En el panteòn helénico podemos encontrar una gran cantidad de figuras poderosas, que tenían influencia en la vida de Grecia. Entre ella destaca Atenea, venerada originalmente como una diosa de los trabajos manuales, posteriormente fue asociada al ámbito de la guerra. ¡Conozca todo sobre esta poderosa deidad griega!

ATENEA

¿Quien es Atenea?

Atenea, en la religión helénica es la deidad que resguarda la ciudad, diosa de la guerra, la artesanía y la razón práctica, identificada por los romanos bajo el nombre de Minerva. Ella era esencialmente urbana y civilizada, la antítesis en muchos aspectos de Artemisa, diosa del aire libre con la que se le relaciona.

Se afirma que esta deidad es muy antigua, probablemente de origen prehelénico y posteriormente fue adoptada por los griegos que le concedieron otras características y particularidades. Sin embargo, la economía griega, a diferencia de la de los minoicos, era casi en su totalidad de tipo militar, de esta forma  la diosa adoptada aunque se le reconocieron sus funciones anteriores, màs de tipo domésticas, pasò a ser una diosa poderosa y bélica, la deidad de la guerra.

Era la hija de Zeus, que emergió adulta de su frente y no de una figura materna. Hubo una historia alternativa de que Zeus se tragó a Metis, la diosa del consejo, mientras estaba en cinta, de modo que esta diosa finalmente emergió de Zeus, siendo desde entonces la hija favorita del dios de los dioses, no hay que dudar que tenía un gran poder.

La asociación de Atenea con las acrópolis griegas probablemente se debió a la ubicación de los palacios de los reyes allí. Se pensaba que no tenía consorte ni descendencia y en algún momento de la historia puede que se le describiera como virgen, así que es un atributo que la sigue desde muy temprano y fue la base para la interpretación de sus epítetos Pallas y Parthenos.

Como diosa de la guerra, esta relevante figura no estaba abajo el poder de otras deidades, Atenea no podía ser doblegada por otras diosas, como la explosiva Afrodita una deidad de gran poder también y que no hubiese escatimado en enfrentarse a ella.

Por ser diosa del palacio no podía ser violada, algo que la mantuvo a salvo de los apasionados y en algunos casos inescrupulosos dioses olímpicos. En la Ilíada de Homero, Atenea, como diosa de la guerra, inspira y lucha junto a los héroes griegos; su ayuda es sinónimo de destreza militar.

ATENEA

También en la Ilíada, Zeus el dios principal, asigna específicamente la esfera de la guerra a Ares y Atenea, ambos entonces serian deidades poderosas de la guerra y el combate. La superioridad moral y militar de Atenea sobre Ares se deriva en parte del hecho de que representa el lado intelectual y civilizado de la guerra y las virtudes de la justicia y la habilidad, mientras que Ares representa mera sed de sangre.

La superioridad de Atenea està relacionada a la gran variedad y relevancia de las funciones que se le atribuyeron y al gran sentimiento patriótico de aquellos que precedieron a Homero, quienes no dieron a Ares la misma importancia por ser foráneo, un dios llegado de tierra extrañas. En la Ilíada, Atenea es la forma divina del ideal heroico y marcial: personifica la excelencia en el combate cuerpo a cuerpo, la victoria y la gloria.

En su égida o coraza se concentran todas la habilidades y cualidades que hacen la diferencia en la batalla y que siempre le dan la victoria en sus combates: miedo, contienda, defensa y asalto. Esta deidad es en la obra homérica conocida como la Odisea, la deidad que se encarga de proteger y guiar a Odiseo y los mitos de algunas fuentes posteriores a esa, la describen de forma muy parecida, la protectora y guía de personajes como Perseo y Heracles.

Como guardiana del bienestar de los reyes, Atenea se convirtió en la diosa del buen consejo, de la moderación prudente y la percepción práctica, así como de la guerra. Virtudes esenciales para la realeza en la Antigua Grecia. En la época posterior a la civilizaciòn micénica, la ciudad, en particular su ciudadela, reemplazó el palacio como antiguo dominio de la diosa. Su figura fue venerada en muchos lugares de las tierras de antaño, pero en la actualidad suele asociarse exclusivamente a la ciudad de Atenas, cuyo nombre es un homenaje a la deidad.

