¿Qué hacer si encuentras un Bulto Duro en tu Perro?

La salud de las mascotas es primordial para cualquier persona que tenga una, ya que la mayoría de las veces, estos animales son vistos como parte integrante de cualquier familia y perder a un ser tan querido por alguna enfermedad que desconocemos, puede ser muy lamentable. Por tal motivo, te enseñaremos todo lo relacionado al bulto duro en perro, en este artículo.

BULTO DURO EN PERRO

Bulto duro en perro

Es importante tener en cuenta el estado de salud de este miembro peludo de la familia para garantizar que tenga una vida larga y plena. Debemos ser conscientes de que podemos notar bultos o protuberancias en su cuerpo durante un momento de su existencia. Este tipo de inflamaciones son de gran importancia y que debemos tener una gran observación de las mismas, así como un diagnóstico profesional porque podemos hablar de enfermedades graves.

Eso sí, esto no quiere decir que todo bulto duro en un perro vaya a ser canceroso, para eso hay que ser constantes y pensar que, si surgió algo, tendrá un origen y es necesario hacer reconocimientos médicos y cuidados. Inflamaciones, ronchas y hematomas, pueden ser manifestaciones físicas que pueden ser consecuencia de un problema de salud y requieren nuestra atención y también un adecuado diagnóstico veterinario.

Para detectar estas inflamaciones, es necesario observar al perro, así como palpar el cuerpo y, cuando podamos ver alguna anomalía, siempre tener una opinión veterinaria. Un buen momento para ver estos bultos es durante el cepillado, pero con una simple palmada podemos ver si nuestro perro tiene alguna inflamación inusual en el cuerpo.

En primer lugar, debemos entender y tener claro que cualquier hinchazón se debe al hecho de que existe un problema. La gravedad, como todo lo demás, depende de la causa raíz y las causas del problema y el impacto potencial. Por eso es importante y necesario contar con un diagnóstico profesional precoz para poder valorar el estado de esta inflamación, las causas y las posibles consecuencias de la misma.

Por eso, el punto básico será la observación de nuestro perro para saber si ha cambiado algo en el cuerpo y sobre todo no subestimar la gravedad de la inflamación, ya que insistimos en que puede ser algo grave. Será especialmente importante actuar a tiempo si encontramos alguna desviación.

BULTO DURO EN PERRO

¿Cómo determinar la aparición de bultos?

Para comprender mejor lo que es el bulto duro en perro, lo mejor es hacer una serie de preguntas que habitualmente los dueños y amantes de los caninos pueden hacerse. Por lo tanto, a continuación presentamos algunas que ayudarán a determinar esta dolencia.

¿Es la primera vez que aparece un bulto?

Puede que no sea la primera vez y que un especialista haya diagnosticado un bulto debido a algún tipo de inflamación de la piel o alergia. En cualquier caso, será necesaria una nueva consulta veterinaria para descartar.

¿Tiene algún otro?

Es necesario estar pendiente de cualquier inflamación que podamos sentir en todo el cuerpo del perro cuando está buscando más. Esto es importante para que la información esté directamente disponible para el especialista al analizar el paquete.

¿Cuánto tiempo lleva con el bulto duro el perro?

Lo mejor es saber el tiempo que lleva nuestra mascota con ello, de esa manera el especialista podrá indicarnos que tan grave es la situación y como se puede solucionar.

¿Presenta resistencia o malestar al ser tocado en el área afectada?

Si la respuesta es un sí, lo mejor es dejárselo saber a nuestro especialista. Ya que eso ayuda mucho a determinar el estado del bulto y el tratamiento posible que debe tener nuestra mascota.

BULTO DURO EN PERRO

¿Tiene aumento de la temperatura en la zona del bulto?

Al momento de examinarlo debemos percatarnos no solo de la textura y la inflamación de la piel, sino también de la temperatura, ya que si se siente con mucho calor habría que notificar ese detalle al especialista.

¿Existe alguna relación con tratamientos médicos, alimentación o golpes con el bulto duro en perro?

Al momento de tener al especialista de frente, lo mejor es preguntarle sobre cuáles son las causas que originan el bulto duro en perro y si está tiene relación con tratamientos médicos, alimentos o algún golpe. La respuesta seguramente será un sí. Ya que en algunos casos pueden hacer reacción con la piel de nuestra mascota.

