Ácaros en Gatos: Síntomas, Tratamiento, Tipos y más

Los ácaros en gatos, al igual que cualquier otro parásito, son perjudiciales para la salud de los felinos y los animales en general. Una de las cosas en las que debemos pensar es, en lo molesto que seguramente será, tener pequeños animales caminando sobre todo tu cuerpo e incluso adentrándose en tu oído. Es por esta y muchas otras razones que debemos tener cuidado con estos ectoparásitos.

¿Qué son los ácaros en gatos?

¿Qué es ácaros? Estos son pequeños parásitos que se alojan y alimentan de la sangre y pie de todas las Razas de gatos. En algunos casos estos minúsculos parásitos de adentran en la piel del su huésped y allí se alientan de la queratina de la misma, otros de ellos prefieren quedarse en la parte externa y allí mimo alimentarse y comer. Lo ácaros tienden a reproducirse de manera rápida y en números bastante grandes, por lo que, los mismo van a incrementar en cantidad de manera veloz creando una infestación masiva, que si no se controla, puede perjudicar a todos en el hogar.

Los felinos son atacados por algunos tipos de ácaros que pueden ocasionarles diversas enfermedades como la sarna y la otitis, si no se les trata a tiempo y se eliminan estos ectoparásitos, los mismos pueden hacer que el gato empeore de salud o contraiga otras enfermedades mucho más peligrosas:

  • Otodectes cynotis
  • Demodex cati
  • Demodex gatoi
  • Notoedres cati
  • Cheyletiella

Algunos de estos ácaros, solo se alojan en los gatos, mientras que otros, prefieren recurrir a otras especies de animales y no afectan en lo absoluto a los felinos.

Tipos de ácaros en gatos

Otodectes cynotis, el ácaro más común

Los ácaros, son constantemente confundidos con los arácnidos, esto es debido a que algunos, tienen ciertas similitudes físicas con estos animales. Una de las particularidades que tiene los ácaros es que los mismos pueden sobrevivir a distintos ambientes, su adaptabilidad es muy buena. Por lo regular, estos animales se pueden encontrar dentro del conducto auditivo no solo de los felinos, sino también de los caninos.

La infestación de pulgas y ácaros, son una de las mayores afectaciones que sufren los gatos, pues rara vez, se ve a un felino con garrapatas. Los veterinarios han confirmados que una de las mayores razones por la que un felino, especialmente los cachorros y los gatos de exteriores, visitan a la veterinaria, es por tener una infestación masiva de estos parásitos externos.

Este ácaro que se encuentra en el oído de los felinos, puede tener una vida que no pasa de las tres semanas, su ciclo de vida va a constar de tres etapas, las cuales debemos conocer para saber cómo es la proliferación de estos parásitos:

  • Luego de que la hembra coloque los huevos en el oído del felino, estos tardarán aproximadamente cuatro días para hacer eclosión y que así nazcan las nuevas larvas.
  • Tras el nacimiento de la larva, la misma comenzará su alimentación de la piel del animal y de esta forma, comenzarán sus distintas etapas de crecimiento.
  • Al final, luego de que pasaran unos 21 días aproximadamente, es cuando se puede considerar que la larva se ha convertido en un ácaro adulto, en esta etapa de su vida, es cuando pueden reproducirse, de esta manera, la infestación se mantendrá y aumentará en cantidad.

Estos animales normalmente son de un color claro, casi llegando al blanco, además de ello, lo normal es que la hembra tenga un tamaño mayor al del macho, no obstante, estás son diminutas, pues nunca van a medir más de medio centímetro, imaginen el tamaño de los macho que son mucho más pequeños, es por eso que no pueden verse fácilmente.

Aunque su tamaño es mínimo, no pueden ser considerados como animales microscópicos ya que, si el felino colabora, al momento de revisarlo, podemos visualizar a estos animales, claro, no será algo que se vea a simple vista pero, será “relativamente” sencillo reconocerlos si usamos el otoscopio, un aparato especializado, para la revisión del canal auditivo de los animales y humanos.

