

Enormes vidrieras añaden una grandeza y magnificencia considerables a las catedrales de la era gótica. Con la estabilidad adicional obtenida mediante el uso de contrafuertes y arcos apuntados, las vidrieras del período gótico se elevaron desde simples paneles de vidrio coloreado hasta elaboradas y detalladas obras de arte pictóricas en una asombrosa variedad de colores deslumbrantes.

ARQUITECTURA GÓTICA

Muchas de las ventanas de las catedrales tienen forma de arco para encajar en la estructura del arco apuntado. Otra ventana común de la catedral es una gran estructura circular formada por docenas o incluso cientos de cristales de ventana, conocida como ventana rosa o rueda.

Alzado

La arquitectura gótica enfatizaba más la elevación que el espacio horizontal.  Por lo que en este tipo de construcciones contaban con estructuras imponentes y de gran altura y, curiosamente, estas iglesias y catedrales solían ser las estructuras emblemáticas de su ciudad, debido a su altura. Otro elemento que se le agregaba a estas construcciones para exhibir su elevación era las agujas y torres sumamente altas.

Además, la alzada de estas obras hizo hincapié en la dispersión de la luz en el interior del edificio. Detalle que fue posible, debido a la aplicación de los arbotantes que eran utilizados para sostener los altos muros desde el exterior, algo muy propio de las características de la arquitectura gótica.

Planta

Las grandes iglesias góticas se construyeron según un plano de planta de la basílica, que fue originalmente diseñado por los antiguos romanos como un centro administrativo y que los primeros cristianos adoptaron durante el Imperio Romano.

La basílica romana era un edificio rectangular con un área central grande y abierta conocida como nave. A ambos lados de la nave había dos pasillos. La entrada se abría a un nártex. Frente al nártex estaba el ábside, una alcoba semicircular colocada en un extremo del edificio.

Todos estos aspectos se trabajaron en la iglesia gótica. En las basílicas romanas, el ábside contenía elementos que representaban el poder de los dioses o el gobierno. Cuando se adoptó el diseño para las iglesias, el ábside se convirtió en el lugar más sagrado del edificio, que contiene el altar mayor, que representa la presencia y la santidad de Dios. Debido a que Dios está asociado con el renacimiento y la resurrección, el ábside generalmente apuntaba hacia el este, la dirección del sol naciente.

La Iglesia también agregó una característica importante: el crucero. Estas ampliaciones hacia el norte y el sur transformaron la planta rectangular en una con forma de cruz cristiana. Esto enfatizó aún más la santidad del lugar. Donde el crucero y la nave se encuentran es el crucero. Con frecuencia se construyó un gran campanario sobre el cruce. Las torres más altas tienen más de 400 pies de altura, lo que equivale a un edificio de 40 pisos.

Se agregaron dos torres más a los extremos del nártex. Las tres torres a menudo tenían cimas puntiagudas llamadas campanarios. Estos enfatizaban la altura del edificio, que era otro objetivo importante, ya que comúnmente se imagina que el cielo está por encima de todo lo demás.

Normalmente, las torres coinciden entre sí. Sin embargo, en el caso de la Catedral de Chartres, que aquí se muestra, uno de los campanarios fue dañado por un rayo en el siglo XVI y fue reemplazado por uno que reflejaba el estilo de la época, lo que explica la falta de simetría.

Entre el crucero y el ábside estaba el coro, que albergaba a cantores, sacerdotes y monjes de la iglesia. A la persona promedio no se le permitió sentarse aquí, ya que está adyacente al altar mayor en el ábside.

Un elemento  más añadido por los arquitectos góticos fue el deambulatorio. Este es un pasaje que rodea el ábside. Las capillas, a menudo dedicadas a santos específicos, en particular la Virgen María, comúnmente se ramificaban fuera del deambulatorio. De igual manera se pueden hallar capillas en otras áreas de la iglesia.

Disposición cruciforme

El esquema de la totalidad de las catedrales góticas continuó con el empleo de un plano cruciforme, que debía parecerse a una cruz cristiana desde una vista aérea. Estas estructuras comúnmente contaban con una extensa longitud, tenían formas rectangulares y habitualmente presentaban tres pasajes fraccionados por filas de columnas.