Tipos de bulto

Existe diversos tipos de bulto duro en perro, la mayoría de ellos se clasifican según el tipo de origen que tengan. A continuación, explicaremos a fondo cada tipo de ellos:

Neoplasias

Término en medicina para una masa que no es normal en la piel, que se genera cuando las células que la componen aumentan en número a un ritmo mayor de lo normal. Este tipo de bulto puede ser benigno cuando se propaga solo localmente y maligno cuando se comporta de manera agresiva, comprime el tejido cercano y se propaga a distancia. Externamente, se manifiestan como una masa o tumor que cambia la arquitectura del órgano en el que se asientan.

Sin embargo, pueden ser tan pequeños que se necesita un microscopio para detectarlos. Habitualmente este tipo de bulto duro en perro ocurre en los que son muy mayores de edad.

Quiste

No es más que un saco cerrado con membrana propia que crece con menos frecuencia en una cavidad o estructura corporal, siendo su rasgo distintivo el hecho de que las células que componen su membrana son diferentes a las del cuerpo.

Este tipo de bultos duros en perros, son causadas por algún tipo de golpe sobre su cuerpo generando la ruptura de algún vaso sanguíneo que mancha la piel produciendo así, el color morando tan conocido.

Cicatrices queloides

Una especie de llaga que se extiende por toda la zona afectada con el tiempo. Los queloides se forman con mayor frecuencia en el esternón, el hombro, la parte superior del pecho y la espalda, el lóbulo de la oreja y la cara. Pero, debe mencionarse que estos no se convierten en una enfermedad cancerosa, pero pueden ser lo suficientemente molestos o dolorosos como para requerir tratamiento.

Aunque puede volver a formarse después del tratamiento. Puede evitar que se formen tomando medidas para proteger su piel después de que se haya dañado.

Abscesos

Es la acumulación de pus causada por una infección en cualquier parte del cuerpo. Es una reacción del cuerpo a este proceso infeccioso que causa inflamación que puede verse como bultos debajo de la piel. En otras ocasiones, esta hinchazón crea una llaga o una abertura que permite que el pus se escape. Cuando esto sucede es común pensar en una infección de la piel del perro, pero la infección no tiene por qué ser cutánea.

BULTO DURO EN PERRO

Por vacunas

Además, aunque es raro, pueden aparecer grumos en los perros debido a las vacunas o, en general, a la administración subcutánea de cualquier fármaco. Son los bultos de los perros en el cuello o en la zona de las crines, aquí es donde se suele pinchar.

Ganglios linfáticos

A veces, los ganglios linfáticos se agrandan en respuesta a una infección y podemos verlos agruparse debajo de la piel. Suelen notarse en el cuello o en las patas traseras. Si este es el caso, es importante que vayas al veterinario, ya que probablemente el perro necesite antibióticos.

Pápulas

Las pápulas o pústulas son lesiones cutáneas frecuentes sin pus ni serosidad, elevadas, firmes y de menos de una pulgada de diámetro. El origen de las pápulas puede ser alérgico, pero también pueden resultar de infecciones foliculares o exposición a sustancias irritantes o tóxicas. Estas lesiones suelen desaparecer sin tratamiento, pero pueden infectarse y requerir atención veterinaria.

Lipomas

Estos tipos de bultos en los perros tienen grasa, son blandos, pueden ser benignos y se hayan debajo de la piel. Suelen aparecer en adultos y no es necesario retirarlos a menos que estén provocando molestias en el perro. Si, tras el diagnóstico, el resultado sugiere la malignidad de esta anomalía, el especialista sin duda recomendará su extracción, que suele ser sencilla si se trata de una masa pequeña.

Mastocitos

Los mastocitos son células, distribuidas por todo el organismo, cuya función está asociada a reacciones inflamatorias y alérgicas, pero en ocasiones algunas, inexplicablemente, pueden volverse malignas. Estas masas pueden aparecer en cualquier zona del cuerpo de nuestro perro, aunque más comúnmente en el interior o debajo de la piel. Los sitios comúnmente afectados son el tronco o las extremidades.

