Es bien sabido que en la mayoría de los animales domésticos suele ser común la presencia de diferentes tipos de parásitos en su organismo. En este artículo te presentamos más información acerca de uno de los parásitos más comunes presentes en los gatos, los ácaros; la forma correcta de combatir estos organismos, así como su tratamiento, por todo esto te invito a leer aquí cuáles son los Síntomas de Ácaros en Gatos.

acaros en gatos

Ácaros en Gatos

Como se mencionó en la introducción, existen muchos tipos de parásitos que pueden llegar a atacar a tus mascotas, y uno de los más comunes son los ácaros, de los cuales podemos encontrar muchas variedad que se irán explicando a lo largo de este artículo, por lo tanto, es de suma importancia saber cómo podemos identificarlos y obtener el mejor tratamiento para combatirlos, de esta forma,  podrás preservar un estado óptimo de salud en tu mascota. Todos estos tipos de ácaros y las formas pertinentes para combatirlos se explicarán detalladamente a lo largo de este interesante artículo.

Tipos de Ácaros

Los ácaros son un ectoparásito, es decir, insectos que viven solo en la capa externa de la piel de cualquier animal y que además se alimentan de esta misma piel para sobrevivir y propagarse alrededor del cuerpo de tu mascota. Existen diferentes tipos de ácaros, muchos pueden llegar a optar por cavar túneles en la dermis para poder alimentarse, y por el otro lado, muchos prefieren mantenerse en la superficie de la piel para nutrirse de la queratina y poder reproducirse y propagarse de una forma más sencilla.

De esta forma, te podrás dar cuenta que los ácaros poseen una capacidad reproductiva increíblemente grande, pues, si se presentan las condiciones óptimas para que puedan vivir, estos no perderán la oportunidad de incrementar su población y así, provocar una infección mucho más grande y generalizada en el cuerpo del huésped trayendo como consecuencia diferentes síntomas molestos. A su vez, es muy importante mencionar que la gran mayoría de estos parásitos son zoonóticos, lo que nos indica que pueden contagiarse también a los seres humanos.

Tomando en cuenta todo lo antes mencionado, específicamente en los gatos existe una variedad grande de ácaros, los cuales podrían llegar a afectarle en cualquier momento de su vida, sin mencionar que muchos de estos son los principales causantes de enfermedades muy molestas e incluso perjudiciales, como la sarna gatuna y la otitis. Entre los ácaros conocidos más comunes podemos llegar a encontrar los siguientes:

  • Cheyletiella
  • Otodectes cynotis
  • Demodex gatoi
  • Demodex cati
  • Notoedres cati

acaros en gatos

Otodectes cynotis, el Ácaro más común en los Gatos

Este ácaro es uno de los más molestos tanto en los gatos, como en los perros, este se manifiesta en forma de grupos de arañas muy pequeñas, las cuales tienen la facilidad de adaptarse a cualquier medio en el que se encuentren sin importar el ambiente donde se encuentre el felino, estos se pueden conseguir fácilmente en los oídos de nuestros gatos; es por esto, que las pulgas y los ácaros son de los parásitos más recurrentes en la piel de todos los animales domésticos. La esperanza de vida de estos ácaros, que pueden ser encontrados comúnmente dentro de los oídos del felino, es de unos veinte días aproximadamente, y este ciclo de vida lo realizan en diferentes etapas, como se podrá ver continuación:

  • Aproximadamente, los huevos de estos ácaros pueden tardarse entre tres o cinco días en eclosionar dentro del oído del felino.
  • Luego, la larva que nace se empieza a alimentar de la piel del oído de los gatos y empezará a desarrollarse atravesando diferentes estados ninfales.
  • Por último, luego de haber pasado entre 18 y 22 días, se podrá evidenciar un ácaro completamente adulto, el cual estará listo para empezar a reproducirse y hacer que la infección crezca mucho más dentro del canal auditivo del huésped.

Los ácaros pueden vivir aproximadamente unos dos meses en el interior de tu gato, y durante este tiempo aprovecharán para reproducirse lo más que puedan. A pesar de la creencia popular, la realidad es que los ácaros no pueden ser catalogados como animales microscópicos, pues, si tu gato colabora con su veterinario, se podrán observar sin mucha dificultad con la ayuda de un otoscopio. Cabe destacar, que el color de estos parásitos es de un blanco ligeramente opaco, y al igual que en muchos organismos vivos, se presenta un dimorfismo sexual, es decir, que las hembras son más grande que los machos, aunque en ningún caso sobrepasarán los 0,5 milímetros.

