Animales Ovíparos: Características y tipos que existen

Desde las aves que el humano ha contemplado durante siglos hasta los huevos que consume en las comidas provienen de Animales Ovíparos, una clasificación dentro del reino animal bastante particular y no solo por el producto que se obtiene luego de la reproducción, sino por los comportamientos y hábitos que tienen los animales en el cuido, aparte de las diferencias que tiene estos con los mamíferos.

animales-oviparos-1

Los Animales Ovíparos

Se les denomina ovíparos a aquellos animales cuyas crías surgen de huevos. Resulta bastante notorio que este grupo de animales está principalmente compuesto por aves e insectos, sin embargo, especies como de los anfibios, los peces y los reptiles forman parte del selecto. De acuerdo al modo en que cumplen su ciclo reproductivo, hay dos grandes conjuntos de animales, pudiéndose describir como:

Vivíparos: La cría crece en el sistema reproductor de la hembra a en un tiempo diferente para cada especie y posteriormente, nace pasando por el tracto vaginal. Comúnmente todos los animales mamíferos, en donde también está el ser humano, están dentro de esta clasificación, aunque con algunas salvedades.

Ovíparos: La cría crece y desarrolla en la parte interna de un huevo, fertilizado anteriormente por un espécimen macho y colocado por la hembra, entre las cuales se pueden mencionar el loro, la rana, el ornitorrinco, entre otros.

Entre ellas existen marcadas diferencias, en cuanto a los tiempos de gestación de la cría por parte del mamífero, mientras que los ovíparos ponen huevos. En función de la especie, la fecundación puede gestarse tanto de forma interna como externa al cuerpo de espécimen hembra. Refiriendo un caso puntual, el de las ranas, donde la fertilización ocurre por fuera, caso contrario al de cualquier ave.

animales-oviparos-2

Características del Ciclo de reproducción

Para los animales ovíparos, como se mencionó anteriormente, la fecundación puede darse dentro o fuera del cuerpo de la hembra; con el desarrollo de la futura especie, entonces, ocurre también que es externa al cuerpo del espécimen hembra. Esta condición es única de las aves, los anfibios y los peces, aunque son considerados ovíparos algunas especies reptilianas, como las serpientes, y también insectos.

Es considerado ventajoso desde el punto de vista evolutivo que el futuro espécimen nazca y se desarrolle fuera del cuerpo de la madre, ya que incide notablemente en la tasa de vida, en razón de que la estructura del huevo cubre al embrión y no permite que este se seque, vital si alguna especie está incubando en zona caliente. Los anfibios y los peces, en cambio, colocan sus huevos en el agua. Los pingüinos son otros animales que incuban huevos. Estos vienen recubiertos con una capa protectora viscosa.

Es importante señalar que hay en el mundo animales híbridos, puesto que no son vivíparos u ovíparos en su totalidad; a estos se les llaman los ovovivíparos. Para estos animales, cuando la hembra es fertilizada por el macho, los huevos quedan dentro de ella hasta que cumplen su desarrollo en totalidad. Pude referirse como ejemplo para dejar la idea más clara, algunas especies de tiburones.

Al momento de ser fertilizadas, los especímenes hembra de tiburón llevan los huevos internamente en su cuerpo, y, cumplido el ciclo, los embriones empiezan a romper la capa protectora, eclosionando dentro del aparato reproductor de la madre y finalmente, la descendencia abandona ese sitio, culminando así su desarrollo. Resulta fascinante saber que no todas las especies llevan la incubación de sus huevos de la misma forma.

animales-oviparos-3

La incubación de los huevos

Las especies ovíparas no se ocupan de sus huevos de la misma forma, ni siguen los mismos procedimientos. Dando el caso de las aves, que materializan los nidos con los materiales que tienen en su medio, normalmente de los árboles, siendo construido entre rocas o también en la misma superficie. Al darse la incubación, pueden transcurrir varios días o un tiempo prolongado donde están empollando, y llegado el día del nacimiento, las crías rompen el espacio cerrado donde se desarrollaron.

Otras especies como las tortugas o los cocodrilos, cavan un pozo grande en la arena o en la tierra, donde deponen sus huevos con la finalidad de protegerlos de los cazadores y que se puedan desarrollar sin ninguna complicación. Acto seguido de colocarlos fuera del alcance de los depredadores, se retiran hasta que los nuevos especímenes nacen. En cuanto a  los peces y los anfibios, colocan los huevos en la corriente de agua dejándolos expuestos a todo peligro, siendo esta la razón de una baja tasa de supervivencia.

Algunos de los animales ovíparos existentes

Existen distintos tipos de animales ovíparos que existen en el mundo, los más comunes son los siguientes:

La abeja

Luego de ser fertilizada, la hembra recoge el esperma y así puede controlar la cantidad de huevos que puede fecundar. Cada uno de los huevos que logre dar, serán colocados en una celdilla, que fue antes aprovisionada con néctar y polen, o también estando con otras hembras en un área común. En el instante que nacen, todas las abejas hembras, sin excepción, darán de comer a las crías, no importando si son de ella.

El cocodrilo

En el momento en que este animal deposita grupos de huevos tras haber cavado una pequeña guarida en la arena, logrando crear un nido también con la vegetación existente. Un aspecto a resaltar de este reptil es que el nacimiento de las crías dependerá de la temperatura de incubación, incluso en el sexo que puedan tener. Dicho de esta forma, si la temperatura está cercana a los 30°C, hay una posibilidad de que las crías salgan hembras, y si está por encima, serán machos.

La hormiga

Este noble y trabajador insecto, que también es ovíparos y de sangre fría, y bajo este hecho y varios, se le considera como un animal increíble. En el momento que sus huevos son fertilizados, salen crías hembras, ahora, si estos no resultan fertilizados, las crías son machos. En el momento de la concepción, se le da de comer a las larvas y protegidas a más no poder por hormigas obreras.

El gorrión

Dentro de las especies de aves, esta es una de las que se encuentra con mayor facilidad en el medio urbano y por ello es bastante familiar. Las hembras logran poner de cuatro hasta cinco huevos por cada ocasión, en el mismo periodo. Sacando una cuenta fácil, los gorriones llegan a tener cuatro incubaciones, con dos decenas de crías, resultando curioso que su pareja puede hacer turnos con la hembra, durante diez días para empollar, seguidos hasta el nacimiento.

La cigüeña blanca

Esta ave cumple su ciclo reproductivo en lugares con plantaciones cercanas, colindando lodazales. Sus nidos resultan ser bastantes duraderos por los materiales empleados, de acuerdo a que se construyen con ramas y palos en la copa de los árboles, o en un sitio con gran altura. El macho y la hembra de esta especie logran una puesta anual, con un tiempo de incubación de treinta días, naciendo por vez cuatro crías.

Equidna y el ornitorrinco

Ambas especies corresponden a los dos mamíferos que se encuentran dentro del grupo de los ovíparos. Son bastante particulares, aparte de raros y fascinantes dentro del reino animal, iniciando por su anatomía sin igual. La equidna se asemeja a un erizo, logrando poner un solo huevo por puesta.

Por el lado del ornitorrinco, posee un aspecto que involucra semejanzas con varios animales, entre ellos el pato, el castor y la nutria. Es una especie que tiene un aguijón venenoso; con respecto a la puesta, este incuba solo dos huevos normalmente, sin embargo, puede colocar hasta tres.

También te invitamos a ver los siguientes artículos de interés:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.