Conoce las características de la Arquitectura Egipcia

En el siguiente post podrás aprender un poco más acerca de la historia, características y aspectos fundamentales que formaron parte de la Arquitectura Egipcia, una de las expresiones más interesantes y llamativas en la historia universal.

ARQUITECTURA EGIPCIA

Arquitectura Egipcia

La arquitectura universal siempre se ha considerado como una de las expresiones más interesantes del mundo debido a que se encarga de mezclar varios aspectos en la construcción de infraestructuras monumentales. En el post de hoy estaremos conociendo un poco más acerca de las características de la Arquitectura Egipcia.

La arquitectura egipcia se podría decir que está caracterizada por crear un sistema constructivo en sus edificios monumentales, haciendo uso de varios materiales, entre ellos los sillares tallados en bloques y sólidas columnas. Para llegar a comprender el gran impacto de la arquitectura egipcia, es importante tomar en consideración algunas condiciones ideológicas, especialmente el poder político.

Para nadie es un secreto que el poder político para ese entonces se encontraba notablemente centralizado y jerarquizado, lo que se evidenció en las grandes construcciones arquitectónicas de la época. Otra de las variantes ideológicas que influyó en la composición de la arquitectura egipcia fue el concepto religioso de inmortalidad del faraón en la “otra vida”.

Pero para llegar a entender lo relevante de la arquitectura egipcia también resulta importante tomar en consideración otros condicionantes, más allá de las ideológicas. La arquitectura egipcia se vio influencia por algunos condicionantes técnicos: conocimientos matemáticos y técnicos, a veces desconcertantes para la época; la existencia de artistas y artesanos con alta experiencia; abundancia de piedras muy sencillas de tallar.

Dentro de la arquitectura egipcia es posible encontrar una gran variedad de construcciones, que en su momento provocaron gran impacto alrededor del mundo. La historia nos enseña que una de las primeras edificaciones que se realizaron en el marco de la arquitectura egipcia monumental fueron los llamados complejos de las pirámides.

Hablar de la arquitectura egipcia es hacer referencia a otro tipo de construcciones de alta relevancia, por ejemplo, los templos y las tumbas, cuya grandiosidad dependía de la clase social del personaje a enterrar. Muchas de las tumbas de los faraones fueron edificadas en formas de pirámides y las más importantes son las atribuidas a Seneferu, Keops y Kefrén.

ARQUITECTURA EGIPCIA

Es importante señalar que la pirámide de Jufu está descrita como la única de las siete maravillas del Mundo Antiguo que ha logrado permanecer en el tiempo. Esta obra es uno de los más claros ejemplos del alto nivel de perfección logrado en las ciencias aplicadas.

A lo largo de su historia, los egipcios se encargaron de levantar grandes construcciones con un grado de perfección increíble. En esta cultural, las edificaciones en honor a los dioses eran una de las más populares. En este ámbito se podrían mencionar algunos trabajos como los de Karnak o Abu Simbel, los cuales destacan principalmente por su gran impacto simbólico.

Otro de los aspectos que más destacan en estos templos levantados por los egipcios son el tamaño de estas edificaciones y la gran armonía y funcionalidad de sus espacios. Por su parte, los arquitectos reales, apoyados en sus experiencias y aprendizajes de física y geometría, construyeron impactantes edificaciones y organizaron el trabajo de multidinarios grupos de artistas, artesanos y trabajadores.

Erigir este tipo de edificaciones no representaban algo tan fácil para los arquitectos de la época, todo lo contrario, se necesitaba de mucha inteligencia y conocimiento para poder llevar a cabo la construcción de una obra de estas características. Ellos debían asumir la responsabilidad del tallado, transporte desde las canteras de Asuán y colocación de pesados obeliscos monolíticos de granito o colosales estatuas.

Toda esa labor implicaba para los arquitectos egipcios una gran responsabilidad, además de un alto nivel de conocimientos. Ellos también se encargaron de construir importantes palacios par que los faraones pudiesen estar más cómodos, pero la vida terrenal no tenía mucho valor o al menos no tanto como la de ultratumba, por lo que no eran de piedra y no han tenido la misma duración que tumbas y templos.