ARQUITECTURA GÓTICA

Materiales de construcción

Se encontraron diferentes materiales de construcción en diferentes partes de Europa, esta es una de las diferencias en la arquitectura entre diferentes lugares. En Francia, había piedra caliza. Era bueno para la construcción porque era suave de cortar, pero se volvió mucho más duro cuando el aire y la lluvia lo golpearon. Por lo general, era de un color gris pálido. Francia también tenía una hermosa piedra caliza blanca de Caen que era perfecta para hacer tallas muy finas.

Inglaterra obtenía piedra caliza gruesa,  psamita roja y mármol Purbeck verde oscuro que se empleaba habitualmente para ornamentos arquitectónicos como columnas delgadas.

En el norte de Alemania, los Países Bajos, Dinamarca, los países bálticos y el norte de Polonia no había buena piedra de construcción, pero sí arcilla para hacer ladrillos y tejas. Muchos de estos países tienen iglesias góticas de ladrillo e incluso castillos góticos de ladrillo.

En Italia, la piedra caliza se utilizó para las murallas de la ciudad y los castillos, pero el ladrillo se utilizó para otros edificios. Debido a que Italia tenía muchos mármoles hermosos en muchos colores diferentes, muchos edificios tienen frentes o «fachadas» decoradas con mármol de colores. Algunas iglesias tienen fachadas de ladrillos muy toscos porque nunca se puso mármol. La catedral de Florencia, por ejemplo, no obtuvo su fachada de mármol hasta el siglo XIX.

En algunas partes de Europa, había muchos árboles altos y rectos que eran buenos para hacer techos muy grandes. Pero en Inglaterra, hacia 1400, los árboles largos y rectos se estaban acabando. Muchos de los árboles se utilizaron para construir barcos. Los arquitectos tuvieron que pensar en una nueva forma de hacer un techo ancho con piezas de madera cortas. Así es como inventaron los techos con vigas de martillo, que son una de las bellas características que se ven en muchas iglesias antiguas inglesas.

ARQUITECTURA GÓTICA

La arquitectura gótica en Europa

Europa fue el epicentro de origen y más determinante de la aplicación durante un largo período de tiempo, las características de la arquitectura gótica en sus diversas obras y construcciones sean religiosas o civiles. Por ello, te presentaremos los elementos más utilizados de este tipo de arquitectura de acuerdo algunos países europeos, a continuación:

Gótica alemana

El estilo gótico en la arquitectura alemana, que estaba íntimamente ligado al románico en ese momento, comenzó a mostrarse mucho después de Francia e Inglaterra. Anteriormente se aplicó en algunas de las construcciones románicas. Parte de los edificios góticos alemanes son grandes estructuras de catedral inspiradas en el estilo gótico francés.

Los ejemplos más importantes de estos son las catedrales de Colonia y Estrasburgo, el primer edificio totalmente gótico. La segunda tendencia gótica se ve en los interiores creados tomando como ejemplo las órdenes y decoraciones de las iglesias de mendigos inglesas.

Gótico español

España es uno de los países con la aplicación más anticipada del diseño gótico después de Francia. Esta corriente arquitectónica, cuya efectividad aumentaba día a día a través de rutas de peregrinaje y arquitectos viajeros, estuvo influenciada por el diseño gótico francés. Es posible ver majestuosas catedrales construidas con este estilo en muchas partes del país, incluida la región de Andalucía. Las más impresionantes pueden encontrarse en la ciudad de Barcelona.

Gótico Italiano

Como resultado de la llegada tardía de los elementos arquitectónicos góticos a Italia y la aparición del pensamiento renacentista bastante temprano en paralelo con esto, las obras góticas en Italia permanecieron relativamente por detrás de otros países europeos.

ARQUITECTURA GÓTICA

Sin embargo, no debe olvidarse que «gótico» como palabra y concepto fue introducido inicialmente en Italia por Giorgio Vasari. La obra gótica más significativa realizada en Italia durante este tiempo es la catedral de Milán, que tiene sus propias influencias simples y románicas.

