Ansiedad por Separación en Perros: Síntomas, Tratamiento y más

La ansiedad por separación en perros la padece un estimado de 43% ocasionando mucha tensión por diferentes razones. Cientos de ellos experimentan serios trastornos derivados de este problema como resultado de un destete prematuro, mientras que otros lo han creado a raíz de haberse encontrado solos con una circunstancia horrible, entre numerosas causas diferentes.

Ansiedad por separación en perros

¿Qué es la ansiedad por separación en perros?

Es una patología que se caracteriza como la condición de presión a la que llega el canino cuando no se acerca a su dueño. Este estado no ocurre a la luz de que la criatura se siente dependiente de su ser humano, sino que no está preparada para lidiar con la circunstancia de abatimiento y desprendimiento.

Sin lugar a dudas, se trata de una situación bastante conocida y es nuestro deber garantizar que la criatura se mantenga estable emocionalmente. Descubra cómo saber si su perro tiene malestar por desprendimiento y cómo tratarlo. Es interesante educarse como cuando hay Fiebre en perros.

Tipos de ansiedad por separación en perros

Siempre es necesario comprender que, existen varios tipos o grados de tensión provocados por separación en los caninos, los cuales son ocasionados por la estrecha relación del dueño con su canino, con un desapego indefenso producto de la ruptura, es por lo que se amerita educarse con la información necesaria para evitar daños a futuro.

Hiperapego tipo A 

Se presenta en caninos que han sido aislados de forma precipitada de su madre y parientes. Cuando es destetado a temprana edad, el canino no ha experimentado una separación dinámica, por lo que no ha descubierto cómo aislarse de su asiento seguro (considerando todas las cosas como su mamá).

En un mundo donde la calidez debería imperar, se debe permitir que el destete ocurra normalmente hasta que la madre pueda instruir a su cachorro para que se quede sin su resguardo. En este sentido, la mejor edad para recibir un cachorro es a partir de los tres meses de edad, con el fin de evadir el avance de este trastorno así como para prevenir problemas de socialización y de comportamiento, que son causados por el temprano desprendimiento.

Ansiedad por separación en perros

Hiperapego tipo B 

Ocurre a raíz de haber pasado bastante tiempo con el canino, ejemplo, después de una escapada de vacaciones o una salida del trabajo. Para esta situación, el canino estaba al principio preparado para soportar el desamparo, pero luego de encontrar ese contacto cercano con su persona favorita, hace una especie de dependencia que causa tensión cuando falta su agente de protección.

Tipo C

Ocurre cuando el canino ha soportado una experiencia horrible o negativa estando distante de los demás. Para esta situación, la tensión de desprendimiento se manifiesta justo cuando aparece el impulso que causa pavor en el canino.

En el momento en que permanece en casa solo, el canino se siente debilitado, en grave riesgo, y se le activa un estado de alarma que puede provocar la pulverización de artículos, llanto frenético. Como lo indica su nombre, la separación por un tiempo, sea breve o largo, entre canino y propietario produce en el canino una condición de salvaje tensión para él.

Ansiedad por separación en perros

Causas de la ansiedad por separación en perros

Antes de profundizar en los efectos secundarios de este tipo de trastornos de ansiedad por separación y las posibles respuestas para tratarlo, es fundamental discutir las causas más ampliamente reconocidas que lo causan. El destete prematuro es una de las explicaciones más reconocidas detrás de las causas de este problema.

De la misma manera, mudarse a otra casa o el abandono es también uno de los factores fundamentales de la ansiedad por separación en perros. Por lo tanto, se espera que se descubra este tipo de casos entre caninos, adultos o ancianos, debido a la separación experimentada con sus propietarios anteriores. En cualquier caso, no son las únicas razones, que causan estos desajustes, también suele pasar por las siguientes razones:

En la remota posibilidad de que estuvieras pasando una gran parte del día con su perro y de repente, dejas de hacerlo, esta es probablemente la razón. Pasar de estar continuamente contigo a permanecer mucho tiempo solo en casa puede haber desencadenado en él una condición de malestar tipo B, o hiperapego secundario.

Cuando se analiza la causa de la ansiedad por separación, es primordial conseguir que restablezca la confianza entusiasta hacia el canino, ya que le resulta francamente terrible estar distante de los demás. Sin embargo, ¿cómo se analiza para saberlo? Acuda al experto como lo haría si fuese por Uveítis en perros.

Ansiedad por separación en perros

Síntomas de la ansiedad por separación en perros

En medio de la separación, el canino con este tipo de malestar puede mostrar síntomas productivos o manifestaciones deficitarios. Se ha de mencionar los Síntomas productivos:

Conducta demoledora: En el punto en el que estás distante de todos los demás en casa, puedes destruir artículos, muebles e incluso disipar basura.

Alaridos extremos: Que consisten en, lloriqueos, llantos, dependiendo de la variedad del perro, en cualquier caso, pueden llorar cuando están solos.