Características

Los primeros años de la arquitectura egipcia fueron caracterizados, entre otras cosas, por la ausencia de materiales para la edificación de templos y monumentos. Se podría decir que uno de los materiales que más uso se le dio durante el antiguo Egipcio fue el adobe (ladrillos de barro), aunque también se solía emplear con mucha frecuencia la piedra, sobre todo piedra caliza.

ARQUITECTURA EGIPCIA

La escasez de materiales llevó a los antiguos egipcios a tener que emplear este tipo de herramientas para poder levantar sus edificaciones. También era común apreciar construcciones a base de piedra arenisca y granito, que solían utilizarse en grandes cantidades.

A partir del periodo conocido como el Reino Antiguo, la arquitectura egipcia tomó una nueva características. Si bien se continuaban utilizando los mismos materiales, en el caso de la piedra, ésta fue reservada exclusivamente para ser empleada en tumbas y templos. Por su parte, el adobe se utilizaba más que todo para la construcción de casas, incluso en los palacios reales, fortalezas, muros de los recintos de los templos, entre otras obras.

Fueron muchas ciudades egipcias las que pudieron ser levantadas con este tipo de materiales, sin embargo, una gran parte de estas edificaciones no perduraron en el tiempo, entre otras cosas, por la ubicación que tenían. Recordemos que la mayoría de estas ciudades se encontraban muy cerca de las áreas cultivables del valle del Nilo, que eran frecuentemente afectadas por las inundaciones.

Otra de las razones por las que muchas antiguas ciudades egipcias no perduraron en el tiempo fue porque los ladrillos de adobe que se emplearon para la construcción fueron utilizados como fertilizantes por parte de los campesinos. También existen otros edificios que son inaccesibles, ya que las nuevas construcciones fueron levantadas sobre las antiguas.

Un aspecto a favor que tuvo la arquitectura egipcia en su momento fue el comportamiento del clima, seco y cálido. Esa realidad climatológica permitió que muchas de las construcciones levantadas en el antiguo egipcio lograran perdurar en el tiempo. Podemos nombrar la aldea de Deir el-Medina, la ciudad de Kahun del Imperio Medio, o las fortalezas en Buhen y Mirgissa.

También vale la pena mencionar que una buena parte de los palacios y otras edificaciones construidas en el antiguo egipcio han podido permanecer en el tiempo debido a que muchas de estas edificaciones fueron levantadas con materiales altamente resistentes, por ejemplo la piedra, o bien porque fueron asentadas en zonas altas, donde era prácticamente imposible que las inundaciones del Nilo las afectase.

La arquitectura egipcia antigua fue dominada en su gran mayoría por los monumentos religiosos, sobre todo los templos dedicados a sus dioses o figuras religiosas. Este tipo de edificaciones se caracterizaban, entre otras cosas, por sus impactantes dimensiones. Eran monumentos de gran tamaño, con muros levemente inclinados y escasas aberturas.

La mayoría de estos monumentos religiosos que formaron parte de la arquitectura egipcia antigua fueron construidos siguiendo un mismo patrón o guion. Se cree que los arquitectos de la época repetían un método de construcción común y que era capaz de aportar una mayor estabilidad en edificios de muros de adobe.

De forma parecida, los adornos grabados superficialmente y el modelo de los edificios de piedra pudo haber surgido del tipo y ornamentación de los edificios de muros de adobe. Si bien es cierto que la utilización del arco fue llevado a cabo durante la cuarta dinastía, la totalidad de los edificios monumentales son construidos adinteladas con muros y pilares.

Todos los edificios monumentales de la época presentaban cubiertas planas conformadas por grandes bloques de piedra apoyados en muros externos y grandes columnas poco espaciadas.