Gótico en el norte de Alemania, el norte de Polonia y los países escandinavos

Este tipo de arquitectura en Europa Central y Oriental siguió un proceso bastante distintos por razones políticas. En 1346, IV. Carlos hizo de Praga la capital del Sacro Imperio Romano Germánico y encargó una catedral a los arquitectos franceses. A discrepancia de los ejemplos en Francia, las catedrales importantes de esta región estaban hechas inicialmente de ladrillo y surgió un estilo llamado gótico báltico.

La principal razón de la transición de la piedra al ladrillo es la imposibilidad de obtener piedra y también los problemas económicos. Por este motivo, las decoraciones de las paredes suelen ser menos detalladas en las obras realizadas en la región. En los edificios se ven esmaltes de colores y muy bellos ejemplos de bóveda de estrellas.

Ejemplos

A través de las variadas ciudades que componen este continente, se reseñara la influencia de este arte a través de los diversos ejemplos que aún se mantienen en pie y siguen siendo las construcciones más predominantes con características de la arquitectura gótica, entre ellas se mencionan:

Viena – Austria

La arquitectura gótica tocó a Austria respectivamente en el tiempo temprano y se desplegó progresivamente en el período románico durante el siglo XIII. En ese momento, Austria era firmemente católica, lo que contribuyó al rápido avance del diseño en el país. Aun cuando las iniciales obras arquitectónicas góticas importantes surgieron en la Baja Austria, la verdadera maravilla gótica de Austria es la Catedral de San Esteban en Viena.

ARQUITECTURA GÓTICA

Construida entre 1304 y 1340, la iglesia fue ampliada varias veces a lo largo de su existencia. A pesar de su naturaleza imponente, pasarían otros tres siglos antes de que la Diócesis de Viena fuera elevada a arzobispado. La iglesia está construida con piedra caliza local y es más conocida por su combinación de románico tardío en el frente oeste y extensiones góticas.

Los laterales de la edificación están decorados con ventanas de arco apuntado, distintivas de la etapa gótica. El atributo más notable de San Esteban, sin embargo, es su gama de colores en el techo, cubierto con más de 200.000 tejas vidriadas, el techo representa los escudos de armas de la ciudad de Viena y de la República de Austria en el lado norte. El interior brilla en la gloria gótica con no menos de 18 altares, un intrincado púlpito de piedra, seis capillas formales y el famoso icono de Maria Pötsch.

Vilnius – Lituania

Cuando el estilo arquitectónico gótico se expandió a Lituania en el siglo XIV, el país se convirtió en el puesto de avanzada más oriental del estilo. Curiosamente, los primeros edificios que se construyeron estaban destinados a los comerciantes alemanes, en lugar de a los lugareños, ya que la religión predominante en Lituania todavía era el paganismo en ese momento.

Como resultado, la mayoría de los edificios góticos que se pueden ver en Lituania en la actualidad solo se desarrollaron a fines del siglo XV y principios del XVI.

El hito gótico más notable de Vilnius es sin duda la Iglesia de Santa Ana. Debido a su fecha de construcción tardía a fines del siglo XV, el gótico ya se había convertido en lo que se conoce como gótico flamígero, lo que convierte a la iglesia de Santa Ana en uno de los principales ejemplos de estilo en los países bálticos. Además, se utilizó ladrillo local, que también se suma al encanto distintivo de la iglesia y la convierte en un ejemplo vivo del gótico de ladrillo.

La singularidad del edificio se presenta mejor en su fachada. Arcos de punta demasiado exagerados dominan el cuadro, que recuerda al estilo gótico tradicional, pero están enmarcados con elementos rectangulares atípicos de los ejemplos góticos más comunes. Esta estructura gótica están impresionante, que según hay ciertos relatos, donde  Napoleón maravillado por aquella estructura hubiera estado encantado de «llevarse la iglesia a París en la palma de su mano».

ARQUITECTURA GÓTICA

Praga – República Checa

Debido a su ubicación central en Europa, el estilo gótico llegó a la República Checa relativamente a principios del siglo XIII. El estilo se desarrolló bastante durante su existencia, por lo que a menudo se clasifica en tres sub-estilos:

  • Gótico premyslid (gótico temprano)
  • Gótico luxemburgués (gótico alto)
  • Gótico jagellónico (gótico tardío)

Las iglesias y los monasterios góticos aparecieron relativamente rápido y se extendieron ampliamente, pero uno de los ejemplos más notables de este estilo es, por supuesto, la catedral de San Vito en la capital, Praga.