A pesar de que lo más normal es que estos ácaros habiten en todo el canal auditivo del gato, si la infección empieza a crecer mucho más, puede llegar a observarse afecciones en el área de la cara, la cabeza, y en algunos casos, pueden encontrarse larvas en otras partes del cuerpo del felino. Esto sucede especialmente en los gatos, ya que ellos duermen enroscados en sí mismos, de esta forma, en muchos casos se puede evidenciar la presencia de ácaros en distintas partes de su cola.

Estos ácaros se van alimentando de la capa externa de la piel dentro de todo el canal auditivo, y la saliva que sueltan al momento de alimentarse, es lo que produce la picazón tan molesta y el terrible enrojecimiento de la piel, provocando finalmente la hipersecreción de las glándulas de esta misma.

Síntomas

El ácaro Otodectes cynotis, es el principal culpable de la otitis externa de los gatos, y que a su vez, puede ser observado con mayor frecuencia en los gatos de menor edad. Los síntomas se pueden reconocer muy fácilmente y no necesariamente la infección tiene que estar en una etapa demasiado avanzado para que tu felino empiece a padecer estos molestos síntomas. Igualmente en muchos gatos pueden llegarse a evidenciar algunos casos de hipersensibilidad a estos parásitos, de la misma forma que pasa con las pulgas. De esta forma, para determinar si tu mascota tiene ácaros en su piel, primero debes investigar muy bien todos los síntomas que conlleva esta infección:

acaros en gatos

Secreción seca de color pardo-amarillento o negruzco: Lo normal en los gatos es que dentro de sus oídos observemos un color rosáceo, sin ningún tipo de sustancia líquida, por lo tanto, si se llega a evidenciar líquido en el interior del canal auditivo del gato y también presenta colores amarillentos o muy oscuros, debes buscar ayuda veterinaria lo más rápido posible antes de que la infección empiece a crecer y se vuelva mucho más severa con la ayuda de otras bacterias que pueden modificar el color de la secreción y hacer más difícil observar el ácaro o la bacteria que está causando el trastorno a tu felino.

Intenso picor y sacudidas frecuentes de cabeza: Este es uno de los síntomas que más rápido se detectan, sobre todo, en la zona de arriba de las orejas, en áreas de la cara, como las mejillas y algunas veces se pueden encontrar en el cuello del gato; incluso, se puede llegar a evidenciar inflamaciones con presencia de lesiones rojas y abultadas con aspecto de diana y costras en la cara sobre todo en partes de los párpados y en las mejillas.

Otohematomas: En ocasiones, el prurito al ser tan persistente puede ocasionar que los vasos capilares que se encuentran en el cartílago del oído se rompan por el rascado, y a su vez, se acumule la sangre. De hecho, la oreja normalmente se pondrá de color morado y se inflamará, en caso de que no se le suministre algún medicamento para drenar la sangre, pueden desarrollarse coágulos que con el tiempo se empezarán a endurecer y con esto, la oreja se deformará quedando completamente arrugada.

Fibrosis y estenosis del conducto auditivo: Para finalizar, si no se trata con un veterinario de confianza la cronicidad de esta infección, provoca que las paredes del canal auditivo aumenten su grosor, lo que trae como consecuencia que no entre la cantidad de luz requerida al canal auditivo y al no tratarla a tiempo esta malformación puede volverse irreversible al igual que ocurre en cualquier otitis.

Es importante resaltar, que no en todos los gatos se llegan a manifestar exactamente los mismos síntomas y de hecho, en algunos casos solo se presenta uno o dos de los que fueran anteriormente mencionados, todo dependerá enteramente del grado de la infección causada por estos ácaros.

acaros en gatos

Diagnóstico de los Ácaros en Gatos

Al momento de hablar de ácaros en los gatos, nos estamos refiriendo a una de las afecciones más comunes en estos felinos, por lo tanto, tu veterinario en cada visita realizará las pruebas pertinentes para asegurarse que el canal auditivo de tu mascota se encuentre completamente saludable; estos ácaros pueden observarse a simple vista si tu gato está dispuesto a colaborar y si tu veterinario tiene el suficiente tiempo. Para esta prueba, lo más normal es que se introduzca un otoscopio completamente oscuro, luego de esto, se enciende la luz para atrapar a este parásito por sorpresa y que no tenga el tiempo suficiente para esconderse en las secreciones del oído.

En el caso de que aparezcan secreciones, pero no se pueden evidenciar la presencia de ácaros en el canal auditivo del felino, el especialista deberá tomar unas cuantas pruebas con la ayuda de hisopos y luego, con un microscopio se puede observar sin ningún problema los huevos, las larvas hexápodas, es decir, la que poseen tres pares de patas, y también las larvas adultas, que cuentan con cuatro pares de patas. En muchas de estas pruebas se puede llegar utilizar una gota de aceite con el objetivo de lubricar un poco estas secreciones, las cuales de por sí son muy secas, y de esta forma, se obtienen muchas más posibilidades de que estos parásitos salgan de su escondite.

