Adiestramiento Canino: Técnicas, Tipos y más

¿Quieres enseñar a tu mascota ciertas conductas? Si es así, descubre las técnicas de adiestramiento canino, en qué consisten, cuáles puedes utilizar, algunos consejos y más que no debes perderte para el entrenamiento de perros.

¿En qué consiste el adiestramiento?

Como se podrá observar a continuación hay dos categorías para el entrenamiento canino, estas son la de la etología de los perros y las teorías de aprendizaje, siendo estas últimas la que los expertos más usan.

Esta puede ser un área desconocida para muchos y por eso se explicará detenidamente a que se refieren:

Es cuando hay un vínculo establecido entre el estímulo del animal y el del que lo va a adiestrar, de forma que se utiliza el uno para generar el otro.

Se destaca que hasta el momento no existe un patrón concreto para el adiestramiento que se pueda seguir, sino que conforme se avanza se va utilizando cada una de las técnicas conocidas, quizás separadas una de las otras o combinándolas, generando así un aprendizaje en el animal.

Antiguamente estas técnicas eran empleadas de forma más drástica forzando al perro a que hiciera lo que se deseaba, es decir, que cumpliera lo que el adiestrador le estaba solicitando, pero a medida que se ha ido avanzando se han desarrollado técnicas más eficientes y menos drásticas, entre la que se puede mencionar el adiestramiento positivo.

Técnicas de adiestramiento canino

Ya se ha mencionado que son dos categorías y dentro de ellas hay varias clasificaciones que se podrán ver a lo largo del artículo, podrás ver en qué consisten y como aplicarlas según la necesidad que poseas.

En el caso de las técnicas que se generan a partir de las teorías de aprendizaje se habla del cambio de las conductas del can, quitando relevancia a la conducta habitual de esta especie de animal.

Mientras que en el caso de la técnica que se basa en la etología canina, es decir, aquella que se produce a partir de las acciones naturales de esta especie, cuando se habla de la etología es aquella forma de describir y analizar a los animales dentro de su ambiente natural, desarrollando el porqué de esa situación.

Esta última técnica coloca como eje principal el hecho de jerarquizar el dominio y como secundario al hecho de las teorías de aprendizaje.

Un punto a destacar es que aquellas técnicas que se generan a partir de los distintos Tipos de maltrato animal no son ni siquiera tomadas en cuenta en la actualidad; si se utiliza alguna técnica que afecte la integridad del animal las consecuencias pueden ser elevadas.

adiestramiento canino

Técnicas fundamentadas en las teorías del aprendizaje

A partir de este segmento se establecerán la clasificación de estas técnicas, las cuales están basadas tanto en el refuerzo positivo, en el negativo así como en el castigo; cada una de ellas se diferencia de la otra en gran medida.

Un punto que se debe tener en cuenta en este aspecto es el hecho de que muchas personas creen que la enseñanza o adiestramiento de un perro solo puede suceder en su edad de cachorro y la verdad es que este puede continuar incluso durante toda su vida, sus conductas pueden verse fortalecidas si observan de parte del que lo enseña un esfuerzo por premiarlo.

Se trata de enseñarlo y actuando con premio que le sean agradables, por ejemplo, obsequiándole un hueso, perrarina, un juguete, u otro elemento de su agrado; teniendo paciencia para educarlo verás resultados muy rápidamente y te sentirás muy orgulloso de tu trabajo y el comportamiento que has logrado que se genere.

Toma nota de los distintos tipos de adiestramiento canino que puedes usar actuando en consecuencia de la conducta de tu mascota, las técnicas son:

  1. Adiestramiento canino tradicional

Tradicionalmente las técnicas que buscaban modificar la conducta natural de estos animales ocurrió en escuelas de perros para la guerra, es decir, se entrenaban para que participaran exitosamente en los enfrentamientos bélicos, todo esto resulto bastante exitoso, puesto que tanto en la primera guerra mundial como en la segunda participaron perros entrenados.

Cuando finalizo la segunda guerra mundial para el año 1945 esta técnica se fue popularizando y expandiendo por los distintos territorios debido a que salieron a la luz pública las victorias que habían tenido los perros, convirtiéndose así en perros hoy considerados héroes de la humanidad.

Para esta categoría se utiliza el refuerzo negativo y el castigo, es decir, aquí no hay recompensa, sino que por el contrario hay una consecuencia poco agradable, ya que se esforzaba a estos perros a esfuerzos físicos hasta que hicieran lo que se les ordenaba, eran técnicas de dolor físico como los collares de púas, eléctricos y de ahorque.

Han sido técnicas tanto alabadas por aquellos que los cometieron como calificadas crueles por los que detestan el maltrato animal. Se destaca que muchas veces había consecuencias potenciales debido a este tipo de adiestramiento, puesto que el animal se volvía bastante peligroso.

  1. Adiestramiento en positivo

Esta técnica es lo contrario a la mencionada anteriormente y no fue tan popular sino hasta que casi finaliza el siglo pasado, esta se basa en lo planteado por Skinner. Se logró popularizar a partir del momento en que un libro se convirtió en Best Seller que se denominaba “No lo mates, enséñale”.

adiestramiento canino

Aquí no se utilizaban esos castigos físicos tan brutales, sino que por el contrario resultan para el animal algo gratificante al igual que para el dueño o el que lo adiestraba, ya que los resultados que se obtienen son excelentes.

