Definición y Diferencia entre un Buey y un Toro

Es común que las personas usen distintos vocablos para hacer referencia a animales que se parecen. Pero en la ganadería, el buey, el toro, el becerro, la vaca y el ternero son animales muy diferenciados. ¿Quieres saber cuáles son los rasgos que los definen? Te invitamos a seguir leyendo este artículo.

buey-1

Diferencias entre el Buey y el Toro

Antes de que te indiquemos cuales son los rasgos que distinguen a un toro y un buey, consideramos importante explicarte primero lo que significa cada uno de esos vocablos. En la ganadería productiva o de subsistencia, son términos que se utilizan de forma diferente para hacer alusión a ejemplares productivos.

Esta manera de referir se a animales que tienen muchas semejanzas no quiere decir en realidad que se trate de especies o razas distintas, sino cada uno de ellos cumple una determinada función o rol debido a sus propias características.

Otro asunto es el hecho de que en nuestro acontecer diario usemos esas denominaciones sin que tengamos un conocimiento pleno de cuál es concretamente su significado. Por esa razón, observamos que es común que haya cierta confusión sobre lo que es un toro, un buey, una vaca, un novillo, una vaquilla, un ternero, y algunos otros.

De seguidas, procuraremos explicar el significado de cada una de esas denominaciones y de qué manera se usan en la explotación ganadera, antes de que concluyamos con las diferencian que distinguen a un buey de un toro.

Significado de cada término

El Toro es un macho adulto, fértil y no castrado, cuyo papel fundamental en la ganadería es la reproducción. Es decir, son los ejemplares sementales con los que se aparearan las hembras adultas y fértiles para generar crías.

buey-2

La Vaca en la ganadería, es la hembra adulta y sexualmente activa que ya ha tenido crías. Pero también es éste el vocablo que se usa para referirnos coloquialmente a las varias razas de la especie Bos primigenius, que es el término con el que se identifica al ganado doméstico.

El Buey, generalmente se define como de uso general, los bueyes suelen ser machos adultos que han pasado por el proceso de castración, luego de haber de alcanzar su etapa de madurez sexual. Infortunadamente, son éstos los animales que a día de hoy se utilizan como una herramienta de trabajo en el campo, a lo que coloquialmente se le denomina yunta de bueyes.

Desde hace mucho tiempo, los bueyes son los que han efectuado trabajos muy pesados, tales como arrastrar carros o arados. Es cierto que en muchas oportunidades los toros y las hembras también han ejecutado esas labores, pero no es lo común y corriente. Hay ciertos países en los que el vocablo buey es empleado comúnmente para designar a los machos de varias razas de ganado doméstico.

El Novillo, es el término que se emplea para designar a los machos jóvenes castrados antes de que alcancen la madurez sexual. Su carne posee un gran valor en el mercado, por esa razón, estos ejemplares casi nunca llegan a alcanzar la edad adulta.

El Ternero, con éste término suele designarse a un macho joven y fértil que todavía se encuentra en período de lactancia.

La Vaquilla es la denominación que se emplea para designar a las hembras jóvenes y fértiles, de alrededor de uno a dos años que todavía no han tenido crías.

Como Becerro se designa con este nombre a todos los bovinos machos o hembras, que tienen menos de diez meses de edad, que todavía son amamantados por las vacas.

Le hemos mostrado una definición de los términos que se utilizan en el mundo de la ganadería de manera común para designar a los animales que tienen las características que hemos especificado, pero también puedes encontrar una cantidad de variantes que dependen del país en que te encuentres. Además, hay que mencionar un término relativamente nuevo que es el freemartin, con el que se hace referencia a los ejemplares estériles que no tienen la capacidad de engendrar crías.

Particularidades entre un Buey y un Toro

Una vez aclaradas las terminologías, los vocablos y sus significados de los términos buey y toro, te va a resultar relativamente simple poder entender las diferencias que existen entre ellos.

En principio, hay que explicar que no se trata de una diferencia que se refiera a razas o especies. Ambos vocablos se emplean para referirnos a animales machos de diferentes razas que pertenecen a una misma especie que es la Bos primigenius.

Realmente, las diferencias esenciales entre un buey y un toro vienen dadas por los usos que los humanos les hemos dado a cada uno de ellos, tanto en la actividad agropecuaria como en la actividad relacionada con la ganadería.

Como ya hemos indicado, los toros son machos adultos, fértiles y sexualmente activos, que tienen como rol esencial crear la descendencia. Por esa razón, también se les da el nombre de ejemplares sementales, que se dedican en un alto porcentaje y de forma integral a la actividad reproductora.

buey-3

En cambio, los bueyes son los machos adultos que, por alguna razón de conveniencia de su dueño, han sido castrados luego de que han alcanzado la madurez sexual. Su principal papel es poder ejecutar múltiples tareas en el campo productivo, debido a su gran resistencia física y su fuerza.

El Significado de la distinción

Esta distinción no quiere decir necesariamente que los bueyes son ejemplares infértiles o estériles. Inclusive es probable que los bueyes hayan sido toros sementales de reproducción en el período de su juventud, antes de haber pasado por el proceso de castración.

Desde los comienzos, la razón de tener que tomar la decisión de castrar a un ejemplar macho adulto se ha relacionado con la necesidad que se tiene de él para desempeñar el duro trabajo en el campo. Recordemos que no existían maquinas o tractores, y que la producción agrícola dependía de la fuerza y potencia de algunos animales, como los bueyes, los caballos e incluso los perros.

Debido a razones de conveniencia, parte del ganado era castrado también para poder controlar sus instintos de reproducción y su deseo sexual, y así poder dirigir su actividad en el traslado de los arados, cargar los alimentos producidos y otras muchas actividades.

buey-4

Afortunadamente, le evolución y la tecnología han permitido al hombre poder sustituir a la llamada tracción a sangre por máquinas y tractores con motores y engranajes. No obstante, aun la explotación animal para el trabajo subsiste y una gran lucha se está llevando a cabo para poder evitarla.

Si te ha gustado este tema, te recomendamos estos otros interesantes artículos:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.