Aunque estos animales se encuentran mayormente en las orejas del felino, cuando el minino tiene sobre sí, una cantidad enorme de ácaros, los mismos pueden desplazarse hacia el rostro o toda la cabeza del gato, esto se debe a que, al ser una infestación masiva, los mismos no caben únicamente en la oreja del felino. Se han visto casos, donde incluso se pueden encontrar un gran número de ácaros en la cola del animal, esto ocurre porque los gatos tienen la costumbre de dormir enrollados sobre sus cuerpos.

Este tipo de ácaro, no excava túneles, por lo que se mantiene siempre en la superficie de la piel del gato, de esta manera se reproduce y alimenta, pues los ácaros pican y se alimentan de la sangre del huésped. El mismo puede hacer que el minino desarrolle una irritación cutánea la cual puede provocar infecciones e irritaciones más severas.

Ácaro más habitual en gatos

Síntomas de Otodectes cynotis en gatos

La mayoría de los casos de otitis en gatos se deben a estos ectoparásitos, los mismos suelen causar otitis externa, la cual puede tratarse de manera rápida y eficaz si se atiende a tiempo y se siguen todas las instrucciones que el veterinario nos da. Para que la sintomatología de infestación de estos animales sea visible, no se necesita que la misma sea severa, pues estos suelen ser claros y perfectamente reconocible desde un comienzo.

Algunos gatos son alérgicos a la mordedura de los ácaros, por lo que la sintomatología será mucho más evidente que en los gatos que no lo son. No obstante, existen algunas características que son muy evidentes y que nos darán a conocer que nuestro felino tiene ácaros. Vamos a ver cuáles son estas señales:

  • Exudado seco de color pardo-amarillento o negruzco: lo normal, es que nuestro gato tenga orejas de color rosado, estén limpias y libres de cualquier tipo de cerumen o líquido irregular de color un poco oscuro. Si un felino presenta algunas de estas características, significa que puede tener alguna enfermedad o está afectado por ácaros. Si estas señales no se tratan a tiempo, las mismas pueden empeorar causando que las bacterias se acumulen, es allí cuando el mal olor y el cerumen negruzco aparecen.
  • Intenso picor y sacudidas frecuentes de cabeza: cuando un gato comienza a presentar picazón debido a la infección, el mismo puede lastimarse y ocasionarse lesiones cuando se rasca, las mimas pueden observarse en la parte delantera y trasera d las orejas, pero en los casos más extremos, las mismas también se encontrarán en el cuello, mejillas e incluso en la cola.
  • Otohematomas: esto sucede cuando al rascarse el gato se lastima y rompe algunas venas capilares, esto hará que ocurra una acumulación de sangre bajo la dermis y la misma haga que la oreja se comience a inflamar y llenar de la sangre atrapada. Para tratar esto, será necesario que se drene la sangre antes de que la misma de coagule y ocasiones alguna malformación.
  • Fibrosis y estenosis del conducto auditivo: es extremadamente necesario que la infestación de ácaros se trate a tiempo y no se permita que la misma ocasiones exceso de piel engrosada dentro del canal auditivo del gato, ocasionado por la inflamación. Si ocurre esto, se corre el riesgo de que el canal quede cerrado y por ende el felino tenga dificultades para escuchar. Algunas veces, estos casos son irreversibles.

Síntomas de los ácaros en gatos

Cabe destacar, que en algunas ocasiones, la sintomatología que aparece, puede ser diferente a la que hemos mencionado con anterioridad, también puede ocurrir, que solo se noten algunos de ellos o que los mismos sean mucho más notables e intensos. Todo puede variar dependiendo de la edad, raza e incluso de cada gato en particular.

Diagnóstico de los ácaros en gatos

Debido a que los ácaros son tan frecuentes en gatos, los médicos veterinarios han optado por hacer una revisión en los canales auditivos en cada una de las consultas, de esta forma, podrá detectar de forma temprana si nuestro felino tiene a estos animales sobre su cuerpo.

