Cuando se habla de Advocaciones Marianas, hacemos referencia a la manera en que se otorgan atributos, dones, misterios o apariciones que tienen que ver con la Virgen María, también se refiere a la zona geográfica en donde haya ocurrido, pero si quieres saber todo sobre este tema, sigue leyendo nuestro artículo que seguramente te gustará.

advocaciones marianas

Las Advocaciones Marianas

La palabra Advocación, es originaria del Latín (Advocare), su significado es llamado o invocación y hace referencia a la invocación para dirigirnos a la Virgen María bajo algún título particular. Estas advocaciones son diferentes dependiendo de la región geográfica en donde se manifieste, pero en todas ellas está presente el cariño y la devoción de los fieles, independientemente de la advocación que sea y esté o no sustentada en hechos históricos o reales.

Estas advocaciones tienen mucha importancia en la vida de los cristianos ya que su función es que todas las personas puedan tener una comunicación con la Virgen María para que ella interceda desde el cielo por nosotros. Además los fieles a través de su manifestación de amor a la Virgen María también le demuestran amor a Dios ya que ella es la que canaliza que ese amor llegue hasta él y a su Hijo Jesucristo.

Significado de Advocación

Este término no está dentro de ningún libro de los que integran la Biblia, pero se puede apreciar en la misma, citas que son dirigidas a Dios en este caso Jhavé o Jehová en donde se menciona de una manera implícita el significado del término o la manera de invocar o llamar a Dios. Entre ellas están:

  • Deuteronomio 16:1 “El Dios que te sacó de Egipto”
  • Salmos 20:1 “El Dios de Jacob”
  • Salmos 84:1 “El señor de los ejércitos”

Allí podemos ver que a Dios se le asignan una serie de atributos y nombres y de la misma manera se hace con la Virgen María, así cuando María apareció en Fátima, se le dio la advocación de Nuestra Señora de Fátima, en Lourdes fue Nuestra Señora de Lourdes, cuando apareció con las tres rosas en Italia, fue Rosa Mística. El problema de ellas es como se trata la aparición, la devoción y la veneración específica de cada una de ellas, ya que en la Biblia solo se le nombra como la Virgen María, Madre de Jesús.

advocaciones marianas

Tipos de Advocaciones

Las advocaciones se agrupan en diferentes categorías, bien sea por el misterio que revelan, por la teología, la psicología o el estado emocional, por los símbolos que usa. Los teólogos y la iglesia han catalogado seis categorías para incluir a las manifestaciones marianas:

  • Cuando se establecen que son relativas a los misterios o pasajes de la vida de la Virgen que están en la Biblia, se habla de ella como la Anunciación, La Asunción, La Presentación, etc.
  • Al establecer su relación con verdades dogmáticas abstractas nos referimos a ellas como la Esperanza, la Caridad, la Consolación.
  • Si se trata de ella por los estados físicos, emocionales o psicológicos de la Virgen, la han llamado de los Dolores, de la Soledad, etc.
  • Por su condición de mediadora o intercesora y para la protección de la humanidad la llaman Auxiliadora, las Mercedes, los Remedios.
  • Cuando se ve por los símbolos que ella usa y que son interpretaciones de sus cualidades, como por ejemplo, Frutas, flores, aves, etc. Se le llama el Pino, la Granada, la Paloma.
  • Al tratarse de los lugares geográficos o parajes en donde ha sido vista y se han construido sus santuarios, se le ha denominado como el Carmen, el Mar, Fátima, Lourdes, etc.

Cuando se hace referencia a alguna de sus advocaciones se le ha llamado como Santa María de, Virgen de o Nuestra Señora de. Pero en ocasiones los lugareños la llaman por nombre femeninos usando el primero de ellos María seguido por otros nombres femeninos como del Carmen, de los Dolores, de Lourdes, de Fátima. Pero independientemente del nombre con que la conozcan siempre estamos tratando con una sola Virgen María.

 

Controversias con las Advocaciones

Desde que se inicia la iglesia primitiva en los primeros siglos, ya había registros que nombraban a María como Theotokos o Madre de Dios, por eso en el Concilio de Éfeso del 431después de Cristo se declaró al mismo un Dogma de la fe. También se declaran nulas todas las ideas que había hecho Nestorio en donde solo la menciona como la Madre de Jesús Hombre y no como la madre de Jesús Dios. Hasta este momento no existían negaciones a esta verdad que la Iglesia considero como un fundamento de las atribuciones marianas y de las diferentes advocaciones de la misma.

