50 Cent y Tekashi 6ix9ine: ¿de amigos a enemigos?
50 Cent y Tekashi 6ix9ine: ¿de amigos a enemigos?

ÚLTIMA HORA: Tekashi Six Nine quedará en libertad el 2 de agosto

 

Que el interés por 6ix9ine no ha muerto queda bien patente en el interés que el joven sigue despertando aun estando preso. Tekashi 69 hizo muchos amigos dentro y fuera de Instagram durante su año de estrellato Gummo / Dummy Boy. Colaborar en canciones con Nicki Minaj y Kanye West sin duda supuso un impulso para su carrera. Pero nadie ayudó más a Six Nine que 50 Cent. El rapero de Queens llegó a decir que 6ix 9ine era su hijo y hasta le nombró rey de Nueva York. Ahora, con Six Nine preso (saldrá en libertad en verano de 2020) y 50 Cent desaparecido de la escena rap (y más centrado en negocios como el de su serie Power), ¿cuál es la relación de amistad entre estos dos pesos pesados del circo del hip hop?

50 Cent es el papá y profesor del alumno e hijo 6ix9ine

50 tiene 44 años y Tekashi 23. Muchos de los fans de 6ix9ine no lo sabrán (la mayoría ni habían nacido por entonces), pero 50 en sus inicios fue el troll Tekashi que hoy es Six Nine. Y sin Instagram. Estilo musical a un lado (el rap de 50 Cent era de muchísima mayor calidad que el de Six Nine), Curtis Jackson siempre se caracterizó por su faceta juguetona dentro del estudio de grabación. Y también fuera.

Eminem recordó una bonita anécdota hace unos días con motivo de la instalación en el Paseo de la Fama de Hollywood de la estrella de 50 Cent. Antes de firmar con Marshall Mathers y Dr.Dre por Interscope, Fitty estaba robándole las bases a otros raperos para rapear sobre ellas en una infinidad de canciones con las que se granjeó su fama previa a su primer album de estudio, Get rich or die trying.

How to rob: la canción más troll de la historia del rap

La canción más representativa de esta época loca de los inicios de 50 Cent se titula How to rob, y en ella se menciona a un total de 49 raperos con nombres y apellidos. Todos, amenazados por el trollaso (y hambriento) 50 Cent. En esta canción imprescindible que arrancando recordando a 2PAc y Notorious B.I.G. 50 Cent amenaza con secuestrar a Lil Kim (le dice a Puff Dady que vaya al cajero a por la pasta del rescate) y con robar a, entre otros, Will Smith, Wu Tang Clan, DMX, Cannibus, Onyx, Whitney Houston, Timbaland, Mase, y hasta Mike Tyson. 50 amenaza hasta a los propios productores de la canción, Track Masters.

Matiz importante: ya en la propia How to rob se especifica que «esto no va en serio, estar hambriento en el rap despierta los delirios». He aquí la principal diferencia entre 50 Cent y Six Nine: Tekashi nunca se preocupó por aclarar que lo suyo era en broma.

Es posible que ni siquiera él supiese si a lo que estaba jugando era o no en serio. En sus inicios, 50 era un chulo que amenazaba, literalmente, con atracar a los raperos rivales si se los encontraba por la calle. No es de extrañar que 50 nombrase a Six Nine su hijo y nuevo «rey de Nueva York». De lo que nos enteramos más tarde, una vez Tekashi fue detenido y encerrado en la cárcel, es que todo era una trampa de marketing. Publicidad pura.

En octubre de 2018, 50 compró 2.000 entradas para un concierto de Ja Rule cuyos asientos quedarían vacíos. Mucha menos repercusión tuvo una trolleada de Tekashi Six Nine hizo unos meses antes, en junio de 2018: visitar el barrio de Chicago de varios de sus enemigos y rivales de Internet a las diez de la noche y subir una story de Instagram diciendo con actitud chulesca: «¿Qué pasa? ¿Dónde está la gente?». Lo que SixNine no nos dijo fue que en realidad no les hizo la visita a las diez, sino las tres de la mañana (según revelaron al día siguiente las cámaras de seguridad de dicho barrio). Pero daba igual: la trolleada ya circulaba imparable por Internet.

¿Por qué se hicieron amigos 50 y Tekashi 6ix9ine?

50 Cent y 6ix9ine hicieron buenas migas desde muy pronto. En cuanto la carrera musical de Tekashi se disparó comerciamente gracias al videoclip de Gummo, Six Nine se rodeó de muchas personas (representantes, miembros de seguridad, etc) que, a su vez, eran amigos de 50. El clic fue inmediato, y fue ahí, a finales de 2017, cuando Curtis Jackson llegó a nombrarle su hijo. Entre los muchos regalos que le ha hecho 50 a Six Nine nos encontramos con un inhalador de asma chapado en diamantes y oro. Puedes verlo en el primer vídeo que acompaña a este artículo.

Los dos han nacido en Nueva York (69 en Brooklyn y 50 en Queens) y los dos han estado en la cima del rap mainstream. 50 Cent saboreó las mieles del máximo estrellato hace casi dos décadas. El autor de Candy Shop invadió el mundo entero varios años después de que lo hiciese Eminem (fue él quien lo fichó para Shady Records) sobre todo gracias a sus dos primeros discos (Get rich or die trying y The Mssacre) y a su película (también titulada Get rich or die trying). 

