El Bautizo y el Bautismo, Significado y Más

El Bautizo es uno de los sacramentos que otorga la Iglesia católica, el mismo fue instaurado cuando Jesús acudió a Juan el Bautista para que este le bautizara en el Río Jordán, es a través de este sacramento que podemos  tener un comienzo en una vida con Cristo, a través de este es perdonado nuestro pecado original y cualquier otro, pero conoce más sobre este tema leyendo nuestro interesante artículo.

bautizo

El Bautizo

El bautizo o Baptiso quiere decir lavar o sumergir, y representa un rito en donde se adopta y admite que somos cristianos, por eso es que se asocia al uso del agua. En las iglesias católicas, ortodoxa, anglicana y protestantes esta forma parte de uno de los siete sacramentos, pero en el caso de los anabaptistas y para los fundamentalistas esto más bien es una ordenanza de Cristo.

Para San Gregorio Nacianceno este era un don conferido a aquellos que aún no han hecho nada, incluso se le podía dar a aquellos que si eran culpables de algo, ya que el pecado que habían cometido quedaba enterrado en el agua, y era ungido ya que era sagrado y real, iluminado ya que es una luz resplandeciente, es vestido porque nos tapa de la vergüenza, es un baño ya que nos lava y un sello porque nos guarda con el signo de la soberanía de Dios.

Formas de administrar el Bautismo

El bautismo se puede hacer de varias maneras para las iglesias pentecostales se hace por inmersión en agua y entre los católicos se hace por ablución o por aspersión, estas son las tres formas en que se puede administrar:

Bautismo por Inmersión: esta es la versión más primitiva del bautismo y la que ha perdurado ya que en ella sobrevive lo que la propia palabra bautismo significa. Este bautismo es propio de las iglesias protestantes bautistas y evangélicas, como son La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, los Testigos de Jehová y la Iglesia Adventista del Séptimo Día, entre las católicas que la usan están las iglesias ortodoxas.

Bautismo por ablución o derramamiento: este consiste en dejar caer agua en la cabeza de la persona y es la manera más general de un bautismo católico.

bautizo

Bautismo por aspersión: esta es la manera en que el agua se salpica, y solo lo hacen aquellas iglesias en donde no se puede hacer un derramamiento de agua.

Fue a través del Primer Concilio de Nicea en el año 325 después de Cristo, en donde se instauro esta ceremonia o rito a través de la inmersión o la ablución, en ellas se debe usar una serie de palabras en donde se hace la invocación de la Trinidad sobre la persona que está siendo bautizada, este rito puede variar dependiendo de la iglesia.

Muchas iglesias de tipo fundamentalistas se rigen por lo que dice el Nuevo Testamento y solo aplican el bautismo “en el nombre de Jesús”, esto ha sido objeto de muchas discusiones teológicas sobre el concepto de Cristo como Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.

Es a través del Bautismo que podemos conseguir que se abran las puertas para tener una nueva vida cristiana, incorporarnos a una comunidad y una iglesia y ser parte de lo que se llama Cuerpo de Cristo. Cuando se hace el rito de sumersión en agua se está llevando a la persona a la muerte de Cristo y su resurrección, para que surja como una nueva persona que tendrá perdonado el pecado original y todos los pecados y castigos que puedan generarse, y seguir una vida a través de Santa Trinidad.

bautizo

El bautismo nos da dignidades teologales y gracias a través del Espíritu santo y con este sacramento podamos tener un compartir con Cristo haciendo:

  • La predicación de la palabra de Dios para aquellas personas que la desconocen.
  • Hacerse sacerdotes y hacer servicios a Dios en la vida diaria para darle gloria a Dios.
  • Ayudar a aquellos que más están necesitados

Teología del Sacramento Católico

Para la teología católica el bautismo es el primer sacramento de un total de siete, que se debe dar a través de un rito para poder recibir la gracia de Dios, a través de esta teología se establecen una serie de elementos que son indispensables para su otorgamiento:

Institución

El bautizo se realizaba a través de la inmersión en agua para que se pudiera tener una purificación. Los esenios hacían esta ablución purificadora en ellos, con un carácter moral, en Qumram se han encontrado algunas construcciones que se creen eran usadas como piscinas para hacer la sumersión en agua.