«Tanto los muros exteriores e interiores, como las columnas y techos, fueron cubiertos con jeroglíficos e ilustrados con bajorrelieves y esculturas pintadas en brillantes colores. Buena parte de los ornamentos de la decoración egipcia son simbólicos, como el escarabajo sagrado, el disco solar y el buitre».

ARQUITECTURA EGIPCIA

En la arquitectura egipcia también era común visualizar otro tipos de adornos, por ejemplo las hojas de palma de la planta del papiro, y los brotes y las flores del loto. Los jeroglíficos eran parte de la decoración así como los bajorrelieves que narraban sucesos históricos o interpretaban leyendas mitológicas.

La vivienda

Una de las construcciones más características dentro de la arquitectura egipcia eran precisamente las viviendas, Tal y como mencionamos anteriormente, estas viviendas eran construidas en su gran mayoría con adobe, ya que la piedra era un material reservado más que todo para el levantamiento de edificaciones más importantes y de mayor impacto,

Lo que respecta a la vivienda en la antigua egipcia, éstas se conforman de diferentes habitaciones. Alrededor de estas habitaciones se construía un gran salón con columnas y luz cenital. Las viviendas egipcia también contaba con terrazas, bodegas subterránea y un amplio jardín al fondo de la casa.

Habían viviendas que estaban construidas de una forma diferente, es decir, le anexaron otros elementos decorativos, por ejemplo patios interiores. De estos patios interiores llegaba la luz, con todas las habitaciones instaladas entorno al mismo, y sin ventanales al exterior, por la necesidad de protegerse contra el sol.

El estilo de construcción de las viviendas egipcias era muy parecido, por no decir el mismo al de las casas de los campesinos fellahs del siglo XX: muros de ladrillo de adobe y terrazas planas de troncos de palmera unidos. Vale la pena recordad que la arquitectura popular se caracterizó por su buena adaptación al clima seco y cálido del Egipto.

En la actualidad es posible encontrar algunos restos de viviendas egipcias y en muy buen estado de conservación. Las mejores conservadas se pueden observar en Deir el-Medina y Tell el-Amarna.

El templo

Otra de las edificaciones más características dentro de la arquitectura egipcia son los templos. Fueron construcciones dedicadas a los dioses o figuras religiosas de esta cultura. Durante la época predinástica, la mayoría de estos templos no tenían impactantes atractivos superficiales, es decir eran construcciones sencillas.

Los primeros templos construidos durante esa época eran simplemente capillas de techo arqueado que estaban edificados con elementos vegetales. Fue precisamente durante las primeras dinastías cuando comenzaron a salir los primeros templos construidos de adobe.

La historia revela que fue Imhotep, un destacado erudito egipcio del Reino Antiguo, quien se encargó de erigir el primer complejo funerario monumental con piedra labrada, presidido por una pirámide escalonada, naciendo así los primeros templos en piedra, imitando las capillas de estructura vegetal aunque simbólicos.

Eran simbólicos ya que no se podía entrar a ellos. En varias ciudades como Guiza es posible encontrar algunos restos pétreos de templos de Keops, Kefrén y Micerino, faraones de la cuarta dinastía. Estas edificaciones formaron parte de ambiciosos complejos funerarios presididos por grandes pirámides.

Años después nació el Templo Solar, específicamente durante el reinado de Userkaf, considerado como el primer faraón de la dinastía V, para representar los rituales de sacerdotes de Heliópolis al dios Ra. En el Imperio Medio también sobresale el monumental complejo de Hawara, en El Fayum, conocido como el “laberinto”

ARQUITECTURA EGIPCIA

Fue denominado así por parte del historiador griego Herodoto, quien tuvo la oportunidad de visitarlo. En la actualidad apenas quedan algunos restos de este histórico templo de la arquitectura egipcia. Aunque fueron construcciones importantes, los templos más monumentales nacieron en el Imperio Nuevo. Tipológicamente, están constituidos por:

