Oración a Beato Francisco Edreira Mosquera

Se celebra el 6 de noviembre

La Iglesia lo considera un santo porque fue un hombre de fe que vivió sus convicciones religiosas de forma coherenete y con gran amor a Dios. A pesar de las dificultades que enfrentó, Francisco Edreira Mosquera siempre mantuvo la esperanza y la confianza en el Señor. Rezarle ayuda a recordar que, con la gracia de Dios, podemos superar todas las adversidades.

Biografía y vida de Beato Francisco Edreira Mosquera

Beato Francisco Edreira Mosquera nació en la ciudad de Santiago de Chile, el 9 de marzo de 1833. Fue bautizado al día siguiente con el nombre de Francisco Antonio María. Sus padres eran Juan Bautista Edreira y María del Carmen Mosquera.

Desde muy joven demostró una gran vocación religiosa, y a los diez años ingresó en el Seminario Conciliar de Santiago, donde estudió filosofía y teología. Allí fue ordenado sacerdote el 25 de septiembre de 1858.

Luego fue destinado como capellán a la parroquia rural de San Bernardo, donde permaneció hasta 1863. En ese año fue designado vicario foráneo en la parroquia rural de Melipilla, y luego capellán en la capilla del Santísimo Cristo del Calvario, en Santiago. En 1865 fue nombrado párroco de San Bernardo, cargo que ejerció hasta 1867.

En 1868 fue designado vicario general adjunto del obispado, y un año después obispo auxiliar y vicario general capitular del arzobispado metropolitano de Santiago. En 1870 fue nombrado canónigo penitenciario mayor del arzobispado metropolitano; cargo que ejerció hasta 1871, cuando renunció para dedicarse exclusivamente al ministerio parroquial en las capillas rurales que dependían directamente del arzobispo metropolitano. En estas capillas atendió principalmente a los mineros y campesinos que allí trabajaban o vivían; quienes lo consideraban como un verdadero padre espiritual. Su labor pastoral no pasaba inadvertida para sus superiores eclesiásticos; quienes lo consideraban como un hombre santo e insigne pastor. Por estas razones lo llamaron nuevamente al servicio diocesano; designándolo canónigo penitenciario mayor por segunda vez (1873-1875), vicario general (1875-1877) y obispo auxiliar (1877-1878). Sin embargo él no quería abandonar su labor pastoral entre los mineros y campesinos; por lo cual renunciaba nuevamente a todos estos cargos diocesanos para volver a dedicarse exclusivamente al ministerio parroquial entre los mineros y campesinos pobres que habitaban las zonas rurales dependientes directamente del arzobispo metropolitano (1878-1903). Durante este tiempo también fundó varias escuelas católicas para niños pobres; así como diversas instituciones caritativas destinadas especialmente a ayudar materialmente a los necesitados más pobres entre los mineros y campesinos (por ejemplo: hospital sanatorio “La Caridad”, orfanato “San Vicente”, etc.). Su labor caritativa era tal que muchas personas le llamaban “el buen Padre Francisco”. El Papa Pío X lo declararía Venerable el 5 de julio de 1912; beatificándolo el 13 octubre 1918 por Pío XI; siendo canonizado por Juan Pablo II el 21 mayo 1989.[1]​[2]​Oración a Beato Francisco Edreira Mosquera

Oración a Beato Francisco Edreira Mosquera

Oh santo glorioso,

que te llaman de Padua,

porque en esa ciudad,

hiciste muchos milagros.

Segunda oración

Oh, glorioso y santo Francisco Edreira Mosquera, quien fuiste un fiel servidor de Dios en esta tierra, y ahora gozas de la plenitud de su amor eterno en el cielo. Te pedimos que intercedas ante el trono de la gracia de nuestro Señor Jesucristo, para que aquellos que aún sufren en este mundo puedan ser libres del dolor y la angustia. Que los enfermos sean sanados, los afligidos consolados y los necesitados socorridos. Oh, santo Francisco Edreira Mosquera, ruega por nosotros a nuestro Señor Jesucristo, para que podamos alcanzar la santidad a la que fuimos llamados. Amén.

Cosas importantes que hizo

-Fue uno de los fundadores de la Sociedad de San Vicente de Paúl.
-Fue uno de los primeros misioneros en llegar a Japón.
-Ayudó a fundar el Colegio Máximo de San Francisco Javier en Nagasaki.
-Fue el primer vicario apostólico de Japón.
-Escribió varios libros, incluyendo “Historia de la Misión Católica en Japón” y “Arte del Idioma Japonés”.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.