Árboles con Poca Raíz y de Sombra, Ideales para tu Jardín

¿En tu casa hay un espacio pequeño pero que recibe demasiada luz del sol? Quizás sea tiempo de pensar en tener allí un árbol de poca raíz y de sombra, pues de esa manera, podrás tener una zona sombreada ideal para pasar el rato y los beneficios de tener uno de estos árboles.

Árboles con poca raíz y de sombra para climas cálidos

Estos árboles con poca raíz para jardín, son ideales para aquellas personas que desean tener un lugar en su pequeño lugar exterior donde puedan tener un poco de sombra, sin embargo, no cuentan con un espacio extremadamente grande como para tener cualquier tipo de árbol.

Estos, serán perfectos para colocar en las regiones que son tropicales o subtropicales, aunque, también en regiones del mediterráneo, pues estos, han logrado adaptarse sin problemas a diferentes factores climáticos y tipos de suelos. Además de todo esto, son de muy fácil adquisición.

Conozcamos cuáles son estos árboles:

Flamboyant (Delonix regia)

Estos árboles son originarios de las selvas de Madagascar. No obstante, los mismos, se han podido encontrar en diferentes partes del mundo, esto ha ocasionado que, los mismos, se puedan adaptar a diferentes lugares mientras que tengan climas cálidos, ambientes tropicales o subtropicales e incluso, a zonas del mediterráneo.

Este es considerado como una planta de ornado, es decir, es un árbol ornamental. El mismo puede llegar a medir entre los 8 y 12 metros de altura y posee ramas que son extendidas y con un follaje bastante denso. En aquellas zonas tropicales que poseen temporadas secas, estos árboles tienden a perder sus hojas.

Contrario a ello, en aquellos lugares donde existan condiciones ambientales donde exista una buena humedad durante todo el año, sus hojas pasan a ser perennes, es decir, pueden ser observadas durante todo el año. Adicional a ello, las flores de estos árboles son de un hermoso y llamativo color rojo que lo hace lucir espectacular.

Cuando estos árboles son jóvenes, tienden a dar poca sombra, no obstante, una vez llegan a su adultez, dan una sombra bastante amplia y espesa. Estos árboles, a medida que se encuentran en crecimiento, sus ramas son las predominantes en cuando al crecimiento, pues, el mismo, crece más hacia los lados a medida que van sacando nuevas ramas que son cada vez más y más largas.

En tal caso, su crecimiento menos predominante es el del tronco. Debido al desmedido crecimiento de sus ramas, lo ideal es que este sea sembrado a al menos 10 metros de distancia de las zonas donde existan cominerías, tuberías, edificaciones, de esta forma, cuidarás de tu casa mientras disfrutas de la belleza de este árbol. Aunque el mismo puede posarse, en ocasiones es mejor siempre prevenir.

Árboles con poca raíz: Flamboyant (Delonix regia)

Árboles del género Ficus sp.

Este género de plantas, por lo general se representa por aquellas que crecen como árboles, arbustos y plantas trepadoras. Estas además, son parte de la familia botánica Moraceae. Son originarias de las zonas intertropicales, no obstante, algunas de estas se han logrado adaptar a zonas que son templadas.

En el trópico, son conocidas como árboles siempre verdes, esto, debido a que mantienen sus hojas durante todo el año. A esta regla se exceptúan aquellos árboles que viven en zonas donde el clima no es tropical y su estación seca es excesivamente larga.

En el caso de que desees sembrar en tu patio o jardín árboles de Ficus, lo recomendable es que te fijes cuáles son las que tienen pocas raíces y cuáles tienen raíces extensas, pues, en el caso de que sean del género con raíces extensas, se requerirá de un jardín amplio para que estas crezcan adecuadamente.

Algunos de los ficus con poca raíces son: los árboles Ficus benjamina o Ficus retusa, pues esto, además de tener raíces menos extensas, también pueden ser podados de manera ligera para que de esta forma, se le pueda conservar un tamaño regular de su copa y que el mismo sea de abundante follaje.

Árboles de poca raíz: Árboles del género Ficus sp.

El algarrobo (Ceratonia siliqua)

Taxonómicamente conocido como Ceratoni Siliqua, es un árbol que se originó en la cuenca del Mediterráneo y en el Oriente próximo. Este es conocido por ser un árbol bastante frondoso y de una altura aproximada entre los 7 y 10 metros de altura, posee una copa bastante extensa con un diámetro tan amplio que es generalmente similar a la altura que posee el árbol.