A pesar de que no haya unas secreciones demasiado intensas, o bien, que estos ácaros no se manifiesten en la primera revisión del veterinario, si nuestro gato sigue presentando varias molestias compatibles con los síntomas de esta infección, tu veterinario siempre deberá insistir mucho en buscar algunos ejemplares que estén aislados y que puedan llegar a desencadenar en el felino una reacción de hipersensibilidad.

De hecho, lo más regular es que no lleguen a ser vistos en la primera revisión pero, a pesar de esto, no quiere decir que no estén presente; de esta forma, es muy importante que lleves a tu gato con frecuencia al veterinario para que le haga todas las pruebas pertinentes y su salud pueda mantenerse en orden, especialmente en los primeros meses y años de vida del felino.

Tratamiento del Acaro Otodectes cynotis

Aparte de todos los tratamientos acaricidas, uno de los pasos más importantes por hacer, es la limpieza profunda de todas las secreciones que expulsan estos parásitos, por lo menos unas dos veces por semana al principio y con la ayuda de un limpiador adecuado para cada situación. Normalmente, estos limpiadores pueden llegar tener una textura muy aceitosa, lo que podría ayudar mucho a matarlos de una forma mecánica, es decir, ahogándolos; básicamente este limpiador será una ayuda extra para el antiparasitario que deberás suministrarle obligatoriamente a tu felino.

acaros en gatos

Cómo limpiar los oídos de un gato con ácaros

Para empezar todo este proceso, primero que nada deberás introducir unas cuantas gotas del limpiador en el canal auditivo de tu mascota, luego de esto, utilizando una gasa estéril, empezarás poco a poco a limpiar absolutamente toda el área, extendiendo lo más que puedas el producto y ofreciéndole a tu gato un masaje muy suave; todo este proceso también te ayudará a eliminar unos cuantos parásitos.

Estas gotas para los ácaros que fueron mencionadas, son utilizadas normalmente solo para complementar todo el tratamiento veterinario, a pesar de esto, como remedio casero se puede utilizar sin ningún problema el aceite de oliva y ejecutando el mismo procedimiento exactamente.

Es muy importante mencionar, que suele ser bastante normal que caiga de forma accidental alguna gota del limpiador en los ojos del felino, esto mismo puede llegar a ser muy molesto para ellos, trata siempre de tener el mayor cuidado posible. Además de este incidente, también puede llegar a ocurrir que tu gato presente el síndrome de Horner, el cual es una combinación de síntomas que afectan el sistema nervioso del gato y puede observarse fácilmente en los ojos de este, después de que se le haga la limpieza. A pesar de estos dos posibles accidentes, lo más regular es que tu gato se mantenga perfectamente bien.

Acaricidas más empleados para tratar esta infección

A continuación detallamos cuáles son los tratamientos más recomendados para tratar y combatir los ácaros en los gatos:

Selamectina tópica o pipeta: Es bien sabido que todos los ácaros se alimentan principalmente de la linfa y de la sangre, por esta misma razón, cualquier producto o medicamento que se encuentre dentro de la sangre del animal, será absorbido en consecuencia por estos parásitos. Cuando la selamectina es un medicamento que se aplica sobre la piel de la nuca, y aquí, esta se absorbe por todos los capilares sanguíneos, luego unas cuantas horas puede alcanzar concentraciones muy altas en la sangre, o como mucho, puede tardar hasta dos días.

Una vez que los ácaros empiecen a alimentarse empezarán a morir automáticamente. Y a pesar de que con una dosis puede ser más que suficiente, lo más aconsejable según los veterinarios es repetir todo este proceso luego de haber pasado tres semanas completas, el cual es el ciclo de vida normal de un ácaro.

Ivermectina ótica: Existen muchos geles que contienen la ivermectina, estos también son diseñados con el fin de aprovechar el efecto oleoso que podría tener un limpiador, junto con todo el poder que antiparasitario que posee la ivermectina. Este se debe aplicar cada siete días durante unas cuantas semanas, sin embargo, la efectividad de este medicamento depende enteramente de lo manejable que sea nuestra mascota y la profundidad a la que logres introducir toda la cánula.

acaros en gatos

Todos los productos y medicamentos podrían llegar a causar diferentes reacciones indeseadas tanto en los animales, como en los seres humanos, sin embargo, en el caso de la ivermectina, tal vez porque es uno de los antiparasitantes más estudiados y utilizados de todos, puede que cuente con mayores datos acerca de casos de hipersensibilidad. Por lo tanto, a pesar de que es un medicamento bastante efectivo y seguro, siempre debes estar muy al pendiente de cualquier tipo de efecto secundario que tanto tu gato, como tú, puedan llegar a manifestar; entre estos efectos secundarios se pueden llegar a encontrar: depresión, problemas oculares, salivación muy intensa, entre otros.