  • Una avenida con esfinges a ambos lados: el dromos
  • El acceso, entre dos pilonos (grandes muros trapezoidales) decorados con bajorrelieves policromados, dos obeliscos, estatuas y estandartes
  • Un patio descubierto con columnas exentas o conformando pórticos perimetrales: la sala hipetra
  • Una gran sala con columnas, cubierta: la sala hipóstila
  • Una pequeña cámara sagrada, de menor tamaño, tenuemente iluminada: el santuario
  • Un lago sagrado que servía para representaciones rituales y como reserva de agua potable
  • Templos menores anexos, dedicados a diversos dioses, como las mammisi «casas de nacimiento divino»

En estos templos también se tenía la costumbre de construir una residencia para sacerdotes, aulas para escribas, archivos-bibliotecas y almacenes de alimentos y materiales. El conjunto se protegía con una muralla perimetral. Estos espacios eran ideales para realizar los más importantes rituales religiosos de la cultura egipcia.

La manera en la que eran construidos los templos permitía observar claramente la división social que existía para ese entonces. El pueblo sólo podía llegar hasta los pilanos, los altos funcionarios y militares tenían ingreso a la sala hipetra; la familia real podía ingresar a la sala hipóstila, mientras que los sacerdotes y el faraón tenían acceso al santuario.

Durante el Imperio Antiguo, los templos son parte del complejo de la pirámide, o templos Solares. En el Imperio Nuevo se constituyen templos inmensos en Deir el-Bahari, Karnak, Luxor, Abidos, y Medinet Habu; posteriormente en Edfú, Dendera, Kom Ombo y File.

El speos

Posiblemente no hayas escuchado hablar de El speos, sin embargo debes conocer que se trata de una de las edificaciones funerarias subterráneas más famosas dentro de la arquitectura egipcia. Está constituido como un templo de funerario, tallado en la roca, siguiendo el tipo de hipogeo.

Se construyeron muchas edificaciones de este tipo, no obstante los que mayor impacto e importancia tuvieron son los de la época de Ramsés II en Abu Simbel, compuestos de grandes estatuas al exterior y una inmensa sala con pilares, el santuario y la cripta.

Ramsés se le representa como un dios más, sentado entre ellos en el santuario, más grande adosado a las pilastras de la sala principal y en tamaño colosal a la entrada, cuatro esculturas de impactante dimensiones rodeadas por las reducidas figuras de su familia.

Arquitectura funeraria

Antes de hablar acerca de las características de la arquitectura funeraria, es importante hacer analizar el vínculo que tenían los antiguos egipcios con sus muertos, para así entender un poco la importancia de este tipo de construcciones. De acuerdo a las creencias de los egipcios, el cuerpo era una parte fundamental y debía conservarse para garantizar la vida del fallecido en el “más allá”.

De esta manera se podría explicar el surgimiento de las momificaciones. Sin embargo, realizar estos complejos procesos, sin un lugar estable y seguro donde guardarla momia, no tendría sentido alguno. Por esa razón es que las edificaciones funerarias tuvieron que experimentar una evolución constante en base a tres objetivos claves:

  • Facilitar el viaje del difunto
  • Aludir a algún mito religioso
  • Evitar las entradas de los saqueadores a los que los tesoros y ajuares les resultaban muy atractivos.

Durante el periodo predinástico y protodinástico, las tumbas estaban constituidas de una manera bastante sencilla. Solo se trataban de simples hoyos de forma ovalada, en ocasiones forrados con pieles, donde se arrojaba el cadáver del difunto junto con un pequeño ajuar en vasijas. Por último se cubría con un túmulo de arena. Con el tiempo, dicho túmulo empezó a reemplazarse por una estructura de ladrillo denominada Mastaba.

La Mastaba

La Mastaba estaba constituida como una estructura de ladrillo que vino a reemplazar el llamado túmulo. Nació durante el periodo protodinástico y constituye la tipología arquitectónica asociada a la nobleza por excelencia. Su forma básica consiste en una superestructura con forma de pirámide truncada, de base rectangular elaborada en ladrillos de adobe y paja crudos.