Encargado por Juan de Bohemia a mediados del siglo XIV, el primer arquitecto colaborador de la iglesia, Matías de Arras, se inspiró en gran medida en el Palacio Papal de Aviñón. Es el responsable de los contrafuertes voladores bellamente pronunciados del edificio, un elemento clave de la arquitectura gótica.

Después de su muerte, el arquitecto Peter Parler siguió principalmente sus planes originales, pero también agregó sus propios toques, como bóvedas de red, un elemento relativamente revolucionario en ese momento.

Muchos más arquitectos trabajaron en la catedral a lo largo de su existencia y, de hecho, sólo se completó en el siglo XX. A pesar de influencias más modernas, como algunas ventanas modernistas. Lo que no cabe duda es, que la Catedral de San Vito en Praga sigue siendo uno de los mejores ejemplos de arquitectura gótica en Europa.

Milán – Italia

La arquitectura gótica se introdujo por primera vez en Italia en el siglo XII, después de ser importada de Borgoña (que ahora es el este de Francia). Las primeras estructuras con características de la arquitectura góticas en Milán (como Santa María en el área de Brera) eran más sobrias, con menos decoración y, a menudo, estaban hechas de ladrillo. Cuando la arquitectura gótica comenzó a extenderse por toda Europa, inició la construcción del Duomo di Milano (en 1386).

La Catedral de Milán se demoró casi seis siglos en completarse y ahora es la iglesia más grande de Italia, la tercera más magna de Europa y la cuarta más colosal de la tierra. Dado que la Catedral de Milán se aplazó demasiado en finalizarse, se reseña que zonas de la construcción (comprendida la planta inferior, erigida en el siglo XVII) está más inspirada en el diseño renacentista.

Pero la línea del techo del Duomo di Milano es más identificada por su diseño gótico clásico de agujas, pináculos, gárgolas y más de 3.400 imágenes. La más popular de todas las imágenes es la Virgen de Oro, que se halla más alta que el resto de estas y se puede ver desde la terraza en lo alto de la catedral.

Rouen – Francia

Uno de los mejores modelos con características de la arquitectura gótica en Francia es la Catedral de Rouen, que se completó en el siglo XII en estilo gótico temprano. A lo largo de los años, se agregaron, dañaron, remodelaron y cambiaron muchas piezas. En el siglo XVI, padeció de grandes deterioros durante las guerras religiosas francesas y la Segunda Guerra Mundial también dejó su huella en este imponente edificio.

Puede admirar la impresionante arquitectura gótica que se exhibe en el interior masivo e intrincado, con sus techos abovedados que alguna vez fueron los más altos del mundo. Hay tres torres prominentes, Tour de Beurre (torre de mantequilla), Tour Saint Romain y Tour Lantern, cada una de las cuales se eleva sobre toda la catedral.

La fachada principal de la catedral es un excelente ejemplo de Flamboyant, un estilo gótico tardío desarrollado en Francia a finales del siglo XIV. Sin embargo, el portal izquierdo (Porte St-Jean) es un importante superviviente del período gótico temprano del siglo XII. La nave tiene una elevación de cuatro pisos, altura restringida y elementos arquitectónicos que centran la atención hacia abajo, en lugar de hacia los cielos como la arquitectura gótica posterior.

La Chapelle de la Vierge (Lady Chapel) está adornada con tumbas renacentistas de la realeza francesa que datan del año 900 d.C. La reliquia real más famosa es el corazón de Ricardo Corazón de León de Inglaterra. Aparte de su importancia religiosa y arquitectónica, la catedral de Rouen también albergaba más de 30 obras de Claude Monet que desde entonces se han trasladado al Musée d’Orsay.

Chartres – Francia

La catedral de Chartres es un sitio del patrimonio mundial de la UNESCO que ha sido apodado el «punto culminante del arte gótico francés». Es ampliamente considerado como el mejor ejemplo de arquitectura gótica de Francia, incluso más que Notre-Dame en París.

