Porque cada día su misericordia es nueva en nuestra vida, te mostramos los mejores versículos para tener un Buen día con Dios. Cada día es de agradecimiento, por lo tanto en este post hablaremos las diferentes maneras de tener un buen día con Dios nuestro salvador.

Buen-dia-con-dios-1

Buen día con Dios

Cuando despertamos nos damos cuenta que hay muchos motivos para agradecer a Dios; Él nos regala el placer de despertar, respirar y eso es parte de su misericordia. Por ese motivo siempre debemos agradecer y afrontar cada día y siempre pensar que todo es una bendición del Padre.

Desde el comienzo de cada día, todo está en manos del Padre. Mire atentamente estos versículos, le ayudarán a comenzar un nuevo día en la presencia del Señor y a sentirse lleno de un corazón agradecido.

¿Cuántas veces te despertaste desesperado y reacio a afrontar un nuevo día? La Biblia nos da algunas claves para que podamos comenzar nuestros días con fuerza y ​​coraje. Encuentre aquí algunas escrituras que cambiarán su actitud hacia el mañana y el nuevo amanecer.

Piensa en cosas buenas

Por lo demás, hermanos, consideren bien todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable,todo lo digno de admiración, en fin todo lo que sea excelente o merezca elogio. (Filipenses 4:8)

Nuestros pensamientos influyen enormemente en cómo nos sentimos y cómo vemos la situación que enfrentamos. Empiece a pensar en todas las cosas buenas de la vida desde la mañana y enfrente los desafíos venideros, y verá cambios en su perspectiva. ¡Solo así podrás tener un buen día!

Buen-dia-con-dios

Recuerda las misericordias de Dios

El gran amor del Señor nunca se acaba, y su compasión jamás se agota, cada mañana se renuevan sus bondades; ¡muy grande es su fidelidad! (Lamentaciones 3:22-23).

Cada mañana, la misericordia del Señor por ti se renovará. Es por su gran amor que puedes vivir este día. Recuerde agradecer por el nuevo día y crea en la lealtad de Dios.

Dar gracias a dios

Alaba, alma mía, al señor; alabe todo mi ser su santo nombre. Alaba, alma mía al Señor y no olvides ninguno de sus beneficios. (Salmo 103: 1-2)

Recuerda agradecer a Dios y recuerda todas las cosas buenas. ¡Dios nos ha dado tantas bendiciones! Hay al menos cinco cosas para agradecer a Dios todos los días. Exprese gratitud al Creador y se encontrará más preparado para este día.

Entrega tu día a Dios

Encomienda al Señor tu camino; Confía en él, y él actuará. (Salmo 37:5)

Para empezar bien el día, lo mejor es darle todo a alguien que pueda hacerlo todo. Cree en Dios, él te ayudará a ganar hoy. Cuando creemos en Dios, podemos estar seguros de que nuestro viaje en la vida será justo y reparador. Creer en la existencia de Dios es un sentimiento que se produce al leer la Santa Palabra. Conocer a Dios a través de la Biblia satisfará nuestra confianza y eliminará nuestras dudas internas y miedo.

Pide la ayuda de Dios

Por la mañana, Señor escucha mi clamor; por la mañana te presento mis ruegos, y quedo a la espera de tus respuesta. (Salmo 5:3).

Si está preocupado o desanimado por algo, ¡dígaselo a Dios! Como a todos los queridos padres, le gusta escuchar las voces de los niños, ayudarlos y animarlos. Pasa tiempo con Dios todas las mañanas, cuéntale tus planes para ese día y presta atención a sus instrucciones y preocupaciones.

No te preocupe por las dificultades de la vida, Por sus altibajos, por su decepción, El panorama es más o menos sombrío. Quiere lo que Dios quiere. Proporcionado en preocupaciones y dificultades tu simple sacrificio de alma, pero acepta el designio de su providencia. Piensa que no es importante estar frustrado si Dios piensa que eres plenamente consciente a su gusto.

