fbpx
Colección de destellos de genialidad que ayudan a explicar por qué la locura colectiva en torno a Parásitos, posible mejor película del año, está justificada.
¿Cuál es el significado de la roca en Parásitos?

¿Cuál es el significado de la roca en Parásitos?

10 detalles deliciosos que se te escaparon de Parásitos

La crítica de Parásitos, la última película de Bong Joong-ho, ha sido unánime: se trata de una obra maestra. Después de ganar la Palma de oro del festival de Cannes de forma unánime, la película coreana está nominada a cinco Oscars 2020, entre ellos en las categorías de Mejor película y mejor director. Te ofrecemos diez motivos. Diez perlitas de genialidad que quizás (¡sólo quizás!) se te escaparon.

1. Todos siguen al líder

¿Has notado cómo todos los miembros de la familia Park se convierten en lapas imantadas cuando el padre entra en escena? En cuanto Mr. Park regresa del trabajo, su esposa acude rauda a él, su hijo empieza a corretear y chillar de alegría y hasta los tres perritos se arraciman en torno al cabeza de familia. Nada de peculiar habría en ello, claro está, si no fuese por el llamativo modo en que se manifiesta este fenómeno en Parásitos.

Teniendo en cuenta la temática de la película y el modo en que funcionan por lo general las familias coreanas (donde el padre es la principal (o única) salvaguarda del sustento económico), estamos seguros de que el director Boong Jon-ho perseguía subrayar de un modo sutil la tremenda importancia del capital en el funcionamiento de la familia Park. En este caso, la importancia del miembro de la familia que genera los billetes que el resto disfrutan. parasitos_pelicula_detalles1

2. Cámara en modo bicho

Cuando por fin logran huir de casa de los Park, los Kim se convierten casi literalmente en parásitos. No es casualidad que el director opte por usar planos de cámara muy largos para mostrarnos al padre y a los hijos correteando por la ciudad cual cucarachillas liberadas. El momento adquiere aún más energía gracias al movimiento siempre descendente de las garrapatas, que parecen regresar al subsuelo del que provienen empujadas por la corriente de las aguas fecales, tras otro día más de trabajo en las alturas de la nobleza de Seul.

La guinda la pone la música (o, mejor dicho, el hilo de organillo alienígena) que escuchamos a lo largo de uno de los momentos más angustiosos de la película: a pesar de que no hayan sido descubiertos, la familia Kim se siente miserable y sucia. Como una cucaracha.Detalles magistrales de Parásitos

3. “Necesitamos un plan”

En cuanto Da-hye formula en voz alta que la familia necesita un plan para deshacerse de la sirvienta de los Park para poner en su lugar a su madre, el director nos lo muestra. Aunque eso, claro, el espectador todavía no lo sabe. Otro ejemplo más del modo en que absolutamente nada de Parásitos obedece a la casualidad: la inocente salsa picante con la que condimentan la pizza será el elemento clave (“the icing on the cake“) pocos segundos después, a lo largo de una secuencia que arranca sin estruendo algo y que es coronada por una intensa y creciente armonía de violín que termina exlplotando de un modo… tubercoloso. Sutil y, a la vez, colosal.Detalles magistrales de Parásitos

4. Novato corrige a veterano

Más que un detalle es una intrahistoria que se te puede haber escapado con suma sencillez si no vives en Corea o no sigues por costumbre la actualidad del panorama cinéfilo coreano. Cuando el hijo de los Kim ensaya con su padre cómo se desarrollará el plan para tumbar a la chacha de los Park, lo que vemos es un ensayo teatral en toda regla y con los papeles invertidos: el actor novato, Hyun Seung-min, le da consejos de interpretación al actor más curtido y popular del momento en Corea del sur, Song Kang-ho. El propio director ha confesado que se trataba de un momento humorístico pensado para el gozo del público surcoreano.Detalles magistrales de Parásitos

 

Puedes escuchar más al respecto en la siguiente entrevista breve publicada por el canal de Youtube del New York Times:

5. ¿Qué significa la roca? ¿Cuál es su mensaje?

Uno de los momentos más extraños de la película es ese en el que vemos al compañero de clase del primogénito de los Kim regalarle un pedrusco a la familia. Sin el debido análisis, el trozo de montaña podría pasar desapercibido como un exotismo sin importancia. ¿Cuál es el significado de la roca en Parásitos?

En efecto, los coreanos se regalan rocas entre ellos. O, al menos, hace tiempo se las regalaban. Se trata de una tradición entre mayores (y no entre jóvenes, lo que hace del regalo en la película un momento aún más extraño), según ha comentado el director de Parásitos en una entrevista. Pero lo que nos importa aquí es el valor simbólico del monolito, que se vuelve talismán y radar de las fortunas y desgracias de la familia.

¿Cuál es el significado de la roca en Parásitos?
¿Qué significa la roca de Parásitos?

