El abecedario japonés y sus características

El idioma japonés es hablado en la actualidad por más de ciento veinte millones de personas en el mundo, siendo el noveno más hablado a nivel mundial. Por su peso en la economía mundial y su influencia actual en la cultura, sobre todo en la juvenil, es importante conocer sobre el Abecedario japonés.

ABECEDARIO JAPONÉS

Abecedario Japonés

La escritura japonesa se deriva de la escritura china que llegó a Japón a través de Corea alrededor del siglo IV, hay tres sistemas principales de escritura en japonés moderno: kanji, que son caracteres de origen chino y dos alfabetos silábicos creados en Japón: hiragana, silabario para palabras de origen japonés y katakana, silabario usado principalmente para palabras de origen extranjero y el Romaji, representación del japonés con el alfabeto latino.

Las letras latinas son de uso común en los textos japoneses, se usan para escribir abreviaturas comunes (como DVD u OTAN) y otros fines. La transliteración del idioma japonés en letras latinas se llama Romaji y rara vez se encuentra en los textos japoneses.

Para los números de escritura, árabes se utilizan a menudo números. La exclusión de cualquiera de los tipos de escritura enumerados o el reemplazo de uno por otro en su uso aceptado hace que el texto sea difícil de leer o incomprensible en absoluto, esto, tal vez, no se aplica a las letras latinas, cuyo papel y uso actualmente es mucho menor en comparación con los tres sistemas principales.

Kanji

El Kanji son caracteres chinos utilizados en la escritura japonesa principalmente para escribir sustantivos, verbos y adjetivos y nombres propios japoneses. Los primeros textos chinos fueron llevados a Japón por monjes budistas del reino coreano de Baekje en el siglo V d. C. Hoy, junto con los caracteres chinos originales, se utilizan signos creados en Japón: el llamado kokuji.

Dependiendo de cómo encuentra los kanji en una frase en japonés, los jeroglíficos se pueden usar para escribir una o diferentes palabras o, más a menudo, morfemas. Desde el punto de vista del lector, esto significa que los kanji tienen una o más interpretaciones. La elección del significado de un kanji depende del contexto, la combinación con otros kanji, el lugar en una oración, etc. Algunos kanji de uso común tienen diez o más lecturas diferentes.

ABECEDARIO JAPONÉS

Hiragana

Hiragana es uno de los silabarios utilizados en la lengua japonesa. El hiragana resulta de la simplificación de los caracteres chinos que resultaban más complejos que llegaron antes del comienzo del aislamiento cultural japonés. Una de las características principales de hiragana son sus trazos curvos y sencillos; inicialmente recibía en nombre de onnade que significa “mano de mujer”, porque fue creado por las mujeres de allí que sean una versión más bella que las formas rectas del katakana.

El hiragana puede transmitir sonidos vocálicos, combinaciones de sílabas y una consonante. Se usa para palabras que no contienen kanji, como partículas y sufijos. El hiragana se usa con palabras en lugar de kanji en los casos en que se supone que el lector no conoce algunos jeroglíficos, o estos jeroglíficos no son familiares para el escritor, así como en la correspondencia no oficial. Las formas de los verbos y adjetivos, también se escriben en hiragana. Además, hiragana se usa para escribir pistas fonéticas para leer kanji – furigana.

Al principio, hiragana era utilizado solo por mujeres que no tenían acceso a una buena educación. Otro nombre para hiragana es «letra femenina». El cuento de Genji (Monogatari Genji), una obra clásica japonesa, y otras novelas de mujeres antiguas fueron escritas inicialmente o exclusivamente en hiragana. Hoy, los textos escritos solo por hiragana se encuentran en libros para niños en edad preescolar. Para facilitar la lectura, tales libros tienen espacios entre palabras.

El abecedario japonés hiragana contiene cuarenta y seis caracteres en total, de los cuales cuarenta representan sílabas formadas por una consonante y una vocal, cinco son vocales (a, i, u, e, o); y la única consonante que puede ir sola, la “n” (ene).