Para los fariseos del primer siglo era costumbre sumergir en agua a sus partidarios, luego de haber sido circuncidados, y con este rito cada uno de los novatos podía tener acceso a hacer sacrificios y ser parte de los cultos en el Templo.

bautizo

Fue a través de Juan el Bautista en donde este rito adquiere un nuevo sentido para lograr la conversión y la purificación de los pecados, pero estableció que ya no era el templo el único sitio en donde se podía tener una expiación de pecados. En diversos escritos que se encuentran en el Nuevo y Antiguo Testamento se pueden encontrar diversas formas o símbolos de hacer el bautizo:

  • Las aguas en donde aleteaba el Espíritu Santo
  • El agua donde navegó el Arca de Noé, con las aguas del diluvio se pone fin a la maldad que había en la vida y que se menciona en el Antiguo Testamento.
  • El momento de la circuncisión
  • El paso por el Mar Rojo de Moisés
  • La manera en que se cura el leproso Naamán cuando se baña en agua del Jordán

De la misma manera en el nuevo testamento el bautismo es la representación de una manera de vivir lejos de un egocentrismo y establecer una vida nueva de acuerdo a la voluntad de Dios. Para la iglesia católica es la manera en que Juan el Bautista administró el bautismo como una figura más cercana a lo que es un sacramento.

De acuerdo al Evangelio de San Marcos, San Juan Bautista sabía que el rito del bautismo que estaba haciendo era para hacer el anuncio del que vendría: “Yo a la verdad los bautizo en agua para arrepentimiento, pero él viene tras de mí, cuyos zapatos no tengo la dignidad de llevar y quien tiene más poder que yo, el los bautizará en Espíritu Santo y Fuego”.

Por eso Jesús no solamente se somete al bautizo de Juan, sino que su pasión y su muerte también fue un ritual de bautismo. Ahora el bautismo es más que un perdón de pecados es un trato para vivir una vida como un discípulo de Dios.

Cuando Jesús toma la decisión responsable de sumergirse en las aguas del Jordán en manos de Juan el Bautista, es para llevar a cabo la limpieza de su cuerpo y su alma. Si Jesús hubiese sido una persona pecadora esa hubiese sido su función, pero Jesús no tenía pecado, el lo hizo para darle cumplimiento a las profecías.

 

Además Dios se manifestó en este acto por primera vez de una manera directa para que se supiera que él era su hijo amado en quien tenía su mayor complacencia, lo que nos indica que era un lazo de unión de Jesús con Dios. Es Dios quien le da vida a Jesús y este le demuestra su afecto a través del amor, de la obediencia, por eso es que todos los demás debemos sumergirnos en esta agua viva para limpiarnos de los pecados.

También se pone de manifiesto quien es el espíritu Santo a través de la forma de una paloma, esta forma también fue la usada luego del diluvio para indicar a Noé, que había una nueva tierra y una nueva alianza con Dios, cuando esta se posa sobre Jesús en su bautismo establece otra nueva alianza que sirve para limpiar nuestros corazones con el amor, llenarnos de nuevas intenciones repletas de pureza y sobre todo de seguir a Dios.

En el Concilio de Trento se declaró que el bautismo de Jesús era diverso con respecto al de Juan y posteriormente en el Decreto Lamentabili la Santa sede declaró que este sacramento no podía ser considerado un rito que había ido evolucionando a través de las religiones antiguas o por el mismo judaísmo.

Desarrollo del Rito

Es el Nuevo Testamento el que no dice sobre la inmersión en el agua, seguida de unas palabras y que para administrarlo se requiere que el bautizado tenga fe. Pero sabemos que en los primeros siglos del cristianismo no había teólogos que establecieran la necesidad de usar agua en el bautismo. Ireneo en su obra Contra las Herejías, y tertuliano en su obra Del bautismo, escribieron sobre este tema.

 

Fue San Agustín quien se hizo la pregunta de qué era el bautismo, y respondió el mismo que era una ablución de agua que se daba con la palabra, si quitas el agua no existe el bautismo. En la Didache se establecía una celebración en donde se hacía una inmersión en agua o que se derramaba agua tres veces sobre la cabeza del novicio.

Para Hipólito esta era una celebración que hacia el catecumenado y que liego de oraciones, preguntas y exorcismos, se lleva a la persona a ser sumergida en agua.

Pero aún así es difícil establecer que en la Iglesia primitiva se hayan dado casos de bautismo solo a través de inmersión, ya que en los Hechos de los Apóstoles luego de una predica de Pedro se habla que tres mil personas fueron bautizadas, y parece imposible pensar que todas hayan sido sumergidas en el agua.

