Buitre: Características, Hábitat, Comportamiento y más

El buitre es una ve rapaz que se encuentra en América, África, Asia, India, Europa y otros puntos del mundo, son conocidos por localizar sus presas desde el cielo, esperar que mueran y comerlas con sus picos fuertes y resistentes. En esta entrada se conocerá un poco más sobre su reproducción, alimentación, entre otras cosas.

características del buitre

Buitres

El buitre es un ave muy grande y pesada, esta ave es rapaz, de pico masivo, desproporcionado y carnicero; su largo cuello desnudo en su físico se encuentra cubierto de diminutas plumas blancas que le dan una apariencia única, se puede diferenciar y notar que en su base presenta un grueso y notable collar de finas plumas a través de este animal.

Uno de los tipos de buitres principales es el buitre leonado, apodado así en varios países, de las aves carroñeras esta tiene ese nombre por las diferentes y variadas tonalidades pardo león que se encuentran a lo largo de su cuerpo. Un rasgo distintivo de sus características es que en el pecho tienes dos pequeñas calvas, estas dejan al descubierto la piel sonrosada del animal y la intensidad de su estado de ánimo.

Características

Estos además de su atractivo plumaje poseen garras enormes, con el tiempo han perdido la capacidad prensil de las verdaderas aves de presa, dichas garras poseen dos largos y delgados filos en las uñas poco trabajadas, pero mientras esto sea así podría indicar que el buitre no se gana la vida cazando. Los individuos más aparatosos suelen medir de entre 120 centímetros junto con una envergadura que supera los 2 metros y medio, y un peso de casi 11 kilogramos por lo mínimo.

Estos animales apenas con  sus cantos es fácil diferenciar los que son adultos de los vienen creciendo. Los primeros muestran un color general más desgastado y con el pasar del tiempo tiñe de color hueso todo su borde y su pico.

En esta avanzada fase el iris del ojo se muestra de color marino mientras que por otro lado los que son más jóvenes suelen presentar contrastes de color más fuertes como por ejemplo en su plumaje que es de un bonito marrón claro y en esta fase el pico aún es negro y los ojos oscuros. Algunos expertos dicen pequeñas diferencias en el tamaño y formas del cráneo.

buitre leonardo

Las claves visuales que podrían ayudar a distinguir machos de hembras es el llamado dimorfismo sexual que es en este caso algo difícil de descifrar, es más fácil reconocerlo cuando están en pleno vuelo, pues su silueta cuando están en los aires se ve con alas grandes de bordes redondeados acabadas en plumas y separadas de modo que ofrece la visión más popular de la especie.

Es entonces cuando las plumas de las alas y las de la corta cola en forma de abanico se descubren totalmente negras, son comunes las líneas de color blanco y el resto del plumaje es de un castaño intenso en los más jóvenes y de un oscuro en los adultos.

Estos animales no realizan aleteos de ningún tipo, pues parece que cómodamente se dejan llevar y así es, los primeros rayos de sol calientan ciertas masas de aire que por diferencias de temperatura y presión forman las conocidas corrientes térmicas ascendentes, todo un recurso natural que han sabido explotar estas aves.

Las ventajas de este sistema de vuelo son evidentes estas pesadas aves progresan en el cielo con un gasto energético mínimo y si las condiciones atmosféricas lo permiten, realizan largos desplazamientos en busca de alimento pudiendo así separarse de sus nidos a más de 100 kilómetros. Las diversas corrientes son aprovechadas en función de las necesidades del momento, algunas son empleadas básicamente para ganar altura.

El viento mañanero es un recurso natural y verdaderamente práctico y habitual de la montaña. También son aprovechadas las corrientes de aire que chocan en los valles y aunque la trayectoria de desplazamiento más habitual la realizan alternando fases de remonte en espiral seguidas de largos recorridos horizontales en los que lentamente van perdiendo altura, pero ¿cómo localizan estas corrientes de aire y logran tan elevada distancia en el cielo?

el buitre y su pico macizo

Se ha podido comprobar que algunos buitres prospectan el terreno por encima de los 3.000 metros de altitud y además que poseen una vista muy precisa, casi siempre lo logran mediante la vista técnica desarrollada. La vista es sumamente importante para todos los buitres, entre ellos esto es una regla de oro ya que para el trabajo en equipo lo más importante es no perderse de vista, por tanto, todos los individuos del grupo intentarán tener localizado al vecino más próximo.