Cuando surge la figura de 6ix9ine, 50 Cent es un rapero tan veterano que podría decirse que está prácticamente retirado. El foco de Curtis Jackson está ahora en asuntos más de índole empresarial. Es difícil asegurar quién de los dos salió mejor parado de esta inusitada relación de amistad. Apadrinar a Six Nine le viene de maravilla a 50 para su imagen. Por su parte, para Tekashi contar con el respaldo de 50 Cent lo significa todo; por encima de todo, se traduce en respeto de cara a sus rivales en la escena rap, trap y hip hop. «Si 50 Cent está apoyando a este chico es posible que haya algo de valor detrás del pelo multicolor y los tatuajes», pensaría más de uno.

Cuando el FBI detuvo a Six Nine en noviembre de 2918, todo cambió para siempre.

La primera entrevista de 50 tras el snitching de 69

50 Cent rompió su silencio sobre la detención de 6IX9INE (y posterior colaboración judicial) en febrero de 2019 en el programa de radio de DJ Drama en Atlanta. Se trataban de unas declaraciones muy esperadas, pues en cierto modo el nuevo hijo de 50 Cent había traicionado la regla no escrita del gangsta rap, un género donde no hay cabida para los «chivatos» (como son tildados aquellos que ayudan a las autoridades y a la Justicia en los juicios e investigaciones delictivas). Six Nine fue duramente criticado por muchísimos raperos, Snoop Dogg incluido.

«Six Nine no es de la calle», aseguró 50 Cent en su intervención radiofónica. «Me gustó del mismo modo que me gustó Soulja Boy: lo hizo todo él solo con 16 años: grabó las canciones, el disco, se fue con sus colegas y grabó el vídeo» [dice Fitty sobre Soulja Boy, famoso desde 2007 y que recientemente lanzó hasta una videoconsola). «Sentí que era especial. Con Six Nine, su imagen me pareció más poderosa que su música».

La fórmula del éxito de Six Nine, según 50 Cent

Como ya le sucediera a Eminem a finales del siglo pasado, ser blanco y rubito ayudó mucho en la súbita fama de Six Nine. Eso es lo que opina 50 Cent, quien asegura que el aspecto de 6ix9ine fue determinante en su éxito y en el hecho de que mucha población blanca de clase media sintiera interés por el circo de Daniel Hernández. Aunque no sea negro (sino de origen mexicano y puertorriqueño) la comunidad le ha concedido, como a Quentin Tarantino, el niggapass: puede decir la palabra que empieza por la letra n tantas veces quiera. Como Logic. Desde luego, si hay otra forma de llamar la atención en el mundo del rap de forma instantánea, a nosotros no se nos ocurre.

En la entrevista, 50 Cent equiparó el mundo del hip hop a un safari en el que «puedes ver los animales pero no tocarlos». Por eso a la gente le interesa tanto el hip hop: mucha gente está interesada en la vida chunga de la calle pero no vivirla. En esencia, 50 Cent viene a decirnos que Six Nine no sabía en lo que se estaba metiendo. Tekashi jugó con fuego hasta quemarse. De repente se vio con la cabeza dentro de las fauces del león. Es una comparación muy interesante.

Los problemas judiciales de Six Nine: hasta Curtis Jackson conoce los límites

50 Cent continúa desarrollando la metáfora del safari diciendo que «las leyes están diseñadas para no poder esquivarlas». Interesante también es la alusión a su primera barra en la canción que grabó junto a Six Nine y Uncle Murda (Get the strap): I am not gang-gang, I do not gang bang (en esencia, yo no pertenezco a una banda). En esencia, 50 Cent pretendía ser un chico malo pero, en el fondo, conocía los límites legales del rap. 69 no.

Con esta barra 50 Cent buscaba dejar bien claro (al público y a la policía) que él no estaba tan loco como el chaval de los pelos multicolor que participa en esa misma canción y que grita «viva Treyway» y le ordena a sus enemigos que le coman la polla con los labios de su madre. Al padre, el hijo se le había ido de las manos. Six Nine fue acusado y testigo estrella en un juicio por pertenencia a organización criminal (RICO case). Estos casos judiciales se montan durante años de forma minuciosa para que, una vez se efectúan las detenciones, sea prácticamente imposible ser declarado inocente. A este respecto 50 Cent aseguró algo curioso: «prefiero ser acusado de homicidio que verme envuelto en una acusación RICO».

«Six Nine podrá seguir haciendo música y la gente seguirá escuchándola. Pero no contará con el núcleo de fans inicial que le apoyó».

50 Cent

¿Se arrepiente 50 Cent de su relación con Six Nine?

Desde la detención de Six Nine, 50 Cent ha puesto muchísima tierra de por medio. Su principal temor es que la policía le vincule con los delitos de los que se acusó a Six Nine.

50 Cent en un tuit sobre Tekashi: "Han detenido a mi hijo. Le he dicho que llame a su madre. Que no ponga al FBI en mi teléfono"
50 Cent en un tuit sobre Tekashi: «Han detenido a mi hijo. Le he dicho que llame a su madre. Que no ponga al FBI en mi teléfono»

En una posterior entrevista para Fuse, aseguró no arrepentirse de haberle dado a 6ix9ine el título de King of New York. Preguntado (por enésima vez) por lo que pasó con 69, el autor de In da club lo resumió de un modo formidable:

«Six Nine se juntó con gente peligrosa y no supo separar. Six Nine no sabía que si le dabas el dinero a esta gente, eran capaces de hacerlo [en alusión a pagar a miembros de la banda para que asesinen a otra persona]»

50 sobre Six Nine

En este entrevista el de Queen arrojó un dato revelador que da muchas pistas de lo mucho que se olía la que se le vendría encima a 69: «Tekashi 6IX9INE nunca tuvo mi número de teléfono».

Esa frase bien lo resume todo.