Su influencia y culto bajo el nombre Atenea Polias la guardiana y protectora de la ciudad, fue el observador vigilante y el acompañante en los cambios que hicieron de Atenas una tierra democrática, dejando atrás sus dìas de ciudad-estado de la monarquía.

La reverencia a la diosa en esta ciudad quedò plasmada en los frontones del Partenón, donde se aprecian fragmentos de su vida, como su nacimiento y el famoso enfrentamiento con el dios del mar, Poseidón por el liderazgo de la ciudad que lleva su nombre desde entonces.

Otro rastro de su importancia y su culto, era la festividad de las Panateneas, llevadas a cabo en el mes de julio, donde se celebraba su nacimiento y vida . Su hijo adoptivo Erichthonius, uno de los monarcas de Atenas, se le conoce en la historia como el responsable del festival Panatenaico, que se disfrutaba cada cuatro años para honrar a la deidad.

El festival incluyó una magnífica procesión por la ciudad, la presentación a Atenea de un peplo o túnica generalmente tejida, que representa a la Gigantomaquia y unos intrépidos  juegos atléticos. Los vencedores de estos juegos además de la gloria y el crédito, eran homenajeados con ánforas decoradas con imágenes de Atenea, que en su interior guardaban aceite de oliva de gran calidad.

Pero su culto no se reduce a esta ciudad, era amada y respetada en ciudades de tradición militar, como la conocida Esparta. También en su papel de fundadora de Tebas en Beocia y en Corinto, donde apareció en las monedas de la ciudad.

Símbolos y representaciones

Esta deidad femenina tenía relaciòn con algunas aves y se asociaba principalmente al búho, figura que se encuentra junto con la víbora entre los símbolo de la ciudad y por ende de la diosa.  Atenea es conocida como diosa de los artesanos, mucho antes de ser dueña y señora de la guerra, durante los tiempos de paz eran los atributos por los que màs se recordaba.

Ella era particularmente conocida como la patrona del hilado y el tejido, con el paso del tiempo fue finalmente reconocida de forma simbólica como una divinidad que personifica la sabiduría y la rectitud, un desarrollo natural de su patrocinio de habilidad.

Se representaba habitualmente a Atenea vistiendo una armadura corporal y un casco y llevando un escudo y una lanza. Dos atenienses, el escultor Fidias y el dramaturgo Esquilo, contribuyeron significativamente a la difusión cultural de la imagen de Atenea.

Ella inspiró tres de las obras maestras escultóricas de Fidias, incluida la enorme estatua criselefantina de oro y marfil de Atenea Partenos que una vez estuvo en el Partenón y es mencionada en la dramática tragedia de Esquilo, Euménides. En esta la diosa Atenea anuncia que un jurado de doce hombres de Atenas juzgue a Orestes y consideren si es merecedor de un castigo. Se dice entonces que fundó el Areópago (el consejo aristocrático de Atenas).

Nombre y epítetos

Los epítetos de Atenea fueron numerosos, incluyen Palas (niña) y Parthenos (virgen), a la altura de lo cual, ella es ilustre e insigne entre los dioses de la mitología griega, sobre todo por no permitirse relaciones ilícitas con otras divinidades, semidioses o mortales. Otros epítetos fueron:

  • Promachos (de guerra), tal vez refiriéndose a una guerra más patriótica, defensiva y estratégica, en lugar de una guerra de ataque, en contraste con su hermano más agresivo y amante de los conflictos, Ares,
  • Ergane cuando se refieren a su relaciòn con la artesanía
  • Nike, la personificación del ideal de la victoria.

Personalidad de la deidad

Como diosa de la sapiencia, la contienda y la artesanía e hija predilecta del dios supremo Zeus, fue con mucha seguridad la más inteligente pensadora, intrépida, valerosa e innegablemente habilidosa y aguda de los dioses del panteón olímpico.

Sin embargo, según los relatos antiguos estaba muy claro que no se debía jugar con la diosa, como demuestra su transformación de Medusa en una Gorgona. Su sentido de la justicia fue tal que los actos de impiedad se vengaron rápidamente, como sucedió con los héroes arcaicos tras la captura de Troya y la profanación del santuario de la diosa.