Estos choques en perros pueden tener un aspecto abultado firme o suave, similar a otros choques benignos y malignos. Pueden cambiar de tamaño y mostrar diversos signos, como enrojecimiento, hematomas, llagas, hinchazón o caída del cabello. Suelen afectar a perros mayores y determinadas razas, como: bulldog, boston, boxer, labrador o golden retriever.

Dado que es imposible diagnosticar estas protuberancias a simple vista, es necesario que el especialista realice pruebas para confirmar o descartar si se trata de un tumor de mastocitos o no.

Diagnóstico del Veterinario

Ahora que vimos los diferentes tipos de bulto duro en perro, lo mejor será la opinión de un médico veterinario quien determinará por diferentes maneras el tipo de lesión que presenta nuestra mascota.

Fase de palpeo

Cabe destacar que el especialista con un simple toque puede saber mucho sobre el tipo de bulto en cuestión, depende de su dureza, de las molestias que le genera al animal, de su apariencia. Por tanto, para poner «cara» al tipo de masa en cuestión, el veterinario, como primer paso, realizará un examen físico completo del animal. Luego se centrará en la masa alienígena y sus alrededores.

Pruebas que se deben realizar

Luego de hacer la anterior fase, el especialista le indicará las pruebas que debe hacérsele a la mascota y poder determinar mejor la situación de salud de la misma. Entre las cuales podemos mencionar:

BULTO DURO EN PERRO

Análisis de sangre y orina

Por lo general, la primera prueba que se suele hacer en el animal es un análisis de sangre y orina para ver si algo distinto de lo que imaginamos pudo haber causado este problema, como una posible infección.

Radiografías

Una radiografía completa y, si es posible, otra del área continuará observando más de cerca el tamaño y el tipo de bulto. Normalmente, si se observa algo extraño, se realizará una radiografía para que, en el caso de cualquier tipo de bulto peligroso como un tumor, descarte o confirme la presencia de cualquier tipo de metástasis.

Ecografía

Una prueba que el veterinario puede realizar si lo considera oportuno es la ecografía. Busca diferenciar masas de origen quístico de masas más sólidas y evaluar si algún órgano está afectado.

Resonancia magnética

Si se observa una gran hinchazón en el cuerpo, se realizará un examen de resonancia magnética. Con él, se delimitará la extensión de la masa en cuestión.

Biopsia

Finalmente, se debe realizar una biopsia para determinar y analizar con precisión las propiedades de la masa y saber si es algo benigno o maligno.

BULTO DURO EN PERRO

Consideraciones Finales

Para culminar con el artículo sobre bulto duro en perro, nos gustaría mencionar una serie de detalles que son muy importantes a conocer sobre el tema. Ya que las mismas ayudarán al dueño de cada mascota a estar bien informado y preparado para afrontar esta situación.

Los perros mayores

La edad es el factor más determinante a la hora de desarrollar un cáncer y el tiempo siempre corre en nuestra contra. Si notamos alguna anomalía, sea la que sea, acudimos al veterinario lo antes posible para que no continúe. El tiempo es vital para salvar la salud de nuestro mejor amigo.

El cáncer originado por un bulto duro en perro

Los estudios confirman que más de la mitad de los perros que viven una media de diez años o más mueren de algún tipo de cáncer. Esta enfermedad suele empezar a manifestarse con un bulto, por eso insistimos en que la rapidez del diagnóstico es vital. El cáncer parte de una sola célula que sufre una serie de mutaciones que la vuelven anárquica.

Agente ambiental

Hay que tener en cuenta que muchos factores ambientales pueden ocasionar estos problemas: químicos como herbicidas y pesticidas, radiaciones como ultravioleta y rayos X, entre otros. Los efectos de estos agentes suelen acumularse a lo largo de los años, lo que explica por qué el cáncer se presenta principalmente en perros mayores.

Desconocer su existencia puede ser un grave error

En la actualidad, es posible que no se conozca con exactitud la causa específica de algunos tumores o tumores malignos. Por eso, es importante tener un control, un diagnóstico profesional y en definitiva una prevención para que nuestro mejor amigo tenga buena salud y una larga vida.

Esperamos que este artículo ¿Qué Hacer si Encuentras Bulto Duro en tu Perro? haya sido de su agrado, si le interesa conocer más sobre otros temas, le invitamos a leer sobre:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.