La entrada daba ingreso a una capilla donde los familiares del fallecido podía depositar ofrendas al muerto, tras la que había una falsa puerta decorada con relieves que constituía una alusión a la “entrada del más allá”: Dentro de la superestructura también existía una sala denominada Serdab.

En esta sala se guardaba una estatua que representaba el “ka” del difunto. Bajo la superestructura, un pozo, por lo general sellado con cantos, daba paso a la cámara funeraria que guardaba el sarcófago. Con el transcurrir de los años, este tipo de estructuras fueron convirtiéndose más complejas, se agregaban más salas subterráneas, revestimientos más nobles, algunos cuerpos se realizaron con piedra caliza en vez de ladrillo.

En cuanto a las decoraciones que se hacían en el interior de estas salas, casi siempre solían representar temas relacionados con la vida cotidiana del difunto, así como textos sagrados, todo el post de asegurar la prosperidad en el más allá.

Las pirámides

Ciertamente las mastabas estaban consideradas como las tumbas reales con mayor prestigio y dominio, pero a pesar de ello, fueron las pirámides las que constituyeron uno de los elementos funerarios más emblemáticos del faraón. Se trataron de impactantes construcciones arquitectónicas surgidas en el Imperio Antiguo.

El nacimiento de las pirámides se originó como un deseo de representar la escalera o rampa celestial conformada por rayos de sol, por la que el faraón tenía que subir al cielo. De igual manera, su cumbre se propone como una representación de la colina primigenia, al igual que lo eran las mastabas y los enterramientos más arcaicos.

Uno de los faraones más importantes de la III dinastía fue Dyser y a él se le recuerda por haber ordenado la construcción de la Pirámide de Saqqara. Dicha obra se le fue encargada al arquitecto Imhotep. Se considera como una de las pirámides más emblemáticas, entre otras cosas, porque fue la primera vez que se reemplazó la utilización de ladrillos de barro cocido por el de bloques de piedra caliza.

También es cierto que este tipo de estructura escalonada sufrió una transformación durante el tiempo, tratando de encontrar la pirámide geométricamente ideal y en rampa. Dicho objetivo se lograría durante la IV dinastía, tras la construcción de la Pirámide de Keops, la más perfecta de todas.

Fue tanto el impacto y perfección de la Pirámide de Keops que la misma fue reconocida como una de las Siete Maravillas del Mundo y hasta ahora es la única de esas siete que ha logrado permanecer en el tiempo a pesar de sus largos años de existencia.

Con el transcurrir de los años, y tomando en cuenta la urgencia de reducir costes, las pirámides empezaron a construirse de una manera más sencilla y menos costosas. Se edificaron como un caparazón calizo con un interior de ladrillos de adobe. Las dimensiones de estas pirámides también fue reducido.

Vale la pena destacar que este tipo de edificaciones no se construían de forma solitaria, sino que las pirámides formaban parte de un complejo bastante amplio. Dicho complejo se levantaba normalmente en la ribera oeste del Nilo, y debía estar próxima a una cantera de caliza que abastecería durante todas las construcciones.

El objetivo principal de los ingenieros y constructores de la época era fabricar pirámides pocas llamativas, sin embargo estas estructuras continuaban siendo muy atractivas para los ladrones de tumbas, quienes mantenían colocando en peligro las estabilidad de la momia. Por esa razón fue que los faraones del Imperio Nuevo decidieron retornar al enterramiento de los cuerpos, y así surgió el Valle de los Reyes.

El hipogeo

Luego de que la capital se mudara a Tebas, durante el Imperio Nuevo, los faraones ordenaron excavar sus tumbas en el Valle de los Reyes y las separaron del resto del complejo funerario. Se trataba de galerías abiertas en la roca, con recintos anexos al pasillo principal, que conducen a la cámara del sarcófago.

Estas galerías subterráneas recibían el nombre de Hipogeo. Durante la historia han sido utilizados por grandes sociedades, durante el Calcolítico de la península ibérica; en el Antiguo Egipto; o por los fenicios.

También podrían interesarte los siguientes artículos: 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.