Atenea es generosa con el ser humano, se asociaba con frecuencia a la artesanía del hogar y se dice que dio a los mortales los dones de cocinar y coser. Se dice también que era alegre y un poco vanidosa, que inventó los aulos, pero al ver su reflejo y sus mejillas hinchadas al tocar estas flautas, las tiró para ser recogidas por el sátiro Marsias.

En la mitología

Esta deidad tiene muchas referencias en la mitología griega, sobre todo en aquellas relacionadas con los héroes, las grandes batallas o las aventuras intrépidas. Fue protectora de Hércules, Atenea a menudo lo ayuda en sus doce labores, por ejemplo, cuando sostiene el mundo mientras Atlas busca las manzanas sagradas de las Hespérides.

Perseo era otro de sus favoritos y recibió un escudo para protegerse en su búsqueda para matar a Medusa. Por otro lado siempre estuvo del lado de Aquiles y se le ayudó a matar a Héctor. Su pupilo Odiseo también recibió a menudo el beneficio de la sabiduría de Atenea, por ejemplo, cuando llego a su mente la idea de vestirse como un mendigo a su regreso a Ítaca y sin mencionar que también era protegido de las flechas de sus rivales cuando expulsa del palacio a los intrusos.

Jason fue otro héroe que se benefició del ingenio de Atenea cuando animó a Argo a construir el primer barco griego,  que llevaría su nombre y la fama de los argonautas.

Atenea fue una de las principales protagonistas del relato de Homero sobre la guerra de Troya en la Ilíada, donde apoya a los aqueos y los héroes que se enfrentaron en batalla, especialmente a Aquiles, a quien da ánimos y sabios consejos.

Otros personajes también recibieron sus favores, tal es el caso de Menelao, que se salva de la flecha de Panderos y Diomedes, cuya lanza, en un episodio notable, se desvía para herir al propio Ares. Ella también dio protección a Ulises y se le atribuye haberle dado la idea del Caballo de Madera.

Escritores antiguos, que incluyen a Homero y Hesíodo suelen llamarla de diferentes formas en sus relatos, por lo que es común leer términos como la de ojos brillantes y  Tritogeneia al referirse a la divinidad. También se la llama con frecuencia en los relatos como la diosa del botín, la diosa de cabello encantador y Alalkomenaian Atenea.

No tenía comparación con otras diosas griegas porque era sabia, intrépida y letal, por ejemplo Afrodita fue una divinidad explosiva que quedó en segundo lugar cuando se enfrentó a Atenea.

La Acrópolis, la ciudad amada de Atenea

Esta deidad está estrechamente asociada con Atenas, la ciudad que lleva su nombre en honor a la gente de Ática que la eligió como patrona tras su regalo, el preciado árbol de olivo, símbolo de paz y abundancia en la Grecia antigua.

Muchos de los legados de Atenas al mundo se expresan en el centro natural de la ciudad y sus alrededores. La Acrópolis declarada Patrimonio de la Humanidad en 1987, se eleva unos 500 pies sobre el nivel del mar, con manantiales cerca de la base y un solo acceso, la Acrópolis fue una elección obvia de ciudadela y santuario de su diosa y protectora desde los primeros tiempos.

El templo del Partenón del siglo V a. C., que continúa dominando hasta el día de hoy la acrópolis de la ciudad, fue construido en su honor y es una de las joyas más brillantes del tesoro de la humanidad y de Atenas, donde rastros de la diosa protectora quedaron para la posteridad, en hermosas muestras artísticas.

A simple vista engañosamente simple, este templo alargado y con columnas es la expresión, sin rastro de tensión o conflicto, de un ideal humano de claridad y unidad. El genio arquitectónico se concentra en el exterior, porque dentro había un refugio para la diosa Atenea, la patrona que prestó su nombre a la ciudad, no fue un lugar para el culto masivo, solo para la permanencia de su adorada diosa Atenea.

Su cualidad espiritual, la sensación de estar casi a flote, se ve reforzada por la falta de una sola línea vertical recta en el peristilo, cada vertical está inclinada casi imperceptiblemente y en teoría se encuentra a unos 11.500 pies en el cielo.