Para Cipriano, muchas personas enfermas querían bautizarse bien por aspersión o infusión. Con el pasar de los años este bautismo de inmersión se fue abandonando, ya que la costumbre que comenzó era bautizar a los niños lo más pronto que se pudiera, y el método de aspersión se usaba pocas veces ya que se pensaba que no era tan efectivo como bautizo.

Por el Código de Derecho Canónico del año 1983 se indicó claramente que el bautizo debía administrase a través de inmersión o infusión.

Elementos Teológicos

Juan Pablo II en su catecismo comenzó a abandonar la materia y forma del sacramento, pero aún se siguen usando algunos elementos que tienen validez en este sacramento.

Materia

La materia antigua de este sacramento es el agua pura y natural, caliente o fría. Esta es el símbolo de cómo se regenera la vida espiritual, para ser el principio de la vida. Su significado es purificación y vida nueva, por eso el agua es usada para celebrar el bautismo, y esta debe estar bendita cuando se vaya a hacer el rito. La materia puede ser por inmersión, derramamiento o aspersión.

Forma

La forma son las palabras que se usan al momento de administrar el bautismo:

  • Para las iglesias ortodoxas y orientales que siguen el rito bizantino se dice: “es bautizado el siervo de Dios (se dice el nombre) en el nombre del padre, Amén, del Hijo, Amén y del Espíritu Santo, Amén”.
  • Para las iglesias del cristianismo occidental y la iglesia ortodoxa se dice el nombre de la persona y “Yo te bautizo en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Se ha discutido mucho si de verdad era necesaria que se mencionara la Santísima Trinidad o si solo era suficiente usar el nombre de Señor Jesús. Pero tanto en el Concilio de Trento como en el Concilio de Florencia de 1439 se dejó en claro que era necesario que se usara la fórmula de la Trinidad de acuerdo a como Jesús estableció a sus apóstoles que debían dar el bautismo: “y bautícenlos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.”

También en la actualidad podemos encontrar sacerdotes que han innovado en las técnicas del bautismo, alegando que no hay una validez exacta de cómo este debe administrarse, en la Congregación de la Doctrina de la fe realizada en el año 2008, se declaró que el uso de las palabras “Te bautizo en el nombre del Creador, y del Redentor y el santificador” y “Te bautizo en el nombre del Creador, y del Liberador y del sustentador” no eran válidas para realizar un bautismo, determinando que la forma adecuada era a través de uso de la fórmula de la Trinidad.

Ministro

Son ministros ordinarios para este sacramento los obispos, presbíteros y diáconos, en caso que un ministro ordinario este imposibilitado por alguna razón de hacerlo esta función puede ejecutarla el catequista. El código de derecho canónico recomienda que debe ser un párroco, y en caso que el bautizado sea mayor de 14 años esta función puede ser encomendada al obispo.

Sujeto

Cualquier persona tiene acceso a recibir un bautismo, si es el caso de una persona adulta, esta debe manifestar públicamente su deseo de recibirlo y hacer una instrucción o curso previo para acercarlo a la fe cristiana y que conozca cuales son las obligaciones que debe tener, este proceso se hace a través de un catecumenado.

El bautismo de los niños de acuerdo a las prácticas antiguas de la iglesia católica, quedó confirmado desde el siglo II, ya que así se ha encontrado en diversos escritos e Ireneo de Lyon, Orígenes, Hipólito de Roma, Cipriano de Cartago, Gregorio Nacianceno, Juan Crisóstomo, Basilio el Grande y San Agustín de Hipona.

Hay quienes hacen cuestionamientos a este tema, sobre todo por la teoría del pecado original. Por lo que está autorizado realizar bautismo en niños que han nacido de padres que no son cristianos si estos piden que se les haga el bautismo o si el niño está presentando un serio peligro de muerte. Por eso en el Código Derecho Canónico del 1983, quedo establecido el condicionamiento para hacer el bautismo en niños:

  • Debe haber un consentimiento de los padres o de uno de ellos, o de quien hace el papel de tutor del menor.
  • Debe haber un indicio que el niño va a ser educado en la religión católica.

Padrinos

Estas serán unas personas fuera de los padres que hace el compromiso de ayudar a educar al niño bautizado en la religión católica y en la fe en Cristo. Debe ser un solo padrino y una sola madrina, que deben ser mayores de 16 años de edad, católicos y que también hayan sido bautizados, que recibieran la comunión y que hayan sido confirmados.