Dado que la anterior catedral de Chartres, que había sido construida en estilo románico, se quemó hasta los cimientos, la que la reemplazó no fue una mezcolanza de estilos anteriores, como suele ocurrir. En cambio, fue construido completamente en estilo gótico entre 1194 y 1250 y es muy armonioso.

Las características de la arquitectura góticas aquí se hacen muy indiscutibles ya que contienen las bóvedas de crucería y los contrafuertes voladores exteriores, que disminuyen la carga en los muros y permiten adicionar enormes vidrieras. La Catedral ha resistido la prueba del tiempo y está muy bien conservada. Increíblemente, 152 de las 176 vidrieras originales todavía están intactas.

También encontrarás cientos de figuras esculpidas, tanto en la fachada de la Catedral como en el interior. Las esculturas narrativas góticas en el West Portal se distribuyen en tres puertas que conducen a la Catedral. Las esculturas de la primera entrada representan la vida de Jesucristo en la tierra, la segunda muestra su segunda venida, mientras que la tercera ilustra el fin de los tiempos como se describe en el libro de Apocalipsis.

Las esculturas interiores de la pantalla monumental que rodea el coro son de un período muy posterior y no se terminaron hasta el siglo XVIII, pero no son menos magníficas que sus contrapartes góticas.

Barcelona – España

Uno de los mejores lugares que se localiza empañado con las propias características de la arquitectura gótica, es Barcelona. Barcelona tiene una plaza de 2000 años llamada Barrio Gótico, que es una encarnación viva de la evolución del arte gótico.

Los muros del barrio gótico fueron construidos por romanos y ampliados en el siglo XII. Muchos lugares del Barrio Gótico fueron construidos o reformados en el siglo XIX en estilo neogótico, por ejemplo, la emblemática Catedral de Barcelona. Sin embargo, todavía se pueden ver algunas capillas góticas del siglo XIV en el Barrio Gótico de Barcelona.

Uno de esos lugares es la plaza Ramón, la reminiscencia de la ciudad amurallada de Barcino en la historia romana. Es una mezcla clásica de tres períodos de la historia de Cataluña: las murallas romanas, la Capilla de Santa Ágata y la estatua medieval del conde de Barcelona, ​​Ramón Berenguer. La Capilla de Santa Ágata es un monumento gótico que data de 1302. Los otros monumentos góticos notables del siglo XIV en la antigua Barcelona son Santa María del Mar y Santa María del Pi.

Münster, Alemania

Esta es una ciudad alemana que puede enamorar a cualquier amante de la arquitectura gótica. La ciudad se basó en la Iglesia Católica, como obispado del Sacro Imperio Romano Germánico en la época medieval, y muchas de las estructuras góticas de la ciudad se derivan de los movimientos de la iglesia para establecer y mantener el poder en la ciudad.

Hay 3 edificios principales que llaman la atención de inmediato en Münster, todos ubicados en Prinzipalmarkt, el casco antiguo de la ciudad. El primero es St. Paulus Dom, a veces denominado Catedral de Münster, que es una combinación de estilos románico y gótico. Los otros dos son la iglesia de San Lambert y el Münster Rathaus, o ayuntamiento. Es difícil elegir un favorito de estos tres, pero la Iglesia de St. Lambert puede tener el mayor atractivo.

St. Lambert’s está técnicamente clasificado como gótico tardío, pero cuenta con una serie de características típicas del gótico, que atraen la atención del espectador en todas direcciones. El interior presenta una nave muy alta, iluminada con una serie de impresionantes vidrieras y sostenida por una bóveda de crucería. El exterior presenta un tímpano intrincado y esculturas finamente detalladas que rodean las ventanas, a lo largo del techo y en las columnas de soporte.

La iglesia está coronada por una elaborada aguja que domina el paisaje de la ciudad. Debido a su altura y presencia, la aguja se convirtió en la ubicación de la guardia de la torre. A partir de 1379, el guardia de la torre subía a la cima de la aguja y buscaba en el área circundante señales de fuego o enemigos que se acercaban. Si no se veía ninguno, se haría sonar el todo despejado, haciendo sonar una bocina en 3 direcciones. Esta ceremonia todavía se realiza todas las noches.