Es decir, tejen una red de buitres interconectados y si el día es propicio será cuestión de tiempo que alguno encuentre lo que todos ansían. Se sabe que los buitres se mantienen mediante la presencia de otras aves, en torno al líder de la manada para localizar el alimento. Los primeros en cazar son casi siempre los cornidos, cuervos, etc.

 

Otra extraña característica natural y curiosa, es que antes de comer la carne cazada casi siempre origina una llamativa danza alrededor de la carne. Demuestran picotazos, empujones, y rasguños a la hora de cazar y marcan las normas impuestas por el hambre, que son abrir ampliamente las alas para incrementar el tamaño y así amenazar, adelantar y estirar el cuello, o mostrar las débiles garras frontalmente en señal de amenaza.

Todo esto son estrategias y gestos intimidatorios fácilmente entendibles. Lo importante para los buitres es exhibirse y hacerse respetar, y si esto no funciona es letal para ellos ya que los animales más dominantes no dudan en pasar al ataque directo sobre estos. En medio de una pelea la producción de saliva de estos animales es abismal, todo esto como como reflejo de la increíble adaptación digestiva propia de estos depredadores.

Sus complejos jugos gástricos funcionan a modo de fármaco natural en contra de las enfermedades letales propias del ambiente. Además de eso puede considerarse que los buitres juegan un papel fundamental a la hora de mantener el estado sanitario de nuestros campos y hasta del mundo, el ecosistema.

El buitre se ha mostrado estrechamente dependiente de las cabañas ganaderas humanas y superados los años negros de epidemias bovinas y porcinas, la situación para los buitres vuelve a deslumbrarse estable, aunque la amenaza continua de los enemigos de estas aves puede hacer caer a varias víctimas y hacerlas parte de su exclusivo sistema de alimentación.

Tipos de Buitres

Al decir buitres se hace referencia a dos Tipos de aves que realmente no tienen gran relación el uno con el otro, se pueden denominar estos grupos como los del viejo mundo y los del nuevo mundo, en cada uno de ellos hay una serie de diferencias considerables:

  • Buitres del viejo mundo: Estos serían aquellos buitres que pertenecen a la familia Accipitridae donde se incluyen también a las águilas y a los azores, generalmente estas especies son encontradas en el continente africano, el asiático y en el europeo.
  • Buitres del nuevo mundo: Este segundo grupo abarca a los denominados buitres americanos, donde también se incluyen a los cóndores. De hecho los buitres americanos no se encuentran emparentados realmente con los buitres del viejo mundo. Son llamados así porque en su mayoría habitan en América.

Alimentación

Las pirámides ecológicas son una manera práctica de entender el complejo ciclo de la vida de estos, aquello de comer y no ser comido. Predadores y súper depredadores viven una existencia basada en perseguir, cazar y dar muerte a otros animales ya que de estos se alimentan.

La energía en este caso se transmite fundamentalmente a través de la ingesta de carne, los necrófagos o pájaros carroñeros coronan la cúspide de la pirámide trófica, estos experimentados devoradores de cadáveres cumplen una importante función sanitaria en la naturaleza, librándola así de focos infecciosos y basuras que lo que hacen es contaminar el planeta.

Reproducción

En España la colonia que mayor número de individuos de esta especie soporta cuenta con más de 680 parejas registradas hasta ahora y sus vidas se encuentran profundamente marcadas por el periodo reproductor. El celo, la nidificación y la cría de los pollos suponen una dedicación plena de casi nueve meses continuos en los que no solo las hembras se encargan de cuidar los huevos, también los machos tienen trabajo.

alimentación del buitre

A inicios de diciembre los adultos se muestran inquietos y el vuelo sincronizado es una de las especialidades del buitre en lo que a cortejo se refiere, ya que en ocasiones macho y hembra llegan a tocarse en pleno vuelo. Una de las Características de las aves que solo tienen algunas especies, es que las parejas de buitres son fieles de por vida y los enamorados culminan sus juegos acrobáticos con repetidas cúpulas sobre la roca.