Este es un árbol que crece de manera acelerada y además de ello, es capaz de vivir durante muchos años. La resistencia del algarrobo es bastante buena, por lo que no requerirá de cuidados especiales para que se mantenga sano. Son ideales como Árboles de sombra.

Su crecimiento es bastante bueno en aquellos lugares de climas cálidos y aquellos que se encuentran cercanos a los litorales, pues estos no son resistentes al frío. Los algarrobos no son exigentes en el tema de los suelos, sus raíces son bastante profundas y un poco extensas, les encanta estar en lugares donde puedan llevar una gran cantidad de sol.

Estos árboles resisten con facilidad las podas, sin embargo, durante su juventud, estos pueden crecer si necesidad de ser podados y una vez alcanza su adultez, se podrá podar ligeramente aquellas ramas excesivamente largas.

Acacias

Estos árboles pertenecen a la familia de las Fabaceae y se originaron en África y Australia, sin embargo, su cultivo se ha extendido en varias regiones tropicales y subtropicales del planeta Tierra. Aunque, la mayoría de estos árboles no dan una sombra abundante, existen aquellas especies norafricanas (Acacia totillis) la cual se puede adaptar a las zonas tropicales y subtropicales dando un poco más de sombra.

De esta manera, también se puede encontrar la Acacia saligna, la cual, cuando llega a su adultez, también tiene un gran follaje y ofrece una sombra bastante buena.

Las acacias, por lo general son resistentes a las temporadas de sequía y son de crecimiento acelerado. Las flores de estos árboles son de color amarillo, por lo que, su une varios árboles de acacia, el espectáculo florar sería sencillamente hermoso.

Generalmente estos árboles son plantados en los jardines, parques y aceras. Sin embargo, lo ideal es que se siembren a una distancia de 7 metros aproximados y lejanos a las tuberías y casas, pues su frondosa copa, puede resultar peligrosa para las edificaciones.

Árboles con poca raíz: acacias

Árboles Bauhinia

Estos también son pertenecientes a la familia Fabaceae y se originaron en Asia, África y América. En cambio, la especie Bauhinia variegata, es procedente de la India y es conocida comúnmente con el nombre de árbol de orquídea y pata de vaca.

Este es un árbol pequeño que puede llegar a medir entre 6 y 7 metros de altura. Sus hojas son caducas y la copa es en forma de paraguas, por lo que se considera como una bastante ancha que da una sombra espectacular.

El nombre de árbol de orquídea se le ha otorgado debido a que sus flores poseen un aroma suave muy similar al que tienen las orquídeas, además de ello, son muy similares en aspecto a las orquídeas Cattleya, la misma, tiene 5 pétalos y el color de la misma puede ir desde el blanco, roda o púrpura.

Por lo regular, son sembrados en jardines, calles, avenidas y en parques (ya sea de forma aislada o en grupos). Tienen un buen crecimiento en lugares donde hay bastante luz solar e incluso, donde esta luz es escasa. La temperatura cálida o templada es la mejor para ellos, pues no pueden soportar heladas ni climas excesivamente fríos.

Los cítricos

Cuando alguien se refiere a los árboles cítricos, las personas por lo regular solo piensan en aquellos que dan frutas con esa característica, sin embargo, no piensan en que estos son también árboles de muy buena sombra. Para estos casos, los limoneros y las naranjas, son realmente ideales tanto como árboles frutales con poca raíz como árboles de sombra.

Estos árboles cítricos poseen hojas perennes y sus flores son pequeñas y de aromas realmente deliciosos. Si decides escoger uno de estos árboles para tener en tu jardín, además de beneficiarte de sus frutos, ornamenta y sombra, también podrás contar con un lugar aromatizado por este árbol.

Lo recomendado es que a estos árboles se les abone una vez cada seis meses, aunque, en el caso de que se viva en una zona donde existan las estaciones, lo ideal es que el abonado se realice durante la primavera y en el otoño, además de ello, este deberá ser protegido durante las heladas, pues los mismos, solo pueden aguantar que estas lleguen a los -7ºC.

