Conoce todas las Características del Canguro

Se conoce como canguros a aquellos marsupiales típicos de Australia que cuentan con grandes y potentes patas posteriores y más que nada por los increíbles saltos que acostumbra a dar. Otra característica singular del canguro es la bolsa que tiene la hembra para cargar a su cría en desarrollo. Conoce en esta lectura otras particularidades de esta curiosa y peculiar especie.

Canguro

El Canguro

El canguro es un mamífero del orden marsupiales, (gén. Macropus), el cual cuenta con miembros posteriores robustos y adecuados para el salto. En su evolucionado marsupio (bolsa donde se desarrolla su cría) resguarda a sus pequeños por varios meses hasta que logran la forma de adultos. Es exclusivamente herbívoro y oriundo de Australia.

La palabra canguro es la denominación que se utiliza frecuentemente para referirse a las especies de mayor envergadura de la subfamilia Macropodinae, así como el término ualabí se emplea para llamar a las de inferior tamaño. Igualmente se emplea, en ocasiones, en un sentido más amplio, o vasto, para aludir a casi todos los integrantes de la familia de los macrópodos.

No obstante, el término no se refiere a una rigurosa clasificación científica, por lo que variedades que son parte de un mismo género (grupo de especies muy vinculadas entre sí) pueden ser denominadas canguro, ualabí o ualarú, lo cual solo depende de su tamaño. Por ejemplo, a Macropus parma se le conoce como el ualabí de Parma, entretanto que al Macropus antilopinus, se le denomina de modo indistinto como canguro antílope o ualarú antílope.​

Origen del Nombre

El término canguro proviene de «gangurru», un vocablo de los Guugu Yimithirr  (nativos australianos), con el cual hacían referencia al canguro gris. Esta palabra fue escrita por vez inicial (en su versión en inglés «kangaroo») por el expedicionario James Cook el 4 de agosto de 1770.

Una leyenda muy difundida asegura que el término canguro habría emergido al ser preguntado por los occidentales como se llamaba aquel animal y ser así «Kan Ghu Ru» lo que contestaban los aborígenes. De acuerdo al relato, ello no significaba el nombre del animal, sino que ellos querían decir «no le entiendo. Esta leyenda no cuenta con una fuente cierta, ya que el origen vernáculo del término está debidamente documentado.

Canguro

Variedades de Canguro

La subfamilia Macropodinae incorpora, además de las variedades de canguros, ualabíes y ualarúes, otras frecuentemente referidas como canguros arborícolas, cuocas, dorcopsis y pademelones. Hay numerosas especies llamadas canguro, y aquí se reseñan cuatro de ellas:

  • El Canguro Rojo (Macropus rufus), este es el de mayor tamaño de los canguros y el mayor de la especie de los marsupiales aún vivos. Los canguros rojos se localizan en el centro árido y semi-árido de Australia. Un macho en su adultez puede alcanzar los 1,5 metros de altura, 3 metros de longitud y un peso de 135 kilogramos.
  • El Canguro Gris Oriental (Macropus giganteus), se conoce menos que el canguro rojo, empero observado con más frecuencia, ya que su territorio comprende el área oriental fértil australiana.
  • El Canguro Gris Occidental (Macropus fuliginosus), de tamaño inferior y localizado al sur de la Australia occidental, sur de Australia próximo a la costa y en el valle del río Darling.
  • Canguro Antilopine (Macropus antilopinus) es, básicamente, el semejante remoto norte de los canguros grises del este y del oeste. Así como ellos, es un animal de las llanuras, bosques y gregarios.

Los canguros están localizados primordialmente en Oceanía, siendo conocido popularmente como el animal más típico de Australia.

Descripción del Canguro

Los canguros cuentan con unas grandes y potentes patas traseras, enormes pies idóneos para brincar, una cola extensa y musculosa para sostener el equilibrio y una cabeza chica. Sus anchas orejas son autónomas, esto es, pueden orientarlas en distintos sentidos al mismo tiempo. Las hembras cuentan con una bolsa marsupial para resguardar y proteger a sus modestas crías. Su expectativa de vida es de alrededor de 18 años.

Los canguros son totalmente herbívoros, ya que su alimento se compone de pasto y raíces. La totalidad de sus variedades se activan en las noches y al atardecer ya que suelen pasar el día en calma para alimentarse en las tardes y noches frías, usualmente en grupos. Los canguros pueden llegar a un largo de 3 metros y su cola les sirve de sustento, equilibrio y hasta como una tercera extremidad inferior.

Alimentación del Canguro

Hierbas diversas, pequeñas plantas, hojas, flores, helechos, musgos y frutos variados son los constituyentes primordiales de su dieta. Con ello queda claro que son eminentemente herbívoros. Optan por procurar su alimento en grupos al final de la tarde y en las noches, pudiendo pasar prolongados períodos de tiempo sin agua.

Comportamiento del Canguro

Sus agrupaciones son grandes, ya que pueden comprender de 30 a 50 ejemplares repartidos en terrenos abiertos. De advertirse cualquier señal de peligro, se marchan ya que son especies tímidas, pero cuando es el momento de encarar alguna amenaza, se tornan violentas y emplean una uña corva y muy aguzada situada en sus extremidades posteriores, con las que pueden herir severamente a la presa, acompañándose de su peculiar salto para lanzar potentes patadas.

Locomoción

Los canguros son los únicos animales de gran tamaño que se trasladan dando brincos. Tales brincos los efectúan moviendo sus piernas al mismo tiempo, constituyéndose en una forma de locomoción veloz y económica, ya que a elevadas velocidades consumen sólo una pequeña porción de la energía que necesitarían si se desplazaran de otra forma.