La forma correcta y más usada para poder captar a estos parásitos es que, al introducir el otoscopio dentro del oído del gato, se haga sin encender la luz de mismo, haciéndolo únicamente cuando el aparato ya se encuentre posicionado dentro del canal. De esta manera, estos pequeños animales no tendrán la oportunidad de esconderse.

En aquellos casos donde se observen exudados pero no la presencia de los ácaros, el médico recurrirá a tomar algunas muestras las cuales observará en un microscopio para así poder saber si hay huevos, larvas o ácaros escondidos dentro del cerumen extraído. En algunos casos, el veterinario recurre a la aplicación de aceites especiales, esto en los casos donde la cera se encuentra pegada de la piel, así facilita su limpieza sin lastimar al gato y además, ayuda a que los ácaros ocultos salgan a la superficie.

Uso del otoscopio para diagnosticar ácaros en gatos

Existe la posibilidad de que las secreciones no se noten a simple vista ya que las mismas no se han manifestado en tal cantidad como para que, puedan verse desde la parte externa del oído. No obstante, si el gato sigue presentando síntomas de tener ácaros, será necesario que el médico se mantenga en constante búsqueda de algún ejemplar, pues aunque existan solo uno o muy pocos, el felino podrá estar presentando hipersensibilidad o alergia a su mordedura.

La razón por la que los veterinarios, en cada visita hacen esta inspección, se debe a que estos ácaros pueden que no se vean fácilmente en una primera consulta, así que lo mejor será estar prevenido y siempre estar atento a su aparición, especialmente en cachorros, los cuales son más propensos a contraer estos ectoparásitos.

Tratamiento para ácaros en gatos 

Aparte de los antiparasitarios, va a ser muy importante que se empleen otras medidas para la eliminación de estos ectoparásitos. Uno de ellos es la limpieza constante, se deberán limpiar las secreciones que se presentan en el oído del animal, de esta forma evitamos posibles infecciones y a su vez, eliminamos los ácaros que se esconden en ellas.

Este tipo de limpieza, se realiza mayormente con algunas gotas a base de aceites naturales, las mismas serán aplicadas en el oído del felino y de esta forma podrás ahogar y mata a los invasores que se encuentran allí acumulados. La limpieza deberá ser constante, tendrá que repetirse al menos dos veces a la semana, mientras más se haga, más rápido serán eliminados los ácaros.

Tratamiento para los ácaros en gatos

Cómo limpiar los oídos de un gato con ácaros 

Lo recomendable es que las gotas que vayamos a usar se coloquen en el pabellón de la oreja de nuestro gato, luego, tomaremos una gasa limpia y comenzaremos a limpiar con sumo cuidado todo el lugar dando suaves masajes circulares, de esta forma, no lastimamos a nuestro felino, logramos esparcir todo el producto y además también, matamos algunos ácaros que se encuentren en el pabellón.

Recuerda que, estas gotas no son el único tratamiento que se debe emplear para eliminar estos parásitos, más bien, son solo un complemento que ayudará a que el exterminio sea más rápido y efectivo. En el caso de que no puedas comprarlas, puede hacer uso de algunas gotas de aceite de oliva, este es un aceite natural muy efectivo y que no tendrá efectos secundarios en nuestra mascota.

Al momento de aplicar estas gotas, ya sean las comerciales o las naturales, debemos tener mucho cuidado de que las mismas no caigan dentro del ojo de nuestro amigo, pues esto podría irritarlo y causar una nueva molestia. Así qué, si tu felino es muy inquieto, lo mejor será que pidas ayuda a otra persona para que lo sujete mientras aplicas el tratamiento.

Los antiparasitarios más usados para la eliminación de los ácaros son:

Contagio de Otodectes cynotis

La forma de contagio en la que los gatos pueden transmitir los ácaros, es por medio del contacto físico, por este motivo, es que se pueden encontrar cachorros con ácaros aun cuando apenas tienen un par de semanas de vida. Si una madre gatuna tiene ácaros en su cuerpo, lo más seguro es que se los pase a sus cachorros, pues estos duermen con ella y mantiene una cercanía constante. Esto ocurre de forma muy similar con las pulgas y los piojos.