Árboles con poca raíz: Cítricos

Árboles de poca raíz y de sombra para las regiones templadas

Ahora, vamos a conocer aquellos árboles con poca raíz y mucha sombra que, al ser originarios de zonas templadas, se han logrado cultivar de manera correcta, además de ello, estos pueden adaptarse incluso, a lugares que se encuentran en Europa, Norteamérica y Asia.

Estos árboles son un verdadero espectáculo debido a sus grandes y frondosas copas, sus hermosas flores, lo altos que pueden llegar a ser y a que son capaces de soportar heladas.

Roble

Este es un árbol gigante, el mismo puede llegar a alcanzar los 40 metros de altura sin ningún problema. Lo ideal es que se coloque en suelos que sean sueltos, con gran profundidad y con un pH un poco ácido.

Estos son árboles populares por su majestuosidad, su copa es frondosa y puede llegar a medir alrededor de 10 metros de diámetro, sus hojas, son caducas y se desprenden de las ramas durante la época de otoño.

Pueden ser plantados en diferentes lugares de Europa, siempre y cuando los terrenos se encuentren a al menos 600 metros sobre el nivel del mar y en suelos con cierto grado de acidez. Además, estos árboles son capaces de poder soportar las heladas. Lo recomendable es que se siempre en lugares alejados de las edificaciones, pues podría ser peligroso tenerlo cerca debido a su gran altura y ramas tan extensas.

Arboles con poca raíz: roble

Castaño

El árbol Castaño de Indias, forma parte de la familia Sapindaceae, es un árbol que ha sido nombrado comúnmente como “falso castaño”, esto debido a que sus frutos son muy similares al de los árboles pertenecientes al género Castanea, el cual forma parte de la familia Fagaceae.

Estos árboles poseen hojas caducas y pueden llegar a tener una altura aproximada a los 30 metros, es un árbol de tronco recto el cual posee una gran cantidad de ramas, hojas simples que son de tamaño grande y además son opuestas. Además de ello, este es un árbol de crecimiento acelerado.

Este es un árbol que pertenece originalmente a Bulgaria, Albania y a la antiguamente conocida Yugoslavia. Son generalmente cultivados como unos árboles ornamentales con poca raíz en diferentes países del continente europeo, especialmente aquellos cuyo clima es templado. Estos, por lo general se pueden encontrar adornando calles, parques y plazas de esos mismos países.

Pueden adaptarse con facilidad a suelos con un pH ácido y a lugares donde exista una amplia extensión de terreno. Por el contrario, no tolera lugares donde sean habituales o muy fuertes las sequías, que tengan vientos cálidos y secos, es decir, no son ideales para tener en zonas que sean costeras, pues este tipo de climas puede perjudicarlos.

Arces

El Árbol arce, es uno de los árboles más populares y hermosos del mundo. Pertenecientes a la familia Sapindaceae, estos árboles provienen de américa del Norte y Europa. Existe una gran variedad de especies de estos árboles, siendo las más conocidas:

  • Acer palmatum
  • Acer rubrum
  • Acer pseudoplatanus
  • Acer campestre
  • Acer pensylvanicum
  • Acer negundo

En el caso de los 3 primeros mencionados, estos son ideales para aquellas personas que desean tener árboles altos y que den una muy buena sombra. En el caso de los dos últimos árboles, tienden a ser mucho más pequeños, llegando a medir alrededor de entre 5 y 12 metros de altura y pueden ser ideales para dar sombras en jardines de pequeño tamaño.

Estos son árboles resistentes y que en regiones templadas, pueden llegar a soportar sin problemas sus 4 estaciones.

El aligustre arbóreo

Conocido también como Ligustrum lucidum, perteneciente a la familia Olegaceae, este árbol posee origen asiático, pues proviene de Japón y China, lugares en donde podrás encontrarlos sembrados en los parques y estacionamientos del país. El mismo, puede llegar a medir entre 8 y 15 metros de altura, es de crecimiento acelerado y además, sus hojas son del tipo perenne.

De florecimiento primaveral, este árbol tiene un follaje bastante frondoso cuyas flores son deliciosamente aromáticas. Puede adaptarse fácilmente a diferentes tipos de suelos, razón por la cual, se han considerado como plantas invasoras, además de ello, son capaces de desplazar las plantas que son autóctonas de la región en donde se encuentre.