En este caso se utilizan recompensas consecuencias del logro de una conducta solicitada, dándole su alimento favorito, un paseo u otras, pero no solo para lograr que haga algo sino también para hacer que no haga más algo que desagrada al dueño, como por ejemplo hacer sus necesidades en una zona no apta para esto.

Esta técnica posee sus ventajas tales son:

  • Es fácil, rápido y alegra a ambas partes
  • Resultados eficaces y confiables

La desventaja reside en el hecho de que cuando se consiguen los resultados esperados, el que lo adiestra no continúa reforzando.

  1. Técnicas mixtas

Como pueden imaginarse esta técnica es la mezcla delas dos mencionadas, es decir, que se utilizan métodos de una y de otra, siendo esto así no son tan fuertes como las mencionadas al principio ni tan blandas como las anteriores.

adiestramiento canino

Los resultados de este tipo de técnica han sido bastantes positivos, puesto que en el caso de los perros que van a competencias deportivas se han generado grandes avances, por ejemplo, aquellos del Ring Belga.

Lo más común es que quien esté adiestrando use el collar de ahorque pero que le dé un obsequio si cumple lo que se le está solicitando, aunque lo más usual es que no les den comida, sino que le den regalos como un juguete debido a que esto estimula el impulso del perro.

Aunque todo esto dependerá del adiestrador, puesto que en ocasiones no usan la comida en las primeras sesiones sin embargo a medida que el animal se va adaptando a las técnicas puede ser premiado con comida.

Técnicas fundamentadas en la etología canina

Esta es la segunda categoría empleada en este respecto y en este sentido son aquellas que desplazan por completo las técnicas de aprendizaje, es decir, las tres anteriores, solo se basan en la naturaleza de estos animales.

Su aspecto primordial es basado en el hecho que el dueño del perro tiene que tomar un papel superior al del perro, es decir, implementa la jerarquía, esto puede resultar extraño para muchos, pero el perro observa muchas veces a su dueño como un igual y su conducta se adapta a eso.

Al suceder esto el dueño debe verse como el líder de la manada o en este caso de ese perro; esta técnica ha sido bastante cuestionada aun cuando ha demostrado ser bastante eficaz.

Hay demasiada diversidad en esta técnica por lo que se dificulta conseguir un patrón preciso para lograr el adiestramiento del perro, es decir, no hay precisión o una línea de seguimiento, lo que la diferencia claramente de las dos técnicas ya explicadas. Por lo que muchas personas consideran esto como una forma agregada a las dos anteriores para lograr buenos resultados.

Técnicas a utilizar

Seguramente es una duda que muchas personas tendrán en cuanto al adiestramiento canino, puesto que todas parecen ser bastante eficaces, pero lo mejor que se puede hacer es pensar cuál es la que realmente puedes llevar a cabo desde casa, a cuál le puedes dedicar suficiente tiempo y cuáles son tus habilidades.

Si has utilizado alguna técnica antes de leer esto y te ha funcionado puedes intentar ver a cuál de las ya mencionadas corresponde la que usaste, claro está recuerda siempre que las violencias están prohibidas actualmente por lo que si estás usando castigos fuertes para tu mascota podrías tener consecuencias penales.

Utiliza la que te sea más sencilla de llevar a cabo, también ten en cuenta el comportamiento de tu mascota, así ambos se ajustarán más rápido y con menos inconvenientes.

No te decepciones si utilizas recompensas con tu perro y este no te hace caso y sigue su comportamiento natural, muchas veces esto no se debe a la técnica sino al hecho que muchos perros por naturaleza no están condicionados para estas labores incluso también puede influir el lugar y el momento preciso; el Boston Terrier es un animal muy inteligente por lo que puede aprender muy rápido en el adiestramiento.

¿Es siempre perjudicial el castigo?

El castigo nunca ha sido agradable ni para los humanos ni para los animales, en ambos casos en generados de estrés, ansiedad, además de romper en la gran mayoría de los casos con el vínculo existente entre ambas partes.

Si el castigo no es físico, sino que eliminas un obsequio como una comida o le retiras un juguete que le guste, debido a algo que hizo mal como hacer sus necesidades en la sala de la casa, entonces podría resultar beneficioso si luego lo recompensas cuando haga las cosas adecuadamente.

Consejos para una buena sesión de entrenamiento

Lo principal que debes tener en cuenta es el tiempo del adiestramiento canino, no te pases demasiado rato en el proceso de adiestramiento, lo normal es que solo sean como máximo diez minutos al día, en los cuales deberás repasar lo que ha aprendido anteriormente y a enseñar alguna nueva lección.

Si te excedes de ese tiempo el perro podrá sentirse estresado y abrumado; otro aspecto a considerar es el hecho de que no entenderá desde el primer día, sino que deberás tener paciencia y no uses palabras rebuscadas, entre más cortas y sencillas mejor.

Lo más recomendable es que tus gestos y movimientos físicos se adapten a lo que le estás diciendo así este se sentirá más identificado; busca un sitio donde reine la tranquilidad y preferiblemente estén solos, sin distracción, cuando aprenda algo lo debes practicar al menos dos veces por cada semana, la constancia será lo más gratificante.

Igualmente, el ejercicio aprendido puede ir aumentando de dificultad, así estimulas su comportamiento, un caso podría ser que lo lleves a un lugar donde puede haber más factores de distracción y así estarás mejorando el adiestramiento canino.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.