Organiza tu día

Los Planes bien pensados: ¡Pura ganancia! Los planes Apresurados: ¡Puro fracaso! (Proverbios 21:5)

Vale la pena dedicar unos minutos a organizar las prioridades del día. Escriba lo que debe hacer en función de las prioridades de la agenda y ensaye mentalmente el tiempo que crea que se puede incluir. También intenta dejar algunos lugares vacíos para descansar, recuperar fuerzas o desencadenar imprevistos.

Pedir por sabiduría a Dios para administrar nuestro tiempo, al igual que oramos para provisión o ayuda. Además, podemos rezar para que seamos sabios. A veces nos preocupamos demasiado cuanto el tiempo pasa y no vemos alguna salida para algo, lo que puede llevarnos a tomar decisiones equivocadas. A través de sus palabras, Jesús nos dijo: «Por tanto, no te preocupes por el mañana, porque mañana te cuidarás. Soluciona tus problemas todos los días». Aliviemos la carga hoy y dejemos que el Dios del universo controle nuestro mañana.

Podemos llamar tiempo de tranquilidad al tiempo para leer la Biblia, meditar, orar y adorar a Dios todos los días. Esto es muy importante en la vida de un cristiano y puede ayudarnos a crecer, madurar en nuestra fe y conocer a nuestro Padre Celestial. Encontré demasiadas bendiciones, parte de la razón para ser sabio es no dañar nada ni los intereses de nadie, debe ser nuestra máxima prioridad.

Buen-dia-con-dios

Dedica tus planes al señor

 Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios. (1 Corintios 10:31).

Hacer el bien es una forma de alabar a Dios, decide trabajar duro hoy, ser una persona honesta , trabajar duro para la gloria de Dios. Descubrirás que cuando haces todo de esta manera, tu actitud mejorará tu trabajo diario para glorificar a Cristo. Cuando hagamos cosas que agradan a dios estaremos siendo fieles a sus preceptos, disfrutamos ser cada día mas bondadosos con el prójimo y hasta con nosotros mismos.

Agrada a Dios en todo

Por Jehová son ordenados los pasos del hombre, Y él aprueba su camino. Cuando el hombre cayere, no quedará postrado, porque Jehová sostiene su mano. (Salmos 37:23-24).

Siempre agrada al Señor en lo que sabes, toma una decisión que lo honre. Pero recuerda, incluso si fallas, él nunca te dejará, él te apoya y te ayuda a ponerte de pie y avanzar hacia su gloria y honor. ¡Cree siempre que él te ama y se preocupa por ti!

¿Cómo podemos agradar a Dios? Siendo fieles a sus ordenanzas, a su sabiduría, tomando decisiones sabias que lo agraden a él, solo así estamos en el camino correcto. El camino a la verdad y la buena voluntad.

Cuando nos sentimos invadidos por la fe y alimentados por el amor de Dios, cuando decimos buen día con Dios, este nos inspira a compartir e infectar a nuestros conciudadanos, con este fuerte deseo y deseo de hacer siempre cosas buenas hacia el prójimo, ayudar, ser caritativos y siempre tender una mano amiga a la persona que así lo requiera.

Mi confianza esta puesta en Dios

En Dios, puedo hacer todo, lograr todo, superarlo todo. Mi confianza en Dios siempre me ha consolado, solo él puede garantizarnos que podemos vencer el miedo y la adversidad trabajando en su nombre, que podemos vivir en paz y armonía y podemos eliminar el deseo de fe.

Confía en Dios

Salmos 143:8 Hazme oír por la mañana tu misericordia, Porque en ti he confiado; Hazme saber el camino por donde ande, Porque a ti he elevado mi alma.

Señor mi Dios, que pueda sentir tu amor en este día, ayúdame a confiar más en ti y obedecer tu instrucción en cada situación. Cree que Dios acepta su propósito en nuestras vidas, sabiendo que solo él está bajo control absoluto.

Cuando creemos en Dios, podemos estar seguros de que nuestro viaje en la vida será justo y reparador. Creer en la existencia de Dios es un sentimiento que se produce al leer la Santa Palabra. Conocer a Dios a través de la Biblia satisfará nuestra confianza y eliminará nuestras dudas internas, si tenemos fe en él todo estará bien.

Querido lector si quiere seguir disfrutando de nuestros artículos sigue leyendo: Imagen y semejanza de Dios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here