Algunas personas se preguntan si los ácaros pueden sobrevivir fuera del cuerpo de un animal, la verdad es que sí, estos pueden estar lejos de su huésped por al menos 10 días. No obstante, no es muy frecuente que los animales se contagien de ácaros por compartir mantas, ropas o una misma cama, a menos que la infestación sea muy extrema. Aunque no es imposible, el contagio de esta manera no ocurre muy a menudo, ya que la forma más frecuente y normal es por medio del contacto físico entre los felinos.

Muchos tienen la idea errónea de que solo los gatos de calle son los más propensos a tener ácaros, no obstante, esto no es del todo cierto, si bien, corren más riesgo debido a la falta de higiene y el contacto con diferentes individuos, se han visto muchísimos casos de felinos domésticos que tiene infestaciones de ácaros, incluso muchas de estas son severas. En algunos casos, debido a esta creencia, los dueños de la mascota no asocian los síntomas con la presencia de ácaros y no lo tratan adecuadamente.

¿Los ácaros del gato se contagian a perros? 

No solo los perros, cualquier otro animal puede ser contagiado si mantiene un contacto cercano y diario con el felino infestado, pues como lo dijimos anteriormente, estos diminutos parásitos se transmiten por el contacto directo y prolongado.

Es por ello que, se recomienda que todos los animales que estén en contacto con el felino, sean revisados de manera minuciosa, pues podrían estar contagiados y si no se trata rápidamente, la proliferación podría ser muy extensa y severa.

¿Los humanos también pueden contagiarse? 

Al igual que ocurre con los otros animales, para que un humano sea contagiado deberá hacer una infestación masiva y extrema, pues es muy poco común que un ser humano tenga ácaros felinos en su cuerpo, además de eso, el humano tendría que tener contacto directo y prolongado con el felino afectado. Los síntomas visibles para el humano, serían la aparición de algunas lesiones y costras en la piel, muy similar a una erupción por alergia o picadas.

Esto mayormente ocurre en aquellos hogares o lugares donde existe una gran presencia de gatos y que todos estos estén infestado de ácaros, además de ello, los felinos se encuentren hacinados.

El otros casos, el ser humano puede verse afectado por estos ectoparásito debidos a que presenten alergias a sus mordeduras o que sean hipersensibles a los mismos. Cuando esto ocurre, es recomendable que se acuda a un médico para que el mismo pueda recetarle el medicamento adecuado para el exterminio y el tratamiento de los síntomas y lesiones.

Tipos de ácaros en gatos

Vamos a conocer un poco sobre algunos otros tipos de ácaros que pueden encontrarse en los felinos:

  • Demodex cati y Demodex gatoi: estos parásitosno son muy frecuentes en los gatos, no obstante, el demodex cati, es uno de los causantes de la otitis moderada, poco frecuente pero su aparición se nota más por el abundante cerumen que por molestias o picor.
  • Notoedres cati: este ácaro es el responsable de la aparición de la Sarna en gatos, especialmente en su cabeza. Su forma de contagio es principalmente por medio del contacto físico y suele notarse por las lesiones ocasionadas en el lugar afectado (la cabeza del gato).
  • Cheyletiella: estos son los llamados “caspa andante” pues estos parásitos tiene una forma similar a la caspa felina y además de eso, su principal síntoma es la aparición, justamente, de caspa en el animal. Un animal infestado con este ectoparásito, va a sufrir de fuerte comezón que podría ocasionar lesiones en la piel de la mascota.

Si tu gato se encuentra infestado de algunos de estos ácaros, deberá ser tratado de la manera más pronta posible, de esta forma se evitará que la infestación crezca y además reduciremos el riesgo de que los síntomas en el gato se agraven y puedan ocasionar otras enfermedades mucho más graves.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.