Por causa de lo largo de sus pies, no pueden caminar de manera correcta. Para desplazarse a bajas velocidades, emplean sus colas como un trípode, en unión a sus patas delanteras. De esa manera pueden mover sus pies un paso hacia el frente.​

Cuando corren, se mueven a una velocidad de 20 a 25 km/h y cuando requieren velocidad en distancias cortas alcanzan a desarrollar hasta 70 km/h, manteniendo la velocidad de 40 km/h al menos por dos kilómetros. Pueden lograr saltos de hasta 9 metros a sorprendentes velocidades y a pesar de ser grandes saltadores, no están en capacidad de saltar hacia atrás.

Reproducción del Canguro

Su ciclo reproductivo varía bastante de acuerdo a las especies. El canguro rojo es un reproductor de oportunidad, ya que se empareja y reproduce al ser propicias las condiciones estacionales para su cría. Los canguros grises llegan a procrear a lo largo de todo el año, pero engendran más crías en los meses veraniegos, ya que emergen de la bolsa en la temporada ideal, la primavera. Otras variedades poseen una temporada reproductora más limitada.

En numerosas especies, como el cuoca, el apareamiento ocurre luego del parto (estro post partum); para estas ocasiones usualmente se produce un blastocito en reposo, que se desarrolla más adelante, al abandonar el marsupio la cría del parto previo.

El cortejo del macho con la hembra puede mantenerse de unas pocas horas hasta dos o tres días. El macho va detrás de la canguro hembra en celo, y frecuentemente husmea en la abertura del saco urogenital de ésta, a la par que le toca su extensa cola con una de sus extremidades inferiores.

Los de menos tamaño o ualabíes, efectúan movimientos a los lados con la cola antes de la cópula, generando chasquidos que atraen el interés de la hembra. El apareamiento puede permanecer por pocos minutos, o en contraste, en el caso del canguro gris, puede durar hasta una hora o más.

Unos 28 a 36 días luego del apareamiento, vienen al mundo las crías sin haberse desarrollado en su totalidad, sin pelaje, con ojos y oídos no funcionales, con solo tres centímetros de tamaño. Para el caso de los canguros rojos, cuyo peso es de unos 27 kilogramos, sus crías apenas alcanzan un peso de 800 miligramos.

Toda vez que la cría se libera, se desplaza al marsupio de su madre moviendo su cabeza a los lados mientras se arrastra a lo largo del vientre materno, luego toma con firmeza la mama en su boca, y la punta de ella se expande hasta colmar la cavidad bucal, todo ello en escasos minutos. Allí obtendrá su alimento por los siguientes ocho meses. Al estar presto para el exterior, va retornando constantemente al saco para su amamantamiento por seis meses más, tiempo en el cual ya habrá nacido otra cría.

En la mayor parte de los casos, únicamente nace una cría cada vez, pero se han evidenciado nacimientos de dos críos de canguro. Los jóvenes usualmente están vinculados con sus madres hasta que llegan a la madurez sexual.

Amenazas del Canguro

Son contados los depredadores naturales del canguro. El tilacino, el cual se consideró alguna vez por parte de los paleontólogos como uno de los más depredadores de mayor relevancia del canguro, ha desaparecido. Entre otros depredadores desparecidos se encuentran el león marsupial, el Megalania y la Wonambi. No obstante, con el arribo de los seres humanos a Australia, unos 50.000 años atrás y la introducción del dingo hace unos 5.000 años, los canguros han tenido que adecuarse.

El más sencillo ladrido de un perro puede ocasionarle una conmoción a un macho adulto que le hará producir un frenesí salvaje. Las águilas y otras aves carroñeras usualmente comen despojos de canguro. Los Goannas y otros reptiles carnívoros igualmente significan un riesgo para las clases de canguros más diminutos cuando otras fuentes de alimentos no son suficientes.

https://www.youtube.com/watch?v=VVyOXm01R_I

En unión a los dingos y otros cánidos, la incorporación de animales como zorros y gatos salvajes igualmente viene a constituirse en una amenaza para las agrupaciones de canguro. Los canguros y wallabies son nadadores ocasionales, y usualmente huyen por cursos de agua si se le presenta la oportunidad.

Al encontrarse en el agua, un canguro de gran tamaño puede emplear sus extremidades delanteras para retener al depredador bajo el agua y ahogarlo. Otra táctica de defensa reseñada por testigos es sostener al perro con los miembros delanteros y darle de patadas con los miembros traseros.

Relación con los Humanos

Los canguros de mayor tamaño se han adecuado de mejor forma a los cambios generados en el paisaje australiano por los seres humanos y, a pesar de que gran parte de sus primos de menor tamaño están en riesgo de extinción, son numerosos.

No se efectúa crianza de ellos en ninguna medida, pero la cacería de canguros salvajes tuvo considerable crecimiento debido a su carne, pieles, actividades deportivas, y para la protección de los predios de pastoreo del ganado ovino y vacuno. A pesar de que haya cierta controversia, la recolecta de la carne de canguro conlleva varios beneficios para el ambiente y la salud si se equipara con las carnes tradicionales.

El canguro es la figura nacional de Australia y su emblema se emplea en el escudo de armas de Australia, en varias de sus monedas, así como por ciertas organizaciones bastante conocidas de Australia, el canguro es de importancia tanto para la cultura australiana como para la imagen del país, por lo que hay numerosas referencias a estos animales en la cultura popular.

También le recomendamos estos artículos:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.