Los frutos de este árbol tienden a ensuciar mucho los suelos, es por ello que, se recomienda que se mantenga limpio el lugar, haciendo esto, demás podrás tener en control la propagación de semillas que van cayendo al suelo.

Prunus

Considerados como uno de los árboles más bellos del mundo, estos son capaces de dar una sombra bastante singular en los lugares donde han sido sembrados, especialmente si el lugar es pequeño.

Existe una gran variedad de especies de estos árboles, por lo que tendrás de donde escoger el que más te guste y se ajuste a lo que desees tener. Pero si lo que deseas es tener uno que de buena sombra y además otorguen belleza al lugar donde se encuentre, puedes adquirir un Prunus mahaleb o un Prunus Serrulata.

Así como el árbol Prunus cerasifera var. Pissardi, también conocido con los nombres de: ciruelo de Pissard, ciruelo de Japón, P. mahaleb o Cerezo de Santa Lucía, y el árbol Prunus serrulata o cerezo japonés, se encuentra dentro de la categoría de plantas caducifolias las cuales pueden llegar a medir entre 6 y 12 metros de altura.

Además de esto, ambas especies, son extremadamente resistentes, tanto que, son perfectamente capaces de poder sobrevivir a heladas de hasta -15ºC. Por lo que, son los árboles con poca raíz y rápido crecimiento, ideales para que tengas en tu pequeño jardín.

Mejores consejos para el cuidado de tus árboles

Si ya tienes una idea de qué árbol deseas plantar en tu jardín, te dejamos algunos consejos que seguramente te van a ayudar a poder cuidar tu árbol y mantenerlo siempre saludable.

Algunas veces, vemos que algunos árboles, aún cuando no tienen raíces demasiado extensas o invasivas, son colocados extremadamente cerca de las edificaciones o de suelos que están asfaltados o con algún tipo de baldosas y por ello, las raíces, terminan causando daños en las estructuras o suelos.

Cuando esto ocurre, por lo regular, las personas tienden a culpar al árbol de los daños que se han ocasionado, no obstante los verdaderos culpables son los humanos, que han sido quienes han colocado el árbol cerca de las construcciones ya sea por desconocimiento de las consecuencias o por no creer que realmente podría ocurrir algún daño.

Para poder evitar que esto ocurra, ya sea a corto, mediano o largo plazo, lo ideal, es que el árbol se coloque a una distancia que no sea menor a los 50 centímetros o 1 metro de cualquier edificación o piso cercano (si se puede poner una mayor distancia, mejor aún).

Si se planta demasiado cerca, los daños no van a ser notados en los primeros años de vida del árbol, sin embargo, a medida que pase el tiempo y los años, estos daños poco a poco se van a ir volviendo más y más visibles y debido a ello, se deban tomar medidas para corregir el error y evitar que se agrave más.

COnsejos para cuidar árboles con poca raíz

En cuanto al mantenimiento de estos árboles, todos los que hemos mencionado e este artículo, son aptos para ser cuidados por principiantes, sin embargo, debemos tener en claro que, los mismos van a necesitar agua y un buen abono que se le coloque de forma regular en las temporadas de crecimiento.

Como ya lo sabemos, la mejor agua que se le puede dar a una planta es la de la lluvia, pero en caso de que no puedas conseguirla, ya sea porque no es temporada de lluvia o por algún otro motivo, puedes tomar un cubo o balde de agua, llenarlo con el vital líquido y dejarlo reposar durante toda la noche antes de que puedas utilizarlo.

Algo que se debe evitar es dejar que la tierra se seque por completo o durante un tiempo demasiado prolongado, además de ello, deberás enriquecer esta misma tierra colocándole durante la primavera, finales de verano o principio de otoño, abonos que sean orgánicos, pues estos son los mejores y que le van a aportar mejores nutrientes.

Si deseas evitar que a tu árbol le caiga alguna plaga, te recomendamos que adquieras aceite de neem y jabón potásico, usando estos productos, podrás darle un tratamiento mensual a tu árbol (lo recomendable es que un mes uses el aceite de neem y al siguiente uses el jabón potásico).

Además de ello, también puedes hacer uso de tierra de diatomeas, con ella, puedes evitar que los parásitos dañen o perjudiquen la planta y además, puede servir como un buen fertilizante para la tierra.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.