Gante – Bélgica

Gante fue un importante centro de comercio de telas entre los siglos XIII y XV, justo en el momento en que el gótico se está convirtiendo en un estilo popular en Europa. Muchos edificios se construyeron en Gante durante ese tiempo.

Es por eso que todo el centro de la ciudad tiene un aire gótico y es una de las áreas mejor conservadas de Europa construida con ese estilo. Esta ciudad casi podría ser apodada «la ciudad de las torres góticas». Sin embargo, los tres principales son Campanario, Iglesia de San Nicolás y Catedral de San Bavón.

La Catedral de Gante es uno de los edificios donde mejor se puede sentir el estilo gótico. Comenzó como una iglesia románica, fue reconstruida durante el siglo XIV y los rasgos góticos son especialmente visibles en su coro. Su aguja fue construida en Brabanter Gothic durante el siglo XV. Es un tipo de estilo gótico que fue popular en Bélgica y algunas partes de los Países Bajos. La catedral de San Bavón también alberga uno de los retablos góticos más famosos de esa época: el «Alter de Gante» de Jan van Eyck.

Otra iglesia construida durante el mismo tiempo es la Iglesia de San Nicolás. Es un ejemplo de la arquitectura gótica de Schelde. Pequeñas y elegantes agujas en sus fachadas son su característica típica.

Al ser el hogar de muchos comerciantes adinerados durante la Edad Media, Gante tiene muchos ejemplos de edificios góticos seculares, lo que no es el caso de algunas otras ciudades. Cerca de la catedral se encuentra Lakenhalle (Lonja de los Paños) construida en 1425. Sus contrafuertes, buhardillas y frontones escalonados son grandes ejemplos de las características de la arquitectura gótica. El Ayuntamiento también tiene muchas de sus características.

Su parte más antigua es una bodega construida durante el siglo XIV. En 1518 se inició una fachada gótica de Brabanter en la House der Keure del Concejal. El Metselaarshuis se construyó con el mismo estilo durante el siglo XVI.

Tatev – Armenia

Rica historia, culturas únicas y en la encrucijada de Asia y Europa, Armenia es uno de esos países que sigue siendo un destino de viaje misterioso e inusual para muchos. Se considera la primera nación en hacer del cristianismo su religión estatal en el 301 d.C. A diferencia de las catedrales y monasterios góticos en otras partes de Europa, Armenia tenía buen ojo para las iglesias y los monasterios que son más pequeños, oscuros y diseñados como espacios grises íntimos.

Algunos dirían que Armenia es el pionero en la aplicación de las características de la arquitectura gótica, donde algunos de los monumentos supervivientes se presentaron durante la era precristiana, que tenía asirio-babilónico, helénico o incluso Influencias romanas.

Uno de los mejores ejemplos de este estilo arquitectónico único es el monasterio de Tatev, ubicado en Syunik. El monasterio fue construido en el siglo IX y también sirve como universidad, lo que lo convierte en uno de los lugares históricamente más importantes para visitar en Armenia.

Su pasado gótico es particularmente notable por el campanario de Tatev y las campanas de cobre añadidas en el siglo XIV. En el interior notarás que hay grandes arcos exteriores en forma de cúpula y bajorrelieves de rostros humanos con cabezas de serpientes enfrentadas.

A medida que se adentra en el monasterio, los estrechos pasillos conducen a espaciosos pasillos que parecen vacíos, vacíos y sombríos. La oscuridad, las escaleras de piedra y los portales arqueados lo hacen particularmente inquietante y se erige como un testimonio de las civilizaciones más antiguas y menos anunciadas del mundo.

Brujas – Bélgica

Esta es una de las ciudades más pintorescas para visitar en Europa con un centro de ciudad medieval de cuento de hadas. Lo más destacado de Brujas son los edificios de estilo gótico, la mayoría de ellos construidos a finales de la Edad Media. El estilo se puede definir con mayor precisión como gótico de ladrillo, típico de los países del norte de Europa. Todo el casco antiguo de Brujas es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Entre las hermosas vistas góticas de la ciudad, puede dejar maravillarse con la plaza Burg con varias joyas hermosas, como la fachada bellamente detallada del Ayuntamiento (construido en 1376). El maestro holandés Jan van Eyck pintó la fachada original, y aunque fue destruida en el siglo XVIII, fue renovada con su encanto original.