La iglesia Católica y la Ortodoxa defendieron este postulado de María Madre de Dios, y también cuando surgen los movimientos protestantes en el siglo XVI, estos reafirmaron esta condición sobre todo en los postulados que hizo Martín Lutero y que fueron mantenidos por Juan Calvino y Ulrico Zuinglio. Pero mientras avanzaba la reforma, en algunos de estos movimientos post-reformantes comenzó un giro distinto sobre cuál era el papel de la Virgen María en la teología.

Desde ese momento las diferentes manifestaciones del protestantismo han desacreditado esta tradición histórica de la iglesia. Diversos escritos patrísticos que tratan sobre la Madre de Jesús y de las diversas maneras en que era vista en los tres primeros siglos del cristianismo y también por las diversas manifestaciones marianas que se aceptaron y se proclamaron a lo largo de los años.

Posición de la Iglesia Católica

Para la Iglesia Católica y de acuerdo a sus doctrinas, las advocaciones marianas son solamente maneras de llamarla desde el punto de vista de la Biblia, de lo que hace, del lugar donde aparece o del mensaje que quiere dar. Pero siempre dejan claro que solamente existe UNA Virgen María. Cada advocación tiene una interpretación diferente dentro del cristianismo, por lo que para otras religiones que no forman parte del catolicismo estas son solamente maneras de idolatría, que no forman parte de la devoción que establece la Biblia.

Por eso han catalogado estas manifestaciones como socioculturales, que van de acuerdo a las creencias que existían en el paganismo y que después fueron cristianizados, por lo que la teología que debe estar presente en la misma se fue obviando. También existe poco estudio que avale la concepción de la doctrina católica por lo que la misma se puede ver tergiversada, lo cual hace que el significado que tienen cada una de estas manifestaciones se colocan en oposición de lo que realmente quiere la iglesia católica, ocasionando muchas discusiones que terminaron provocando rompimientos en la iglesia ya que sugieren que las mismas son solo puras supersticiones.

Celebración

En el año litúrgico de la Iglesia Católica se hacen las conmemoraciones a las diferentes advocaciones de la Virgen María, varias de ellas han sido incluidas en el Calendario Romano, y dentro de los calendarios locales de las iglesias y de las órdenes religiosas. La mayoría de ellas coincide con el día de la Asunción o de la Natividad, otras en el mes de mayo.

¿Cuál es la Advocación Mariana de más antiguedad?

La advocación de mayor antiguedad en las advocaciones marianas data del año 40 después de Cristo, y se le conoce como la Virgen del Pilar. Se cuenta que Santiago apóstol, el hijo de Zebedeo vio un aparición de la virgen en la ciudad de Caesaraugusta, que en la actualidad queda en Zaragoza, España. Esta advocación surgió en un tiempo en que la Virgen María aún estaba viva. La misma nos dice que en mes de enero del año 40, Santiago apóstol vio en persona a la Virgen María. Él contó que junto a otros discípulos, escuchó voces de ángeles y coros que cantaban el Ave, María, Gratia plena, cuando la madre de Dios se paró en una columna, de allí el nombre de Virgen del Pilar.

A través de esta aparición María confortó la misión del apóstol Santiago, que consistía en evangelizar la parte occidental más extrema de Europa, aumenta el ánimo y hacer la confirmación del Evangelio para las nuevas personas que se acercaran a la fe. Cuando terminó la aparición, quedo allí instalado el pilar que hoy día se ha conservado. El hecho insólito es que la Virgen María estaba viva en ese entonces, y le pidió a Santiago que alrededor de ese pilar se construyera una iglesia, y junto a sus compañeros que se habían convertido hicieron la primera capilla primitiva con adobe a las orillas del Río Ebro.

Esa capilla fue el primer templo mariano que se construyó en la época cristiana, al pasar de los años la pequeña capilla se ha convertido en una Basílica de estilo barroco que se conoce como Nuestra Señora del Pilar. Como una expresión cultural tiene una fiesta, con misa y oficio divino que fue aprobado por el Papa clemente XII para toda España en el siglo XVIII y que el Papa Pío VII la consideró una categoría litúrgica en la fiesta de la solemnidad.

Quizás tengas interés en conocer estos otros temas:

Cuántos milagros hizo Jesús

Novena del Niño Dios

Sábado de Gloria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here