Las columnas, de espesor decreciente hacia el centro de la columnata, con espacio decreciente entre ellas, también se inclinan hacia el centro, diferencias que son virtualmente invisibles para el espectador. Incluso las estrías de cada columna disminuyen de ancho a medida que se elevan, y los detalles más humildes de la artesanía son perfectos. Una estructura sobrenatural, como la diosa que les protegía y a la que rendían homenaje de muchas y diversas formas, esta es una pequeña muestra de la ciudad que amaba a la diosa de la guerra y cuyo afecto era recíproco.

Mitos e historias sobre Atenea 

La mayoría de los dioses olímpicos tiene mitos e historia muy interesantes, que fueron de mucha importancia entre los pobladores de la antigua Grecia. Los mitos más famosos que presentan a la diosa Atenea incluyen:

El nacimiento de Atenas 

Relatado por Hesíodo, en su obra, Teogonía, Atenea la de ojos brillantes fue concebida por Metis que no pudo dar a luz, porque Zeus que recibió los consejos de  Gaia y Ouranos, decidió tragarsela. Así que Atenea su hija ya adulta nació de su padre y no de Metis, su madre.

Ahora Zeus, rey de los dioses, primero hizo de Metis (el sabio consejo) su esposa, y ella era la más sabia entre los dioses y los hombres mortales. Pero cuando estaba a punto de dar a luz a la diosa Atenea de ojos brillantes, Zeus la engañó astutamente con palabras y decidió ponerla en su propio vientre, como le aconsejaron Gaia (la Tierra) y el estrellado Ouranos (el Cielo).

Gaia y Ouranos le aseguraron a Zeus que solo él debía ejercer el dominio real sobre los dioses eternos. Pero ese poder se vería amenazado por uno de sus hijos con Metis.

Metis la titánide tendría dos hijos de su uniòn con el señor de los dioses : la doncella Tritogenia de ojos brillantes, igual a su padre en fuerza y ​​en sabiduría. También daría a luz un hijo de espíritu autoritario que sería el Rey de Dioses y de los hombres. dejando de lado a Zeus, quien vió en su hijo una peligrosa amenaza y decidió poner fin a la vida de su compañera.

Engulló a Metis sin remordimiento, aunque para ese entonces se encontraba embarazada de Atenea. La diosa de la guerra se formó dentro de Zeus y nació de su frente con la ayuda de Hefesto, el dios herrero.

Atenea vs Poseidon 

Poseidón era uno de los Doce Olímpicos más fuerte y soberbio, soberano de las aguas del mar, de los sismos, las tormentas y los nobles caballos.

Poseidón y Atenea mantuvieron una disputa muy conocida en la antigüedad, ambos creían tener los méritos suficientes para ser el protector de una antigua ciudad griega, muy hermosa y productiva en esa época, hoy conocida como Atenas.

Para demostrar su valor respectivo como candidato merecedor, se decidió que cada dios presentaría un regalo a la ciudad. Cecrops, posteriormente el primer rey de Atenas, fue el juez del concurso y determinaría qué regalo era mejor.

Poseidón tocó el suelo con su tridente y brotó un manantial de agua que dio a los atenienses acceso al líquido, pero salado. Atenea, en cambio, ofreció a los atenienses un olivo, un árbol que les ofrecía aceite, alimento y leña.

Los pobladores consideraron que el árbol era màs valioso para ellos, que el manantial de agua salada poco útil del dios del mar, así que Atenea ganó la competencia. Poseidón estaba furioso, no estaba acostumbrado a ser despreciado y mucho menos a perder, por lo que en venganza envió una monstruosa inundación a la llanura del Ático para castigar a los atenienses.

Con el tiempo la ciudad se recuperó y más tarde, el olivo se convirtió en un símbolo de la prosperidad económica de Atenas, cuyo nombre era un homenaje a su protectora.

Atenea y Medusa

Medusa era un ser monstruoso, lo que se conoce como una Gorgona. Aunque nadie pudo mirarla detenidamente, la describen como un ser temible de apariencia femenina y con víboras venenosas vivas en donde debería estar su cabello.

Pero medusa no siempre fué así. Inicialmente era una mujer deslumbrantemente hermosa, una virgen sacerdotisa de la diosa Atenea.  En ese tiempo un requisito para ser sacerdotisa de Atenea era ser virgen.

