Con cinco discos y casi una década de carrera, Drake es el líder absoluto de la industria musical en 2019
Con cinco discos y casi una década de carrera, Drake es el líder absoluto de la industria musical en 2019

*Actualización diciembre 2019: Spotify ha anunciado que Drake ha sido el artista más escuchado de la década en su plataforma de streaming.

Drake ha sentido el latigazo de los abucheos del público por primera vez en su vida. Y si solo fuera eso. En los últimos años, Drake ha confirmado su condición de artista bendecido por la capa de la inmortalidad al haber sido capaz de esquivar todos los ataques que ha recibido. Desde el hallazgo (¡en una canción!) de un hijo secreto hasta acusaciones de no ser el autor de sus canciones. El rapero canadiense no solo ha hecho oídos sordos a los aldabonazos, sino que ha logrado retroalimentarse de ellos hasta convertirse en el artista número uno de la industria musical en todo el mundo y el más escuchado en Spotify en 2018. Pasean y vean, cómo se las apaña Drake, cuyo nombre real debería ser Drake el inmortal.

Índice

Drake, líder absoluto

Aunque en España quizás no goce de la misma popularidad que en EE UU, Drake es el artista más influyente y de más altura del momento en todo el mundo. Más incluso que Kanye West.

[DESCUBRE MÁS NOTICIAS DE ESTRENOS MUSICALES EN NUESTRA SECCIÓN DE MÚSICA]

A lo largo de sus cinco discos publicados, Champagne Papi ha sabido encontrar y perfeccionar un equilibrio perfecto entre pop, rap y R&B. Por eso, porque su éxito es absoluto, resulta difícil encontrar una explicación a los abucheos que Drake ha recibido esta semana en el festival de Tyler The Creator, el Camp Flog Gnaw, celebrado en Los Ángeles.

«Como he dicho, estoy aquí por vosotros. Si queréis que siga, sigo», interrumpió Drake en mitad de su actuación en el Camp Flog Gnaw.

Tras apañárselas para salir sin un sólo rasguño de escándalos como el del hijo secreto que le sacó Pusha-T en un beef, y el del hallazgo (y posterior confesión) de que no escribe todas sus canciones, Drake se ha bajado del escenario por vez primera y antes de terminar su setlist. La explicación del porqué es, al mismo tiempo, la explicación de por qué el rap se ha convertido en el fenómeno global de masas que es hoy en día.

 

Drake no gusta a todo el mundo

Si prestamos atención a patrones como el de la lista Billboard, las visitas de Youtube, la programación de radio y el carrusel mismo de noticias de la actualidad, queda bien patente que el hip hop es el género musical dominante en el planeta. Hace casi un año que Spotify publicó su informe estadístico anual, y en él vimos como, por primera vez, el rap superaba al pop en todos los campos de análisis.

Elije un criterio, da igual: el hip hop es la tendencia musical número uno en el mundo. Además de haber firmado el disco más escuchado del año 2018 (Scorpion), Drake también encabezó la lista de artistas más escuchados del año (Post Malone, XXXTENTACION, J Balvin, Ed Sheeran, Eminem, Ozuna, Bad Bunny, Khalid y Ariana Grande). Pero si algo hemos descubierto esta semana es que Drake gusta en todo el mundo, pero no a todo el mundo.

El principal motivo por el que el público del Camp Flog Gnaw abucheó a Drake fue el de su presencia misma.

Anunciado por sorpresa, el público del festival conservaba la esperanza de que el artista invitado que se escondía detrás de los ??????? del póster promocional fuese a ser Frank Ocean. El festival de Tyler the Creator, que con la de 2019 suma ocho ediciones, ya contó con Frank Ocean en el Camp Flog Gnaw de 2013. No contentos con la decepción de ver a Drake, los asistentes tuvieron que aguantar un set de canciones bastante largo. Hasta que se cansó, preguntó que si querían seguir escuchándole. Tras los nuevos abucheos, Drake se largo del escenario. En un ataque de modestia, se despidió diciendo «mi nombre es Drake».