Defecar u orinar dentro de la casa: Particularmente lo hacen justo al lado de la puerta de la salida, a pesar de que también lo harían en toda la casa. Suele ocurrir con aquellos perros que han sido entrenados para orinar y hacer popo fuera de casa, esto sería un indicativo de que algo anda mal, esta conducta sorprendente puede ser la clave que nos revele que algo no está bien.

Diarreas o vómitos: En casos graves de tensión, es tan palpable ver este tipo de reacciones, a pesar de que generalmente no son tan seguidos.

En cuanto a los efectos deficitarios que muestran la ansiedad por separación en perros, se cuentan los siguientes:

Pierden el apetito y entonces surge la pregunta ¿porqué Mi perro no quiere comer?, sencillo de analizar, si no está enfermo presenta un cuadro depresivo de ansiedad por separación, a lo que hay que atender con prontitud.

Ansiedad por separación en perros

No beben nada, se mantienen en completa abstinencia.

Dejan de jugar, no se inclinan por sus juguetes, incluso los contenedores de comida.

Siguiendo el curso de los signos que llevan a un estado de ansiedad por separación en perros, ahora se ha de seguir con los signos relacionados, que normalmente suceden antes o después de las salidas:

Ansiedad anticipada: El canino reconoce los medios que preceden a la partida y antes de que ocurra la separación, se muestra aprensivo, ladra, gimotea, llora, persigue al humano e intenta sobresalir lo suficiente para hacerse notar.

Exagerado recibimiento: De hecho, incluso antes de que su amo ingrese a la casa, el canino podría estar ladrando, rebotando o arañando la entrada en señal de bienvenida, todavía está aprensivo, rebota y realiza diferentes vocalizaciones, lo normal de una bienvenida mal representada.

Si notas alguno de estos signos, o todos ellos, debería llevarlo al veterinario para asegurarse de que es tensión de separación, y no es el resultado de una variación física de Resfriado en perros o patología interior.

Ansiedad por separación en perros

Además, es concebible confundir las manifestaciones con los signos aparecidos como resultado de diferentes cuestiones, haciendo una conclusión fuera de base. Los casos más reconocidos en los que esto sucede son los siguientes:

Ausencia de estímulo: La fatiga, la ausencia de actividad, la incapacidad para crear una conducta exploratoria, incitan una conducta peligrosa en el canino, que a menudo se confunde con los efectos secundarios de la tensión por separación.

Exceso de estímulo: El simple hecho de escuchar el ladrido de diferentes caninos, escuchar el timbre de la casa o de los vecinos, escuchar a los propios vecinos hablar o entrando en su casa, puede hacer que el can se vuelva aprensivo y ladre, gimotee o llore, todo eso se identifica con una ausencia de socialización.

¿Cómo corregir la ansiedad por separación en perros? – Pautas 

La manera de corregir la ansiedad por separación en perros incluye varios elementos. Desde un punto de vista, es básico distinguir el motivo para abordarlo, ya que para deshacerse de él es importante dar seguimiento a la base del problema.

Por otra parte, es imperativo tratar con las manifestaciones para disminuir la tensión tanto como sea razonablemente esperado y tratar la razón oculta con mayor éxito. De esta manera, cuando todo está aclarado, la guía de actividades a seguir incorpora en su mayor parte las reglas adjuntas:

  • Realizar estrategias de cambio.
  • Tratamiento natural con medicamentos o feromonas.

Ansiedad por separación en perros

Modifica la relación con tu perro

Por lo tanto, fortificar al perro cuando se encuentra en estado de ansiedad (antes de salir o al aparecer) o mientras muestra alguna de las reacciones mencionadas anteriormente es absolutamente desventajoso. De esta forma, es fundamental considerar estas propuestas:

  • No le prestes atención hasta que esté totalmente callado, si sigue descontrolado buscando atraer su atención, ignórelo. Trate de no regresar en caso de que lo escuche que se pone a ladrar, lloriquear o gruñir cuando se vaya.

Trabaje en sus señales de salida

Esta estrategia consistía en hacer la planificación de salida normal durante el día, por ejemplo, tomar las llaves o ponerse el abrigo, pero sin salir para disminuir la estimación predictiva del recorrido por mucho que se pudiera esperar, teniendo en cuenta que así el canino se abstendría de estar nervioso o concentrado cuando detectara que sus amos saldrían de casa.

De esta manera, se sugiere continuar con la costumbre de salida regular. Indiscutiblemente, a pesar de ir descascarando sus señales, es fundamental que ajustes ciertas partes de su costumbre de salida regular, ejemplo, las que se mencionan a continuación:

En el momento en que regrese a casa, ignórelo por completo, así que no le dé la bienvenida hasta que esté relajado y sereno. En el caso de que le dé la bienvenida cuando aparezca de nuevo, sin saberlo, estaría fortaleciendo el comportamiento nervioso.

Realice pequeñas salidas, varias veces al día

Practicar señales de salida sin salir al exterior mantiene al canino en una condición de nerviosismo constante, sin embargo, hacer realmente pequeñas salidas durante el día puede ayudar a disminuir la ansiedad por separación del canino, ayudándolo a lidiar más fácilmente el quedarse solo y hacer que comprenda que su gente volverá.