En el caso de que llegue a existir alguna infección bacteriana o una infección fúngica, se deberá tratar con una serie de productos y medicamentos específicos para estas afecciones. De hecho, pueden encontrarse sin mucha dificultad suspensiones óticas en la que están combinadas antibióticos y también antifúngicos; en muchas ocasiones se puede llegar a confiar que también tienen un cierto poder acaricída, pero la realidad es todo lo contrario, el único efecto que tienen para combatir los ácaros, es la capacidad que tienen de ahogarlas por su textura oleosa.

Esto es un tratamiento bastante corto y podría llegar a sobrevivir algún ácaro, por lo tanto, siempre será obligatorio que se utilice la pipeta de selamectina, en combinación con todo el tratamiento de la infección.

Pipetas para ácaros en gatos

Es bien sabido que el uso de las pipetas tiene un carácter casi obligatorio a la hora de combatir esta molesta infección, por lo tanto, siempre será el veterinario el que te recetará la pipeta específica más adecuada para el caso que presente tu felino. A su vez, las pipetas suelen ser utilizadas muchas veces para prevenir la aparición de estos parásitos, pues, este medicamento resulta increíblemente efectivo.

Para adquirir una de estas pipetas, existen diferentes tiendas online que pones diferentes pipetas de todas las marcas más reconocidas y efectivas para que todos los posibles usuarios puedan elegir la más conveniente para su caso particular. Entre todas estas marcas nos encontramos algunas como Frontline que permite sin ningún problema adquirir estos productos para prevenir los parásitos, tanto externos como internos,  y mantener la salud de tu animal en el mejor estado posible.

¿Cómo se contagia el Ácaro Otodectes cynotis?

La única vía de contagio que existe para propagar este ácaro, es el contacto directo y sobre todo, íntimo. Muchos dueños de gatos se suelen preguntar por qué un gato de tan solo dos meses de edad ya tiene ácaros, la respuesta más probable sea que su madre ya padecía de estos parásitos previamente, y durante la crianza de los pequeños cachorros, se los haya contagiado a todos. Durante todo el periodo de crianza, existe un contacto muy íntimo y directo entre los gatos pequeños y su madre, sumando el aseo regular y la presencia de los ácaros, estos parásitos no dudarán ni un momento en infectar el canal auditivo de todos estos pequeños gatos.

acaros en gatos

A pesar de que estos pueden sobrevivir fuera del canal auditivo durante aproximadamente unos diez días, el contagio de los ácaros a través de los fómites (es decir, mantas, juguetes, entre otros objetos) es bastante complicado, aunque si puede llegar a ocurrir; no obstante, la única forma de que esto llegue a ocurrir es que los gatos se desenvuelvan en un ambiente con muy poca higiene y una infestación bastante grande.

La creencia popular suele asociar directamente a los gatos callejeros con estas parasitosis, sin embargo, la realidad es que suele ser algo bastante común encontrar gatos originarios de criaderos o de protectoras muy grandes, con una infección bastante grande de ácaros en sus oídos, de esta forma, nunca descartes la posibilidad de que tu gato esté padeciendo este problema. De hecho, en muchas ocasiones pueden llegar a estar infectados durante muchos meses o incluso años, esto debido a que las secreciones pueden estar siendo confundidas con las secreciones ceruminosas, muy características de los gatos más peludos, como los persas o diferentes gatos exóticos.

¿Los ácaros del gato se contagian a perros?

En el caso de que puedas observar una relación muy buena entre tu perro y tu gato, que pasan todo el día juntos, jugando, acicalándose, durmiendo, etc. Es de gran importancia que revises muy bien los oídos de tu gato y también de tu perro. Lo más recomendable siempre será que los lleves con un veterinario de confianza.

¿Los humanos también pueden contagiarse?

Si has tenido un contacto demasiado directo con el gato infectado, puede que te llegue a aparecer una que otra lesión eritematosa, sin embargo, para que esto ocurra, la infección tendría que ser demasiado grande y existir una falta de higiene muy grave. Esta posibilidad no se descarta en los casos de gatos de hacinamiento, o en diferentes personas que poseen hipersensibilidad al Odectes Cynotis y tener la mala suerte de contactar con algún ejemplar.

Sí deseas aprender mucho más acerca de los animales, te recomendamos los siguientes artículos que podrían ser de tu interés y que a encontrarás en los siguientes enlaces:

Sarna en Gatos

Pulgas en Gatos

Pastor Ovejero Australiano

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here