Acuariofilia: Beneficios y origen

La acuariofilia es un hobby que se basa en la crianza y el cuidado de peces

¿Os suena la palabra acuariofilia? Sí, tiene que ver con acuarios y con peces. De hecho, se trata de una afición muy interesante que, además, nos aporta muchos beneficios y que puede resultar muy complaciente. Si queréis saber más sobre este curioso hobby, os recomiendo que sigáis leyendo.

En este post comentaremos qué es la acuariofilia, cuáles son los beneficios para nuestra salud y cómo se originó esta afición. Espero que esta información os resulte interesante. Quién sabe, quizá decidáis adquirir un acuario después de leer este artículo.

¿Qué es la acuariofilia?

La acuariofilia tiene muchos beneficios para nuestra salud

Empecemos explicando qué es la acuariofilia. Se trata básicamente de un hobby relacionado con la manutención y la cría de diferentes especies acuáticas. Esta actividad tiene lugar en un estanque, una pecera o un acuario. El propietario proporciona unas condiciones específicas para que los peces puedan sobrevivir en ese entorno. Es una afición muy entretenida y relajante.

Además, puede ser una actividad sumamente interesante. Pensándolo bien, lo que se hace realmente es crear un pequeño hábitat natural y cuidarlo. Esto es fundamental para que tanto los peces como las plantas puedan crecer y desarrollarse correctamente, tal y como lo harían si se encontraran en su ambiente natural.

Si os estáis planteando adquirir un acuario, os muestro a continuación el equipamiento básico que vais a necesitar. A parte se podrán ir añadiendo otros elementos, tanto decorativos como prácticos. Pero vayamos a lo fundamental:

Artículo relacionado:
¿Qué Comen los Peces? y ¿Cómo es su Alimentación?
  • Filtro: Un elemento imprescindible para cualquier acuario es el filtro. Con el conseguiremos mantener una mejor calidad de agua, lo que mejorará la salud de nuestros peces, reducirá el tiempo que invertimos en trabajo de limpieza y nos hará ahorrar costes por cambios de agua, ya que tendrán que hacerse con menos frecuencia. Existen muchísimos filtros diferentes en el mercado. Varían tanto en modelo como en precio. Por lo tanto es importante que escojamos uno que se adapte a nuestro acuario, es decir, a la cantidad de litros.
  • Iluminación: A día de hoy, todos los acuarios suelen tener la iluminación integrada. No obstante, puede no ser suficiente, sobre todo si queremos mantener ciertas plantas. Por lo tanto, es recomendable cambiarla por una iluminación que tenga una mayor potencia. Hay que destacar que, por norma general, lo ideal es tener la luz del acuario encendida durante unas ocho horas cada día. Si la dejamos más tiempo, podrían empezar a desarrollarse algas indeseadas.
  • Termo calentador: En el caso de que vayamos a tener peces de agua fría, este equipamiento no será estrictamente necesario, pero sí recomendable al menos en invierno. Sin embargo, si estamos pensando en adquirir especies tropicales, es vital para ellas que podamos proporcionales una temperatura adecuada. Normalmente, ésta suele encontrarse alrededor de los 27 grados centígrados.

Beneficios

¿Sabías que la acuariofilia cuenta también con varios beneficios para nosotros? ¡Así es! No se trata de una afición que sólo da trabajo y decora un poquito el hogar. En nuestro día a día, los acuarios nos ayudan a tranquilizar nuestra mente y a relejarnos, algo que no nos viene nada mal en estos tiempo tan ajetreados que estamos viviendo. Veamos cuáles son los beneficios:

  • Reducción del estrés: Tanto el sonido del agua como los colores tan vistosos y llamativos son antiestresantes. Estos mismos elementos ayudan a dormir mejor y a tener buen humor. Por lo tanto, al acuariofilia es altamente recomendable para familias que tienen niños con problemas de comportamiento e hiperactividad, pues reducen el estrés que sufren los pequeños.
  • Aportación a la pedagogía: Sobre todo para niños, tener un acuario en casa les proporciona una fuente constante de nuevos conocimientos y aprendizaje. Al tratarse de un pequeño hábitat que está vivo, se puede observar el comportamiento de los peces desde cerca y en vivo, sin tener que recurrir a la tele o a internet. Sin lugar a dudas, es un hobby que presenta varias ventajas si tenemos hijos pequeños.
  • Relajación: Como ya hemos mencionado anteriormente, el sonido del agua tiene un efecto antiestresante, por lo que nos relaja. Además, muchas personas afirman que se sienten más relajadas cuando observan a los peces. De hecho, algunos médicos incluso recomiendan la acuariofilia a los pacientes que sufren de mucho estrés, sea por le motivo que sea.
  • Sensación de compañía: Al igual que otras mascotas que podamos tener, también los peces pueden hacernos compañía. Al contrario de lo que muchas personas creen, sí que es posible crear vínculos emocionales con estos animales, vínculos muy fuertes. ¿Y por qué no? Al fin y al cabo son unos seres vivos que están a nuestro cargo, a los que cuidamos y admiramos.

¿Cómo se originó la acuariofilia?

La acuariofilia se originó con la crianza de los peces que eran para comer

Ahora que ya sabemos qué es la acuariofilia, veamos cómo nació este peculiar hobby. Pues bien, esta actividad se originó de la crianza de peces, cuando el ser humano los criaba para comérselos. Con el paso del tiempo, la manutención de estos animales con fines ornamentales fue evolucionando y mejorando los métodos considerablemente.

Existen teorías que indican que la primera civilización en desarrollar la acuariofilia fueron los sumerios. Éstos criaron diferentes tipos de peces en estanques por motivos tanto ornamentales como místicos. A su vez, la Dinastía Sung de China se aficionó a la cría de carpas y de peces dorados, actividad que fueron perfeccionando. Por otro lado, los antiguos romanos fueron probablemente los primeros en crear acuarios de agua salada. Para ello, abastecieron sus estanques con agua de mar.

La primera exportación de peces de ornato tuvo lugar en el año 1500 dese Japón. Pero no fue hasta el siglo XVII que la acuariofilia llegó a Europa. Ahí se popularizó la afición por el cuidado y la crianza de peces. Un siglo más tarde, este hobby alcanzó también tierras americanas.

Como podéis ver, la acuariofilia es una afición sumamente interesante y bonita. Si os gusta, no sólo estaréis bien entretenidos, si no que aumentaréis el valor ornamental de vuestro hogar. Ahora bien, si no estáis dispuestos a invertir un poco de tiempo en este hobby, mejor ni lo empecéis, ya que un acuario no cuidado perjudicará a los peces y puede no resultar muy agradable a la vista.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.