De hecho, es uno de los primeros edificios de estilo gótico tardío de Flandes, símbolo del poder económico que tuvo Brujas en los siglos XIII y XIV. Vale la pena visitar el interior del edificio, especialmente la gran sala gótica con enormes pinturas murales. También cuenta con un Salón Histórico contiguo, donde descansan numerosas pinturas y esculturas que relatan sobre las luchas por el poder en la historia de Brujas.

Oxford – Reino Unido

Hay muchas ciudades en el Reino Unido con buenos ejemplos con características de la arquitectura gótica, pero pocas de ellas rivalizan con Oxford en cuanto a número y escala se refiere. Gran parte de Oxford (tanto la universidad como más allá) se construyeron en estilo gótico inglés; juntos, estos edificios góticos forman la columna vertebral de la Ciudad de las Agujas de los Sueños.

El centro de Oxford es sorprendentemente pequeño y es el lugar donde se hallan varios de los edificios góticos más notables. Hay muchos, pero los mejores modelos del gótico inglés en Oxford son el campanario del Magdalen College, el New College, la Iglesia de Santa María y la Escuela de Divinidad dentro de la Biblioteca Bodleian.

El campanario de la iglesia de Santa María, donde la estrecha escalera de caracol conduce a la parte superior de la torre permite con detalles asomar a cualquiera a el mundo arquitectónico gótico de la torre más de cerca, así como también de Oxford.

Mientras que al otro lado de la calle de esta iglesia se encuentra la Escuela de Divinidad de Bodleian, el edificio universitario más antiguo construido especialmente con un hermoso techo abovedado, algo bastante vinculado a las características de la arquitectura gótica.

León – España

La ciudad León es una de las paradas del Camino de Santiago, junto con la Catedral de Burgos y la Catedral de Santiago de Compostela. Esta ciudad tiene a la Catedral de León, que es una iglesia que ejemplifica el arte inspirado en la devoción religiosa y por supuesto esta contiene características de la arquitectura gótica. Construida en el siglo XII d.C. en el sitio de baños romanos y palacios visigodos, la catedral se considera una obra maestra de la arquitectura gótica.

Tiene casi 2.000 metros de vidrieras, algunas de las cuales datan del siglo XIII, un logro asombroso de preservación cultural. El interior es igualmente impresionante. El altar mayor alberga los restos del santo patrón de la ciudad, San Friulano. También hay un interesante museo que contiene arte religioso desde el Neolítico hasta períodos más recientes.

Dublín – Irlanda

Una de las mejores ciudades europeas para ver las características de la arquitectura gótica es Dublín, la capital de Irlanda. La ciudad conserva aún los diferentes lados arquitectónicos góticos de Dublín, pero hay específicamente un edificio que llama mucho más la atención: la Catedral de la Iglesia de Cristo.

Se encuentra en un terreno elevado en la parte más antigua de la ciudad, a unos pocos cientos de metros de Trinity College, O’Connell Street, The GPO, Grafton Street y St. Stephen’s Green. Parte de la Iglesia Anglicana de Irlanda, la Catedral de la Iglesia de Cristo es la iglesia madre de la diócesis de Dublín y Glendalough.

La historia del edificio se remonta al año 1038. En su época, el primer rey danés cristianizado, el rey Sitric Barba Seda, construyó una iglesia de madera en este lugar. Sin embargo, la construcción de la actual catedral de piedra comenzó un poco más tarde, en 1172, después de la conquista de Dublín por Strongbow, un barón normando.

La construcción continuó en el siglo XIII y se inspiró en la arquitectura de la escuela occidental inglesa de gótico. Hoy en día es una de las iglesias más hermosas e impresionantes del país.

