Betadine para Curar Heridas de Perros

Un animal tan ágil como un perro al que le encanta correr, saltar y morder siempre está expuesto a percances que pudiesen causarle heridas. Es importante que estemos preparados para atender este tipo de emergencias de la mejor forma posible. El Betadine es un producto que se utiliza para curar heridas leves en humanos y que igualmente sirve para los canes. En este artículo te contamos como utilizar correctamente Betadine para Perros.

Betadine para perros

El Betadine en Perros

El betadine es un producto que es utilizado para curar heridas y que siempre tenemos a mano en el botiquín de primeros auxilios hogareños. Se puede adquirir sin receta médica en cualquier farmacia y es muy usado por niños y adultos. Empero, como dueños de perros, se nos puede presentar la duda acerca de si el betadine puede ser empleado en nuestras mascotas.

En los siguientes párrafos damos respuesta a dicha inquietud, señalando además como realizar una correcta desinfección y los cuidados que deben tenerse a la hora de su aplicación sobre heridas superficiales o de mayor gravedad.

¿Qué es el Betadine?

El betadine es la denominación comercial que se le da a la povidona yodada, el cual es un compuesto de efectos antisépticos y desinfectantes, que se usa sobre heridas para higienizarlas e impedir el surgimiento de infecciones. Es efectivo contra bacterias, hongos, ciertos virus, protozoos y esporas. Por ende, es un producto que cubre un amplio rango de infecciones. Está diseñado únicamente para uso tópico, lo que significa que debe ser empleado únicamente a nivel de la piel, no para ser ingerido.

El betadine se puede encontrar disponible en varias presentaciones, siendo la más frecuente el envase de líquido para su utilización directa. Esta última es la que, por ser más práctica, se suele utilizar en perros. Igualmente se puede conseguir betadine como gel, solución jabonosa, monodosis o en formatos especiales para ser usado en la boca y en la vagina, pese a que son presentaciones raramente utilizadas en veterinaria.

Betadine para perros

Usos de Betadine en Perros

Suele recomendarse el betadine para ser aplicado sobre heridas o escoriaciones menores y cortes o quemadas a nivel superficial. Por ende, son lesiones poco graves que podríamos tratar en casa. No se debe aplicar betadine sobre heridas grandes o profundas ya que, casos como estos solo deben ser examinados por un veterinario, quien determinará el tratamiento y los medicamentos más apropiados.

A nivel clínico, los veterinarios igualmente suelen usar betadine para higienizar el área que va a ser sometida a cirugía. A modo de resumen, si se puede usar betadine sobre heridas de perros mientras están sean leves y se encuentren a nivel superficial. 

¿Cómo Curar a un Perro?

Habiendo determinado que si puede ser efectivamente usado el betadine en perros, debemos siempre tenerle a mano, ya que es uno de los desinfectantes a los que se puede recurrir cuando se necesite curar heridas menores en dichos animales.

Reconocimiento de Heridas

Con el arribo del buen tiempo nos animamos a pasar más tiempo fuera, de paseo o de excursión por el campo, recorriendo nuevos territorios o jugando en el parque. Tales actividades suelen enriquecer la vida de nuestro can y les posibilita desarrollar una apropiada conducta, pero pueden implicar una mayor probabilidad de heridas, ya sea por roces, percances o de ser mordido por otros animales. Por ello nos agrada brindarte una serie de sugerencias en caso de que se presenten heridas:

Betadine para perros

  • Al anochecer aprovecha un momento de sosiego y mimos para inspeccionar la piel de tu leal amigo buscando algo que no se puede ver a simple vista (sin olvidar sus orejas, un escondrijo usual de las espigas), puesto que las lesiones infectadas en perros podrían ser difíciles de localizar.
  • En caso de conseguir una herida de cierta profundidad o superficial, es de suma importancia señalar que es un mordisco. En ocasiones, heridas menores por mordisco, esconden debajo de la piel lesiones serias que se infectan con facilidad y se profundizan, pudiendo provocar en escasos días un problema de mayor gravedad.
  • Si presientes la existencia de una lesión grave o de una mordida (para este segundo caso, da lo mismo el tamaño, ya que usualmente se infectan y causan muchos problemas), se va a requerir la evaluación de un veterinario, ya que únicamente un especialista conoce la dimensión de esta clase de heridas.

Aplicación de Betadine

A la hora de aplicar betadine en las heridas del can, la lesión debe ser lavada y secada con anterioridad. Para tal fin, se sugiere, en primer lugar, cortar el pelo que rodea el área afectada, al igual que los pelos que, por su largo, caigan y rocen la herida. Con ello se logra delimitar y observar de mejor forma la lesión, minimizar posibles contaminaciones, mantener la ventilación y favorecer la cicatrización.

Lo esencial para una debida sanación es limpiar profundamente la herida. Para poder alcanzarlo lo más conveniente es bañarla con mucha agua o, para mejores resultados, con suero fisiológico. De este modo, logramos retirar cualquier residuo de piedrecillas, arena o tierra que haya podido permanecer adherido. Luego, se procede a secar con una gasa limpia. Lo más apropiado es que, para realizar este procedimiento, contemos con guantes descartables o, al menos, que tengamos las manos lo suficientemente limpias.

Tras lo cual, ya podemos aplicar el betadine de forma directa sobre la herida o humedeciendo una gasa con este liquido y toquetear con ella la lesión. Se recomienda usar el betadine con indicaciones de concentración del 10 %, diluido al 0,2 %, lo cual equivale a mezclar 2,2 ml de betadine con 2 litros de agua. El betadine puede ser aplicado hasta un máximo de dos veces cada día. No se aconseja vendar una herida muy superficial.

Hay que estar pendiente de su evolución y, de llegar a empeorar, o se percibe algún olor desagradable, pus, hinchazón, enrojecimiento, etc., se debe acudir al veterinario. Así mismo hay que evitar los más que se pueda que el animal la lama o mordisquee, ya que podría infectarla o demorar su cicatrización. El betadine no de ser utilizado en heridas internas de la boca, en mucosas, oído ni, obviamente, en los ojos.

Hay que tener presente, adicionalmente, que el betadine, en contraste con la clorhexidina, entinta la herida, lo que podría entorpecer su visualización. El betadine jabonoso igualmente puede ser utilizado para baños. Por ejemplo, se podría emplear esta clase de betadine cuando el animal sufre una pioderma, esto es, una infección bacteriana a nivel cutáneo. En tales casos el lavado con betadine vendría a ser parte del tratamiento que pudiese prescribir el veterinario.

 

Intoxicación por Betadine

El betadine, de forma regular, es aplicado en cantidades tan mínimas que no causa problemas. Empero, pese a que es posible utilizar betadine en perros, hay que ser cuidadosos con la concentración. Una concentración muy elevada puede provocar irritaciones en la piel. De igual manera, por su ínfima cantidad, el can podría lamer la herida sin consecuencias, aunque conviene más, claro está, que no pueda acceder a ella.

Si, por algún motivo, tuviese lugar el remoto caso de que el perro llegase a consumir una gran cantidad de betadine y llegamos a percibir síntomas de intoxicación como convulsiones o vómitos, se debe contactar de forma inmediata al veterinario y señalarle lo que presumimos pudo haber sucedido.

Otros artículos interesantes que te recomendamos son:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.