ATENEA

Poseidón conocido por sus aventuras amorosas y por no aceptar un no como respuesta, deseaba profundamente a Medusa y la persiguió sin descanso. La mujer intentó escapar corriendo hacia el templo de Atenea, pero eso no fue impedimento para el obstinado dios del mar. Poseidón encontró a Medusa y sin remordimientos la violó en el suelo del templo.

Después de descubrir esto, Atenea se llenó de ira y castigó a Medusa por perder su pureza, transformándola en un ser terrorífico. Su hermoso cabello desapareció y en su lugar aparecieron serpientes pavorosas e hizo que su rostro fuera imposible de mirar, pues la simple visión de el, convertiría a los espectadores en piedra.

Atenea y Perseo

Perseo es el legendario fundador de Micenas, uno de los principales centros de la civilización griega. Atenea le gustaban especialmente los jóvenes valientes y ayudó a muchos héroes en sus búsquedas, como puede suponer uno de ellos fue Perseo.

Cuando este intrépido héroe fue enviado a matar a la Gorgona Medusa, Atenea se le apareció y le regaló los instrumentos que necesitaría para matarla.

Le obsequió a Perseo un escudo de bronce pulido, para ver el reflejo de Medusa en lugar de mirarla directamente a la cara, salvandolo de se convertido en piedra.

Perseo fue a la cueva de Medusa mientras ésta dormía y al observar la imagen en el escudo pulido, se acercó con seguridad y le cortó la cabeza. Fue en ese momento que de su cuello emergieron sus dos descendientes también famosos en la mitología, Chrysaor y Pegasus. Concebidos cuando Poseidón violó a la doncella.

Atenea y Pallas

Pallas era la hija de Tritón, el mensajero de los mares y una de las amigas más cercanas de Atena. Triton les enseñó a las dos con mucha dedicación el arte de la guerra, que pusieron en práctica durante un festival de atletismo.

ATENEA

Pallas y Atenea luchaban con lanzas en un simulacro de batalla amistoso, en el que el vencedor sería quien lograra desarmar a su oponente. Aunque la diosa de la guerra lideró la batalla inicialmente, Pallas ganó la delantera después de un tiempo.

Zeus, en un intento por ver victoriosa a su hija, distrajo a Palas quien no pudo defenderse a tiempo del ataque de Atenea. La diosa de la guerra mató accidentalmente a su querida amiga, porque esta no esquivó su movimiento como ella esperaba.

Llena de tristeza y arrepentimiento Atenea creó el Palladium y se dice que esculpió la estatua a semejanza de su amiga muerta. Su angustia por lo que había hecho la perseguía y tomó el título de Pallas como tributo a su difunta amiga.

Se dijo que mientras el Palladium permaneciera en Troya, la ciudad no caería. Debido a esto, la palabra paladio ahora se usa para significar cualquier cosa que se crea que brinda protección o seguridad. Además, el elemento químico Paladio lleva el nombre del asteroide Palas, que a su vez recibió el nombre del título de Palas que adquirió Atenea para honrar a su amiga.

Atenea y Arachne

Arachne era una joven de la ciudad de Lydia, más famosa por su talento que por su belleza. Resulta que la joven era una talentosa tejedora e hiladora, tan confiada estaba de su destreza que desafió a Atenea, diosa de la artesanía, a un concurso de tejido.

Atenea tejió una hermosa tela que plasmaba a los dioses y diosas sentados juntos, en el monte Olimpo y haciendo buenas obras para la gente.  Por otro lado, Arachne tejió una tela burlándose de los dioses y diosas, los representó emborrachándose y dando tumbos, haciendo un lío de todas las cosas.

Cuando Atenea vio lo que Arachne había tejido, se enfureció y la  señaló con el dedo. En ese instante y de forma repentina la nariz y las orejas de Arachne se encogieron, se le cayó el pelo, sus brazos y piernas se alargaron y se tornaron delgados, todo su cuerpo se encogió y deformo  hasta convertirse en una pequeña araña.

ATENEA

El nombre de las arañas en muchos idiomas, así como el nombre de la clase taxonómica Arachnida, proviene de Arachne. la mujer que desafió a Atenea y se burló de los dioses. Arachne la araña, ha aparecido numerosas veces en la cultura popular descrita en novelas, películas y series de televisión como una araña monstruosa.

Si nuestro artículo fue de su agrado, no dude en consultar otros enlaces muy interesantes del blog: 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here