De esta forma, se prescribe enérgicamente planificar una progresión de viajes a lo largo del día para comenzar a desacostúmbrarlo, lo que se llamará falsas salidas. Eso implica que, a partir de allí se iniciará el tratamiento que ayudará a la criatura a lidiar con la separación.

Es una manera para que el perro comprenda que, esa salida es parte de la preparación y que, en un breve lapso de tiempo, regresará su gente, eso le permitirá estar en calma. Siga con los pasos siguientes:

  • Hacia el inicio, haga salidas extremadamente cortas, de cinco minutos como máximo, cuando salga, quédese afuera y regrese luego. Asegúrese de configurar la señal de salida antes de irse.
  • Hágalos la misma cantidad de veces que puedas al día con el objetivo de que el canino se acostumbre a ellos, comprenda que generalmente regresas y acierte que estar distante de los demás no es negativo.
  • A medida que el canino se vaya acostumbrando, disminuya la cantidad de falsas salidas. Si interrumpe el tratamiento sin haber obtenido los resultados ideales, no habrá logrado nada y su perro seguirá mostrando malestar por la separación.

Mantén un entorno estimulado en tu ausencia

A pesar de que su hogar puede parecerle agradable, asegúrese de que lo sea también para su perro ¿cuenta con los medios necesarios para que se quede solo en casa mientras dure su ausencia? ¿Normalmente apagas la luz cuando te vas? Para disminuir la tensión de su compañero peludo por mucho que se pueda esperar, es fundamental complementar las reglas anteriores con un espacio apropiado.

Usa una cámara para vigilar a tu perro

Disponga la tenencia de cámaras que le permitan vigilar a sus animales durante su ausencia de casa. En este sentido, es mucho más sencillo configurar una planificación de actividad adecuada y verificar si las reglas de configuración están funcionando o si debería modificarlas. Esta cámara le permitirá:

Saber cómo está su perro en medio de su ausencia incluso al atardecer, ya que tiene visión nocturna. Reconozca lo que es un ladrido, ya que tiene un marco listo que se activa cuando escucha el ladrido. Mientras los vea, no haga nada, pero observando el segundo en el que han comenzado y por qué, ya que puede ayudarle a adaptar el tratamiento.

Tenga paciencia y sea constante

La tolerancia y la determinación serán sus mejores socios durante todo el procedimiento, para ello es sugerible que no rompa con las reglas establecidas, como se acaba de sugerir, y que acuda a un experto si lo llegara a necesitar.

Si los meses pasan y su perro continúa como antes, es posible que una parte de las reglas no se estén aplicando con precisión, o que su perro necesite una mejor programación de actividad que solo un instructor o etólogo puede decidir después de evaluar el caso realmente.

Tratamiento medicinal para la ansiedad por separación en perros

La utilización de medicamentos o feromonas fabricadas puede ayudar a acelerar la forma de recuperación al disminuir incidentalmente la presión del canino. En esta línea, le permite trabajar mucho mejor sobre el motivo del problema y sobre las manifestaciones.

Particularmente en casos de ansiedad por separación en perros pequeños, las feromonas difusoras ayudan a establecer un dominio casual en medio de la ausencia con el argumento de que el olor esparcido es equivalente al de la madre. En caninos adultos generalmente no funciona, pero es prudente intentarlo.

En cuanto a la utilización de medicamentos para tratar la ansiedad por separación en perros, es esencial recordar que tanto estos elementos como las feromonas no tratan el problema, sino que luchan contra la presión ejercida, que es una de las principales indicaciones. Puede tratar esos momentos depresivos  con los siguientes medicamentos siempre y cuando sea recomendados por su veterinario:

  • Fluoxetina
  • Alprazolan
  • Clomipramina

¿Puede adoptar otro perro para tratar la ansiedad por separación?

La respuesta es no, porque, el problema radica en no supervisar la depresión debido a la relación establecida con el propietario, por lo que la realidad de presentar otro canino no transformará nada, al contrario la puede empeorar.

El canino nervioso seguirá creando presión cuando se produzca la ansiedad, ya sea que esté o no acompañado de otro canino. Por otra parte, si la ansiedad en el perro por separación no se trata de forma adecuada, existe el riesgo de que el nuevo canino opte por copiarlo, provocando un problema doble.

Errores comunes al tratar la ansiedad por separación

Se cometen muchos errores al momento de querer evitar la ansiedad por separación, hay que tener en cuenta lo que no es necesario y lo que puede evitar para ayudar a su perro a superar todo ese proceso de separación:

  • Reprimir al canino al demostrando cualquiera de las manifestaciones.
  • Mantenerlo en un pequeño espacio. Esto no trata el problema, lo agrava.
  • Incluir otra criatura.
  • No ser constante en el tratamiento.
  • Cometer abusos con el tratamiento indicado por el veterinario.
  • Quitar el agua que bebe por temor a que se orine dentro de casa.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.