Además si los padres del niño fallecen por cualquier causa o no pueden hacerse cargo del mismo, estos pasarán a ser los tutores del niño. Fue San Higinio quien entre los años 138 al 142 después de Cristo el que constituyó la figura del padrino y madrina para bautizar a recién nacidos y les enseñaran una vida en el camino de la cristiandad.

Efectos

Los efectos de recibir el bautismo son obtener el perdón de los pecados, incluido el pecado original, esto indica que se perdonan todos los pecados personales y las penas que deban merecer por ellos, ya que se establece una unión con Cristo a través de este sacramento, se obtiene el don del espíritu santo y pasamos a ser hijos adoptivos de Dios Padre y ser miembros de la Iglesia.

Teología del Rito de Iniciación (en la Reforma)

A través de la Reforma se establece una idea diferente de lo que es este sacramento, Lutero y quienes le seguían creían firmemente que este no otorgaba una gracia, por eso es que los reformistas se fueron alejando de hacer prácticas de bautismo en niños y comenzaron a hacer cultos o ceremonias como ritos de iniciación.

Martín Lutero estableció que el bautismo realizaba el perdón de los pecados, podía redimir de la muerte y el mal, era causa de la salvación eterna y una gracia divina. El mantenía que se debía hacer el bautismo infantil, pero que era a través de la palabra de Dios que se encontraba unida al agua que se obtenía la salvación. Ulrico Zuinglio en cambio, hacia un rechazo del bautismo para que se pudiera alcanzar la salvación por él. Ya que la salvación estaba dada antes del bautismo.

Para Juan Calvino, era fácil rechazar las posiciones de Lutero y de Zuinglio, ya que para él el bautismo era una forma normal de salvación, pero que no era un medio necesario, ya que la fe era más importante que el mismo bautismo. En cambio los Anabaptistas pensaban que no debían hacerse bautismo en niños, sino solo en personas adultas.

Otros sentidos

Otras maneras o sentidos que se le pueden dar al bautismo son los siguientes:

En el lenguaje coloquial

Se ha tomado la costumbre que un bautismo es ahora el significado de ponerle el nombre a un niño, y ahora se ha llevado incluso a hacerlos en edificaciones, hoteles, barcos, carros. Incluso se habla de bautismo de Sangre, cuando se llega por primera vez a una pelea, o cuando se recibe una herida en ellas.

Bautismo civil

Esto corresponde a una serie de celebraciones que se hacen para darle la bienvenida a un recién nacido. En muchas partes se le ha llamado Echarle el agua al niño, pero está en si no tienen ningún efecto de tipo religioso, sino que más bien se ha convertido en una tradición.

En fin el rito de un bautismo, quedó determinado por los mismos apóstoles desde que se hizo el Pentecostés, cuando Pedro le pidió a una multitud que debían convertirse y se hicieran bautizar en el nombre de Jesucristo, para que sus pecados fueran redimidos y pudieran recibir el don del Espíritu Santo.

Como dato interesante te podemos decir que:

  • El bautismo se renueva cada año cuando se hace la vigilia pascual para renovar las promesas del Bautismo.
  • Un no bautizado puede bautizar, ya que el Catecismo de la Iglesia Católica establece que en momentos de necesidad cualquier persona así no esté bautizada puede otorgar el bautismo si tiene una intensión y usa la fórmula de bautismo de la trinidad.
  • El bautismo da un sello que es único y no se borra, este sello es una unión con Cristo, y ningún pecado puede hacer que se borre.
  • Una persona que establece un compromiso de llevar una vida para seguir a Jesús, obedecer la palabra de Dios y tener una vida nueva, es un candidato para recibir un bautismo, porque son personas que se han arrepentido de sus pecados y quieren verse libre de ellos.
  • Es un acto externo en donde afirmamos nuestro compromiso de seguir a Jesús no solo internamente sino también manifestándole externamente.
  • Recibir el bautismo no nos hace libre de tentaciones, pero nos ayuda a que establezcamos una pelea contra ellas, de la misma manera en que Jesús lo hizo en el desierto.
  • Tenemos la voluntad de poder llevar una vida haciendo la voluntad de Dios. Si tenemos un propósito de corazón, Dios nos dará su palabra y así podemos realizar y recorrer el camino de los mandamientos que el mismo nos dio, y es a través de esta nueva manera de vivir que nosotros vamos a tener bendiciones de Dios y no arrastraremos las consecuencias de los pecados.

Si el tema te ha parecido interesante te recomendamos que leas estos otros temas:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.