La manera en la que estos animales escogen su estadía es en esas mismas fechas de diciembre cuando preparan el nido, aunque en este sentido no son unos excelentes constructores, pero sí dedican tiempo a la ubicación apropiada del mismo, evitando siempre la orientación norte y buscando en lo posible muros techados e incluso cuevas. Una vez construido esto depositan un único huevo de unos 9 centímetros.

 

Macho y hembra se reparten la tarea de lograr que la temperatura del huevo no descienda prolongadamente por debajo de los 42 grados centígrados ya que esto podría ser crucial, y aunque la hembra siempre demostrará una mayor entrega al respecto durante todo el periodo reproductor, ambos progenitores dependerán por entero el uno del otro y ni la lluvia ni la nieve impedirán que estos obstinados padres reciban el milagro de la vida pasados dos largos meses.

Si la alimentación es correcta la cría va cambiando de aspecto de manera rápida y eficaz superando los 2 kilogramos en los primeros 30 días. Resulta de suma importancia la supervisión de los adultos en esta etapa tan indefensa ya que un movimiento mal coordinado, o la mera curiosidad infantil, podría causar una caída del nido con fatales consecuencias.

Todos los días el radiante sol con sus rayos podría afectar de manera considerable y si a eso le sumamos la lluvia y fuertes vientos de montaña, se podrá comprender lo importante que resulta que estos animales puedan contar con el abrigo protector de los enormes corpachones de los adultos.

Los primeros meses los padres lo serán todo para el joven buitre, trayendo almacenada en sus noches la ansiada y esperada comida, ya una vez terminado el periodo de cría, los nidos abandonados y los restos de plumón diseminados por el entorno recuerdan que está próxima la emancipación de los jóvenes, sus primeros vuelos, aunque algo torpes, pronto los llevan a explorar rincones próximos ante el mundo.

 

A finales de esta etapa estos se preparan para realizar un largo viaje migratorio rumbo a áfrica, o al menos es lo que hacen la mayoría de estos animales, todo un reto que necesitarán dominar perfectamente las leyes aéreas, requiriendo a su vez, un enorme aporte de alimento que asegure su resistencia.

Ejercitar las alas es importante y los buitres lo saben, es por eso que esto se convierte en un acto cotidiano de estos animales, al dejar atrás la infancia estos entran en un periodo de adolescencia que pasados cuatro años culminará con su primer celo, momento en que buscarán pareja e intentarán prolongar su propia familia en la montaña o incluso el mismo nido que los vio nacer y reproducirse.

Buitre Leonardo

La especie Gyps Fulvus como conoce la ciencia al buitre leonado, expande su especie por la región pale ártica y el noroeste africano, llegando hasta Asia central, Arabia e Irán. La importante población ibérica, la más occidental, representa el 95% de toda la europea, mientras que en España actualmente se encuentra en lenta expansión y aunque no es muy común para estos animales adaptarse a ambientes costeros, recientemente ha llegado a Baleares lo que supone todo un hito.

Cortados fluviales y sistemas montañosos de todo tipo han sido reconstruidos de manera exitosa en los últimos 30 años esto ha ocasionado que en algunas regiones su antigua categoría de especie en peligro sea sustituida por la especie de interés especial.

La protección que ofrece este arriesgado estilo de vida de un buitre es una de las claves de su éxito como especie, de este modo eligen las paredes más verticales y los cantos más salientes para instalarse en lugares verdaderamente de agrado para estos animales, ya que buscaran su comodidad y donde se sientan a gusto.

En sus hábitats, cerca de ellos o donde se vea en cualquier roca, montaña o incluso en el piso manchas blancas, es sinónimo de que ahí habitan buitres ya que dichas manchas son originadas por la acumulación de excrementos y esta es una pista fácil para localizarlos en cualquier lugar. A menudo resulta algo divertido localizar en la lejanía a estas auténticas aves vivientes cuyas vidas se encuentran profundamente ligadas a enormes castillos de piedra colgados del cielo que se representan como los nidos de estos.

Pese a que son pocos los casos de convivencia grupal dentro del orden de las rapaces diurnas (algo que comparten con el algunas especies que entran en el grupo de las aves rapaces nocturnas), el buitre aprovecha eficazmente los beneficios que le brinda la vida en sociedad, esta especie forma auténticos baluartes sobre los que en ocasiones se asientan cantidades ingentes de aves.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.