París – Francia

París es distinguida por su hermosa arquitectura, que va desde el Segundo Imperio en los Campos Elíseos hasta el estilo moderno temprano de Montmartre. La catedral de Notre-Dame no solo es uno de los monumentos más espectaculares de la ciudad, sino que también es uno de los mejores ejemplos de las características de la arquitectura gótica del mundo.

La catedral de Notre-Dame ha impresionado a los visitantes desde que fue erigida entre 1163-1345. Se a destacado como uno de los iniciales edificios en utilizar un contrafuerte volador, un arco que se amplifica desde la pared externa hasta una torre de mampostería. Una característica por excelencia de la arquitectura gótica, el contrafuerte volante ayuda a redistribuir el peso de las paredes masivas, lo que permite instalar grandes vidrieras.

La poderosa fachada de Notre Dame cuenta con dos torres y estatuas de figuras religiosas e históricas. En el centro hay un rosetón circular, que se encuentra en otras iglesias góticas de París, como la Basílica de Sainte-Clotilde, Sainte-Chapelle y Saint-Séverin. Notre-Dame es a menudo conocida por sus gárgolas, grotescos y quimeras, que han aparecido en libros y películas populares.

Si bien a menudo se agrupan como «gárgolas», las gárgolas son chorros de agua que funcionan (derivado de la palabra «hacer gárgaras» debido al sonido del agua al drenar), los grotescos son las diversas tallas de piedra ubicadas alrededor del exterior, y las quimeras son las icónicas criaturas en los balcones del campanario. Caminando por Notre-Dame, puede ver la belleza de los arbotantes, los detalles en la mampostería, una aguja ornamentada y disfrutar de jardines y patios con vistas al río Sena.

Con más de 700 años de antigüedad y alrededor de 13 millones de visitantes al año, la conservación es una preocupación importante para Notre-Dame, y organizaciones como Friends of Notre Dame están solicitando donaciones para ayudar a mantener la longevidad de la iglesia. París cuenta con muchos más lugares que poseen características de la arquitectura gótica como los distritos 1, 3, 4, 5 y 7.

Decadencia del estilo gótico

Hacia finales del siglo XIV, muchos artistas flamencos se trasladaron a Francia y se creó un estilo franco-flamenco, mostrando elegancia e interés por el detalle minucioso; tan amplia fue su difusión que llegó a ser conocido como el estilo internacional.

Aproximadamente en esta época, la pintura sobre tabla, bajo el liderazgo de las Regiones de Flandes e Italia, alcanzó la preeminencia sobre todas las demás formas de pintura. En el siglo XV. pintores individuales, como:

  • Stephan Lochner
  • Martin Schongauer
  • Mathias Grünewald

Marcaron en Alemania, la culminación del arte gótico. Otros, como Jean Fouquet en Francia y los Van Eyck en Flandes, señalaron el camino hacia el Renacimiento, conservando gran parte del espíritu gótico. En la Italia del siglo XV, donde el estilo gótico nunca se había arraigado realmente, el renacimiento temprano ya estaba en plena floración.

El renacimiento de la arquitectura gótica

Como todas las artes, las características de la arquitectura gótica no fue una fórmula estancada, sino que evolucionó a lo largo de los años y vio mejoras e innovaciones a medida que diferentes arquitectos y constructores idearon nuevos conceptos y los aplicaron.

Una mayor ornamentación, con esculturas más numerosas y elaboradas convirtió muchas estructuras góticas en verdaderas galerías de arte sin un solo pie descubierto por un grupo de figuras religiosas, santos y demonios. Los techos abovedados, los arbotantes y las vidrieras vieron una evolución similar y se volvieron cada vez más detallados y eficientes con el tiempo.

Sin embargo, la arquitectura gótica finalmente cayó en desgracia después del siglo XIV y fue reemplazada por formas clásicas de arquitectura provocadas por el Renacimiento. Aunque los métodos góticos se desvanecieron hasta el punto en que, en el siglo XVII, muchos arquitectos lo consideraron chillón y poco atractivo, este tuvo un renacimiento a mediados del siglo XVIII y su influencia continúa inspirando la arquitectura a este día.

Si te pareció interesante este artículo sobre las características de la arquitectura gótica, te invitamos a disfrutar de estos otros:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here