En cuanto la roca llega al hogar subterráneo de los Kim, la vida de todos sus miembros mejora. Cuando la roca se moja por culpa de las inundaciones, el panorama empeora. Y cuando la roca abandona el zulo… bueno, no volvemos a verla hasta que se precipita por las escaleras del otro escondite subterráneo. Y ya sabemos todos como acabó aquello, ¿no?

El simbolismo es tal que hay un detalle delicioso que merece la pena destacar: la segunda vez que vemos a un tipo orinando cerca del zulo de los Kim, en un primer momento el hijo pretende golpear al borracho con la roca. El padre, que desde el minuto uno le ha asignado a la roca una importancia desmesurada (recordemos la solemnidad con la que le agradeció el regalo al amigo de su hijo), le dice que deje la roca en su sitio y que, en su lugar, agarre una botella de agua. Es tras esta primera intentona de la roca por abandonar el zulo de los Kim cuando la fortuna de sus vidas comienza a torcerse.

Lo que comenzó siendo un talismán deviene en objeto maldito.

 

6. Asueto rico vs asueto pobre

Sin dejar del todo el asunto de la roca de los Kim, ¿te has fijado qué sucedía con la roca la mañana en la que vemos por vez primera el casoplón de los Park? La primera aparición de la señora Park es inolvidable: se pasa la mañana en el jardín durmiendo la mona al sol. En ese mismo momento, en la residencia de los Kim, la ama de casa se encuentra atareada con labores mucho más importantes: darle lustre (de cuclillas y con un cepillo minúsculo) a la roca de la suerte que acaba de entrar en su hogar.

Es un detalle muy simple que resume de forma impecable las diferentes mentalidades y el funcionamiento de las dos familias. Antes de marchar rumbo a su entrevista laboral, la madre le desea a su hijo buena suerte, algo que contrasta de forma sutil con lo primero que vemos al entrar a la casa de los Park: titulaciones y publicaciones enmarcadas y colgadas en la pared.

Los Kim (sobre todo el cabeza de familia) depositan sus esperanzas de prosperidad en la aleatoriedad de su fortuna (“¿tienes un plan?”), mientras que los Park (de nuevo, el padre de familia) hacen algo al respecto. Dejando a un lado la obvia cuestión de la desigualdad social y de las barreras de acceso educativo, las mentalidades son las que son.

Detalles magistrales de Parásitos

7. Calle rica vs calle pobre

La de los contrastes entre las distintas escalas económicas familiares es una constante en Parásitos. A veces resulta evidente y, otras, la yuxtaposición está algo más oculta entre las cortinas. Recordemos a la familia Kim comiendo en la cafetería de conductores o el contraste evidente entre las estrechuras claustrofóbicas del piso subterráneo y las amplias salas de la residencia familiar de los Park.

En Postposmo nos quedamos con la llamativa comparación entre las calles aledañas de cada casa. Es de una simplicidad y valor estético singulares. En la calle rica, de nuevo, el juego de cámara contribuye de un modo sustancial en la tarea de mostrar cómo el hijo está adentrándose en un mundo singular situado en las alturas y totalmente ajeno para él, tan diminuto como es.Detalles magistrales de Parásitos

8. Lo que se ve desde el sofá

El primer plano de una película siempre está dotado de una importancia extraordinaria. Tiene la misión de actuar como fuerza condensadora que resuma en un sólo fotograma el significado mismo de todo el largometraje (más información sobre la importancia del primer plano de una película en este genial vídeo ensayo).

Vale, hemos dicho que nos quedábamos con un solo contraste, pero en realidad son dos. La primera toma de Parásitos es de una fuerza sin parangón. En ocasiones, las vistas de una casa lo son todo. Ésta es una de esas ocasiones. Sobre todo si comparamos la vista de los Kim con la perspectiva desde el sofá que tiene la residencia de los Park.Detalles magistrales de Parásitos

9. El altar

El altar de nuestro amigo (del que tampoco hace falta revelar demasiado) tiene varios elementos llamativos. Además de estar hecho a base de latas de conserva de todo el mundo (aceitunas La Sevillana incluidas), hay un buen número de personajes ilustres: Abraham Lincoln, Nelson Mandela, y el mismísimo señor Park. RESPECT!Detalles magistrales de Parásitos

10. ¿Storyboards o mangas?

Para terminar, una curiosidad del modo de trabajar del director de Parásitos, Boong Joong-ho. Parte de la culpa de esta meticulosidad en su storytelling puede encontrase en sus storyboards. Steven Yeun, actor que trabajó con Boong Joong-ho en su anterior película, Okja, destacó las dotes artísiticas y expresivas del realizador en una entrevista: “Nos dio storyboards que eran libros encuadernados. Parecían mangas en plan: “ah, así que esta es la película”.

Según leemos en Vulture, Boong Joong dibujó todas y cada una de las escenas de Parásitos y Crónica de un asesino en serie (Memories of murder). Los dibujos son tan llamativos que acaba de ponerse a la venta en Corea del sur una edición especial encuadernada compuesta de dos libros y un total de 448 páginas.

Cuando el éxito azota, hay que ordeñar bien la vaca.

Detalles magistrales de Parásitos

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Cerrar menú