Cartel del festival de Tyler The Creator donde Drake recibió los abucheos
Cartel del festival de Tyler The Creator donde Drake recibió los abucheos

 

Camp Flog Naw: habrá Drake para rato

Los abucheos a Drake se entienden mejor si prestamos atención a la naturaleza misma del festival, orientado a artistas de contenido más alternativo o minoritario (el año pasado uno de los nombres grandes del cartel fue Lana del rey). Sin ir más lejor, el mismísimo organizador, Tyler The Creator, es uno de los máximos exponentes hoy en día del nuevo hip hop experimental que está causando furor (colocó su disco Igor en el número 1 de Billboard este año) y que mezcla una amalgama de géneros y sonidos a caballo entre el rap y la música electrónica.

Tyler, que ha tomado buena nota del asunto (reaccionó en Twitter con una defensa a ultranza de Drake), ha movido ficha contratándole para futuras ediciones del festival. Lo ha anunciado el propio Drake en su perfil de Instagram:

“Giro en los acontecimientos… Acabo de firmar una residencia de 10 años en Camp Flog Gnaw. Lo siento niños, nos vemos CADA AÑO hasta que cumpláis los 30”.

Drake aprovecha una mala noticia para hacerla positiva.

Y así todo el rato.

 

Drake, el inmortal

Los abucheos de esta semana no son nada comparados con lo que el rapero cansadiense ha sufrido en el pasado reciente. Pero si de algo hemos tomado nota con Drake en los últimos años es de su inusitada capacidad para recomponerse de los latigazos. De salir más fuerte de los latigazos. También en 2018 y durante su pelea de canciones con el rapero Pusha-T, Drake sufrió un par de estocadas de muerte que, vistas con el tiempo, ninguna mella hicieron en su carrera artística:

Hijo secreto
Pusha T reveló en el tema The story of Adidon que Drake tenía un hijo del que nunca había dicho ni media palabra y que era fruto de una relación con una actriz porno. Drake se limitó a referirse al asunto en Scorpion en la canción March 14. Más que una respuesta a Pusha T, el tema fue una carta de amor a su hijo en la que le asegura que intentará ser un buen padre. Ni una sola mención de cómo Pusha T descubrió el pastel.

Fotografía con la cara pintada blackface
Sin abandonar la canción The story of Addidon, Pusha T usó para ilustrar la portada del single una fotografía inédita de Drake en la que aparecía con la cara pintada como una persona de raza negra pura (a la manera en la que pintaban a actores balncos apra interpretar a personas negras en el Hollywood rancio de mediados del siglo XX). Drake, que de hecho es de raza negra, ha sido criticado en ciertos círculos por su, digamos, poco nivel de negrura.

 

 

Portada de The story of Adidon, de Pusha-T, con Drake con la para pintada
Portada de The story of Adidon, de Pusha-T, con Drake con la cara pintada

 

Hay voces en la comunidad del hip hop que aseguran que Drake ha tenido un fácil acceso al éxito global porque su tez light black (es hijo de madre blanca) casa mejor con los patrones globales de una industria publicitaria que seguiría arrastrando importantes tics racistas. Artículos como Drake no puede ser negro en sus canciones pero mezclado en la vida real ponen de manifiesta el supuesto nulo compromiso del artista en problemáticas que sufren los negros en Estados Unidos.

Drake, que ya gozó de un breve acceso a la fama tras ser uno de los protagonistas de la serie juvenil Degrassi, no se cansa de demostrar que siempre hay un modo distinto de esquivar la polémica para reutilizarla y salir más fuerte de ella.

¿Drake escribe sus canciones?

Como bonus, hay que recordar la polémica que ya arrastraba Drake desde hace años sobre la autoría de sus canciones.

Tras la erupción de una catarata de voces que sugerían que Drake contaba con la ayuda de escritores fantasma para sus canciones, el propio artista reconoció en 2015 que «la música puede ser un proceso colaborativo». El sambenito le persigue desde entonces, haciendo que su nombre ni siquiera aparezca en las listas de mejores raperos que tanto se popularizaron este año en Twitter. Por lo pronto, y a tenor de su actividad en redes sociales, el canadiense no parece demasiado preocupado al respecto. Este mismo año, Drake se compró su primer avión privado.