El hiragana se emplea en la escritura de palabras de origen japonés, partículas y desinencias verbales; a diferencia con el katakana que se emplea para palabras extranjeras y onomatopeyas. Por ello, el hiragana es el primer abecedario japonés que aprenden los niños japoneses. A medida que aprenden los kanji, los estudiantes van reemplazando los caracteres silábicos en favor de los caracteres chinos.

Katakana

El Katakana es uno de los dos silabarios empleados en la escritura japonesa, junto con el hiragana. Fue creado por el monje budista Kūkai, o Kobo Daishi. De la misma manera se le dice katakana a cualquier a cualquier carácter que se utilice en este abecedario japonés. Cuando se utilizan en conjunto los dos silabarios el hiragana y el katakana se le llama kana. El katakana es más reciente que el hiragana.

ABECEDARIO JAPONÉS

Los caracteres katakana no tienen ningún significado, su uso es exclusivamente fonético. El katakana es un abecedario japonés que contiene cuarenta y seis caracteres que representan sílabas compuestas por una consonante y una vocal, o bien una sola vocal. De las consonantes, únicamente la “n” (ene) puede ir sola.

El katakana permite transmitir el sonido de la misma forma que el hiragana. Se usa para escribir palabras tomadas de idiomas que no usan caracteres chinos: extranjerismos, nombres extranjeros, así como onomatopeyas y términos científicos y técnicos: nombres de plantas, partes de máquinas, etc.

El katakana es utilizado para escribir palabras que provienen de idiomas extranjeros, en la actualidad el idioma que más se utiliza es el inglés, también es utilizado para escribir onomatopeyas. Es utilizado para resaltar una palabra en concreto, de la misma manera como en la escritura occidental se utilizan las comillas o las letras cursivas. Se utiliza en textos científicos para escribir el nombre de animales, plantas, etc. En otros tipos de textos se escriben en kanji o en hiragana.

Realmente los dos silabarios, tanto el hiragana como el katakana son equivalentes, aunque los usos de cada uno son distintos. Igual que en el alfabeto latino hay algo semejante en el uso de mayúsculas y minúsculas, en el sentido de que difieren las grafías y los usos pero son equivalentes.

Rōmaji

El rōmaji se refiere a grandes rasgos al alfabeto latino. Por lo general este término se utiliza en occidente para indicar la escritura de la lengua japonesa en letras romanas o latinas a diferencia de la mezcla normal de kanji, hiragana y katakana.

Por lo general el rōmaji se utiliza en señales y letreros para extranjeros que visitan Japón; transcripción de nombres de personas, empresas o lugares para ser empleados en otro idioma o país; diccionarios o libros de texto dirigidos a estudiantes del idioma japonés; la gran mayoría de empresas en Japón, tiene su nombre escrito en rōmaji; igual que el katakana para hacer resaltar una palabra.

En Japón en diferentes equipos de manufacturación (automóviles, televisores, etcétera.). Su uso es muy extendido al colocar el nombre de fábrica y sus modelos, en rōmaji; en el correo internacional tanto entrante como saliente, y en el interno también se puede utilizar.

Existen varios sistemas de romanización japonesa. El primer sistema de romanización japonesa se basó en el idioma portugués y su alfabeto, y fue desarrollado alrededor de 1548 por los católicos japoneses. Después de la expulsión de los cristianos de Japón a principios del siglo XVII, el rōmaji cayó en desuso y se usó solo ocasionalmente hasta la Restauración Meiji a mediados del siglo XIX, cuando Japón nuevamente se abrió para contactos internacionales. Todos los sistemas actuales se desarrollaron en la segunda mitad del siglo XIX.

El sistema Hepburn más común se basa en la fonología del idioma inglés y le da a los angloparlantes la mejor comprensión de cómo se pronuncia una palabra en japonés. Otro sistema es reconocido como el estándar estatal en Japón: Kunrei shiki , que transmite con mayor precisión la estructura gramatical del idioma japonés.

El Kunrei shiki , también conocido como monbushō, es un sistema de romanización para transcribir el idioma japonés al alfabeto romano. Es el sistema preferido por el Monbushō (Ministerio de Educación japonés), aunque se utiliza sobre todo en Japón, siendo mucho más extendida la romanización Hepburn sobre todo entre los hablantes hispanos.

A continuación le dejamos algunos enlaces de su interés:

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.